Venezuela y mas allá: La lucha antiimperialista de los pueblos está de regreso.

¡Es el imperialismo, estúpido!

por Manuel Cabieses D.

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miseria a nombre de la libertad”. SIMÓN BOLÍVAR

En su discurso del 18 de febrero en Miami el presidente Trump afirmó “que un nuevo día llega a América Latina”. Fue la oratoria remozada de James Monroe en el siglo XIX proclamando que América es propiedad de EE.UU. Desde entonces cerca de cincuenta intervenciones en países latinoamericanos confirman que la Doctrina Monroe es la matriz permanente de la política de EE.UU. hacia América Latina y el Caribe. Ya se trate de presidentes demócratas (Kennedy y la invasión a Cuba) o republicanos (Nixon y el derrocamiento del presidente Salvador Allende), el meollo de la política hemisférica de EE.UU. es la dominación. Para mantenerla no titubea en violar el derecho internacional y pisotear la soberanía y el derecho a la autodeterminación de nuestros países.

Venezuela ha sufrido la experiencia de ambas caras de la política aplicada desde la Casa Blanca. El 9 de marzo se cumplirán cuatro años del decreto del presidente Barak Obama (demócrata) que declaró a Venezuela una “amenaza a la seguridad” de EE.UU. Eso dio cobertura “legal” a una escalada intervencionista que el presidente Donald Trump (republicano) pretende ahora convertir en agresión armada.

Para llegar al punto en que nos encontramos, los arrenquines del imperio desplegaron sus artes viles para debilitar a Venezuela. Siguiendo orientaciones de Washington se formó el Grupo de Lima;  Judas Almagro fue designado secretario general de la OEA; se boicoteó el diálogo gobierno-oposición en República Dominicana y -¡la guinda de la torta!-  se creó un Frankestein: Juan Guaidó, encargado de un gobierno fantasma que ha sido reconocido por gobiernos que presumen de serios. Entretanto EE.UU.  apretó la soga financiera en el cuello de Venezuela y alineó a la Unión Europa detrás de su política injerencista. La asfixia económica fue el siguiente peldaño para provocar escasez de alimentos y medicinas, mercado negro, acaparamiento, especulación, hiperinflación y las múltiples formas de corrupción que engendran estas crisis, como bien sabemos los chilenos que vivimos la experiencia de los 70. A lo anterior hay que sumar el drama de la migración. Centenares de miles de venezolanos –al igual que en América Central- han debido salir de su país en busca de mejores condiciones de vida.

Una guerra sicológica de magnitud desconocida en la región –salvo los casos de Cuba y Chile- se encargó de crear una imagen distorsionada de la realidad venezolana. Las mentiras sobre Venezuela ruedan por el mundo sin límites ni fronteras éticas. Algún día el rol miserable del “periodismo” de las oligarquías, tendrá que ser juzgado como el  asesinato mediático de la verdad para agredir a un pueblo que sólo pretende construir su propio destino.

Sin embargo, lo sobresaliente en la situación actual es que una mayoría impresionante del pueblo –incluyendo sus Fuerzas Armadas- no ha caído en la desmoralización a que pretende empujarlo la ofensiva de EE.UU.

El discurso de Trump en Miami fue respondido con altivez y dignidad por el presidente Nicolás Maduro. Asimismo el torpe intento de Trump de sobornar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para inducirla a un golpe de estado, encontró la contundente respuesta del general Vladimir Padrino López y de los comandantes de las distintas ramas de las FANB y la Milicia. El discurso del general Padrino López, que reitera la doctrina bolivariana y socialista de las FANB, es una pieza notable del pensamiento militar antimperialista y antioligárquico. Abre una perspectiva muy distinta de lo que ha sido la conducta histórica de los ejércitos de la región, sempiternos servidores de las oligarquías (1).

Trump también ha amenazado a Cuba y Nicaragua. Son los objetivos siguientes si la agresión a Venezuela alcanza sus objetivos. El energúmeno yanqui ha sido claro y rotundo: EE.UU. no permitirá ningún régimen socialista en América Latina y el Caribe. Su notificación interpela a los sectores sociales y políticos que trabajan por construir propuestas democráticas y sociales de mayor equidad y justicia en el continente. La solidaridad activa con Venezuela Bolivariana es una cuestión de vida o muerte para los venezolanos… y para nosotros, latinoamericanos y caribeños.

MANUEL CABIESES DONOSO

Febrero 2019

Discurso General padrino López, https://www.puntofinalblog.cl/blog/respuesta-del-ministro-de-la-defensa-de-venezuela-a-donald-trump


Asamblea Internacional de los Pueblos fortalecerá la solidaridad con Venezuela.

18 Feb. 2019 – Una vez más la atención del mundo se vuelca hacia Venezuela, no solo en el intento de algunos países en vulnerar su soberanía, sino en la solidaridad que organizaciones sociales y políticas expresan hacia el pueblo venezolano.

Esta manifestación se materializará el próximo 23 de febrero, con la realización en Caracas de la Asamblea Internacional de los Pueblos en solidaridad con la revolución bolivariana y contra el imperialismo, encuentro impulsado por organizaciones sociales de todos los continentes, que tiene entre sus objetivos dar una muestra de respaldo al país y a la Revolución Bolivariana.

Así lo informó Joao Pedro Stédile, dirigente del Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil y principal promotor de la AIP. Para el dirigente brasileño, se debe respaldar a Venezuela ya que es la primera barrera de la crisis mundial del capitalismo, “si el imperio rompe la barrera y se apodera del petróleo venezolano, lo hará con muchas más facilidades en otros países y otros continentes”, indicó.

Según Joao Pedro, el mundo vive esta crisis provocada por el capitalismo desde el 2008; es por esto que sus actores tratan de recomponerse haciendo una ofensiva hacia los bienes comunes de la naturaleza (petróleo, minería, agua y semillas), hacia los derechos de los trabajadores y con agresiones a través de invasiones militares como Libia, Siria y ahora Venezuela.

En ese sentido, Carlos Barrientos, del Comité de Unidad Campesina (CUC) de Guatemala y delegado de la AIP, dijo que el espíritu venezolano está presente en la mística de lucha de las organizaciones populares de todo el continente, “porque la lucha no es solo de los venezolanos y venezolanas, es de todos los latinoamericanos… porque Venezuela es una trinchera de resistencia y esperanza”, agregó.

Por su lado, la delegada de los Estados Unidos y parte del Colectivo Artístico Rebel Díaz, Claudia De La Cruz, expresó un agradecimiento a la Revolución Bolivariana ya que el Comandante Chávez apoyó activamente al pueblo estadounidense, especialmente a los más pobres durante momentos en que el gobierno de los EE.UU. los marginó más.

“Entonces el pueblo de los Estados Unidos entiende que tenemos una deuda histórica con Latinoamérica, que desafortunadamente ha sido tratada como el patio… y esperamos en crear vínculos de solidaridad, en crear puentes y proyectos en común” indicó la activista de los EE.UU.

Los pueblos en solidaridad con Venezuela.

La Asamblea Internacional de los Pueblos en solidaridad con la revolución bolivariana y contra el imperialismo se realizará en la ciudad de Caracas, desde el 23 al 27 de febrero con la participación de más de 400 delegados y delegadas pertenecientes a movimientos de base y organizaciones políticas y sociales de todo el mundo.

Según Joao Pedro Stédile, del MST y organizador del encuentro, se quiere hacer una asamblea que pueda articular a luchadores y luchadoras sociales de los pueblos en todos los continentes para denunciar la ofensiva de los capitalistas, como culpables de la crisis que viven los países del mundo y, por otro lado, evidenciar el renacer de las luchas como lo que se viene realizando por las mujeres en la India, los chalecos amarillos en Francia y las mismas movilizaciones en Brasil.

“Luchas que la prensa burguesa y las redes sociales esconden, porque ante esa crisis económica, también, el nuevo fenómeno que hay es que los capitalistas están utilizando una guerra ideológica hecha por la TV, la cultura y las redes difundiendo todo tipo de mentira”, dijo el líder social brasileño.

A través de la AIP los delegados y las delegadas nacionales e internacionales podrán compartir estas ideas, además de “llenarnos de energía y seguir adelante con nuestras luchas antiimperialista y antifascistas”, concluyó el dirigente Sin Tierra.

Fuente: https://www.aporrea.org/tiburon/n338550.html

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.