Chile Estado represor: El ensañamiento contra Mauricio Hernández.

La situación de Mauricio Hernández Norambuena, «comandante Ramiro».

Mauricio Hernández,»comandante Ramiro», luchador social antifascista, preso por más de 17 años en Brasil, extraditado y actualmente en Chile, en donde está condenado a cumplir 30 años, en condiciones de aislamiento extremo, en donde su dignidad humana ha estado mancillada permanentemente, con un trato cruel, degradante e inhumano por parte de la estructura carcelaria y su reglamentación, esto recientemente además informado por el Departamento de DDHH del Colegio Médico de Chile, después de la aplicación del Protocolo de Estambul y reglas Mandela.

A pesar del conocimiento que tiene el poder judicial de estos informes, hoy día se ha ratificado el mantenerlo de forma indefinida en aislamiento, (régimen de segregación total).

Ver informe médico completo:

Informe Médico (pinche aquí)

Ver la resolución de Mario Cid, Alcaide de la unidad especial de Alta Seguridad

Resolución del Alcaide (pinche aquí).

21 de febrero de 2020
Fuente: https://www.lemondediplomatique.cl/la-situacion-de-mauricio-hernandez-norambuena-comandante-ramiro.html

Chile. Gendarmería resuelve mantener régimen de tortura y aislamiento contra el luchador antifascista Mauricio Hernández, Ramiro.

por Andrés Figueroa Cornejo / Resumen Latinoamericano.

Según informaciones de Laura Hernández, hermana del luchador antifascista Mauricio Hernández Norambuena, Ramiro, prisionero político en la Cárcel de Máxima Seguridad de Chile, “Gendarmería resolvió mantener en condiciones de aislamiento a Mauricio”. La noticia se supo durante la tarde de este 20 de febrero.

La Comisión de Derechos Humanos del Colegio Médico evacuó un informe que indica que el luchador social se encuentra confinado en condiciones «inhumanas, crueles», y que comportan tortura. Sin embargo, el estudio de la entidad gremial no tuvo ningún efecto que redundara en un cambio de los malos tratos de Gendarmería.

La Corte de Apelaciones, ratificada por la Suprema, instruyó la semana pasada a que Gendarmería se pronunciara durante esta jornada, si Mauricio Hernández continuaba o no aislado. La institución uniformada encargada de la custodia penitenciaria resolvió, invocando los mismos argumentos que tienen en situación de tortura a Ramiro, prolongar la violación de sus derechos humanos. Los fundamentos de Gendarmería se resumen en una imaginaria peligrosidad del prisionero. No obstante, resulta claro para quien quiera ver que la decisión es parte de la venganza ideológica y clasista del pinochetismo que aún gobierna en el país andino. Esa venganza antigua de la oligarquía y los poderes que operan en Chile, es la misma estrategia de guerra y aniquilamiento contra cualquier disidencia que cuestione sus intereses privados y privilegios. Ayer y hoy las castas ínfimas dominantes instrumentan al Estado para perpetuar esas mismas prebendas.

Mauricio Hernández fue uno de los más resueltos combatientes contra la tiranía cívico-militar que sometió al pueblo chileno al espanto fascista durante 17 años, militando entonces en lo que fue el Frente Patriótico Manuel Rodríguez, destacamento político y militar antidictatorial. La lucha por la liberación de los condenados de la Tierra, luego de su fuga penitenciaria en 1996, llevó a Mauricio a emprender la solidaridad internacionalista en América Latina. Así fue encarcelado nuevamente, esta vez en Brasil, mientras cumplía una tarea política de carácter económico para una organización revolucionaria de Colombia. Su arresto y condena le valieron más de 16 años en las peores cárceles brasileñas. Ni la Concertación de Chile ni los gobiernos del PT de Brasil hicieron nunca nada por él. Por el contrario; extendieron artificialmente su cautiverio hasta que fue extraditado a la Cárcel de Alta Seguridad chilena hace unos meses, donde se le redujo a un régimen de aislamiento feroz.

Con el apoyo solidario nacional e internacional de humanidades amantes de la libertad, artistas, intelectuales, y de su pueblo, el pasado viernes 14 de febrero, la Plaza de la Dignidad de Santiago fue sitio de apoyo y reconocimiento para Mauricio. Igualmente, el 19 de febrero, se reunieron amigos y familiares en las afueras de la Cárcel de Alta Seguridad, en la espera atenta por lo que decidiría hoy Gendarmería.

Pero la solidaridad, piel y estructura amorosa de los pueblos, no duerme. La campaña, en términos inmediatos por mejorar sus condiciones carcelarias, y estratégicamente por su libertad definitiva, ya organiza sus siguientes momentos. Son superiores las fuerzas sociales que demandan el cambio de condiciones para terminar con el avasallamiento y la crueldad repetida.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.