El circo climático y la ironía neoliberal.

Por Eduardo Giesen A.

  1. Buen chiste (o malo, según la perspectiva). Piñera recibiendo un premio por su liderazgo en el enfrentamiento del cambio climático, al tiempo que su gobierno sigue permitiendo e incentivando el aumento de emisiones de carbono, de manera evidente en las centrales termoeléctricas, y de manera menos visible en ámbitos como la expansión urbana y la motorización; propone medidas de mitigación meramente cosméticas, como la electromovilidad, o francamente regresivas y que aumentan la vulnerabilidad, como las plantaciones forestales; y, en medio de una profunda sequía, desprotege los glaciares, principales fuentes de agua dulce a lo largo de Chile.

  1. No es casualidad que el premio combine como fundamentos su “innovación para abordar el cambio climático” y su “enfoque pragmático en las políticas públicas y la recuperación económica”, viniendo del Atlantic Council, una institución “sin fines de lucro” que tiene entre sus principales objetivos la promoción del libre mercado. Como sabemos, la gestión de Piñera, tanto en lo económico como en lo medioambiental (muy coherente él), se orienta bajo un enfoque privatizador y mercantilista, con altos costos sociales y ambientales, pero que satisface plenamente la visión de quienes le entregan el galardón. Finalmente, como suele ocurrir, se premian entre ellos, y ya no debería sorprendernos.

  1. No obstante, aunque tampoco es nuevo, es mucho más preocupante que este premio se otorgue en el contexto y en el espacio de la Semana del Clima de la ONU en Nueva York, lo que es una expresión más de la captura de las negociaciones climáticas y otros espacios de política internacional por parte de las grandes corporaciones multinacionales y la maquinaria global de libre-comercio, subordinación que adquiere su forma más explicita en el Acuerdo de Asociación Estratégica firmado recientemente entre la Secretaria General de la ONU y el Foro Económico Mundial.

  1. El hecho de que el premio vaya a ser entregado de manos de Kristine Tompkins podría ser meramente anecdótico, sin embargo -aun sabiendo de donde provienen ella y su fortuna- resulta un tanto complejo y una muy mala señal que alguien que ha dedicado gran parte de su vida, precisamente en Chile, a defender la naturaleza y promover un modelo de sociedad armonioso en extremo con ella, aparezca premiando bajo el paraguas de la ONU a quien gobierna el país con el sello de la codicia y la depredación.

Fuente: https://radio.uchile.cl/2019/09/19/el-circo-climatico-y-la-ironia-neoliberal/


Greenpeace por premio que recibirá Piñera en EEUU: “Es una completa desconexión con la crisis medioambiental del país”.

por El Mostrador .

Desde la ONG medioambiental pusieron en duda los méritos del Mandatario para recibir el reconocimiento «Global Citizen Award 2019» y recordaron que en años anteriores el galardón fue entregado a personajes tan controvertidos como George Bush, la directora del FMI, Christine Lagarde, y hasta el exsecretario de Estado de Estados Unidos, Henry Kissinger. “Ojalá que este premio motive al presidente Piñera para avanzar de manera mucho más rápida y ambiciosa hacia la búsqueda de soluciones que ayuden a enfrentar la emergencia climática que enfrenta el país”, dijo Matías Asún, director nacional de Greenpeace.

Como una “sorpresa llena de contradicciones” calificó Greenpeace el anuncio de que el presidente Sebastián Piñera recibirá el premio Global Citizen Award, galardón que se le entregará el próximo lunes en Nueva York y que es otorgado por la organización Atlantic Council, quien lo destacará por sus contribuciones para mejorar el estado del mundo y, de manera especial, “su liderazgo innovador para abordar el cambio climático”.

“Hay una completa desconexión entre el premio y la crisis medioambiental que enfrenta Chile. Lamentablemente, lo que ha evidenciado el presidente ante esta emergencia climática es una clara falta de ambición, lo cual ha quedado claro después de que decidiera, por ejemplo, condenar a miles de chilenos de las zonas de sacrificio a otros 20 años de carbón. Lo que esperamos del presidente es que retome una posición de verdadero liderazgo climático siendo mucho más ambicioso. Es la magnitud de la crisis quien se lo demanda”, dijo Matías Asún, director nacional de Greenpeace.

En este contexto, Asun agregó: “El presidente tiene una enorme oportunidad para enmendar el rumbo, especialmente con el contexto de la próxima COP que se va a desarrollar en Chile en diciembre próximo. Confiamos en que entregue señales mucho más potentes y ambiciosas para revertir la grave situación que enfrentamos. Ojalá que este premio le sirva como factor para avanzar de manera mucho más rápida hacia un modelo de desarrollo que privilegie las energías limpias y renovables”.

Fundado en 1961 en el marco de la Guerra Fría, el Atlantic Council -el think tank que entrega el reconocimiento- se dedica a promover temas de economía, medioambiente y tecnología. La organización es parte de la ATA (Atlantic Treaty Association) que actualmente reúne a países, estamentos, académicos y militares, en apoyo a la OTAN.

El premio ya fue entregado anteriormente a presidentes como Mauricio Macri, Bill Clinton y George Bush, el exsecretario de Estado, Henry Kissinger, y la directora del FMI, Christine Lagarde.

Fuente:https://www.elmostrador.cl/dia/2019/09/18/greenpeace-por-premio-que-recibira-pinera-en-eeuu-es-una-completa-desconexion-con-la-crisis-medioambiental-del-pais/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.