Chile Encarcelado: Presxs Políticxs de la Revuelta en pie de lucha.

Carta de un Prisionero Político Lautarino a todos/todas las presos/as por luchar.

A los compañeros y compañeras presas políticas de la Revuelta:

Compitas, desde la Cárcel de Máxima Seguridad de Santiago, escribo estas líneas con un profundo sentimiento de respeto y afecto hacia ustedes. Aunque no nos conozcamos, compartimos una misma realidad: ser presxs políticxs en el contexto de la Revuelta Popular.

No cabe duda, que el 18 de octubre del 2019 abrió un nuevo momento histórico, manifestándose todos los malestares, necesidades y cuestionamientos al modelo político, económico, social y cultural hegemónico. En esta vorágine exquisita, es que del Norte candente al Sur indómito, hombres y mujeres de todas las edades salimos a las calles, impulsados y extasiados por la irreverencia y osadía de los estudiantes secundarios. El Poder, golpeado por la potencia del desborde masivo-popular, respondió como históricamente lo ha hecho, con represión. Soltaron a sus jaurías de bestias asesinas, quienes con total impunidad salieron a asesinar, torturar, mutilar, abusar sexualmente y violar.

Desde el primer día de la Revuelta, es que comienza a configurarse una nueva realidad de Prisión Política. En mi caso particular, fui detenido el 30 de octubre junto a dos compitas más (Esteban y Beto) en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, siendo trasladados a la 51°Comisaría donde personal de Inteligencia de los pacos nos amenazaron y nos dicen que seremos formalizados por infracción a Ley de Ferrocarriles, específicamente por barricadas en la línea del tren, y que haremos cana; efectivamente, en el Mall de la Injusticia, una jueza basándose en el porte de dos encendedores, nos considera “peligro para la sociedad” y dicta nuestro ingreso a prisión preventiva. Camino en el “avión” a Santiago 1, Gendarmería decide trasladarnos a esta cana, cuyo régimen de encierro consta de 21 horas al día en celdas individuales. Es una cana cerrada, de castigo, que pretende hacer mierda al prisionero psicológicamente. Además de nosotros, aquí están Jeremy y Omar, también presos políticos de la Revuelta. Por aquí pasó el profe Roberto Campos, quien estuvo preso 60 días en una celda vigilada con cámaras de seguridad por pegarle unas patadas a un torniquete. También hay presos políticos anteriores a la Revuelta, como Henry de la Villa Francia y Mauricio Hernández, quien se encuentra en aislamientos y que estuvo 17 años en Brasil en esas mismas condiciones. Los demás presos son en su mayoría jóvenes populares que vienen “peloteados” de otras canas. Hay otro lote que corresponden a casos más mediáticos. En lo que respecta al proceso judicial, el pasado 7 de enero fui formalizado por la Ley de Seguridad Interior del Estado bajo el artículo 6 en sus incisos a) y c), arriesgando una pena de 10 años y 1 día en caso de ser condenados.

Compitas, por la información que se maneja, se estima que somos alrededor de 2500 hombres y mujeres privados de libertad en el contexto de la Revuelta, ubicados en distintos penales a lo largo y ancho del país. Dentro de estos, hay muchos jóvenes menores de edad internados en centros del nefasto SENAME. Con respecto a la totalidad de la realidad de Prisión Política de la Revuelta, se puede afirmar que:

* Los procesos judiciales están llenos de vicios y aberraciones jurídicas. En muchos casos, las detenciones han sido arbitrarias, con carencia de pruebas fehacientes. Muchas veces, las únicas pruebas son las declaraciones de los pacos, los cuales cuentan con un historial de malos procedimientos y son reconocidos por montar pruebas falsas. Arbitrariamente, los tribunales de Garantía han dictado prisiones preventivas sin contemplar la irreprochable conducta anterior de los detenidos y la falta de pruebas. Es decir se ha ocupado la prisión preventiva como una norma y no como una excepción, considerando que existen un conjunto de medidas cautelares menos gravosas. Es evidente que los Tribunales de Garantía, las Cortes de Apelaciones y la Corte Supremas, han operado bajo un sesgo político, derrumbándose el discurso del Poder acerca del “Estado de Derecho” y de “la autonomía de los poderes del Estado”. A esto hay que sumarle que en muchos casos, se nos formaliza por distintas leyes para un mismo hecho, con el objetivo de las que las condenas sean altísimas y totalmente desproporcionadas, lo que da cuenta del desquicio del Poder.

*La aplicación de leyes de contexto, la falta de garantías de Tribunales imparciales, de debidos procesos y de juicios justos, constituyen en si una violación a nuestros derechos fundamentales. A esto se suma que durante las detenciones muchos campañerxs fueron víctimas de apremios ilegítimos de carácter físico y psicológico.

* La prisión preventiva de 2500 hombres y mujeres, incluidos menores de edad, constituyen un “castigo político” enmarcado en una política de criminalización de la Protesta social, la cual contiene a su vez un conjunto de medidas, como la “Ley anti-saqueos y anti-barricadas”, la formación de milicos en materia de tácticas disuasivas, el Estatuto para proteger a las policías, el reiterado discurso del “orden público”, etc.

* Como es de conocimiento público, hemos recibido un trato desigual e injusto, mientras las cárceles se llenan de pobladores, estudiantes y trabajadores, policías y militares gozan de plena impunidad.

* Que ante la vulneración de los derechos fundamentales de 2500 hombres y mujeres privados de libertad ha existido un silencio de quienes debiesen pronunciarse al respecto de esta situación: los organismos e instituciones de Derechos Humanos. A la fecha, el INDH no se ha pronunciado, invisibilizando esta realidad. Ahora bien, la Casa de Memoria José Domingo Cañas, la Unión de ex presos políticos, Villa Grimaldi y Londres 38 si se han pronunciado y han tomado posición solicitando nuestra liberación. Otros organismos están dando el debate de carácter político de los 2500 prisioneros…

*Con respecto al INDH, es más aberrante aún que no se pronuncien, considerando que hay menores de edad prisionerxs políticxs y que tienen la obligación de velar por los Derechos Humanos.

* Pese a la campaña de invisibilización orquestada desde el Poder, en las calles y en el cotidiano se ha ido instalando la exigencia de Libertad inmediata a los presxs políticxs de la revuelta, jugando un rol importante los diversos colectivos y organizaciones que se han ido conformando en torno a esta nueva realidad de Prisión Política.

* Transcurridos casi ya 4 meses del inicio de la Revuelta, comienza a hacerse notar el bagaje canero y la apropiación de la cárcel como espacio de lucha y de despliegue político. Así, han aparecido boletines y pasquines hechos en cana (como el boletín CAPUCHE de los compañeros de El Manzano de Concepción), como también diversas iniciativas, como “La Biblioteca canera La Revuelta” y el Taller de música de los compañeros del Módulo 14 de Santiago 1. Aquí en la Máxima, hemos desarrollado una rutina de debate cotidiano, incluyendo en estas conversas a otros presos…también durante el mes de diciembre nos lanzamos a una Huelga de Hambre Líquida que duró 16 días y que finalizó con el cambio de medida cautelar a arresto domiciliario total (después la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó esta medida y fuimos detenidos nuevamente). Emitimos un boletín llamado “En Huelga” y diversos comunicados.

Para finalizar, plantear que el escenario político próximo se ve incierto…la clase política ha puesto todas sus fichas en el Plebiscito de Abril, en su afán desesperado de re-legitimar una Democracia que está por el piso. Esto sumado al desquicio represivo, dan cuenta de un Poder debilitado. Como están las cosas, cualquier escenario es posible. Ahora bien, lo que se huele, es que este Plebiscito está deslegitimado por la población y que estaríamos presenciando el parto de un nuevo fraude histórico (hace 30 años fue la Democracia con su alegría que nunca llegó…). La única certeza que hay, es que marzo estará cargado de protestas, en donde la Revuelta se expresará de manera más potente y desbordante. No es mala idea meterse en esta coyuntura de forma contundente para exigir la Libertad de todxs lxs presxs políticxs de la Revuelta, que permita romper el cerco impuesto por el Poder y que opere como medida de presión hacia el Poder Judicial.

Compitas, me despido afectuosamente…un abrazo lleno de fuerza, a no decaer, a apoyarse mutuamente y estar siempre conscientes de la justeza de las ideas, ahí encontraremos las ganas para seguir resistiendo y luchando.

¡¡¡AHORA LIBERTAD INMEDIATA A LXS PRISIONERXS POLÍTICXS DE LA REVUELTA!!!

Rubén Rivas R.
Prisionero Político Lautarino
Cárcel de Máxima Seguridad. Santiago
Jueves 13 de febrero, 2020

 

Fuente: https://www.facebook.com/Coordinadora18deoctubre

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.