Roger Waters en Chile: El deber de no mirar para el lado.

Por Yasna Mussa /El Desconcierto.

Este martes 13, el músico y uno de los fundadores de Pink Floyd participó en el conversatorio Resistiendo al apartheid en Palestina, evento que se enmarca en la campaña global Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel. A la cita privada, realizada en Matucana 100, asistieron artistas, músicos, escritores, actores, periodistas y representantes de organizaciones sociales.

Cuando se anunció que Roger Waters volvería a pisar Chile y ofrecería una charla privada para hablar del boicot cultural contra el apartheid en Palestina, los fanáticos de su música y trayectoria comenzaron a escribir en masa a la página del BDS Chile. Water, el músico inglés que dio la vuelta al mundo con su álbum The Wall, decidía abrir un espacio para reflexionar de manera profunda y extensa sobre otros muros y la importancia de tomar partido por el oprimido.

Como parte de su gira Us + Them, que lo ha llevado a recorrer el continente con presentaciones en Brasil, Uruguay y Argentina, este viaje incluiría la otra faceta del músico: la de activista y vocero de una campaña global que pretende poner fin a la ocupación en Palestina, promoviendo acciones no violentas a través del Boicot, Desinversión y Sanciones a Israel.

La cita estaba programada a las 19 horas en el centro cultural Matucana 100. Una hora antes, una enorme fila ponía en evidencia las ansias y entusiasmo que genera Waters, no solo como bajista o músico legendario, sino también como líder de opinión y defensor de los Derechos Humanos. Banderas palestinas, hattas- ese tradicional pañuelo árabe en blanco y negro- y algunos gritos en apoyo a la causa mapuche, adelanto de un encuentro que también se repitió en Montevideo y Buenos Aires.

A salón repleto, un tímido laúd con versos árabes sonaba como música de fondo. Una bandera palestina atravesaba el escenario y un público impaciente por el evidente retraso comenzó a aplaudir. Eran las 19 horas con 42 minutos cuando el periodista Rafael Cavada subió al escenario y con un intenso suspiro presentó al músico inglés.

Allí estaba Roger Waters: delgado, alto, simple y, al mismo tiempo, imponente. Del fondo de la sala se escuchó un “I love you Roger” y un firme “Free Palestine”. Waters terminó de saludar y una decena de fotógrafos tuvo que retirarse del salón, incluido un gráfico que vestía la camiseta del equipo de fútbol Palestino con el mapa del territorio histórica, como un guiño de complicidad o una muestra de que trabajo y pasión a veces van de la mano.

Roger Waters comenzó la charla explicando cómo se involucró en la campaña BDS, luego de recibir un llamado para cancelar un concierto en Tel Aviv. Relató cómo las conversaciones, especialmente con Omar Barghouti, lo llevaron a involucrarse al punto de ser hoy su principal rostro y vocero.

El músico conoció campos de refugiados y fue testigo de la realidad que viven millones de palestinos bajo ocupación. Incluso, en una de sus visitas, lejos de firmar autógrafos en alguna tienda de discos, el bajista tomó un spray con pintura roja y escribió sobre el hormigón: “No al control del pensamiento”.

El muro de 8 metros de alto que Israel construyó para separar a los palestinos, y de paso fijar una frontera unilateral que se instala como símbolo indiscutible del apartheid, exhibía así la firma de Roger Waters en medio de grafitis y pinturas de protesta. Desde entonces, el británico se ha convertido en la cara más visible de la campaña del BDS, instando a cada artista que agenda un concierto en Israel o en Palestina Ocupada a desistir como un acto de rechazo explícito al actuar de Tel Aviv.

Desde entonces, sumó como parte de la campaña a destacados personajes como Stephen Hawking, Meg Ryan, Elvis Costello, Brian Eno y Ken Loach. También logró que músicos como Stevie Wonder, Pharrell Williams, Gorillaz, Natalie Imbruglia y Lorde cancelen sus conciertos en territorio israelí.

Un compromiso que ha tenido un costo al menos simbólico para el británico, quien ha sido acusado de antisemita por el lobby sionista y el gobierno israelí. Incluso en esta visita a Santiago, la comunidad sionista de Chile realizó una petición online para expulsar al músico bajo este argumento.

¿Por qué se pone en la línea de fuego tomando partido por los palestinos?, preguntó Rafael Cavada.

-No lo sé. Hay gente que me lo dice, pero es irrelevante. No sé si estoy arriesgando algo-, respondió despreocupado Roger Waters.

El músico se remontó a su historia familiar. Su padre se negó a ser parte del ejército durante la Segunda Guerra Mundial, pues como cristiano se sentía incapaz de matar a otros. Entonces le encomendaron manejar una ambulancia en Londres y allí conoció a su esposa y se hizo comunista. El 42′ volvió donde sus superiores y les dijo que había cambiado sus convicciones políticas y estaba listo para matar nazis. Lo convirtieron en oficial, lo enviaron a Italia, y allí murió luchando en 1944.

-Ese fue mi padre. No tengo opción más que luchar contra los nazis que tengo yo ahora enfrente. Y no me hace en nada diferente a mi padre-, dijo Waters en medio de una ovación general.

Hacia el final de la conversación, Cavada leyó algunas preguntas del público. Varias de ellas apuntaban a la historia política chilena y la situación que vive el pueblo mapuche, a la que compararon con lo que sufre el pueblo palestino. Waters hizo referencia a cómo Chile se convirtió en 1973 en un experimento de la economía neoliberal y cómo Pinochet le mostró al mundo que robar recursos para entregarlos  a una élite sólo se pudo lograr con el uso de la fuerza militar.

“Esta lucha y las luchas de los pueblos siempre se han visto invisibilizadas. Por eso es importante que un referente como él se de cuenta y esté consciente que nosotros estamos en Chile viviendo la represión. Además, también nombró lo que pasa en Argentina, dando a conocer que el pueblo mapuche no tiene frontera entre los dos países”, diría más tarde Onésima Lienqueo, vocera de la Red por la Defensa de la Infancia Mapuche.

Luego de más de una hora de conversación, Roger Waters se despidió de Matucana 100 para retirarse a su hotel y prepararse para el concierto que ofrecerá esta noche en el Estadio Nacional. Rafael Cavada cerró la noche leyendo una declaración firmada por numerosos artistas chilenos que anunciaban su compromiso a través de la creación de la una Asociación Cultural por Palestina.

“Hoy, como grupo de trabajadores de la cultura en Chile, hemos decidido ponernos del lado de los que sufren en el silencio, de quienes son constantemente hostigados por militares y colonos. De quienes no pueden ir a ver un simple partido de fútbol o un concierto de música. De quienes no conocen la risa o la comedia”, rezaba la carta leída por Cavada y que firmaron, entre otros, Ana Tijoux, Roberto Márquez de Illapu; Teresita Reyes, Raúl Zurita, Mariana Loyola, Juanito Ayala, y Camilo y Abel Zicavo de La Moral Distraída.

Varios de ellos, presentes en el acto, subieron al escenario para personificar su apoyo y recibir camisetas de Palestino, como un presente que sellaba el compromiso con el BDS.

“Me parece un paso gigante en la definición del apoyo del mundo de la cultura hacia lo que está viviendo Palestina. Me siento muy honrado de que hayan pensado en mí como uno de los embajadores. Creo que esta visita de Roger Waters fue una lucecita para encender esta energía que se tiene que propagar por el resto de los colegas para que sigamos siendo más activos en nuestro apoyo hacia Palestina”, dijo el músico Juanito Ayala.

“Todo lo que dijo Roger Waters yo lo pienso igual y lo proclamo igual. Me parece que hay un deber en ser una persona relacionada con el arte y que tiene que ver con hacerse cargo de ciertos compromisos políticos. En el caso de Palestina se me hace un espejo inmediatamente con los niños del Wallmapu, por ejemplo, y me parece que hay que visibilizar un horror que lleva demasiados años y es demasiado injusto. La manera concreta de hacerlo es con el BDS”, dijo emocionada la actriz Mariana Loyola.

Y ese compromiso que Waters asumió hace años, es valorado por BDS Chile, que formó parte de la organización del conversatorio de este martes. “Esto no es distinto a la labor que hacer Roger Waters todos los días, al denunciar el apartheid y las violaciones a los Derechos Humanos y estamos muy felices de que se haya presentado junto a figuras de la cultura chilena para expandir el mensaje del BDS”, destacó Abraham Saba, vocero de la UGEP y BDS Chile.

Hace 4 años, en septiembre de 2014, Waters se paseaba por los pasillos del centro Albert Hall en Bruselas, Bélgica, para ser uno de los miembros del Tribunal Russell para Palestina. La instancia, era una réplica del original, creado en 1962 por Lord Bertrand Russell y el filósofo francés Jean Paul Sartre, quienes lo establecieron para investigar y evaluar la intervención en Vietnam. El escritor Julio Cortázar también fue parte de esa iniciativa.

Décadas después, en 2007, se constituyó la versión palestina. Nuevamente  lo conformaron connotadas personalidades, quienes decidieron organizarse para denunciar la impunidad de los crímenes de Israel, basándose en el derecho internacional y así marcar un precedente ante la indiferencia de otros organismos internacionales.

En ese otoño europeo, Roger Waters dijo durante su intervención, que estos crímenes que han sido justificados por los medios de comunicación occidentales y tradicionales, lo hacen temblar de desesperación. La audiencia, tuvo que contenerse durante toda la jornada para no expresar su respaldo con aplausos y respetar así las formalidades del tribunal.

En aquella ocasión, apareció- delgado, alto, simple y, al mismo tiempo, imponente- como parte de la comitiva ante el Parlamento Europeo. Llevaba consigo una guitarra. Era el minuto de entregar las conclusiones del tribunal y Waters consideró que la mejor manera de hacerlo era cantando.

Esta vez, en Chile, demostró que su versatilidad no está presente sólo en su música, sino también en su manera de luchar y defender los Derechos Humanos.

Fuente: http://www.eldesconcierto.cl/2018/11/14/roger-waters-en-chile-el-deber-de-no-mirar-para-el-lado/


[Anexo CT]:

Únete al BDS: Qué productos boicotear.

¿Por qué unirme al boicot a Israel?

Los gobiernos del mundo no han logrado proteger a la población de Gaza de los últimos bombardeos israelíes, que han dejado más de 2.160 personas asesinadas y más de 10.000 heridas. La comunidad internacional ha faltado a su obligación de impedir las vulneraciones del derecho humanitario internacional y de derechos humanos cometidas por Israel en Palestina a lo largo de las últimas décadas.

Ante esta pasividad gubernamental, el boicot contra el apartheid israelí ha surgido como campaña ciudadana global no violenta y antirracista para obligar a Israel a que cumpla con la legalidad internacional. En todos los países del mundo, la sociedad civil se ha organizado para parar la injusticia que sufre el pueblo palestino. La campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) es una herramienta poderosa que también busca sensibilizar a la población israelí para que se una a la lucha contra el Apartheid sionista y la ocupación de Palestina.

Los boicots, desinversiones y sanciones dirigidas contra Sudáfrica ayudaron a poner fin al apartheid en ese país. Hoy, tú puedes ayudarnos a acabar con la ocupación ilegal de Palestina, la violación del derecho de retorno de los y las refugiadas y el racismo institucional de Israel contra el pueblo palestino.

Con el fin de mostrar que no queremos que nuestra cesta de la compra beneficie al Apartheid israelí, hemos lanzado la petición #YoNOComproAparteid. Si aún no has firmado, no dudes en hacerlo en boicotisrael.net/yonocomproapartheid.

¿Qué productos puedo boicotear?

Existen muchos productos de consumo vendidos por empresas israelíes y por empresas internacionales directa o indirectamente cómplices de las violaciones del derecho internacional cometidas por Israel.

Desde el movimiento BDS, recomendamos seguir unas pautas claras y centrar nuestros esfuerzos en unas marcas determinadas. Los boicots de consumidores son más efectivos cuando son coordinados, bien pensados y basados en información precisa y actualizada.

Por eso, te sugerimos boicotear los productos identificados por el movimiento BDS:

Bienes de consumo fabricados en Israel y en las colonias israelíes en territorio palestino ocupado

Frutas, hortalizas frescas, pipas, etc. “Made in Israel”

En nuestras ciudades, se venden muchas patatas y hortalizas israelíes. Las frutas y verduras vendidas por Israel a menudo se cultivan en colonias israelíes, usando tierra y agua palestinas robadas, y cuyo acceso es denegado sistemáticamente a la población palestina, que de acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario, es quien debería explotar y hacer uso de esos recursos.

Los supermercados tienen la obligación de señalar el origen de los alimentos. Fíjate en la etiqueta “made in” (“fabricado en“) que indica el origen de estos productos, y no tanto en que el código de barras empiece por 729 (que sólo indicaría que la empresa distribuidora está registrada en Israel).

Las marcas a evitar incluyen Jaffa, Mehadrin, EDOM, Hadiklaim, Jordan, Jaffa, Alesia, Coral y Carmel. También algunas marcas españolas como Lázaro (LZR) han importado patatas israelíes en el pasado que se vendían en Mercadona y otros supermercados.

Dátiles medjoul israelíes

dátiles
Los dátiles son una fuente gran de inversión para muchas colonias.

Israel exportó en 2012 dátiles por valor de 45 millones de euros. La mayor parte de ellos se cultivan en las colonias sionistas de Cisjordania, sobre tierras expropiadas por la fuerza a la población palestina, principalmente en el Valle del Jordán. Aproximadamente la mitad de las colonias cultivan estos dátiles, que les proporcionan grandes beneficios y contribuyen a su viabilidad.

Los dátiles israelíes suelen ser de la variedad medjoul, también llamada jumbo, más grandes, oscuros y caros de lo habitual. Israel es el mayor productor mundial de dátiles medjoul, un 80% de los cuales se exporta a Europa. Todos los que se venden en el Estado español son importados de Israel.

Si eres vendedor, no vendas dátiles israelíes y explica a tus clientes por qué. Si eres comprador, no los compres y exige que se ponga fin a su venta, de palabra o mediante cartas u hojas de reclamaciones: comprar este producto contribuye de una manera clara y directa al régimen de ocupación que sufre el pueblo palestino y al robo de sus recursos naturales.

Las marcas incluyen Jordan River, King Salomon y Hadiklaim. Se venden en muchos supermercados, como Ahorramas y Consum.

Agua Eden
Eden Springs expolia agua de los Altos del Golán sirios ocupados.

Eden Springs

Eden Springs Ltd. es una empresa israelí que se beneficia directamente de la explotación ilegal de los recursos hídricos del Golán sirio, territorio ocupado ilegalmente por Israel desde el año 1967 y cuya anexión no reconoce ningún país del mundo.

Eden Springs embotella, comercializa y distribuye el agua de un territorio ilegalmente ocupado, vulnerando de esta forma la legislación internacional, las resoluciones de las Naciones Unidas y la Convención de Ginebra.

Universidades, instituciones y empresas de toda Europa han dejado de vender el agua embotellada Eden Springs después de que activistas destacaron el hecho de que la empresa opera con una planta en un asentamiento ilegal israelí.

Fíjate en la marca de los dispensadores de agua en tu oficina, ayuntamiento, sindicato y administraciones públicas y pide que cambien de marca.

ImagenesBDS_sodastream_cas_p
Sodastream fabrica sus productos en la colonia Mishor Edomim.

SodaStream

Una de las marcas más visibles de Israel, SodaStream vende máquinas para preparar bebida carbonatada a domicilio. La compañía opera en una colonia israelí en territorio palestino ocupado, en violación del derecho internacional. Maquilla sus políticas de colonización marcando los productos como ‘ecológico’.

SodaStream planea abrir una planta en Israel cerca de Rahat, un municipio planeado en el desierto de Naqab (Negev), donde los beduinos palestinos se están siendo transferidos a la fuerza en contra de su voluntad. Sodastream, como beneficiario de este plan, es cómplice de esta violación de los derechos humanos.

Un número de minoristas han dejado de vender SodaStream como resultado de la presión BDS.

Fármacos genéricos Teva

Teva Pharmaceutical Industries es la empresa más grande de Israel en términos de cifras de negocios. Proporciona enormes ingresos fiscales al gobierno israelí.

La empresa también se beneficia de las políticas israelíes de cerco a Cisjordania y bloqueo a la Franja de Gaza, las cuales convierten al mercado palestino en un mercado cautivo para las medicinas israelíes. Así, después de haber dejado a 10.000 personas heridas este verano y decenas de miles de personas en estado de estrés postraumático, se va a beneficiar de la ayuda internacional a Gaza, porque Israel controla qué productos entran y cuáles no, poniendo tasas más altas a los medicamentos que proceden de Europa y otros países árabes para favorecer que la población palestina compre medicamentos israelíes, más baratos.

Las y los farmacéuticos en el Reino Unido y en otros lugares han comenzado un boicot a Teva. Siempre que sea posible, informa a tu farmacéutica o a tu médica que prefieres utilizar una alternativa a la medicina Teva.

Premier Atocha
Acción de boicot en el puesto de cosméticos Premier en la estación de Atocha.

Cosméticos Premier

Los productos cosméticos israelíes de la marca Premier, que se venden en muchos lugares del Estado español y en puestos muy vistosos, son producidos en el kibutz Kalia, una colonia israelí en Cisjordania, al borde del Mar Muerto. Esta explotación se realiza en total violación del derecho internacional y de las resoluciones de las Naciones Unidas que reconocen la soberanía palestina sobre estos territorios.

Gracias a la presión de muchas personas solidarias y activistas que defienden los derechos del pueblo palestino, los productos Premier han sido retirados ya de muchas tiendas, por ejemplo en Irlanda y Gran Bretaña. Ayúdanos a que eso también pase en tu ciudad.

No compres estos productos y protesta por la presencia de los puestos de Premier lugares públicos de tu ciudad, como es el caso de los mercados y estaciones de trenes gestionadas por ADIF.

ImagenesBDS_ahava_cas_p
Cosméticos Ahava producidos con materias expoliadas a Palestina.

Cosméticos Ahava

En su publicidad, esta empresa israelí promete venderte “Secretos de belleza del Mar Muerto”, pero los secretos de Ahava no tienen nada de bello ni de bonito. Lo que compras con Ahava es una fea realidad de expolio de recursos y ocupación ilegal en Palestina.

A pesar de su etiqueta “Made in Israel”, Ahava fabrica sus cremas con productos que provienen del robo de recursos naturales de la Cisjordania ocupada, concretamente en el asentamiento israelí ilegal de Mitzpe Shalem, a unos viente kilómetros de la milenaria ciudad palestina de Jericó.

No te hagas cómplice de este pillaje injusto y de la colonización y el apartheid israelíes. Si quieres comprar productos de belleza provenientes del Mar Muerto, los hay que se fabrican legítimamente, los puedes fácilmente encontrar en internet.

Ha sido boicoteada por una serie de grandes minoristas, como resultado de la presión BDS.

Epilady

Las depiladoras Epilady son fabricadas por la empresa israelí Mepro Epilady Ltd. en el kibutz HaGoshrim, establecido sobre las tierras robadas en 1948 a los habitantes del pueblo palestino de Al-Khisas.

Esta empresa también fabrica sistemas ópticos de uso militar para el ejército israelí. La colaboración de investigadores israelíes con las fuerzas militares israelíes ha sido denunciado por muchas universidades que han decidido romper relaciones con centros y universidades israelíes involucradas en este tipo de negocio de la muerte. Como consumidoras y consumidores, también podemos negarnos a ser cómplices de las masacres cometidas por Israel.

Las depiladoras Epilady se comercializan en muchos supermercados.

ImagenesBDS_imaginarium_cas_p
La cadena Imaginarium vende juguetes fabricados en Israel.

Imaginarium

La juguetería Imaginarium nacida en Zaragoza, ahora con presencia en todo el mundo, vende juguetes musicales que han sido construidos en fábricas pertenecientes a Israel, un estado que comete crímenes de guerra y que imposibilita diariamente el derecho a la educación, el juego y, en definitiva, una vida digna para los y las niñas palestinas.

Solamente en la matanza que Israel perpetró en la Franja de Gaza en julio y agosto 2014, fueron asesinados más de 500 niños y niñas palestinas. Estos crímenes manchan la imagen que la cadena de juguetes pretende proyectar: convivencia, tolerancia, libertad, interculturalidad, solidaridad… Admirable declaración de principios que difícilmente se puede conciliar con las relaciones económicas y comerciales que Imaginarium mantiene con empresas israelíes.

Es imprescindible pedirle a Imaginarium que retire sus juguetes de procedencia israelí y que clausure sus franquicias en Israel para poder ser fiel a los principios que predica.

ImagenesBDS_rummikub_cas_p
El juego Rummikub es el más exportado por Israel.

Rummikub

El Rummikub es el juego más exportado de Israel, pues la mayoría de los tres millones que se producen anualmente se venden en el extranjero. Está presente en más de 54 países en todo el mundo y ha sido traducido a 26 idiomas.

En Israel este juego se vende bajo la marca Kod Kod. En el Estado español, bajo el nombre de Rummikub, lo distribuye la compañía estadounidense Hasbro, la segunda empresa de juguetes más importante del mundo.

En el año 2010 se consiguió un logro muy importante al conseguir que, tras una larga campaña en Catalunya, la cooperativa Abacus retirara este producto de todas sus tiendas, coincidiendo con el despiadado ataque de Israel sobre Gaza en la operación “Plomo Fundido”.

Si lo encuentras en jugueterías, no lo compres, e informa al vendedor o vendedora de lo que supone tener este producto en sus tiendas.

Tampoco deberíamos comprar productos fabricados y comercializados por empresas internacionales involucradas en los crímenes de Israel

HP
HP vende tecnología al ejército y al gobierno israelí.

Hewlett Packard (HP)

Hewlett Packard implementa diversos sistemas tecnológicos para el gobierno y el ejército israelíes, incluyendo el sistema de identificación instalado en puestos de control militares israelíes en territorio ocupado.

Estos puestos están insertados en el Muro del Apartheid construido en Palestina que fue declarado ilegal por el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. También son utilizados por la marina israelí que impone el bloqueo a Gaza.

Porque HP es cómplice de la ocupación ilegal de Palestina y de los crímenes del Ejército israelí, la Iglesia Presbiteriana de EE.UU. y el Quaker Amigos Fiduciaria Corporation (FFC) han dejado de invertir en la compañía.

En el Estado español, ordenadores, impresoras y material informática de la marca HP se distribuyen en muchas tiendas, además de tener contratos de suministro a administraciones públicas, empresas, centros educativos… Pide que las retiren y sobre todo, busca una alternativa: las hay.

Caterpillar

Los buldóceres Caterpillar se utilizan regularmente en la demolición de casas y granjas palestinas y en los ataques de Israel en Gaza.

Caterpillar
Los buldóceres Caterpillar o Hyundai se utilizan regularmente para demoler hogares palestinos.

Una excavadora CAT también fue utilizada por Israel en el asesinato de la pacifista estadounidense Rachel Corrie en Rafah.

En 2003, la Iglesia Presbiteriana de EE. UU., los Amigos Cuáqueros Fiduciary Corporation (FFC) y la Iglesia de Inglaterra han dejado de invertir en Caterpillar.

¡No compres equipación Caterpillar!

 

Fuente (extractos): https://boicotisrael.net/productos/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: