Argentina: Un ex militar admitió que tiraron vivas al mar a más de 4 mil personas. [+ Video]

Por Xan Pereira Castro.

El ex militar Nelson Ramón González declaró como testigo en el marco de la llamada causa Contraofensiva, que investiga delitos de lesa humanidad cometidos por la última dictadura cívico-militar en los años 1979 y 1980, y aportó información clave sobre los vuelos de la muerte y el mecanismo de secuestros, torturas y desapariciones puesto en marcha por el Ejército.

“El testimonio de González es muy importante, porque pone en la escena judicial algo que no había sido judicializado hasta el momento y, al mismo tiempo, contribuye a entender el nervio central de la represión en toda la Argentina”, consideró Pablo Llonto, abogado querellante en el juicio, en diálogo con Página 12.

El ex militar declaró ante el Tribunal Oral Federal 4 de San Martín. Durante el primer tramo de su relato, confirmó que tuvo como destino Campo de Mayo para el momento de la Contraofensiva, el nombre con el que se llamó al regreso de un grupo de militantes montoneros al país entre 1979 y 1980.

González contó que los fusilamientos de los militantes secuestrados Zucker y Frías sucedieron en la zona del polígono de tiro del predio, y que de ellos participaron algunos jefes del Ejército. Consultado sobre qué habían hecho los militares tras los fusilamientos, González soltó: “Con todo respeto por los familiares, los quemaron ahí con cubiertas. Lo reconoció Taborda, que era el encargado de sección”.

Agregó, de igual forma, que por Campo de Mayo “pasaron unas cuatro mil personas que luego fueron arrojadas vivas al mar”. Según precisó González, los vuelos de la muerte salían de la Compañía de Aviación: “Era sabido en todo Campo de Mayo. Ahí estaban los aviones Fiat y los vuelos salían de ahí. En todos lados se comentaba”, completó.

“González habló porque le pesa en la conciencia haber formado parte de un Ejército en el que él no quería estar. Su testimonio fue muy valiente, muy transparente y muy veraz”, observó Llonto.

González brindó, además, detalles sobre el fusilamiento de Federico Frías, de Marcos Pato Zucker y de otras dos personas que aún no fueron identificadas.

3 de Junio, 2019.

Fuente: https://spanishrevolution.org/argentina-un-ex-militar-admitio-que-tiraron-vivas-al-mar-a-mas-de-4-mil-personas/


Buscamos vida, los crímenes en Campo de Mayo. (fragmentos del documental).

¿Por qué Campo de Mayo?

En este documental abordamos el tema de la participación civil empresarial dentro del esquema represivo del sistema capitalista diseñado por el imperialismo yanqui y ejecutado por la CIA, el plan Cóndor y las fuerzas armadas que venían derrocando las democracias del Cono Sur de nuestro continente.

Desde el año 1973, las empresas multinacionales se reunían en Campo de Mayo para planificar, financiar y dirigir el aniquilamiento a la clase obrera organizada y lo mejor de sus organizaciones revolucionarias. Los empresarios emplearon en sus establecimientos a los elementos de inteligencia de las fuerzas armadas, de seguridad, la Triple A y las patotas de la burocracia sindical, en lugares claves donde se organizaba la resistencia obrera a los planes neoliberales. El Ejército Argentino en la década de 1970 fue el represor hegemónico del PRT-ERP y otras organizaciones de izquierda, como Organización Comunista Poder Obrero (OCPO), Montoneros, Vanguardia Comunista, etc., quienes tenían mayor arraigo en la clase obrera organizada. Los golpistas genocidas del 24 de marzo de 1976, como cada golpe de Estado desde 1930, para justificar sus crímenes invocaron la salvación de la patria y la lucha contra las ideas foráneas, pero destruyeron la industria nacional, saquearon el país y lo entregaron a las empresas multinacionales. En Campo de Mayo funcionaron 4 campos de concentración (El Campito, Las Casitas, La Prisión Militar de Encausados y el Hospital Militar) donde fueron secuestrados torturados y luego desaparecidos más de 5.000 hombres y mujeres de nuestro pueblo.

En el Hospital Militar de Campo de Mayo funcionó una maternidad clandestina donde los militares se apropiaron de los hijos de las prisioneras que daban a luz y posteriormente eran desaparecidas. Porque pensamos que la movilización es la única forma de accionar las causas judiciales que están durmiendo desde hace años en los juzgados – caso Ford, Mercedes Benz, Astarsa, Acindar, Ingenio Ledesma, Loma Negra, Papel Prensa, etc.- invitamos a sumar nuevos casos contra empresas responsables del genocidio y que ayuden a fortalecer el reclamo de justicia. Este documental es una herramienta que nos permite apoyar la lucha que vienen realizando los organismos de derechos humanos y los compañeros trabajadores y delegados de los años 70 desde hace años por juicio y castigo contra las multinacionales responsables de estos crímenes. (https://www.youtube.com/watch?v=spMSLD6xj5g)

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.