Venezuela, un pueblo, un largo asedio….

El escudo de Venezuela.

por Manuel Cabieses Donoso.

Nada más parecido a los preparativos de un ataque armado que la escalada de sanciones norteamericanas y europeas contra Venezuela.

El “fuego artillero” diplomático, económico y mediático intenta debilitar las defensas de Venezuela para disminuir los costos de una intervención militar. El coro vergonzoso del Grupo de Lima hace lo propio desde una retaguardia que la historia condenará en forma implacable.

Así comenzaron siempre las intervenciones norteamericanas en América Latina. Tanto las que llevó a cabo con sus propias fuerzas como las que instrumentó con mano mora.

No es indispensable remontarse al pasado para demostrarlo. Pero no es tarea ociosa si se hace de la mano de ese gran latinoamericano que fue el periodista argentino Gregorio Selser (1).

Los chilenos conocemos en carne propia los métodos del Gran Buitre del Norte para derrocar gobiernos leales a sus pueblos. Hasta hoy sufrimos los efectos de la trama conspirativa, financiera y mediática que desembocó en el golpe militar de 1973, en el terrorismo de estado de la tiranía y en su herencia vigente en los antivalores de la economía, la política y la cultura de Chile.

El imperio no ha logrado romper la unidad pueblo-fuerzas armadas, piedra angular del proceso bolivariano. Fracasó también el intento de asesinar al presidente Nicolás Maduro y a la cúpula civil y militar del estado venezolano. Al imperio no le queda otro camino que la intervención militar y no hace misterio de sus intenciones. Así lo admite el Comando Sur de los EE.UU. Sus amenazas, que agitan el garrote de Monroe, humillan a toda América Latina y el Caribe.

Cabe preguntarse si los sucesivos fracasos de la conspiración anti venezolana no están acelerando los planes de agresión armada a la patria de Bolívar.

La disposición a facilitar el diálogo en Venezuela que muestra ahora la Unión Europea quizás no sea sino el gesto de un Poncio Pilatos en vísperas de la agresión. El repetido fracaso del diálogo sería la excusa ad hoc cuya ejecución queda en manos de una oposición cuya única exigencia es la renuncia del presidente Maduro. La situación ya se vivió en enero de este año en República Dominicana. La delegación opositora encabezada por Julio Borges se negó a último momento a firmar el acuerdo negociado con el gobierno. El mismo Borges que hoy aparece como autor intelectual del intento de magnicidio del 4 de agosto.

Revisar la historia contemporánea de las intervenciones militares norteamericanas en nuestro continente, demuestra que el patrón bélico se repite en Venezuela. En el pasado reciente EE.UU. invadió Granada (1983), Panamá (1989) y República Dominicana (1965). Para esto último Washington creó una “Fuerza Interamericana de Paz” (FIP). Los marines yanquis fueron reforzados con soldados de Brasil, Honduras, Paraguay, Nicaragua, Costa Rica y El Salvador. En el panorama político actual de América Latina no faltarían gobiernos sicarios dispuestos a participar en una FIP contra Venezuela, sobre todo si hay una gratificación de por medio.

EE.UU. también organizó invasiones con fuerzas mercenarias en Guatemala (1954) y Cuba (1961). En la primera tuvo éxito y logró derrocar al presidente Jacobo Arbenz. En Playa Girón, en cambio, mordió el polvo de la derrota y su agresión fortaleció la moral revolucionaria del pueblo cubano. Hasta hoy Cuba resiste el bloqueo que Naciones Unidas condena todos los años.

Lo que sucede con Venezuela es una réplica casi exacta de lo que fueron los preparativos de la invasión norteamericana a Iraq o las intervenciones en Libia, Afganistán y Siria. Conflictos sangrientos que se prolongan hasta hoy y que han originado las masivas migraciones a través del Mediterráneo al costo de centenares de víctimas.

No cabe duda, entre tanto, que a pese a las graves dificultades económicas y sociales que cuestan al pueblo venezolano mantener su independencia y dignidad, y a la siniestra tarea de la quinta columna “opositora” al servicio de una potencia extranjera, la unidad pueblo-fuerzas armadas se ha galvanizado en un sentimiento patriótico muy fuerte.

El patriotismo en defensa de su derecho a la autodeterminación, es el escudo de la Venezuela bolivariana. Sus potenciales agresores no deberían subestimar el coraje de un pueblo orgulloso de sus tradiciones de lucha.

18 de octubre 2018

(1)“Cronología de las intervenciones extranjeras en América Latina (1776-1945)”

 www.puntofinalblog.cl


La cancillería ecuatoriana informó que expulsó a Carol Delgado, embajadora venezolana en ese país.

por Cuba Debate.

Esta decisión fue tomada luego de las declaraciones que hiciera el ministro de Comunicación venezolano, Jorge Rodríguez el pasado miércoles.

En un comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador se afirma que la medida se tomó “frente a las expresiones ofensivas” hechas por Rodríguez en contra del presidente ecuatoriano Lenín Moreno.

De igual manera se informa que la encargada de negocios del Ecuador en Venezuela ha sido llamada a consulta.

El gobierno ecuatoriano expresó en el documento que “no tolerará ninguna muestra de irrespeto a sus autoridades” y que “continuará brindando asistencia a los venezolanos que ingresan al país”.

La Secretaría Nacional Comunicación de Ecuador también emitió un documento que fue publicado en su cuenta de Twitter donde expresa que el ministro venezolano “avergüenza” a los migrantes venezolanos.

El ministro venezolano manifestó el pasado miércoles en una rueda de prensa que el mandatario ecuatoriano había mentido ante la Asamblea General de Naciones Unidas al afirmar que diariamente ingresaban a su país unos seis milvenezolanos. “Es un mentiroso porque eso fue lo que le ordenaron”, afirmó.

———————————————-

Comunicado Oficial

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana informa que frente a las expresiones ofensivas formuladas el día de ayer por el Ministro de Comunicación e Información de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Rodríguez, en contra del Primer Mandatario ecuatoriano, Lenín Moreno Garcés, el Gobierno Nacional ha resuelto expulsar de nuestro país a la embajadora de Venezuela en Ecuador.

La República del Ecuador no tolerará ninguna muestra de irrespeto a sus autoridades. Sin embargo, el Ecuador, fiel a sus principios democráticos y humanitarios, continuará brindando asistencia a los ciudadanos venezolanos que ingresan al país, contribuyendo con un esfuerzo económico y social significativo para proteger sus derechos humanos.

Ecuador está convocando a la Encargada de Negocios del Ecuador en Venezuela para mantener consultas.

Quito, 18 de octubre de 2018

—————————————–

Venezuela responde con la expulsión de la encargada de negocios.

El Gobierno de Venezuela rechazó la expulsión de su embajadora en Ecuador, Carol Delgado, por parte de las autoridades ecuatorianas.

A través de un comunicado, Caracas calificó de “extravagante” la decisión del Gobierno de Ecuador que, además, declaró “persona no grata” a la diplomática venezolana, a la que le dieron 72 horas para abandonar Quito.

Ante la expulsión de Delgado, el Gobierno venezolano adoptó “medida recíproca” y expulsó a la encargada de Negocios del Ecuador en Venezuela, Elizabeth Méndez.

Caracas también declara a la diplomática ecuatoriana como “persona no grata” y le da “72 horas para abandonar el país”.

(Con información de RT)

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2018/10/18/ecuador-expulsa-a-la-embajadora-venezolana-en-ese-pais/#.W8twPfZReUk

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.