Irlanda: fin a una de las leyes sobre aborto más restrictivas de Europa.

Partidarias de la abolición de la enmienda constitucional que restringía el aborto celebran en el castillo de Dublín. (25-05-2018).

Un referendo histórico.

Irlanda acabó con lo que muchos consideran uno de sus «últimos tabús».

Los irlandeses votaron mayoritariamente en un referéndum celebrado el viernes [25 de mayo de 2018] a favor de acabar con una de las leyes sobre el aborto más restrictivas de Europa, que únicamente permite esta práctica en caso de riesgo para la vida de la madre, pero no en casos de violación, incesto o anomalías fetales fatales.

El 66% de los electores votó a favor de anular la parte de la Constitución, conocida como la Octava Enmienda, que establece que un no nacido tiene el mismo derecho a la vida que una mujer embarazada.

El número de apoyos obtenido por los partidarios del cambio normativo duplicó virtualmente al de quienes se oponían, que alcanzaron 33,6% de los votos.

También se registró un alto porcentaje de participación de 64,1% del electorado, el más alto desde la consulta realizada en 1996 sobre la legalización del divorcio.

El referendo realizado el viernes pasado fue el resultado de un debate de décadas sobre el aborto en la República de Irlanda y fue la sexta votación en el país sobre el tema.

Largo debate.

A los participantes en el referéndum del viernes se les preguntó si querían derogar o conservar la controvertida Octava Enmienda, introducida después de un referéndum en 1983.

Los partidarios del Sí rindieron homenaje a Savita Halappanavar, una mujer de 31 años que murió en 2012 aparentemente como consecuencia de la negativa de los médicos a practicarle un aborto pese a las complicaciones que sufría por el embarazo.
Los partidarios del Sí rindieron homenaje a Savita Halappanavar, una mujer de 31 años que murió en 2012 aparentemente como consecuencia de la negativa de los médicos a practicarle un aborto pese a las complicaciones que sufría por el embarazo.

El actual texto «reconoce el derecho a la vida de los no nacidos teniendo en cuenta igual derecho a la vida de la madre», lo que significa que la vida de la mujer y el no nacido se ven como iguales.

Desde 2013, las interrupciones de embarazos estaban permitidas en Irlanda, pero solo cuando la vida de la madre estaba en riesgo, incluido el suicidio.

La pena máxima por realizar un aborto ilegal era de 14 años de prisión.

En 2017, la Asamblea de Ciudadanos, un organismo creado para aconsejar al gobierno irlandés sobre cambios constitucionales, votó a favor de reemplazar o enmendar la parte de la Constitución de Irlanda que limita estrictamente el aborto.

Así, se consultó a los irlandeses si querían eliminar la Octava Enmienda y permitir a los políticos establecer las leyes de aborto en el país en el futuro.

Cerca de 3,2 millones de irlandeses estaban llamados a las urnas.

Los defensores de la reforma se movilizaron de forma masiva.
Los defensores de la reforma se movilizaron de forma masiva.

Según un borrador del gobierno irlandés, la nueva legislación prevé permitir abortos sin restricciones durante las primeras doce semanas de embarazo.

Después, hasta la semana 24 de embarazo, los abortos solo se permitirán cuando exista un riesgo para la vida de la madre o un daño grave a su salud física o mental.

Los abortos también se permitirán en casos de anomalías fetales fatales.

Revolución silenciosa.

Ante los resultados de las encuestas a boca de urna que anticipaban un triunfo del sí, el primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, celebró la votación.

«Lo que hemos visto es la culminación de una revolución silenciosa que ha estado ocurriendo en Irlanda durante los últimos 20 años», dijo.

Añadió que los electores de ese país «respetan y confían en que las mujeres tomarán las decisiones correctas en relación con el cuidado de su propia salud».

 

Fuente:


¿Cuál fue el primer país del mundo en legalizar el aborto y por qué lo hizo?

La URSS, el primer país.

Sólo tres años después del inicio de la Revolución de 1917, el 18 de noviembre de 1920, el Comisariado del Pueblo para la Salud y la Justicia publicó un decreto sobre la terminación artificial del embarazo.

Lenin
Lenin, líder de la Revolución Rusa, se refirió al acceso al aborto como «un derecho democrático básico de las mujeres ciudadanas».

Y la Rusia soviética se convirtió el primer país en autorizar el aborto voluntario y gratuito.

La ley -que no especificaba un límite de semanas para el aborto- autorizaba la práctica únicamente en hospitales, realizados por un médico, y sin fines lucrativos.

«La legislación de todos los países combate este mal mediante el castigo a las mujeres que deciden abortar y a los médicos que llevan a cabo la operación. Sin haber obtenido resultados favorables, este método de combatir el aborto condujo estas operaciones a la clandestinidad y convirtió a la mujer en una víctima de mercenarios, a menudo ignorantes, que hacen de las operaciones secretas su profesión», argumentaba el preámbulo del decreto.

¿Y en América Latina?

  • En la región, Cuba fue el primer país en despenalizar completamente el aborto -dentro del primer trimestre de gestación- en 1965.
  • Desde entonces, solo Uruguay y Ciudad de México -en el resto del país la regulación cambia en función de los estados- se sumaron a esa lista en 2012 en 2007 respectivamente.
  • En los demás de países latinoamericanos rigen leyes que regulan la práctica en función de diversos supuestos, como el riesgo para la vida o la salud física o mental de la madre o que el embarazo sea fruto de una violación.
  • De los 5 países que prohíben el aborto bajo cualquier circunstancia, tres –Nicaragua, El Salvador y República Dominicana– son latinoamericanos.

Cambios en Rusia.

Durante la época zarista, bajo una fuerte influencia de la Iglesia ortodoxa, la interrupción voluntaria del embarazo estaba prohibida.

Catedral ortodoxa en Rusia
Tras la caída de la URSS, la iglesia ortodoxa recuperó parte de su influencia en la sociedad rusa.

En aquella época, aunque los abortos ilegales se practicaban, tener una gran descendencia se consideraba entre los campesinos, la mayoría de la población, como un síntoma de prosperidad.

Tras la Primera Guerra Mundial y el triunfo de la Revolución, esta percepción fue cambiando poco a poco.

«Marcadas por la consolidación del nuevo régimen soviético, se dieron las primeras etapas de una transición demogfica con una bajada progresiva de la fecundidad y una disminución de la mortalidad infantil», cuenta Hélène Yvert-Jalu, profesora de la Universidad Paris I, en su trabajo «El aborto en la Unión Soviética», publicado en 1991.

Combatir el aborto legalizándolo.

Sin embargo, como puede observarse en el texto del decreto, las autoridades soviéticas de los primeros años consideraban el aborto como un «mal», un problema grave de la sociedad.

«Para la División de Mujeres del Partido no había ninguna inconsistencia en apoyar el decreto del aborto de 1920 y en defender al mismo tiempo la maternidad (…). En cambio, la elección era entre abortos legales (y seguros) y entre abortos clandestinos. En cuanto las condiciones económicas mejoraron, los firmantes del decreto se plantearon que el aborto podría ser innecesario», escribió Susan Gross Solomon, profesora de la Universidad de Toronto, en Canadá, en su artículo «El argumento demográfico en los debates sobre la legalización del aborto en los años 20», publicado en 1992 por la revista francesa Cuadernos del mundo ruso.

En este sentido, al tiempo que legalizaba el aborto, «el gobierno de trabajadores y campesinos» se comprometía a luchar contra esa práctica con «propaganda» entre las «mujeres trabajadoras» y con la introducción de medidas de protección de la maternidad y la infancia.

El gobierno soviético argumentaba que la mejora de las condiciones de vida aumentaría y reduciría el número de abortos.

Reformas profundas

La legalización del aborto hay que entenderla dentro de los primeros años de la Unión Soviética, cuando el nuevo sistema lanzó una serie de medidas encaminadas a transformar la sociedad.

«La institución tradicional familiar se consideraba ‘uno de los tres pilares que sostienen el edificio burgués‘, siendo los otros dos el antiguo Estado y la propiedad privada», sugiere Yvert-Jalu.

Junto a la legalización del aborto, señala la historiadora, la URSS tomó medidas como «la supresión del matrimonio religioso, la abolición de la autoridad marital y paternal, divorcio libre e igualdad absoluta de los niños legítimos y naturales».

Vuelta atrás

Pero el decreto de 1920, señalan los expertos, conllevó un aumento de la práctica de abortos que no estuvo acompañada de una mejora de las condiciones sanitarias adecuada.

Joseph Stalin
Joseph Stalin fue secretario general del Partido Comunista de la URSS entre 1922 y 1952.

«El número de abortos registrados creció rápidamente (…). Como los hospitales sufrían de un déficit de camas y eran incapaces de dar abasto, en 1924, el gobierno restringió el acceso al aborto gratuito», aseguran Victoria I. Sakevich y Boris P. Denisov, de la Universidad Nacional de Moscú, en su artículo «Control de la natalidad en Rusia: vencer la resistencia del sistema estatal», publicado en 2014.

La consolidación en el poder de Joseph Stalin condicionó un cambio sobre la percepción del aborto -fundamentalmente por razones de fomento de la natalidad- que se consumó en junio de 1936 con la publicación de un decreto de prohibición.

Desde entonces, y hasta 1955, únicamente se permitió el aborto en casos en los que existía un peligro para la vida de la madre o cuando se detectara una enfermedad congénita.

Tras la muerte de Stalin, el aborto volvió a legalizarse durante el primer trimestre de embarazo.

Casi 30 años después de la caída de la URSS, el aborto sigue siendo una práctica legal y común en Rusia -el país de Europa con mayor índice de interrupciones voluntarias del embarazo y uno de los primeros del mundo- y en buena parte de los países exsoviéticos.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud de 2011, por cada mil partos en Rusia se produjeron 551 abortos, más del doble de los alrededor de 220 que tienen lugar en Estados Unidos.

26 mayo 2018

Fuente: http://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-44259569

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.