Homenaje a la Declaración de Principio de la CUT del 53

“Que el régimen capitalista actual, fundado en la propiedad privada de la tierra, de los instrumentos y medios de producción y en la explotación del hombre por el hombre, que divide a la sociedad en clases antagónicas: explotados y explotadores, debe ser sustituido por un régimen económico-social que liquide la propiedad privada hasta llegar a la sociedad sin clases, en la que se aseguren al hombre y a la humanidad su pleno desarrollo.” (Declaración de Principios de la CUT de 1953).

Por una nueva Sociedad de Trabajadores y el Pueblo

por Unión de Trabajadores y Estudiantes Clasistas.

Hoy conmemoramos 63 años de la Declaración de Principios de la CUT del 53, la Central Única de Trabajadores, dirigida por Clotario Blest (y no la actual que es de colaboración de clases). Por eso, queremos rendir un homenajes a todos/as los Trabajadores/as que han entregado su vida por liberar a la sociedad del yugo explotador capitalista.

Porque entendemos, que los Trabajadores no podemos vivir siempre en la derrota, y luchar solo por las migajas que el sistema capitalista nos permite, ya que eso es condenar a nuestros hijos a la explotación permanente.

Hoy día en Chile, cuando se requieren cambios profundos, hay sectores que nos ofrecen salidas a medias, que nos contentemos con unos cuantos derechos sociales, y que nos limitemos a luchar por un capitalismo menos salvaje. En fin, nos quieren convencer que sigamos conviviendo con los que nos explotan, nos oprimen, excluyen y marginan: con la clase capitalista, y sus instituciones.

Es por eso que como UTEC, recogiendo la Declaración de Principios de la CUT del 53, queremos compartir nuestras reflexiones, para que vayamos construyendo nuestro camino de liberación, para que reconstruyamos el Proyecto Histórico de los Trabajadores y el Pueblo.
Estas reflexiones apuntan a descubrir los principios e ideas para la construcción de una nueva sociedad.

1. Por una sociedad basada en el Trabajo.

En ésta sociedad capitalista, somos los Trabajadores los que creamos la riqueza y los que hacemos funcionar la sociedad. Sin embargo, somos explotados por la clase patronal, por la clase burguesa, viviendo en condiciones de miseria, de discriminación social y económica.
La clase capitalista, no vive del trabajo, sino que vive de la ganancia, del interés, del lucro. No necesitan trabajar, porque viven de nuestro esfuerzo, del robo de nuestro trabajo, siendo unos privilegiados, gozando de los beneficios y riqueza que nosotros hemos creados.

Por eso, esta sociedad capitalista es una sociedad desigual, donde la minoría se enriquece a costa de la gran mayoría.

Nosotros aspiramos a construir una nueva sociedad basada en el trabajo, donde dicho trabajo sea retribuido en forma justa y sin privilegios.

2. Por una sociedad que garantice los derechos sociales fundamentales.

Esta sociedad capitalista neoliberal, no garantiza ni siquiera los derechos sociales básicos. Los Trabajadores y el Pueblo no tenemos una vida digna, y además nuestras necesidades y derechos están manejadas por el mercado, lo que les permite a los capitalista lucrar y enriquecerse.

No creemos en las falsas promesas, de que una nueva Constitución pueda garantizar dichos derechos, porque mientras no se cambie radicalmente la sociedad, esas son palabras y papeles.

La sociedad debe garantizar el trabajo con un sueldo justo, con 8 horas de trabajo (inclusive menos), con 8 horas de descanso y 8 horas de recreación.

Aspiramos a construir una nueva sociedad que garantice para todos y todas los derechos sociales fundamentales: la salud, la educación a todo nivel, una vejez digna, la vivienda, la justicia, etc., sin discriminación y privilegios, y que nadie pueda lucrar con ellos.

3. Por una sociedad basada en la cultura de la solidaridad y el bien común.

Esta sociedad neoliberal nos ha impuesto la cultura del consumismo, del dinero, de la competencia, del individualismo, de la opresión, del abuso de poder, del engaño y del doble estándar, de los pitutos, del arribismo, de la discriminación, etc.

La construcción de una nueva sociedad, nos obliga a transformarnos nosotros mismo, y poder superar las trabas con la que hemos sido formados.

Tenemos que crear una nueva cultura basada en la solidaridad, el bien común, la transparencia e igualdad, en la libertad creadora, etc. Deberemos crear a la Mujer y el Hombre Nuevo.

4. Por una sociedad que supere el patriarcado.

Vivimos una sociedad donde la mujer es oprimida, doblemente explotada, en situación de desigualdad, y excluida sistemáticamente, despojándola de valor y derechos, e impidiéndola decidir sobre su cuerpo, su sexualidad y en todos los ámbitos de su vida.

Aspiramos a la superación del patriarcado.

5. Por una nueva sociedad integral e inclusiva.

La construcción de una nueva sociedad también debe hacerse cargo globalmente de todos los aspectos que hacen de la vida en sociedad.

Debemos construir una nueva relación entre el pueblo mapuche, los inmigrantes y el pueblo chileno.

Debemos construir una sociedad autosustentable y de protección del medio ambiente.

Debemos construir una relación de igualdad entre la capital y las regiones, entre las ciudades y el campo, y en las mismas ciudades.

Debemos suprimir toda forma de opresión, discriminación y privilegios y hacer una sociedad inclusiva.

6. Por una sociedad sin patrones.

Vivimos una sociedad donde los capitalistas, en especial los grandes capitalistas, son los dueños del país, los que mandan y han organizado la sociedad para sus intereses.

Ellos tienen el poder económico. Y si algo no les parece, amenazan con no invertir y sacar sus capitales fuera del país. Son ellos mismos, los que hoy día están dejando caer la desaceleración de la economía sobre el pueblo y los Trabajadores, para mantener su ganancia.

Ellos son el obstáculo fundamental, que impide que tengamos un nivel de vida digno, que nos garantice los derechos sociales básicos, porque se apropian de nuestro trabajo para sus intereses individuales, y no para ser utilizado para satisfacer las necesidades del conjunto de la sociedad. Es cosa de ver cómo han actuado frente a las tibias reformas educacional y tributaria.

Han organizado el poder político, para que los gobiernos y parlamentos, sirvan a sus intereses y las leyes que se promulgan sean para su favor. Estos más de 20 años de democracia (democracia empresarial), de libre mercado, neoliberalismo, nos demuestran con claridad lo que son, y su resultado es uno solo: una sociedad cada vez más desigual y excluyente.

Muchos caen en la ilusión, y creen que podrán mejorar la sociedad con los capitalistas. Pretender dejarles cuotas de poder político, económico, militar, etc., será solo para cavar nuestra propia tumba, ya que usaran ese poder en contra nuestra. Así sucedió con el golpe de Estado del 73, y otras experiencias históricas nos demuestran dramáticamente esta realidad.
Por eso, aspiramos a una sociedad sin patrones.

7. Por una sociedad basado en el Poder de los Trabajadores y el Pueblo.

Mientras el poder esté en manos de la clase capitalista, ninguna transformación significativa será posible.

La economía debe estar dirigida por los Trabajadores y el Pueblo, para garantizar los derechos sociales, y construir una economía para el conjunto de la sociedad.

Debemos tener una nuevas FFAA que sean parte del pueblo y defiendan nuestros intereses.
Para poder llevar a cabo las transformaciones sociales y económicas, para poder comenzar a construir una nueva sociedad, el poder debe estar en las manos de los Trabajadores y el Pueblo.

8. Por una sociedad basada en la Democracia directa y de base.

Esta democracia representativa, empresarial, solo sirve para a los patrones. Es pagada por ellos, y usan su poder económico y comunicacional para distorsionar la opinión popular.
Ella no nos representa: nos imponen candidatos en forma externa y que apenas conocemos, carente de legitimidad social, y que están protegidos, y que no se les puede controlar ni menos destituir.

Pero, tratan de hacernos creer que esta democracia es imparcial, que es la democracia de todos, y que a través de ella, vía elecciones, podremos resolver los problemas de los Trabajadores y el Pueblo. Además, hoy están construyendo una nueva trampa electoral, el Proceso Constituyente, y crear así un nuevo pacto social para salvaguardar y fortalecer su sistema.

Por lo tanto, debemos crear una nueva democracia que nos represente, basada en las organizaciones sociales del Pueblo y los Trabajadores, una democracia directa y de base, y sin caudillos.

Conclusiones

Construir una nueva sociedad, que supere esta sociedad capitalista neoliberal, debe ser el objetivo estratégico del sindicalismo clasista.

Es un debate que recién estamos comenzando. Será un largo proceso en el cual nos iremos poniendo de acuerdo, al calor de la lucha, y de cara de los Trabajadores.

Avanzaremos, reharemos el camino andado, pero el eje no podrá ser otro, que construir una nueva sociedad hecha por y para los Trabajadores y el Pueblo.

No dejemos que otros definan lo que nos corresponde a nosotros definir.
No dejemos que nos impongan un nuevo pacto social, porque nos callamos.
A reconstruir el Proyecto Histórico de los Trabajadores.

Rebélate contra el Sistema
Con todas las fuerzas de los Trabajadores y el Pueblo,
Venceremos

12 de Febrero 2016
https://www.facebook.com/utec.chile

LienzoUTEC

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.