Chile Lindo: Otro allanamiento y robo cometido por la PDI en La Legua (*).

Denuncia Pública de Organización de DD.HH.

por Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua.

Llevaron a cabo una revisión exhaustiva del hogar, usando incluso los perros de la institución. Aunque no hallaron lo que pretendían encontrar, presumiblemente droga, sí se encontraron con el dinero que la familia había ahorrado durante todo un año para las vacaciones próximas. Sin mediar explicación alguna, requisaron el dinero, introduciéndolo a bolsas de evidencia. Además, uno de los funcionarios se metió en el bolsillo veinticinco mil pesos que contenía una alcancía que correspondían a los ahorros que el niño pequeño del hogar había realizado.

El pasado viernes 15 de septiembre, aproximadamente a las 07:15 de la mañana, un grupo de funcionarios de la PDI realizó agresivos y violentos allanamientos en al menos 6 hogares de la calle Sánchez Colchero del sector Legua Emergencia, comuna de San Joaquín.

La denuncia fue realizada a nuestro Comité por una de las personas afectadas, A.N, quien relató lo vivido al interior de su casa junto a su compañero y sus hijos de 2 y 9 años de edad.  Los funcionarios policiales no se identificaron a la hora del allanamiento,  salvo uno, Patricio García, Subprefecto de la PDI. Irrumpieron en el hogar rompiendo la puerta, para luego  interrogar a los moradores con insultos y amenazas, todo ello frente a los menores de edad. Llevaron a cabo una revisión exhaustiva del hogar, usando incluso los perros de la institución. Aunque no hallaron lo que pretendían encontrar, presumiblemente droga, sí se encontraron con el dinero que la familia había ahorrado durante todo un año para las vacaciones próximas. Sin mediar explicación alguna, requisaron el dinero, introduciéndolo a bolsas de evidencia. Además, uno de los funcionarios se metió en el bolsillo veinticinco mil pesos que contenía una alcancía que correspondían a los ahorros que el niño pequeño del hogar había realizado.

Terminado el allanamiento y luego de retirarse del lugar, los policías volvieron a ingresar al domicilio para esta vez llevarse detenida a A.N. El subprefecto García le indicó a A.N. que su detención se debió que “no tenía cómo justificar el dinero que tenía en su casa”.  A.N. fue luego detenida y trasladada hasta la unidad policial de la PDI en San Miguel. En este lugar fue nuevamente insultada por funcionarias y funcionarios, amenazada, y presionada para firmar un documento en el que se decía que el dinero encontrado en su casa era de $600.000 y no la suma verdadera, que corresponde a $1.500.000 que como familia habían ahorrado.

Cabe destacar que esto es una práctica recurrente, ominosa y transgresora, que no solo atenta contra los derechos esenciales de los pobladores, sino que habla de la probidad, ética y legalidad con que los funcionarios policiales están actuando desde hace mucho tiempo en la población. Un caso similar que adquirió relevancia pública ocurrió durante el 2015. Se trata del caso que afectó a la pobladora Katherine Venegas -residente del sector de Emergencia- cuyo domicilio fue allanado ilegalmente, sustrayéndose también una importante suma de dinero sin justificación, hecho que luego la Corte Suprema reconoció como una actuación ilegal y violenta por parte de Carabineros de Chile.

La violencia, impunidad y replicabilidad de estos hechos evidencian las dinámicas y praxis institucionales que no hacen sino insistir de forma permanente en procedimientos que vulneran los derechos fundamentales de las personas, perpetuando la lógica de violencia con la que conviven hoy las vecinas y vecinos de La Legua. Exigimos, por tanto, que la institución involucrada dé una respuesta a esta familia que fue ultrajada, robada y violentada por el Estado y que hoy se siente temerosa e impotente.

Finalmente, consignamos que la familia, en conjunto con el Comité, harán las denuncias formales respectivas.

septiembre 22, 2017

Comité de Defensa y Promoción de Derechos Humanos de La Legua.

 

Fuente: https://ddhhlalegua.wordpress.com/


(*) Breve Reseña de la Población La Legua (Editor CT).

La Legua es un barrio situado en la zona sur de Santiago de Chile, en la comuna de San Joaquín. Actualmente cuenta con unos 200.000 habitantes [1]. La población inicialmente fue parte de San Miguel, pero fue integrado en San Joaquín después de la reforma comunal desarrollada en 1981 durante (la Dictadura).

 Su nombre se debe a que se ubica a solo una legua de la Plaza de Armas de Santiago. En sus primeras décadas destacó por su fuerte compromiso político, siendo considerado un bastión de la izquierda. En los últimos años ha sido estigmatizada por ser un barrio donde abunda el tráfico de drogas y la delincuencia. [2 y 3].

Historia

Una de las primeras poblaciones de la capital, surgió producto de la propia acción de sus fundadores, obreros venidos del norte cuando declinaba la industria del salitre y de campesinos de la zona centro sur que llegaban a Santiago en busca de nuevas oportunidades tras la crisis de 1930. De esa etapa proviene una fuerte influencia del Partido Comunista. Este sector más antiguo y consolidado se denomina hoy La Legua Vieja. Luego, se sumaron nuevos pobladores, entre ellos un grupo proveniente de la primera toma organizada de terrenos, en 1947, en Lo Zañartu (al sur del Estadio Nacional), que a comienzos de los años 50 fue trasladada a La Legua. En este grupo también había presencia de dirigentes comunistas. Así nació La Legua Nueva. Más tarde se produjo una asignación de casas de emergencia cuando el problema habitacional hacía crisis en Santiago. Entonces nació La Legua de Emergencia, en 1951.

Una vez consolidada como población, en los años 40 y 50, La Legua destacó como barrio popular por su rica historia cultural asociada a sus luchas sociales y su modo de vida, elementos que en su conjunto la configuran como un territorio de un carácter único (asociado a la “identidad legüina”), y a la vez representativo de la historia de los pobladores de Santiago [4 y 5].

El Golpe de Estado de 1973

Memorial a los caídos en la lucha por la democracia en la La Legua

Durante el golpe de Estado encabezado el 11 de septiembre de 1973 por el general Augusto Pinochet contra el gobierno del socialista Salvador Allende, muchos habitantes de La Legua combatieron contra las fuerzas militares; fue la única comunidad urbana popular en que los jóvenes rechazaron en combate abierto la imposición de la dictadura militar, siendo apoyados por trabajadores de SUMAR, industria vecina de La Legua, que ya había hecho noticia por resistir un allanamiento realizado porla Fuerza Aérea, tres días antes del golpe, el 8 de septiembre. [6 y 7].

En La Legua se resistió y rechazó a fuerzas tanto de carabineros como del Ejército, al mediodía y en la tarde del día 11. Un bus de carabineros fue completamente inutilizado y un helicóptero del Ejército debió reportar emergencia y regresar a su base cuando fue alcanzado por varios proyectiles. Una ambulancia de la policía debió retirarse también, luego de un enfrentamiento en las inmediaciones de la parroquia San Cayetano. Después de estos acontecimientos, las amenazas y acciones represivas se sucedieron con rapidez; tres pobladores perdieron la vida el mismo 11, otros tantos al día siguiente y en los días que siguieron.

El domingo 16, al amanecer, vuelos rasantes de aviones hicieron crecer la amenaza de un bombardeo y, más tarde, un operativo conjunto de infantería, tanquetas y helicópteros castigaron a La Legua, allanando sus casas y tomando personas detenidas.[8]

Actualidad

Actualmente la población se encuentra bajo la jurisdicción de la comuna de San Joaquín y sigue siendo azotada por la delincuencia y el narcotráfico. Ha sido intervenida por el Estado en varias ocasiones [supuestamente, nota del Editor CT] para combatir estos flagelos que la mantienen en la marginalidad. Unos 4.000 de sus pobladores viven en la zona llamada La Legua Emergencia que ha quedado estigmatizada por el control que ejercen sobre ella varios narcotraficantes (conocidos que nunca son detenidos por la policia, nota de Editor CT). […] La pobreza afecta al 60% de sus residentes que viven bajo la línea de la pobreza frente al 12% comunal y un 20% vive en la indigencia).[2]

La Legua se caracteriza por poseer una amplia trama de organizaciones sociales y comunitarias, tales como la parroquia San Cayetano, construida por los mismos pobladores en los años 50 y dirigida por el sacerdote Mariano Puga entre 1994 y 2002, las juntas de vecinos y los clubes deportivos. Existen muchas organizaciones entre las que destacan el Centro Cultural y de Comunicaciones La Garrapata, que dirige la radio La Ventana en el dial 103.7 FM, transmitiendo música y programas en directo, además del canal de televisión LeguaTV, que transmite todos los fin de semana para señal abierta a través del canal 3, desde la calle San Gregorio en donde se sitúan las dependencias del centro comunitario de La Legua.

Referencias

[1] ¿Quién le teme a La Legua feroz?
[2] La Legua Emergencia: delincuencia y droga en Chile. Parte 4. Reportaje de En la Mira, año 2008.
[3] Ver [1]
[4] La Legua Patrimonio TVN, año 2011.
[5] http://web.archive.org/web/http://www.lacaleta.cl/lalegua.html
[6] Leiva, Sebastián y Mario Garcés. «Resistencia y represión el 11 de septiembre de 1973 en los cordones industriales de San Joaquín y Santa Rosa». Consultado el 2 de septiembre de 2012.
[7] Salamanca, Wladimir. «La Resistencia en La Legua». Consultado el 2 de septiembre de 2012.
[8] Garcés, Sebastián; Leiva (2005). El Golpe en La Legua. Los caminos de la historia y la memoria. LOM Ediciones. pp. 73-74. ISBN 9789562827126. Consultado el 2 de septiembre de 2012.

Bibliografía

– Mario Garcés, Alejandra López, y M. Angélica Rodríguez (eds.) Memorias de la dictadura en La Legua. Red de Organizaciones Sociales de La Legua y ECO, Santiago de Chile, 2001. [3]
– Consejo de Organizaciones de La Legua 2011

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.