Chile Piñera: El capital no tiene moral, salvo la del interés propio.

El comercio por sobre los Derechos Humanos: cuando el Gobierno condena solo a ciertas naciones.

por Montserrat Rollano/DiarioUchile.

La relativización del régimen chino, por un lado, y la enérgica condena al gobierno venezolano, por el otro, ha puesto en entredicho las motivaciones del Presidente Sebastián Piñera, a quien se le acusa de llevar las relaciones internacionales del país “por impulsos personales”.

Política exterior se transforma en el dolor de cabeza de Piñera: China y carta a la CIDH generan ruido interno en el oficialismo.

por El Mostrador.

El manejo de las relaciones exteriores de este Gobierno no sólo ha sido blanco de duras críticas por parte de la oposición. El presidente de RN, Mario Desbordes, dijo “no compartir” los dichos del Mandatario que defendió a China bajo el argumento de que «cada cual tiene el sistema político que quiere”. Otro flanco abierto es la declaración emitida por la Cancillería el lunes sobre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). En este punto, hasta el ministro de Justicia Hernán Larraín asumió que “probablemente pudimos haber hecho mejor las cosas”.

“Este ha sido el peor año de la política exterior chilena”, fue el lapidario análisis del ex canciller Ignacio Walker, respecto al manejo de las RR.EE. de Chile bajo el mandato de Sebastián Piñera. El problema es que no se trata sólo de un diagnóstico que viene de las filas de la oposición, sino que también es un dolor de cabeza en el oficialismo.

Política exterior se transforma en el dolor de cabeza de Piñera: China y carta a la CIDH generan ruido interno en el oficialismoAl menos son dos los temas que han provocado ruido en las últimas horas: uno es la declaración emitida el lunes por la Cancillería sobre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); el otro flanco son las declaraciones del Presidente para defender al régimen comunista, bajo el argumento de que «cada cual tiene el sistema político que quiere”. Desde la oposición lo acusaron de “doble estándar”, considerando la postura crítica que el Mandatario exhibe hacia gobiernos de la región como Venezuela y Cuba.

Pero en el oficialismo, donde siempre han llevado la voz cantante a la hora de condenar los regímenes de izquierda, los dichos de Piñera también causaron sorpresa. Y así quedó reflejado en los dichos de Mario Desbordes, presidente de Renovación Nacional: “No la comparto”, dijo enfático en canal 24 Horas.

“No me cabe duda que desde el punto de vista mío, occidental, lo deseable es una democracia. ¿Es el ciudadano chino el que quiere ese tipo de Gobierno? Entiendo que no”, señaló el timonel RN.

La misiva a la CIDH

Pero no sólo China genera ruido en el oficialismo. La declaración emitida el lunes por el Gobierno sobre la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) también provocó revuelo.

El comunicado emitida por la Cancillería, suscrito en conjunto con los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay, plantea las inquietudes de los Estados firmantes “en relación con el actual funcionamiento del sistema regional de protección de derechos humanos” y piden que respete la autonomía de los países en la promoción y protección de derechos sin invadir las competencias de los Estados.

Por este tema, el ministro de Justicia, Hernán Larraín, llegó hasta la Comisión de RR.EE. de la Cámara de Diputados para dar explicaciones por el tema. Allí, hizo un mea culpa: «Probablemente pudimos haber hecho mejor las cosas (…) si hubiésemos tenido un mejor manejo y control que no tuvimos», dijo.

Es más, señaló que “nosotros mismos nos dimos por sorprendidos cuando conocimos por la prensa esta información, cómo se manejó la entrega de este antecedente ante la Comisión, cuándo, cómo y dónde”, aludiendo al que el documento fue emitido por Cancillería.

De todos modos, Larraín intentó justificar la misiva, señalando que «lo importante es que Chile y otros países quieren fortalecer el sistema interamericano de DD.HH”, dado que en la actualidad  -a su juicio- “se están llevando casos en que no se han agotado las instancias internas o se están discutiendo cuestiones que corresponden más que a la vulneración de un derecho, a políticas públicas que deben ser zanjadas por organismos democráticos, como nuestro Congreso».

En la misma línea, la subsecretaria de RR.EE., Carolina Valdivia, dijo que el objetivo que busca Chile no es “debilitar” el sistema interamericano de DDHH, sino “mejorarlo y de fortalecerlo, de manera de conversar con los Estados que somos miembros de la OEA”. A su juicio, se trata de una  “fórmula para iniciar el diálogo”.

La acción del Gobierno provocó duras críticas de la oposición, al punto que durante esta jornada la sala de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de resolución presentado por la bancada del Partido Socialista donde se solicita al Presidente Sebastián Piñera que reconsidere el contenido de la declaración enviada a la CIDH.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/tv/2019/04/25/el-mostrador-en-la-clave-el-manto-de-dudas-que-envuelve-al-ministro-chadwick-y-los-coletazos-tras-los-polemicos-dichos-de-rafael-caviedes/


La errática gira por Asia: segundo error de Piñera desata críticas al manejo de su política exterior.

por El Mostrador.

La frase del Presidente Sebastián Piñera en defensa del régimen chino desató la polémica. El timonel del Partido Comunista, Guillermo Teillier, se preguntó “por qué Piñera se mete en Venezuela” si dice que “cada país tiene el sistema político que quiera”, mientras el diputado PS Jaime Naranjo dijo que el Mandatario “ha perdido autoridad para referirse al tema de los derechos humanos”. Diputados DC calificaron la conducción en materia de RREE como “errática, zigzagueante, vacilante y guiada por impulsos personales” e ingresaron un proyecto de acuerdo para condenar la violación de derechos humanos en China.

En el marco de su gira por Asia, el Presidente Sebastián Piñera defendió la firma de acuerdos con un régimen como el chino, señalando que «cada uno tiene el sistema político que quiera darse». La declaración desató una nueva polémica respecto al manejo internacional del actual Gobierno, que quedaron reflejadas en el desolador diagnóstico del excanciller Ignacio Walker: “este es el peor año de la política exterior chilena desde la recuperación de la democracia «.

Desde la oposición enrostraron el doble estándar del mandatario. «Usted, Presidente Piñera, ha perdido autoridad para referirse al tema de los derechos humanos», espetó el diputado del Partido Socialista Jaime Naranjo, mientras el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teillier, se preguntó “por qué Piñera se mete en Venezuela” si dice que “cada país tiene el sistema político que quiera”.

Las declaraciones de Piñera se suman a sus dichos cuando -en un intento por hacer un nuevo guiño amistoso a su embajador plenipotenciario en Asia Pacífico, Eduardo Frei Ruiz-Tagle (DC)- lanzó una frase completamente errónea, asegurando que las relaciones entre Chile y Beijing se iniciaron con el padre de éste, Eduardo Frei Montalva. Lo cierto es que el hito fundamental ocurrió en el Gobierno de Salvador Allende, lo que fue obviado por el Mandatario.

Proyecto de acuerdo

Para los diputados DC, los nuevos dichos de Piñera solo vienen a confirmar que la conducción del Presidente Piñera, en materia de RREE, es “errática, zigzagueante, vacilante y guiada por impulsos personales”.

A juicio del diputado falangista Matías Walker, “ustedes comprenderán que los   ciudadanos chinos nunca  han elegido  vivir  bajo en régimen dictatorial, que  viola constantemente  los DDHH  como lo ha consignado el último informe  de la  Alta Comisionada de Derechos Humanos de  Naciones Unidas Michelle Bachelet y también  Amnistía internacional y  Human Rights Watch”.

En torno a esta contingencia, la bancada de la Democracia Cristiana ingresó un proyecto de acuerdo que solicita al Presidente de la República que instruya al canciller para que exprese formalmente a la República Popular de China, el rechazo de Chile a la vulneración a los derechos humanos en dicho país.

El proyecto fue ingresado por Matías Walker, presidente de la Comisión de Constitución; Manuel Antonio Matta, integrante de la Comisión de RREE y el diputado DC Raúl Soto. El texto fue firmado, además, por el diputado del PS, René Naranjo.

Al respecto, Naranjo añadió que “el país ha sido testigo de cómo nuestro Presidente Piñera ha hecho gárgaras en Latinoamérica por los derechos humanos, pero curiosamente en la República Popular China ha dicho una cosa que es sorprendente, y esa frase le va a pesar. Ha dicho ‘cada país se da el gobierno que quiere'», dijo el parlamentario socialista.

Naranjo añadió que «si usted sostiene eso en China, donde es una dictadura, donde se encarcela, donde no existe libertad de expresión, usted ha perdido también toda credibilidad cuando dice que está luchando por los derechos humanos en Venezuela, en Nicaragua, en Cuba, que la respuesta puede ser la misma».

Finalmente, el diputado sostuvo que «hay que tener una sola postura. Los derechos humanos se violan en todos los países donde existen dictadura, y por consiguiente la opinión debe ser una sola. Los derechos humanos son universales y no tienen fronteras, y por consiguiente hay que condenarlos en Venezuela, en Nicaragua, en Cuba y también en China».

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2019/04/25/la-erratica-gira-por-asia-segundo-error-de-pinera-desata-criticas-al-manejo-de-su-politica-exterior/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.