Carabineros de Chile violenta sexualmente a mujeres.

En la foto: La ex vocera de la ACES, Eloisa González, es detenida violentamente por policias en la manifestación que la ACES realizó en el frontis de la Dirección General de Carabineros el viernes 30 de noviembre de 2018.

INDH advierte “violencia de carácter sexual” en detención de exvocera de la ACES.

Por María José Villarroel.

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) se refirieron a la detención de Eloisa González, exvocera de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios de Chile (ACES), quien fue arrestada esta jornada mientras protestaba por el homicidio del comunero mapuche, Camilo Catrillanca al frente de la Dirección General de Carabineros.

De acuerdo a un registro captado por La Radio, se ve a González en el piso con su polera arriba y cómo posteriormente fue ingresada sólo con sostén hasta el edificio.

Además, a través de sus redes sociales, acusó que fue desnudada y golpeada cuando la detuvieron. “Me ingresaron dentro de la dirección de Carabineros para seguir golpeándome”, añadió.

Consuelo Contreras, directora del INDH, sostuvo que “hay que cambiar los protocolos. Hay que tener claridad y transparencia en ellos y en el uso de la fuerza”.

“Es una situación demasiado violenta donde hay también violencia de carácter sexual”, denunció.

Contreras además mencionó que la detención de González está siendo revisada por parte de la oficina Regional Metropolitana del Instituto Nacional de Derechos Humanos.

Tras la manifestación, 15 personas fueron detenidas y pasarán la tarde de este viernes a su control de detención.

Fuente: https://www.biobiochile.cl/noticias/nacional/region-metropolitana/2018/11/23/indh-advierte-violencia-de-caracter-sexual-en-detencion-de-exvocera-de-la-aces.shtml


Mujer obligada a desnudarse dos veces por Carabineros: “Es una forma de amedrentar a quienes se manifiestan”.

Por Juan Carlos Contreras / resumen.cl.

Tras el asesinato de Camilo Catrillanca, por efectivos del GOPE de Carabineros hace ya dos semanas, la violencia y la represión se han intensificado en la Araucanía. Muestra de ello fueron los allanamientos en las comunidades Coñomil Epuleo y Hueñaco Millao el fin de semana después de la muerte del comunero mapuche de 24 años de edad.

Otro ejemplo de la creciente violencia por parte de Carabineros de Chile en el Wallmapu fue el brutal despliegue de Carabineros de F.F.E.E este martes recién pasado en Victoria, donde un menor de edad terminó grave en el hospital por impactos de perdigones disparados por funcionarios policiales, mientras varios otros detenidos resultaron con lesiones menores. Tres de ellos pertenecían a la comunidad tradicional Temucuicui, al igual que Camilo Catrillanca.

La arbitrariedad y violencia de Carabineros también se registró en Temuco. El jueves recién pasado en pleno centro temuquense y tras una de las tantas manifestaciones de repudio a la muerte de Camilo, fue detenida la encargada de comunicaciones del departamento de Derechos Humanos de la Universidad de la Frontera (UFRO), Javiera denunció que sufrió vejaciones por parte de funcionarias policiales, quienes la obligaron sin motivo a desnudarse en dos oportunidades.

Javiera se desenvuelve en materia de DD.HH. en dicha casa de estudios de Temuco, informando y documentando sobre la situación de las y los manifestantes cuando son detenidos por Carabineros de Chile, en contextos de protesta social. “Estaba haciendo esto cuando veo a una mujer, que estaba siendo golpeada por Carabineros con un escudo, era una mujer mayor que estaba preguntando por su hijo, el niño no estaba involucrado en las manifestaciones y se lo llevaron. Esto fue cuando Carabineros hizo ingreso al hospital”.

Las y los manifestantes se encontraban en la plaza Dagoberto Muñoz, ubicada en las calles Blanco con Montt, frente al hospital regional de Temuco, al momento de ser violentamente reprimidos por Carabineros de Fuerzas Especiales. La joven afectada relató a Resumen que “toda la gente comenzó a correr despavorida para todos lados y ahí yo defiendo a esta mujer y el carabinero me dice: para arriba, pese a que les dije que era periodista de DDHH. Desde que me tomaron de tenida hasta que me soltaron nunca confirmaron que era periodista, incluso al momento de mi detención se llevaron al abogado Painavilo de Cidsur”.

Al momento de su detención, Javiera fue subida entre cinco carabineros a un bus policial, siendo agredida con golpes de puño por estos efectivos. “Como yo estaba colocando mucha resistencia, uno de ellos me estranguló el cuello con su brazo y luego de eso me suben como saco de papas a la micro y me dicen que si sigo grabando me romperían el teléfono, que me quedara callada y tranquila”.

La mujer afectada indicó que en todo momento les exigió explicaciones a los funcionarios de Carabineros del porqué de su detención, pero ninguno respondió, solo mantuvieron silencio. Las y los detenidos fueron trasladados a la segunda comisaria de Temuco, donde se intensificaron las vejaciones contra Javiera.

En el lugar fue el primer control, de nombre, Rut y domicilio, situación que se reiteraría inexplicablemente dos veces más. “Éramos siete mujeres esposadas, que fuimos trasladadas a constatar lesiones al Cesfam Miraflores desde la segunda comisaria. Al llegar ahí le digo que me duele donde me habían pegado y la enfermera me dice que si ella no veía nada no podía ponerlo en el documento, entonces le respondo que apunte que estoy con la regla y que necesito algún predual o cosas así. Cuando salgo la carabinera Romero me sujeta el brazo, donde tengo moretones y me dice camina con cuidado mierda”.

Luego de ser trasladas de vuelta a la segunda comisaria, de regreso del Consultorio Miraflores en Temuco, se les informó a los y las detenidas, entre ellas Javiera, que serían trasladadas a la octava comisaria de la misma ciudad. Los funcionarios policiales argumentaron que en la próxima comisaria estas treinta personas quedarían bajo custodia, porque tenían que arreglar papeleos pendientes durante la primera detención.

En dicho edificio de Carabineros comenzaron las mayores vejaciones en contra de estas siete mujeres detenidas, entre ellas la comunicadora. “Nos dicen que pasaremos al calabozo y que tienen que hacernos la revisión corporal, a lo que respondo que no me han leído los derechos y este tipo me dice que no estoy en calidad de detenida, si no bajo custodia y que si no colaboro no podrían dejarme libre porque faltaban papeles por revisar y me iría para la casa sin cargos”.

Javiera estaba pasando por su periodo menstrual, situación que argumentó frente a los uniformados, para expresar que no se desnudaría en la comisaria. La afectada señaló que las carabineras a cargo de este procedimiento eran de apellido Amigo, Ruiz y Muñoz, y una de ellas le preguntó: “¿Como sé que andas con la regla? y ahí le dije ¿quieres que te muestre? Y tuve que mostrarle mi toalla higiénica manchada. Luego en el calabozo las demás comentaron que les hicieron hacer cuclillas desnudas. Esa fue la primera vez que tuve que desnudarme”.

Carabineros le comunicó a las personas detenidas que serían trasladadas nuevamente a la segunda comisaria de Temuco, donde se les volvería a realizar un supuesto papeleo de rigor, pese a que en dos ocasiones ya se les habían tomado los datos. Las siete mujeres detenidas realizaron el trayecto de retorno a la segunda comisaria en una camioneta totalmente hacinadas. Iban esposadas y con problemas de respiración, golpeándose al interior del vehículo por los bruscos movimientos que apropósito realizaban los funcionarios policiales.

De regreso en la segunda comisaria de Temuco, funcionarios policiales volvieron a consultarles por sus nombres y domicilios, a lo que Javiera interpela a los carabineros diciéndole que ya habían pasado en dos ocasiones por ese proceso. Javiera fue detenida a las 22:00 horas de la noche del jueves pasado y a las 03:00 horas de la madrugada fue nuevamente obligada a desnudarse, pese a que se negó desde un comienzo. Ademas a esas horas, carabineros aun no entregaba ningún medicamento a Javiera por sus dolores menstruales, ni tampoco le permitían ir al baño a cambiarse.

Javiera explicó que “al momento de desnudarme la carabinera me dice que Fiscalía había dado la orden a las 01:00 de la mañana de liberar a todas las personas, por tanto nosotros no teníamos por qué haber pasado por ese mismo proceso porque ya estábamos en libertad. Después, cuando pude pasar al baño este era indigno, hediondo, con orina por todos lados y estaba al lado de la celda de los hombres, tenía una puerta diminuta y era totalmente antihigiénico”.

Carabineros les argumentó que no dejó en libertad a las y los detenidos, por que debido a la cantidad de estos, el trámite se había alargado más de lo común. Una respuesta incoherente si se toma en cuenta que ellos mismos decidieron hacer el control de datos personales en tres ocasiones.

Javiera recalcó que la finalidad de Carabineros es causar miedo entre las personas que participan de movilizaciones, de manera directa o indirectamente. “Ellos se sienten con la libertad de hacer y deshacer como quieren, como desnudarte dos veces. Acá en la Araucanía siempre realizan estos procedimientos y solo es una forma de amedrentar a quienes se manifiestan por una causa justa”.

La afectada aseguró que visibilizará de todas las manera posible su caso. Por lo pronto Javiera está siendo asesorada por una abogada del Centro de Investigación Sur (Cidsur) y del INDH, para decidir si emprenden una querella o un recurso de amparo en su favor, acciones judiciales que deberían concretarse en los próximos días.

24 de Noviembre 2018.

Fuente: https://resumen.cl/articulos/mujer-obligada-a-desnudarse-dos-veces-por-carabineros-es-una-forma-de-amedrentar-a-quienes-se-manifiestan/?fbclid=IwAR1XyNbtprsJ_nsGp9u1F5cpBB3P98H7yxSY1mdwlggVnRofi2P74OyVtQ0

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.