Fútbol rebelde: Cuando Carlos Caszely, el jugador del pueblo, ‘humilló’ a Pinochet en plena dictadura [+Video].

En la foto: Carlos Caszely y Olga, su madre.
por Jeser Lara/ Radio Bío-Bío.

La Roja iba a disputar el Mundial de Alemania 1974 y previo al viaje a Europa, el general Augusto Pinochet organizó una ceremonia de homenaje y despedida en el edificio Diego Portales, pues La Moneda estaba destruida producto del Golpe de Estado.

El país estaba controlado, no había prensa, ni una voz, solo reinaba el terror. Y claro, aquel que quería desafiar a la dictadura era fusilado.

Carlos Caszely sabía eso. Ingresó al salón junto a sus otros compañeros. En esos momentos solo pensaba en su madre, y en lo que sucedió días antes cuando llegó a Santiago proveniente de España.

“Qué pasó mamá, por favor cuéntame, sé que algo te pasó”, le dijo en el aeropuerto a su progenitora.

Pinochet inició su discurso advirtiendo al plantel acerca de las ‘problemas’ que tendrá que afrontar en le cita mundialista.

“Chile sabe bien los problemas que va a tener que afrontar en Europa, porque la calumnia y la mentira ha llegado a cambiar la mentalidad de muchos europeos que no saben ni conocen lo que efectivamente está sucediendo en Chile”, dijo.

Terminada esas palabras, inició su recorrido por el salón saludando a los jugadores.

El plantel estaba atemorizado, tembloroso ante la mirada desafiante del dictador. Pasa, estrechando la mano de los mejores futbolistas del país.

Carlos tenía la mirada fija en los ayudantes. Escucha el golpe de los zapatos. Tenía miedo. Sin embargo, se armó de valor y mantuvo la compostura, estoico.

El general se aproxima, hasta que lo tiene frente a él. Aprieta sus manos detrás de su espalda para que no se le escapen. Nota la ira y la humillación de Pinochet en su mirada, por lo que cierra los ojos para que la incómoda situación termine rápido.

De pronto los abre y ya todo había pasado. El general continuó saludando a sus otros compañeros, haciéndose el desentendido.

Sin embargo, todos notaron el desaire.

De hecho, un periodista del diario La Segunda intentó tomar de manera burlesca el hecho y publicó una nota bastante polémica que no le gustó para nada al régimen. Tras salir a la luz, el autor fue despedido.

“Miren cuán deleznable es este jugador comunista, que incluso fue capaz de negarle el saludo al presidente”, fueron sus palabras.

Chile entero se enteró del desaire y comenzaron los comentarios en voz baja: el mejor jugador de La Roja había humillado al dictador.

Su madre

Antes que el ‘rey del metro cuadrado’ llegara al país para prepararse de cara al Mundial de Alemania 1974, su madre fue víctima de la dictadura.

En un sitio eriazo, a cuadras de donde se construiría años después el Estadio Monumental, fue encontrado un cuerpo, tirado en la calle, inmóvil.

Se trataba de una mujer. Afortunadamente estaba viva. Es Olga, la madre de Caszely. Todos lloran al ver que no había terminado como muchos detenidos desaparecidos.

La mujer había estado desaparecida desde las 08:00 de la mañana y nadie sabía su paradero. Buscaron en comisarías y hospitales, incluso en la morgue.

Al encontrarla supieron de la mala noticia: había sido torturada. Tenía el cuerpo destrozado. Habían marcas de cortes, quemaduras y golpes.

Es por eso que al bajarse del avión, el delantero supo que algo raro había pasado.

“Me bajo del aeropuerto y veo a mi madre, pero no como era. La veo triste, la veo introvertida. Le digo algo te pasa. No. Algo te pasa. Mi viejo tenía una cara muy triste. Mi hermana lloraba. Y yo: algo pasó. No, en la casa te cuento. Llegamos a la casa y ella me dice acompáñame a la habitación. Yo ya estaba con algo aquí en la garganta. Se sienta en la cama y me dice: estuve detenida. ¿Por qué? ¿Chocaste el auto? No, me llevaron detenida y me torturaron. Ya poh mamá, con eso no se juega. Se abre la blusa y me muestra sus pechos con quemaduras. Y ahí nos abrazamos y nos pusimos a llorar los dos. A llorar como niños”, recoge el libro ‘Cambio de Juego’.

El desaire a Pinochet no había sido algo fortuito, Carlos tenía serios motivos para expresar su malestar respecto al terrible momento que atravesaba el país, y que golpeaba directamente a su madre.

Además, Caszely estuvo ligado, antes del golpe, a la Unidad Popular. Era una figura cercana al derrocado gobierno de Salvador Allende.

Nunca ocultó su respaldo a la UP y su rechazo a la dictadura militar. De hecho, fue considerado como el ‘jugador del pueblo’ y símbolo del primer gobierno socialista elegido democráticamente en el mundo.

También fue la figura indiscutida del mítico Colo Colo 1973 que consiguió disputar la final de la Copa Libertadores. De hecho, se habla de que ese equipo retrasó el Golpe de Estado.

 

Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/deportes/futbol/futbol-nacional/2018/10/28/carlos-caszely-el-jugador-del-pueblo-que-humillo-a-pinochet-en-plena-dictadura.shtml

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.