Argentina, Argentina: El fracaso de Macri.

Crisis: peso argentino se derrumba y crecen rumores de cambio de gabinete.

por El Mostrador Mercados/ Bloomberg.

Argentina está volviendo a caer en el tipo de crisis financiera que supuestamente había dejado atrás por contar ahora con un gobierno favorable al mercado. El Banco Central transandino elevó las tasas a un máximo mundial del 60%, un día después de que el Presidente Mauricio Macri sorprendiera al país con una solicitud al FMI de acelerar los desembolsos. La medida no fue suficiente: la divisa trasandina se convierte a esta hora en la moneda emergente con el peor desempeño en el mundo, y todo indica que el mandatario deberá hacer ajustes en su equipo de ministros.

La crisis cambiaria de Argentina se intensificó este jueves cuando el peso se desplomó 20% en una derrota que solo se aceleró luego de que el Banco Central intentara apuntalar la confianza con un aumento de emergencia en las tasas de interés.

El banco elevó su medida de referencia a un máximo mundial del 60 por ciento, el último intento de los responsables políticos para defender una moneda que ha perdido más de la mitad de su valor este año. Un día antes, el Presidente Mauricio Macri conmocionó al país con un llamado para obtener pagos más rápidos del Fondo Monetario Internacional, que dijo que está considerando la solicitud.

Argentina está regresando al tipo de confusión financiera que el gobierno de Macri, que era amigable con el mercado, supuestamente había dejado atrás. Los inversores se están quedando sin fe de que el Presidente, que llegó al poder en diciembre de 2015, pueda apuntalar la economía y llevar los déficits fiscales y comerciales de Argentina y su tasa de inflación a niveles manejables.

Opción suave y gradual de Macri puede estar desapareciendo

“El mercado no les está dando opción”, dijo Edwin Gutiérrez, jefe de deuda soberana de mercados emergentes con sede en Londres en Aberdeen Standard Investments. “Los está obligando a acabar de una vez”.

La crisis que se desarrolla en Argentina generó temblores en otros mercados emergentes, ya sacudidos el mes pasado por un desplome similar y constante en Turquía. La lira turca cayó un 4,4% el jueves, y las monedas de México a Sudáfrica también registraron pérdidas. El banco central de Brasil intervino para apuntalar el real con subastas de swaps adicionales.

Argentina tenía algunas defensas en su lugar, después de obtener el mayor préstamo del FMI en la historia, un paquete de crédito de $ 50 mil millones acordado en junio. El país también tiene niveles relativamente bajos de deuda en moneda extranjera, después de soportar más de una década prácticamente excluido de las finanzas globales.

Pero se devuelve a los mercados a un ritmo rápido bajo Macri, agregando más de $ 50 mil millones de dólares en deuda en dos años.

La inflación se ha estancado por encima del 30% y se espera que acelere luego de la caída del peso. El gobierno había apuntado a reducir el déficit presupuestario general a 5,1% del PIB este año, del 6,5%. Ya está pronosticando una contracción económica este año del 1%, un fuerte deterioro del crecimiento del 3% que se predijo a comienzos de este año.

Argentina se encamina hacia una “recesión de aterrizaje forzoso” en los próximos 12 meses que pondrá a Macri bajo presión mientras busca la reelección en octubre de 2019, escribió en un correo electrónico Paul Greer, administrador de dinero de Fidelity International en Londres. El telón de fondo actual para los mercados emergentes es “implacable”, dijo.

El ministro del Tesoro de Macri, Nicolás Dujovne, dijo a los periodistas el miércoles por la noche que el gobierno está trabajando en un plan para reducir su déficit fiscal más rápidamente para que pueda reducir los préstamos. No se proporcionaron detalles.

El Fondo dice que está sopesando la solicitud sorpresa de Macri, hecha en un discurso televisado al país el miércoles, para que los desembolsos se aceleren.

“Dijeron que este acuerdo del FMI estará listo en unas pocas semanas”, dijo Gutiérrez, de Aberdeen. “¿Tienen algunas semanas? No estoy seguro de que lo hagan”.

“No estamos ante un fracaso económico”

Pese a las dificultades y a la incertidumbre que provoca la situación de Argentina, desde el gobierno llaman a la calma. El jefe de gabinete trasandino, Marcos Peña, aseguró que “no estamos ante un fracaso económico”, esto al ser consultado por rumores de un eventual cambio en el gabinete para subsanar el “caos”.

“Claramente no es la solución en la que está pensando el Presidente. No hay una solución mágica. Estamos encaminados a lograr el equilibrio fiscal, que es el eje central para reducir nuestras vulnerabilidades. Claramente hay problemas, pero hay que ver la película y no la foto”, dijo Peña según consigna Clarín, quien reconoció que en el Gobierno han sido “muy ambiciosos con las metas de inflación”.

El ministro argentino señaló además que “el fracaso en la Argentina es que siendo uno de los países potencialmente más ricos del mundo tiene un 30 por ciento de pobreza” y que la crisis cambiaria “es parte de un proceso de recuperación en un contexto de enorme dificultades estructurales”.

Sin embargo desde la Casa Rosada tienen fe y aseguran “vamos a salir fortalecidos de este proceso. Tenemos la convicción de salir de esta crisis con las mismas reglas del juego con las que entramos. No hay soluciones mágicas como las que se han intentado usar en el pasado. Hoy es imposible no pagar nuestra deuda ni empezar a emitir plata. Queremos mostrar un rumbo claro y un liderazgo que no se esconde ante los problemas”, finalizó el funcionario en una conferencia de prensa.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/mercados/2018/08/30/crisis-en-argentina-peso-se-derrumba-y-crecen-rumores-de-cambio-de-gabinete/


3 claves que explican qué está pasando con la economía en Argentina (y cómo puede afectar al resto de América Latina).

En casi tres años de mandato, esta es quizá la crisis más grave que ha enfrentado el presidente, Mauricio Macri, cuyo gabinete anunció este jueves dos medidas para contener la devaluación: vender US$330 millones en el mercado de valores y subir la tasa de interés al 60%, la más alta del mundo.

3 claves que explican qué está pasando con la economía en Argentina (y cómo puede afectar al resto de América Latina)

Un 8% el miércoles y 13% el jueves. En dos días, el peso argentino ha sufrido una pérdida de valor histórica.

Casi que solo se habla de eso en Argentina, donde la incertidumbre por las movidas del gobierno domina las noticias y las casas de cambio están repletas de gente que busca proteger sus ahorros comprando dólares.

En casi tres años de mandato, esta es quizá la crisis más grave que ha enfrentado el presidente, Mauricio Macri, cuyo gabinete anunció este jueves dos medidas para contener la devaluación: vender US$330 millones en el mercado de valores y subir la tasa de interés al 60%, la más alta del mundo.

Para muchos, son paños de agua tibia. Los menos críticos hablan de un plan económico mal comunicado, los más duros dicen que deben cambiar al equipo económico y los fatalistas vaticinan un estallido o, al menos, un default.

Porque se sabe que se viene más inflación, más incertidumbre, más complicaciones para quienes dependen del crédito o las importaciones.

Las causas y consecuencias de esta devaluación —que ya completa 50% en un año— son diversas, ambiguas y, sobre todo, dependen del lugar político en que se pare quien las explica.

BBC Mundo habló con varios economistas y encontró algunos consensos: en el escenario actual se mezclan los errores de Macri, un contexto internacional adverso y los problemas históricos de la economía argentina.

1. Entre el gradualismo y el ajuste.

Aunque el peso viene cayendo desde diciembre, el miércoles se fue al piso tras un anuncio de Macri que trataba de dar confianza pero generó todo lo contrario: incertidumbre.

Fue uno más de lo que algunos llaman los “errores no forzados” de un equipo económico que se autodenominó “el mejor en 50 años”.

Billetes argentinos.

Muchos hablan de un gobierno que no termina de explicar sus objetivos: si va a continuar con el histórico déficit fiscal de uno de los países más asistencialistas de América Latina o si va a ajustar tajantemente, acabando con un déficit que genera inflación pero le da un golpe tremendo a los millones de argentinos que dependen del Estado.

La decisión es compleja para una coalición oficialista que busca ser reelecta dentro un año. Pero la ambigüedad, aseguran los expertos, es como un repelente de las inversiones.

Macri, empresario e ingeniero, quiso resolver la excesiva inflación y el déficit heredados del gobierno de Cristina Kirchner de la mano del mercado: saldando cuentas, emitiendo deuda y convirtiendo a Argentina en un destino de turismo financiero.

Su receta para ajustar el gasto fue el “gradualismo” en lugar de un tajante “sangre, sudor y lágrimas”.

En mayo, cuando se produjo la primera fuerte caída del peso de su gestión, se probó que los inversionistas estaban hartos del gradualismo.

Y, a medida que aumentó la incertidumbre sobre el rumbo de la economía del país, los capitales se fueron y Macri, al menos en apariencia, se quedó sin respuestas.

2. El contexto internacional.

Quizá el error más grave de Macri, lo dicen incluso sus partidarios, fue malinterpretar el contexto internacional: en un momento de auge del proteccionismo, Macri decretó que Argentina “volvería al mundo”.

Al volcar el financiamiento a los mercados internacionales se exacerbó la ya histórica vulnerabilidad de la economía argentina.

Entonces: cuando Estados Unidos subió sus tasas de interés, cayó el peso; cuando Donald Trump anunció aranceles al aluminio, cayó el peso; cuando Turquía entró en crisis, cayó el peso. Y así.

Ninguna otra moneda de mercados emergentes sufre tanto como la argentinacuando se produce un movimiento que genera tensión financiera y política a nivel global.

El oficialismo dice: “El mundo no nos acompañó”; pero sus críticos hablan de un error de cálculo.

3. La herencia histórica.

Lo que hace más grave la situación actual es que Macri —uno de los empresarios más ricos de Argentina— fue elegido precisamente para resolver la economía, que ya venía de capa caída desde el segundo gobierno de Cristina Kirchner.

Casa de Cambio en Argentina

Con una agenda proteccionista de control de cambios y fuerte emisión de dinero para impulsar el consumo, Kirchner dejó un Estado con alto déficit fiscal e inflación y al borde de la recesión.

Hoy esos números macroeconómicos siguen en rojo o están peor, pero el gobierno dice que es el costo de “dejar de mentir” y “dejar el populismo”.

Sus críticos, sin embargo, dicen que Macri no supo leer la realidad argentina, que implica un gasto público alto históricamente.

Además de golpes de Estado y gobierno militares autoritarios, Argentina, uno de los mayores productores de alimentos del mundo, no ha podido resolver qué modelo económico implementar al menos durante los últimos 50 años.

Con Macri se intenta volver al liberalismo. Para él es necesario, pero para otros es “malentender Argentina”.

¿Cómo afecta al resto?

El contexto internacional que impacta a Argentina también ha afectado, aunque en menor medida, a otros países de la región, sobre todo los considerados emergentes.

Pero la pregunta es qué puede generar la devaluación argentina en otros países.

Ciertamente, caerá el turismo en el exterior: ya no habrá filas de argentinos en las tiendas de electrodomésticos chilenas y paraguayas, por ejemplo.

Pero, según los analistas, las crisis anteriores han demostrado que cuando Argentina entra en crisis, países como Paraguay y Bolivia viven una pequeña lluvia de inversiones.

Los grandes inversionistas argentinos, pendientes de rentabilizar su capital en dólares, irán a países con economías más predecibles.

Un motivo más, entonces, para preocuparse por la entrada en recesión de Argentina este año.

30 de agosto de 2018.

 

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45361764

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.