Haití: La lucha continúa. !Fuera Jovenel Moïse¡

Renuncia de Moïse, gobierno de transición y nueva constitución, las demanda Foro Patriótico haitiano.

El Foro Patriótico de Haití decidió continuar la movilización popular para forzar la dimisión inmediata del presidente Jovenel Moïse, y establecer un gobierno de transición por tres años para hacer frente a las urgencias del hambre, la miseria y el desempleo que afectan a más del 80% de la población, además de reformar las instituciones del Estado.

Tras tres días de intensos debates, una veintena de organizaciones sociales y partidos políticos de Haití acordaron enjuiciar a los responsables del desfalco de los fondos públicos, que de acuerdo con un informe del Tribunal Superior de Cuentas supera los dos mil millones de dólares. Un entendimiento nacional y unidad son las principales demandas de este foro que abordó  la crisis multidimensional del país.

El Foro, integrado por las centrales campesinas MPNKP, Tèt Kole, Krose y MPP, organizaciones de la sociedad civil, los movimientos sindical, estudiantil, de mujeres, de derechos humanos, obreras, de los barrios populares y partidos políticos, reunido entre el 27 y el 31 de agosto en la comuna rural de Hinche, a unos 80 kilómetros de Puerto Príncipe, decidió la elaboración de una nueva constitución a ser validada en referéndum popular.

Además, propuso el establecimiento de un gobierno de transición por un período de tres años, para hacer frente a las urgencias del hambre, la miseria y el desempleo que afectan a más del 80% de la población y reformar las instituciones del Estado en función de las necesidades de la población.

Asimismo, decidió organizar sin demora una Conferencia Nacional Soberana, es decir, un Gran Diálogo Nacional para orientar al país en función de la historia, la cultura, la identidad y las aspiraciones del pueblo haitiano y enjuiciar a quienes desfalcaron los fondos de Petrocaribe y de la Comisión Interministerial para la Reconstrucción de Haití (CIRH) así como a los responsables políticos y materiales de las masacres de La Saline y Carrefour Feuille, causante de más de un centenar de muertes.

Como otros estados del Caribe, Haití formó parte de Petrocaribe, el proyecto solidario del entonces presidente venezolano Hugo Chávez que les permitió a varios países acceder a petróleo a precios preferenciales. La malversación de más de 3.600 millones de dólares por el gobierno haitiano generó masivas protestas callejeras que acorralan al gobierno de Jovenel Moïse desde hace ya un año.

Haití sigue importando tres veces más de lo que exporta y la tasa de desempleo es de más del 70 por ciento. El Informe de Desarrollo Humano del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), publicado en septiembre de 2018, destaca que la calidad de vida no ha mejorado en Haití desde 1990.

Los participantes del foro decidieron formar coordinadoras departamentales y una Coordinación Nacional para llevar adelante la estrategia de movilización popular y definir un plan detallado sobre las características y responsabilidades del próximo gobierno de transición.

 Las diferentes exposiciones demostraron que el sistema capitalista, en lugar de ofrecer soluciones durables a los daños que provoca en el planeta, no deja de hundir a la humanidad en la desesperanza. Significa guerra y violencia, acaparamiento de los recursos naturales, hambre y miseria para las grandes mayorías, y desperdicio de comida por parte de unos pocos privilegiados, señala el comunicado final del encuentro.

Agrega que el capitalismo es el responsable de que los y las jóvenes deban huir en masa de su país, para intentar dejar atrás la sequía, las inundaciones, el desempleo, la marginación y todo tipo de vejaciones. Estas situaciones amplían las diferencias sociales y generan desigualdad y bloquean las posibilidades de que Haití conquiste su autonomía,

Haití es un país dependiente, sin infraestructura vial, donde alimentarse es casi un milagro diario, donde la democracia es inexistente y la corrupción generalizada. El fraude electoral y la injerencia de las embajadas de los países poderosos imponen presidentes, gobiernos incompetentes y parlamentos serviles, señala la declaración del Foro.

El Foro Patriótico señala que sólo la movilización del pueblo haitiano contra el sistema colonial y el régimen mercenario del partido gobernante Tet Kale (PHTK, Cabezas rapadas), podrá poner fin a esta situación. Recuerda que en los últimos años las movilizaciones se han vuelto cada vez más masivas e intensas contra el gobierno del presidente Jovenel Moïse, y contra su método para conducir al país.

Se trata de un gobierno neoliberal, antipopular, ilegítimo y antidemocrático que usurpó el poder en 2016 mediante elecciones reconocidamente fraudulentas. Desde entonces la casta del PHTK se muestra incapaz de suscitar voluntades en un país acéfalo desde hace meses, que ni siquiera ha podido conformar gobierno y elegir a un Primer Ministro estable.

Sólo la mal llamada “comunidad internacional”, en especial  los intereses espurios de los EU, Canadá, Francia, la OEA y el FMI, sostienen hoy en día a un presidente rechazado por todos los sectores de la vida nacional haitiana, sin excepción.

“Es evidente que su único interés es el de las grandes potencias extranjeras. (…) Este grupo de bandidos ha robado fondos multimillonarios del tesoro público que llegaron al país en el marco de los acuerdos de Petrocaribe”, agrega el comunicado del foro.

(*) Periodista venezolana, asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Fuente: http://www.surysur.net/renuncia-de-moise-gobierno-de-transicion-y-nueva-constitucion-demanda-foro-patriotico-haitiano/

————————————

 Declaración de Papay / Resoluciones finales del Foro Patriótico.

por Resumen Latinoamericano.

1. Introducción

Del 27 al 31 de Agosto de 2019, con base en una iniciativa de la plataforma 4G Kontre, que agrupa a las organizaciones campesinas MPNKP, Tèt Kole, KROSE y MPP, diversas organizaciones de la sociedad civil, el movimiento sindical, el movimiento estudiantil, organizaciones campesinas, de mujeres, de derechos humanos, obreras, de los barrios populares y partidos políticos, se reunieron en el Centro Lakay en la localidad de Papaye, para discutir sobre los grandes problemas que afectan al país.

2. Consideraciones y problemas a nivel internacional

Esta gran asamblea permitió a cada actor analizar la realidad estructural y coyuntural a nivel internacional y nacional.

Las reflexiones muestran que el sistema capitalista, en lugar de ofrecer soluciones durables a los daños que provoca en el planeta, no deja de hundir a la humanidad en la desesperanza. El capitalismo significa guerra y violencia por doquier. Significa acaparamiento de los recursos naturales. Significa hambre y miseria para las grandes mayorías, y desperdicio de comida por parte de unos pocos privilegiados. El capitalismo es el responsable de que los y las jóvenes deban huir en masa de su país, para intentar dejar atrás la sequía, las inundaciones, el desempleo, la marginación y todo tipo de vejaciones. Estas situaciones amplían las diferencias sociales y generan desigualdad.

Hoy en día, intelectuales y dirigentes señalan que el sistema capitalista debilita al país y bloquea las posibilidades de que Haití conquiste su autonomía, convirtiéndolo en un destino de consumo para la comida de pésima calidad que se produce a nivel internacional. Ésta sociedad multiplica las enfermedades que amenazan la salud de la humanidad y la existencia de la vida sobre el planeta.

3. Consideraciones y problemas a nivel nacional

A nivel nacional acontece exactamente lo mismo. Nuestro país es dependiente, la democracia inexistente y la corrupción generalizada. El fraude electoral y la injerencia de las grandes embajadas imponen presidentes, gobiernos incompetentes y parlamentos serviles. El gobierno mercenario del PHTK es el único beneficiario de la dominación imperialista. Es esta casta política la que, asociada a todo tipo de bandidos y criminales, saquean las riquezas de Haití y siembran la muerte.

Hoy en día, para una familia haitiana alimentarse es casi un milagro. Desplazarse de una comunidad a otra resulta casi imposible por la ausencia de infraestructura vial. El partido PHTK ha convertido al país en un infierno, como si viviéramos en una situación de guerra.

El Foro Patriótico alerta sobre una inflación en aumento que ya llega al 19%, mientras que el crecimiento económico es de apenas un 0.4%. En cambio, los grandes bancos y la burguesía comercial sigue obteniendo inmensos beneficios. La moneda nacional haitiana, el gourde, ha perdido todo valor.

El Foro Patriótico denuncia el malestar de la población, sobre todo de los sectores más pobres y vulnerables. Esto genera que jóvenes, obreros y obreras, profesionales, madres y padres de familia se vean obligados a abandonar con sus hijos sus comunidades para migrar hacia la ciudad. Otros deben hacerlo hacia el extranjero, escapando de la carestía de la vida, la inseguridad, la miseria, el desempleo, los salarios exiguos, la explotación y la exclusión.

La situación de los y las obreras que sufren la explotación de sus patrones resulta inaceptable. Sobre esta base, el Foro Patriótico se compromete no solamente en la denuncia de esta situación, sino que también agrupa fuerzas para enfrentar estos desequilibrios criminales.

Estas consideraciones globales, que están unidas a las reivindicaciones de las fuerzas populares, muestran con claridad que sólo la movilización del pueblo haitiano contra el sistema colonial y el régimen del PHTK podrá poner fin a esta situación. Es así que en los últimos años las movilizaciones se han vuelto cada vez más masivas e intensas contra el gobierno del presidente Jovenel Moïse, y contra su método para conducir al país. Es evidente que su único interés es el de las grandes potencias extranjeras. Son estos mismos criminales los que han apropiado de los fondos de la Comisión Interministerial para la Reconstrucción de Haití (CIRH). Como si fuera poco, este grupo de bandidos ha robado fondos multimillonarios del tesoro público que llegaron al país en el marco de los acuerdos de Petrocaribe.

En síntesis, el gobierno de Jovenel Moïse y sus aliados carece de la capacidad y la voluntad para producir cambios reales en el país y ponerlo en la senda de un desarrollo sostenido. El país carece de dirección. El presidente no tiene ninguna legitimidad popular ni la posibilidad de garantizar la soberanía del país. La palabra del presidente nada significa para los diversos sectores de la sociedad que se aunque se movilizan, son completamente ignorados. Jovenel Moïse aún no comprendió que la intensidad de las movilizaciones señalan ya el final de un ciclo.

Es por todo lo antedicho que, situados en una difícil encrucijada histórica, nosotros, representantes de organizaciones populares, movimientos sociales y partidos políticos participantes del «Foro Patriótico por Acuerdo Nacional Contra la Crisis», hacemos saber al pueblo haitiano y al mundo entero que hemos decidido firmemente poner freno a la inestabilidad y a la crisis sin fin. Evitaremos la la disolución de nuestra nación y dejaremos atrás, para siempre, el subdesarrollo, la miseria y la división. Habitantes de la periferia, campesinos, obreros, profesionales, estudiantes, sindicatos, partidos y agrupamientos políticos, haremos frente al imperialismo y a sus cómplices locales hasta destruir este sistema de muerte.

4. Resoluciones

Frente a esta situación de miseria, hambre, inseguridad, desempleo, desesperanza, corrupción y criminalidad que lesiona al país, consideramos que este Foro Patriótico es la oportunidad para unificar a las organizaciones y partidos políticos, consensuar una mirada sobre la situación del país y ofrecer perspectivas de futuro a la población para salir de este impasse en el que nos encontramos. Creemos que es mediante este instrumento que podremos sentar las bases para cambiar la vida de las generaciones futuras.

Estas jornadas de discusión nos han llevado a consensos decisivos. Por eso, es necesario:

– Continuar la movilización popular, desarrollando en todo el país la mejor estrategia para forzar la dimisión inmediata de Jovenel Moïse y los parlamentarios.

– Establecer un gobierno de transición por un período de tres años, para hacer frente a las urgencias del hambre, la miseria y el desempleo que afectan a más del 80% de la población y reformar las instituciones del Estado en función de las necesidades de la población.

– Organizar sin demora una Conferencia Nacional Soberana, es decir, un Gran Diálogo Nacional para orientar al país en función de nuestra historia, nuestra cultura, nuestra identidad y nuestras aspiraciones como pueblo.

– Enjuiciar a los responsables del desfalco de los fondos de Petrocaribe y de la CIRH, así como a los responsables políticos y materiales de las masacres de La Saline y Carrefour Feuille. Debemos hacerlo sin demoras ni condiciones.

– Retomar nuestro derecho a la autodeterminación y, respetando las resoluciones salidas de esta Conferencia Nacional Soberana, elaborar una nueva Constitución a ser validada en un referéndum popular.

– Poner en pie una Coordinación Nacional para llevar adelante la estrategia de movilización popular y definir un plan detallado sobre las características y responsabilidades del próximo gobierno de transición.

– Mantener en sesiones a este Foro Patriótico y buscar las respuestas y los consensos necesarios para construir una dirección que exprese unidad en la diversidad.

– Tomar estas resoluciones y poner en pie Coordinaciones Departamentales, para dar más fuerza a las movilizaciones y así orientarlas en la batalla por la liberación de las grandes mayorías populares.

En este sentido, el Foro Patriótico decide poner en pie una Asamblea General compuesta por dos miembros de cada una de las organizaciones firmantes de esta declaración y construir además un Comité de Seguimiento con once miembros, que dará continuidad a las reflexiones estratégicas. Estos representantes del Foro Patriótico serán los responsables de integrar a nuevas fuerzas y reforzar y coordinar las acciones aquí definidas.

Papaye, Haití – 30 de Agosto de 2019

No abandonaremos la lucha!

Movilización o muerte!

Organización o muerte!

Viva Haití! Viva la solidaridad de los pueblos!

Viva el progreso económico, social y político para todos los haitianos!

Viva la justicia social!

 

Fuente: http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/08/31/haiti-declaracion-de-papay-resoluciones-finales-del-foro-patriotico/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.