Las privilegiadas redes que rodean a Oxiquim.

por Felipe Saleh y Natalia Saavedra.

Ha tenido un papel mucho menos visible que Enap en la crisis ambiental de Quintero, aunque las sospechas sobre su verdadera responsabilidad aumentan, según los datos que hasta ahora se conocen de la investigación. Su fundador, Vicente Navarrete Marinot, cultivó un bajísimo perfil, pero a través de sus inversiones estuvo cerca del grupo Angelini y de Leonidas Vial, entre otros. Fue íntimo amigo de Pinochet, que le entregó casi de regalo más de 500 hectáreas en el fundo Panul, y hoy su hijo ocupa un estratégico puesto como consejero de la Sofofa.

En la zona de Quintero y Puchuncaví funcionan 15 industrias que pueden ser fuentes de contaminación, pero las miradas públicas, y especialmente las del Gobierno, apuntan como principal responsable de la crisis ambiental de estas semanas en la zona a la Empresa Nacional de Petróleo (Enap), la que se ha defendido enfatizando que no usa chimeneas y no es la responsable de los episodios de polución, que esta semana dejaron nuevamente a más de sesenta personas intoxicadas.

A última hora del miércoles 5, renunció al directorio de Enap el vicepresidente, Gonzalo de la Carrera, molesto porque la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) resolvió formular cargos contra la empresa. Pero, junto con dar un paso al costado, el ingeniero comercial –reconocido hombre de la derecha– develó ayer, en una entrevista en Radio Infinita, algo que ha rondado soterradamente en el ambiente político estos días: que lo que ha sucedido realmente es que “se construyó un caso para culpar a Enap y es muy difícil defenderse contra tus mandantes” y, luego, rechazó “tajantemente que los hidrocarburos sean responsables de contaminación en la zona (…) la SMA está apuntando en la dirección equivocada”.

Quien haya “construido” el caso para fijar las miradas en Enap, consiguió que el foco no esté en otras empresas de la zona, que queden en un lugar más discreto y menos visible, aunque puedan tener un alto porcentaje de responsabilidad en la nube tóxica.

Entre esas empresas está la comercializadora de químicos para uso industrial Oxiquim, en la que –según el acta de la Seremi de Salud de la Quinta Región, fechada el 23 de agosto con el informe de una inspección en terreno realizada a dicha empresa a las 19:40 horas– se constataron irregularidades en algunos procesos de almacenamiento de sustancias peligrosas, que pudieron contribuir a la emanación de contaminantes.

No solo eso, el doctor especialista en toxicología, Enrique Paris, fue concluyente: “Tuve la oportunidad de leer el informe del Minsal y desgraciadamente en Oxiquim se colocaron productos inflamables con productos corrosivos. El informe de salud decía que esa mezcla produjo volatización de sustancias químicas, eso también hay que investigarlo… hay que repetir en el laboratorio esa mezcla”.

Frente a esta evidencia, la Seremi decretó la prohibición de funcionamiento de Oxiquim ese día 23, invitando a que presentara sus descargos. A pesar de eso, el lugar de la compañía en la crisis ambiental de la zona de “sacrificio”, como se ha llamado a Quintero y Puchuncaví, ha sido bastante discreto. Tanto como la manera en que su fundador, Vicente Navarrete Marinot –ingeniero químico de la Universidad Católica, fallecido en 2013–, fue pionero en el negocio de venta y exportación de algas para la industria química.

Fundó la empresa Algina, en la que fue socio con otro ingeniero, el dramaturgo Egon Wolf, quien se retiró en los años 60 más interesado en el teatro. Navarrete despegó en este rubro a partir de 1960, cuando descubrió una especie de alga roja en el litoral que sirve para fabricar gelatina y la exportó a Estados Unidos.

Pinochet boy

Con las utilidades de Algina compró acciones de Sintex, una empresa con sede en Viña del Mar dedicada a fabricar insumos para la industria textil. En esa década, Sintex fue un pequeño holding que también integraba Oxiquim, de la cual Navarrete compró más participación hasta que tomó el control de ambas en 1984.

Después del golpe militar, por su rubro químico Oxiquim fue una empresa estratégica y, de paso, se consolidó la amistad entre Navarrete Marinot y Augusto Pinochet, una que duró años, que fue importante, al punto que el 10 de diciembre de 2006, cuando el octogenario dictador falleció, el empresario suspendió todas sus actividades en señal de duelo.En los 70, Oxiquim tuvo una expansión creciente como fabricante y exportador de compuestos como formaldehído, resinas, pentaeritritol, formiato de sodio, ácido fórmico, bicarbonato de sodio y ácido acético.

No es casualidad que, tras la muerte de Navarrete, la presidencia del directorio haya quedado en manos de Fernando Barros, abogado personal de Pinochet, quien es además un conocido tributarista que ha asesorado al Presidente Sebastián Piñera. No solo eso, durante 20 años fue socio en el estudio Barros & Errázuriz con el abogado Gonzalo Molina, marido de la actual ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien ha sido cuestionada por salir apresuradamente, sin toda la información, a responsabilizar a Enap cuando empezó la crisis en Quintero.

Aunque nunca fue uno de los empresarios más conocidos públicamente, de hecho dio muy pocas entrevistas, Navarrete a título personal fue un importante inversionista en los grupos económicos más importantes de Chile. Particularmente el grupo Angelini y también de la Compañía de Aceros del Pacífico (CAP), con cuyo presidente por 27 años, Roberto de Andraca, fue muy amigo.

Fue en los complejos años 80 que debió enfrentar su primer negocio fallido. Navarrete llegó a ser el segundo accionista del Banco Concepción, pero no resistió la crisis bancaria de comienzos de esa década y sus papeles se fueron al suelo. También a fines de los 90 terminó su sociedad en la industria salmonera con el empresario Leonidas Vial, fundador de la corredora Larraín Vial.

El asiento en la Sofofa

Actualmente Oxiquim es un holding con filiales en Argentina, Perú, Brasil y China. En el país trasandino, está Industrias Químicas Oxiquim y su gerente general es Francisco Abbott Charme, hermano del Fiscal Nacional, Jorge Abbott.

Solo en 2017, Oxiquim tuvo utilidades por 17 millones de dólares. El control de la compañía está en manos de la sucesión de Navarrete, principalmente sus hijos Vicente y Javier Navarrete Rolando. Es el primero de sus herederos el que mantiene aceitado el vínculo con la elite empresarial, al ser elegido como consejero de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) hasta el 2021 y uno de los “duros” en la lista disidente a Bernardo Larraín Matte.

El patriarca dejó un gran patrimonio inmobiliario, especialmente en el sur del país, donde ha incursionado en la industria forestal: la familia tiene 800 hectáreas cerca de Puerto Montt, otras 400 en Lebu, un fundo ganadero en Panguipulli, 360 hectáreas en la Península de San Vicente en Arauco y otras 10 en el sector de La Herradura en Coquimbo.

En 1977, Vicente Navarrete padre compró un total de 543 hectáreas, correspondientes a los terrenos que forman el fundo Panul en el sector de Lo Cañas en La Florida, que fueron traspasados por la Universidad de Chile al empresario mediante un remate a un único postor, en el que se pagó un millón de pesos de la época, el equivalente a 17 millones de hoy. La férrea oposición de los vecinos ha impedido que el proyecto de casas y edificios se concrete.

Un dilema similar tiene Vicente Navarrete Rolando como representante legal de la inmobiliaria que quiere construir un proyecto inmobiliario en la playa Ramuntcho de la Octava Región, a la que se oponen organizaciones ambientalistas, encabezadas por el diputado del PEV, Felix González.

A eso se suman los problemas que enfrenta Oxiquim para construir un nuevo terminal multipropósito en la Bahía de Quintero, el cual es rechazado por la comunidad y está a la espera del pronunciamiento del Tribunal Ambiental.

7 de Septiembre 2018.
Fuente:http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2018/09/07/las-privilegiadas-redes-que-rodean-a-oxiquim/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.