El caso ISIS (Estado islámico). La visión Kurda. Parte II.

Llevar a ISIS ante la justicia (Parte II.)

En ocasión de la celebración del Foro Internacional sobre ISIS, realizado en Qamishlo (norte de Siria) los días 6, 7 y 8 del presente mes de julio 2019, el Centro de Información de Rojava (RIC) ha editado un informe bajo el título “Llevar a ISIS ante la justicia. Hacia un tribunal internacional en el noreste de Siria”.

En esta oportunidad, presentamos la segunda parte de la investigación. Para leer el primer capítulo, ingresar aquí.

Sospechosos y afiliados de ISIS en el noreste de Siria: una visión general

ISIS ha sido derrotado como fuerza militar y territorial en una campaña de cuatro años que culminó en una batalla final en Baghouz, donde las Fuerzas Democráticas de Siria (SDF, por sus siglas en inglés) y la Coalición Internacional contra ISIS, celebraron su victoria el 23 de marzo de 2019. Más de 60.000 personas fueron evacuadas de Baghouz desde diciembre 2018 hasta el final de la campaña, superando ampliamente las cifras esperadas, con 9.000 personas en tan solo tres días. La mayoría de los evacuados eran las familias de los combatientes de ISIS.

En enero de 2019, la Administración Autónoma del Norte y Este de Siria (AANES) declaró que sólo tenía 1.500 prisioneros de ISIS, pero este número aumentó rápidamente durante la operación de Baghouz, ya que miles de sospechosos de ISIS se rindieron o fueron evacuados. Un mes después de la victoria, la Oficina de Asuntos Exteriores de la AANES declaraba que 11.000 miembros armados de ISIS se encontraban en centros de detención en el noreste de Siria, además de 72.000 mujeres afiliadas a ISIS y niños en los campos bajo el control de la AANES. Este número de personas procede de al menos 54 países. Los hombres que se creía que eran miembros de ISIS fueron llevados a centros de detención, mientras que las mujeres y los niños y niñas fueron evacuados a campamentos seguros. En los centros de detención, los sospechosos son examinados biométricamente con el fin de identificarlos. Se están recopilando documentos sobre los sospechosos de ISIS, tanto de hombres, como mujeres y niños. Según el abogado y miembro del Comité Judicial del Noreste de Siria, Loqman Ibrahim, organizaciones internacionales de derechos humanos han visitado las cárceles y afirmado que se cumplen las normas internacionales de derechos humanos, y se ha invitado oficialmente a observadores internacionales a visitar los centros de detención mediante un memorándum enviado a cada Estado miembro de la Coalición Internacional contra ISIS.

En una visita anterior a las prisiones del noreste de Siria, los observadores de Human Rights Watch también indicaron que eran precisas mejoras en términos del proceso debido y de derechos humanos, pero que la AANES estaba abierta a críticas y mejoras en estos ámbitos.

De los sospechosos de ISIS retenidos por las SDF, la mayoría son sirios e iraquíes. Los sospechosos sirios son juzgados por los Tribunales de Defensa del Pueblo, donde hasta ahora más de 7.000 sospechosos de ISIS han sido juzgados y sentenciados, y otros 6.000 están a la espera de juicio. En el nordeste de Siria no existe la pena de muerte, tras su abolición al alcanzar su autonomía del régimen sirio, y la pena máxima es de 20 años de prisión. El sistema legal en el noreste de Siria garantiza el acceso a un abogado defensor y el derecho a la apelación, lo que contrasta con los tribunales equivalentes de Irak. Se ha pedido ayuda a la Coalición Internacional para hacer frente al creciente número de sospechosos que son juzgados en estos tribunales, aunque los miembros extranjeros de ISIS no son juzgados en estos tribunales.

Sólo en marzo, 30.000 iraquíes fueron capturados por las SDF en territorio de ISIS. Irak está planeando ahora construir un centro de detención para ellos en Irak. 1.700 familias del campamento de Al Hol se han inscrito en la ONU para su repatriación voluntaria, si bien según un cooperante del campo “los iraquíes dentro del campo han comenzado a desinscribirse a causa de la retórica del gobierno iraquí y el temor a lo que podría ocurrirles”. Las SDF han transferido a cientos de ciudadanos iraquíes a su país y está previsto transferir a muchos más, si bien estas transferencias se han interrumpido a raíz de la decisión del Estado iraquí de ejecutar a algunos de los transferidos a su jurisdicción.

La mayoría de las mujeres y los niños han sido ubicados en Al Hol, un campo de refugiados en la región de Hasakah, en el noreste de Siria. La llegada de miles de mujeres y niños procedentes del último bastión de ISIS ha colapsado el campo. Creado originalmente para albergar a refugiados iraquíes, Al Hol fue construido para cobijar a 20.000 personas, pero ahora alberga a más de 70.000, casi el doble de personas incluso después de los recientes esfuerzos de ampliación que elevaron su capacidad a 40.000. Entre los residentes del campamento hay más de 30.000 sirios y más de 30.000 iraquíes en la sección “mixta”, que comprende tanto a refugiados locales que huyeron de ISIS como a los que vivieron bajo ISIS hasta la liberación por parte de las SDF, y a mujeres y niños de nacionalidad siria o iraquí vinculados a ISIS. Un “anexo” separado alberga a más de 11.500 mujeres y niños extranjeros vinculados a ISIS.

En los campamentos se proporcionan alimentos, atención médica y educación, aunque la Administración Autónoma se ha encontrado con graves dificultades para atender a tantos niños.

La crisis humanitaria en Al Hol, en particular, ha sido bien documentada. Sobre todo, en las primeras semanas después de la liberación de Baghouz, las autoridades de los campamentos lucharon para proporcionar atención sanitaria básica, alimentos y agua potable a miles de recién llegados. Leishmaniasis, tuberculosis, sarampión, hepatitis, diarrea aguda, diarrea sanguinolenta y desnutrición aguda grave (SAM), son las enfermedades más frecuentes. Más de 200 niños han muerto durante su traslado hacia y en el campamento, principalmente debido a enfermedades, lesiones y desnutrición severa heredadas de su tiempo viviendo bajo el control de ISIS.

El coste diario del campamento se eleva a más de 700.000 dólares sólo para el mantenimiento básico, a 10 dólares por persona, o más de 250.000.000 de dólares por año, una suma enorme para que la Administración Autónoma la consiga, y que ha tenido que recortar los salarios de las SDF y otros empleados de las AANES para tratar de mantener el campamento funcionando. Está gestionándose ayuda internacional y trabajos de ampliación del campamento, aunque estos esfuerzos se ven obstaculizados por las limitaciones de la ayuda internacional al nordeste de Siria impuestas por su falta de estatus político. Por ejemplo, las organizaciones benéficas médicas no pueden trabajar directamente con la Administración Autónoma, lo que significa que no pueden patrocinan o apoyar a muchos de los hospitales y puntos médicos dentro del campamento.

Estimación del número de extranjeros sospechosos de integrar ISIS y afiliados detenidos en el noreste de Siria

La Administración Autónoma ha manifestado que sigue trabajando en el registro de nacionalidades y cifras de las personas detenidas en sus prisiones y recluidas en sus campos. Sin embargo, nuestra mejor estimación para el número de sospechosos extranjeros de ISIS y parientes afiliados detenidos en el noreste de Siria es de aproximadamente 14.500.

-1.200 mujeres y niños en el ‘Anexo’ (sección para extranjeros) del campamento de Al Hol: 3.236 mujeres extranjeras y 7.930 niños. La mayoría de las personas indicada en el anexo son mujeres nacidas en el extranjero y sus hijos. Sin embargo, en el anexo también se indican varias mujeres locales que dieron a luz a hijos de combatientes extranjeros de ISIS y se les ha permitido permanecer con sus hijos. Esto incluye aproximadamente 200 niños, por lo que podemos estimar que hay menos de un centenar de madres.

–1.200 mujeres y niños extranjeros en el campamento de Roj: 354 mujeres nacidas en el extranjero y 795 niños en el último recuento, aunque el número ha aumentado ligeramente después de transferencias limitadas desde Al Hol.

-950 mujeres y niños extranjeros en el campamento de Ain Issa: 249 mujeres extranjeras, con aproximadamente 700 niños.

-1.000 combatientes extranjeros detenidos: según la última cifra oficial facilitada por la Administración Autónoma hay 1.000 combatientes extranjeros detenidos aún, aunque hay datos contradictorios de Estados Unidos y de los funcionarios de la Administración Autónoma, variando el número de combatientes extranjeros desde varios cientos hasta 1.000 o 2.000.

Trabajando con estas cifras, llegamos a una estimación aproximada de 14.500.

También es importante señalar que estas cifras excluyen a los miembros iraquíes de ISIS y a las personas vinculadas a ISIS, clasificadas como sirios. En el campo de Al Hol, por ejemplo, el 43% de los residentes son ciudadanos sirios, el 42% son ciudadanos iraquíes y el 15% extranjeros.

Algunos de los que se cuentan como extranjeros pueden tener la ciudadanía iraquí y siria, pero han viajado y vivido en Irak y Siria con el propósito de unirse a la milicia yihadista. Según un informe del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización (ICSR), con sede en Londres, más de 40.000 ciudadanos extranjeros se unieron a ISIS en Irak y Siria entre 2013 y 2018.

Determinar el número de extranjeros entre los miembros de ISIS ha sido difícil, particularmente con respecto a sus movimientos una vez que entraron en territorio controlado por ISIS. Se afirma que por lo menos 15.000 individuos abandonaron el territorio controlado por ISIS, dos tercios de los cuales probablemente siguen en libertad. En agosto de 2018, la ONU informó que otros 10.000 combatientes están bajo custodia iraquí. Se espera que el número aumente a medida que se vayan realizando las pruebas de detección de extranjeros.

No se sabe exactamente cuántos niños nacieron de extranjeros en los territorios controlados por ISIS. Según un informe de 2018 del ICSR, al menos 3.704 niños nacidos de extranjeros fueron llevados al territorio de ISIS por sus padres o tutores.

Información país por país sobre sospechosos extranjeros de ISIS en el noreste de Siria

Hemos recopilado la información existente sobre el número de ciudadanos y nacionales de Estados extranjeros clave que actualmente se encuentran detenidos en el noreste de Siria. A continuación, se puede ver un desglose similar, Estado por Estado, de las repatriaciones de combatientes de ISIS y de las personas vinculadas a ISIS a sus Estados de origen, así como el estado de las negociaciones de estos Estados con la AANES.

Este cuadro no incluye una lista exhaustiva. Las cifras siguen estando poco claras respecto a muchos paises, ya que ni la mayoría de los gobiernos ni la Administración Autónoma publican información detallada en este momento. La situación tampoco está clara -por ejemplo, entre los detenidos por ISIS hay muchos más autoproclamados estadounidenses que estadounidenses reales-. La Administración Autónoma ha creado una comisión para intentar determinar las cifras exactas.

La repatriación como solución para los sospechosos extranjeros de ISIS

Los supervivientes de las atrocidades de ISIS en Siria e Irak han estado pidiendo mecanismos de la justicia internacional en los últimos cinco años. Sin embargo, se ha avanzado poco hacia una solución de este tipo, con una escasa repatriación y enjuiciamiento de los combatientes de ISIS que regresan a sus países de forma individual, en ausencia de una respuesta global conjunta. Después de la derrota militar de ISIS en Baghouz en marzo de 2019, han comenzado discusiones serias sobre cómo tratar con los miles de combatientes de ISIS, además de las mujeres y los niños, actualmente detenidos tanto en el noreste de Siria como en Irak. Las siguientes secciones de este informe examinan con más detalle algunas de estas propuestas.

La posición del noreste de Siria sobre la repatriación

A partir de principios de 2015, los miembros de ISIS se rindieron o fueron capturados por las SDF. Según se fue reduciendo el área de control territorial de ISIS, creció el número de sospechosos extranjeros. Desde entonces, las SDF han estado instando a los países a que recuperen a sus ciudadanos, citando, entre otros factores, la severa carga financiera para la AANES. Incluso antes de la operación final contra ISIS en el noreste de Siria, se completaron con éxito repatriaciones de combatientes extranjeros capturados. Por ejemplo, ciudadanos de Indonesia, Rusia, Estados Unidos, Líbano y Francia fueron devueltos a sus Estados de origen.

Estas demandas fueron repetidas por SDF y AANES a lo largo de las operaciones finales contra ISIS en la región de Deir Ezzor. Sin embargo, el tema se convirtió en objeto de un debate público más amplio en febrero de 2019, después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hiciera un llamamiento a los países europeos a través de Twitter para que repatriaran a sus ciudadanos a sus países de origen para enjuiciarlos. Diversos países europeos se posicionaron a favor y en contra de esta demanda en fechas posteriores. Varios representantes de la AANES también repitieron públicamente la demanda de repatriación a través de los medios de comunicación locales en ese momento, como Abdulkarim Omar, Copresidente de la Oficina de Relaciones Exteriores. En una declaración a finales de febrero, añadió que las mujeres y los niños deberían ser repatriados, rehabilitados y devueltos a sus sociedades, en el caso de que su culpabilidad en los crímenes de ISIS no pudiera ser probada.

Aunque se celebraron reuniones a nivel internacional entre los países de origen de los extranjeros de ISIS y la Administración Autónoma, las repatriaciones no se llevaron a cabo en este período, y parecía haber poco interés público en Occidente por tales repatriaciones. En Francia, por ejemplo, el presidente Emmanuel Macron anunció la repatriación de hombres, mujeres y niños, y luego en silencio archivó los planes tras la masiva protesta interna contra la propuesta.

Dos días después de la derrota militar de ISIS en Baghouz, se creó una comisión por parte de la Administración Autónoma para tratar el asunto de los detenidos extranjeros. Se intensificó el trabajo diplomático con los países involucrados, especialmente con los de la Coalición Internacional contra ISIS. Tras la brusca caída de las condiciones humanitarias en el campamento de Al Hol, precipitada por la llegada de miles de nuevos refugiados de Baghouz, la ONU instó a la comunidad internacional a asumir su responsabilidad. El enviado humanitario de la ONU para Siria advirtió que la población de los campos se encontraba en una situación desesperada e hizo un llamamiento a la comunidad internacional a asumir la responsabilidad de sus propios ciudadanos.

El Dr. Abdulkarim Omar indicó en abril de 2019 que la antipatía hacia la repatriación de los sospechosos de ISIS por parte de sus países de origen condujo a la decisión de realizar su enjuiciamiento en el noreste de Siria con apoyo internacional: “En este momento hay dos opciones: una es que los países repatrien a sus ciudadanos. Pero actualmente no hay ningún país que actúe en consecuencia. La otra opción es llevar a estas personas ante la justicia y llevar a cabo la rehabilitación de mujeres y niños aquí. Esto también requiere apoyo internacional. El problema es mucho más grande de lo comúnmente pensado. Si se rechazan ambas opciones, debe proponerse una alternativa. Pero, por lo que sabemos, ninguna alternativa se ha desarrollado hasta ahora”.

Esta demanda de ayuda internacional tuvo eco en muchas partes. “A pesar de que valoramos que las SDF han hecho un trabajo absolutamente admirable en la gestión de la situación, hay que tener en cuenta que hay más de 60.000 afiliados y combatientes de ISIS en poder de un actor no estatal. Esto significa que van a necesitar una ayuda significativa”, dijo a mediados de abril un alto funcionario de defensa de Estados Unidos. Organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales apoyaron el llamamiento a la repatriación y a la ayuda internacional, acusando a la comunidad internacional de no asumir su responsabilidad sobre los extranjeros de ISIS detenidos en el noreste de Siria. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos exige a los países europeos que repatríen a sus ciudadanos y los enjuicien en sus países de origen, mientras que Nadim Houry, de la organización con sede en Nueva York Human Rights Watch señalaba: “La llamada (…) es realmente una llamada de ayuda de las autoridades del noreste de Siria. (…) Han sido abandonados por la comunidad internacional en su lucha con las secuelas de ISIS”.

Las SDF también advirtieron del riesgo para la seguridad si se les dejaba en la situación actual sin ninguna perspectiva de solucionar el problema a largo plazo. También observaron que la amenaza constante de una invasión turca significaba que no se podía garantizar una mayor seguridad de los prisioneros de ISIS. La política kurda Fawza Yousef declaró: “Nuestra región se enfrenta a amenazas procedentes de diversas direcciones, especialmente del Estado turco. Si se produce una pequeña brecha de seguridad aquí, se creará un gran peligro… Sería como una granada de mano a la que se le ha quitado la espoleta”.

Después de repetidas demandas en este sentido, un puñado de países tomaron medidas para repatriar a sus ciudadanos; una lista completa de los que han tomado tal acción puede verse más abajo. Sin embargo, las repatriaciones se han mantenido de forma fragmentaria, con unas pocas potencias europeas que traen de vuelta a unos pocos niños vulnerables y un par de países de Europa del Este que han puesto en marcha programas de repatriación completos. La situación de la gran mayoría de los detenidos de ISIS en el noreste de Siria permanece sin cambios. El portavoz de las SDF, Mustafa Bali, declaró que estaba “contento de ver que más países están asumiendo su responsabilidad con sus ciudadanos”, pero añadió: “esto debe extenderse a los hombres y mujeres en nuestros campos y prisiones, no sólo a los niños”.

FUENTE: Rojava Azadi Madrid / Edición: Kurdistán América Latina

Fuente: http://kurdistanamericalatina.org/llevar-a-isis-ante-la-justicia-parte-2/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.