Chile: de Aylwin a Piñera pasando por la Nueva Mayoría, un fraude. Recuerdos de Mónica Echeverría [+Video].

Mónica Echeverría y la bronca con el partido del orden.

por El Mostrador.

Aunque Echeverría dirigió una firme crítica hacia las principales figuras del partido del orden, lo fue mucho más con personajes como Enrique Correa y Eugenio Tironi, dedicados hace años a las asesorías estratégicas en las altas esferas del poder.

La escritora, dramaturga y activista chilena, fallecida a comienzos de enero de 2020, entre sus muchas obras dejó un libro que aún causa escozor y saca ronchas entre quienes, alguna vez, levantaron las banderas del Mapu y después pasaron a formar parte de las redes de poder e influencia del «partido del orden» durante los últimos 30 años.

En 2016, la viuda de Fernando Castillo Velasco publicó el libro Háganme callar, en el que apuntó a los “conversos” de la izquierda. Por sus páginas transitaron personajes como José Joaquín Brunner, Fernando Flores, Jaime Estévez y Óscar Guillermo Garretón, entre otros.

Aunque Echeverría dirigió una firme crítica hacia las principales figuras del partido del orden, lo fue mucho más con personajes como Enrique Correa y Eugenio Tironi, dedicados hace años a las asesorías estratégicas en las altas esferas del poder.

Los conversos de la UC
En la foto: Correa, Tironi, Brunner y Estevez, un ramillete de conversos; todos de la pontifica Católica y del Mapu.

 

Si bien a ambos los calificó como peligrosos por su capacidad de seducir como las serpientes, puntualmente a Tironi lo señaló como una “eminencia gris”.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/sin-editar/2020/01/24/monica-echeverria-y-la-bronca-con-el-partido-del-orden/

———–

Anexo CT:

Mónica Echeverria, una mujer extraordinaria.

por El Mostrador.

Hasta el último día de su vida Mónica Echeverría fue una mujer consecuente. La escritora, actriz, dramaturga, profesora y defensora de los derechos humanos, fue despedida en el Campus Oriente de la Pontificia Universidad Católica, donde dio su último adiós fiel a su estilo.

En su funeral la reconocida escritora portó un parche color rojo en su ojo, en solidaridad con los cientos de manifestantes chilenos que perdieron su visión durante el estallido social, además llevaba un pequeño letrero en su pecho que decía “Mujeres por la vida”, movimiento del cual ella fue parte.

Mónica fue una mujer inigualable que siempre destacó por sus grandes obras y  sus fuertes ideales en el mundo cultural y feminista chileno.

Era una mujer de izquierda, que nació en una familia acomodada. Sus padres fueron la escritora María Flora Yáñez y José Echeverría, su abuelo fue el reconocido político Eliodoro Yáñez, con el vivió en Francia hasta sus ocho años, dado que debieron exiliarse en ese país durante el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo.

Paradójicamente estudió en un colegio de monjas e ingresó al Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile, reconociendo para una entrevista con el programa “Vuelan las plumas”, que allí amplió su mundo y compartió con compañeros de otra clase social, declarándose una mujer de izquierda.

Ejerció la docencia como profesora de castellano desde 1940, de forma paralela desarrolló su pasión por el teatro, convirtiéndose en una de las fundadoras y directoras del Centro Cultural Mapocho y del departamento de teatro infantil del Ictus.

Se casó con el destacado arquitecto y político Fernando Castillo Velasco, con quien tuvo cinco hijos y se fue a Cambridge a exiliarse por cuatro años en el contexto de la dictadura militar.

“Más revolucionaria que cuando era joven”.

En una entrevista que dio a Culto, cuando fue consultada sobre ser considerada una mujer atípica, ella respondió “en realidad lo soy, no hay ningún misterio en ello. Pocas podrían decir, con casi 97 años, que siguen igual de rojas y furiosas que cuando eran jóvenes, yo sí. No soy una de esas viejas apolilladas, desinformadas o que ya no piensan”.

Dentro de esa misma entrevista se le notaba que era una mujer activa y lúcida, siempre avanzada para la época. En esa oportunidad reconoció que iba “cada semana a la Biblioteca Nacional, visito amigos, doy charlas y me reúno con mujeres activistas, pero algunos creen que debería parar y descansar, aunque eso terminaría matándome. No concibo vivir sola, sin el contacto con jóvenes. Son ellos quienes han reforzado en mí estas ideas que para muchos parecen libertarias, y siento que hoy soy mucho más revolucionaria que cuando era joven”.

La autora escribió numerosos libros, dentro de ellos destaca Antihistoria de un luchador, la biografía del sindicalista Clotario Blest, Crónicas vedadas, Difícil envoltorio, Yo Violeta y ¡Háganme callar!

A sus 99 años Mónica Echeverría falleció en su casa en la comuna de La Reina, diciendo adiós a este mundo, pero siempre será recordada por toda su trayectoria que dejó sin duda alguna una huella en la historia del país.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/braga/2020/01/09/monica-echeverria-una-mujer-extraordinaria/


Los Surcos de la Memoria – Mónica Echeverría Yáñez.

En esta nueva entrega de Los surcos de la memoria, una conversación con la escritora, profesora, actriz y dramaturga chilena, Mónica Echeverría Yáñez. A propósito del reciente lanzamiento de su último libro “¡Háganme callar!” de la colección Crónica y Memoria de CEIBO Producciones, dialogamos sobre su historia, la educación, el exilio y el trabajo político.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=b40FUygQOUo

8 ago. 2016


Anexo CT:

Los dos 5 de octubre de Mónica Echeverría.

por Abril Becerra /DiarioUchile.

Mientras que el 5 de octubre de 1974, la escritora Mónica Echeverría se enteraba del asesinato de Miguel Enríquez; el 5 de octubre de 1988, vivía una situación completamente diferente: el triunfo del NO. Hoy, a 30 años de esa victoria, recuerda: “Surgió la esperanza de un cambio que todavía no se produce en su totalidad”.

1 Comment

  1. Tuve la oportunidad de conocer a Mónica durante mis trabajos en el teatro Ictus. Junto a sus claras convicciones de justicia social, poseía un carácter afable que facilitaba las relaciones artísticas con ella. Una gran dama, y luchadora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.