Bolivia: «En Abya Yala también hay feministas blanqueadas que no nos representan»

Compartimos con uds. una declaración publicada por el Movimiento feminista comunitario antirracista de Bolivia. En ésta se denuncian actitudes de complicidad de algunas feministas, particularmente María Galindo, con la derecha boliviana que hoy se encuentra en el poder después del Golpe realizado contra el gobierno del MAS y sobre todo, contra el movimiento social e indígena que existe en el país hermano.  Hemos decidido publicar esta denuncia, porque nos parece relevante, en un contexto de alza de los movimientos sociales y de resistencias a las dictaduras encubiertas, como es el caso de Bolivia y de alguna manera Chile, cuestionar cómo el feminismo participa en dichos procesos, qué tensiones existen, evidenciando con ello las diversas posturas políticas e incluso ideológicas que se anidan en su interior. En este sentido, postulamos que hay un feminismo que puede ser servil a los intereses de  aquellos sectores que quieren preservar privilegios. Por ello, hoy debe nuevamente volver a desplegarse esa capacidad crítica que ha caracterizado  al feminismo, esa capacidad que es capaz de observar y develar las limitaciones de los planteamientos transformadores cuando éstos no incluyen la condición de opresión de las mujeres, pero además, que es autocrítico y por tanto, puede y debe develar las limitaciones de los planteamientos y práctica feminista preponderante o de algunos sectores del movimiento sin complacencia alguna. Dada la coyuntura actual, se hace urgente fortalecer un feminismo crítico, un feminismo que no concede nada, absolutamente nada, a quienes han instalado un régimen de exclusión y de usurpación de las vidas. Hoy necesitamos un feminismo que aporte en el desmantelamiento de este orden social capitalista, patriarcal y colonial siendo participe activo en los procesos de cambio que desde abajo se están tejiendo, poniendo además como un pilar en la construcción de una sociedad distinta, la necesidad de construirnos como sujetos con soberanía plena sobre nuestros cuerpos y vidas, pero además, siendo claras en que el avance brutal del capitalismo ha implicado que no sólo las mujeres hemos sido despojadas de esa capacidad de decisión sobre nuestros deseos, proyectos y existencia, sino que ha sido un despojo que ha sufrido toda una sociedad. Por ello, la lucha feminista hoy debiera estar entramada hasta la médula con las luchas populares, sin pretender hegemonía, sino que apostando por ser una hebra mas en un entramado de transformación subversiva.   (Nota Editora, Natalia Pravda)

 

Declaración Feminismo Comunitario Antirracista

María Galindo y otras referente están en España para alimentar su borrachera de fama y poder. En Abya Yala (Latinoamerica) también hay feministas blanqueadas, o blancas-burguesas que no nos representan.

Maria Galindo, como muchxs intelectuales, academicxs, activistas, feministas etc. de gran influencia en Bolivia y a nivel internacional, se encargaron poco despues del golpe de estado en Bolivia a negarlo, a minimizarlo o silenciarlo. Cuando más se necesitó una denuncia internacional, sus posiciones «relativas» los hicieron complices de la derecha racista de Bolivia. Una pequeña muestra su Twitter del 9 de Noviembre de 2019 que lanzó a nivel internacional, sus entrevistas, artículos y programas de radio que también utilizó la derecha racista para que se siga aplaudiendo las masacres y las violencias al pueblo.

La posición irresponsable, mientras gobierno golpista masacraba a la población de #Senkata y #Sacaba mucha gente que ponía el cuerpo frente a tanta violencia, mucha gente que tiene memoria larga estaba denunciando que era un GOLPE DE ESTADO a los pueblos, a los movimientos sociales.

Son mas de 35 muertos, encarcelamiento, persecución política y censura.. Un creciente racismo y fascismo en solo 4 meses.

Ahora está con su gira por España, para limpiar sus manos. Ahora dice que es más que un golpe, pero sigue hablando desde su lucha individualista. Ahora dice que “ya siente la persecución de este gobierno golpista”. Su mundo sigue girando en el Yo, yo, yo, yo, yo y mi lucha, mis libros, mi performance, mi teoría, mi concepto es solo mío, mi artículo, mis giras, mi parlamento de mujeres yo yo invisibilizando que detrás hay mujeres con las que construye. Y no es la única a la que censuraron, no es la única que está luchando contra este gobierno dictatorial y colonial. Más de 500 años lo hacen nuestros pueblos organizados, muchxs hermanxs en distintos territorios poniendo el cuerpo, la palabra y el compromiso colectivo para hacer frente a la dictadura colonial, al golpe patriarcal, racista, militar, cívico, colonial, neoliberal.

NO hubo una desobediencia civil generalizada como ella ha comunicado, hay que reconocer que hubo mucha gente manipulada, sin conciencia, sin memoria larga que apoyó a este golpe de estado -les llamamos “pititas”-, paramilitares, cívicos, partidos de derecha. Los policías hicieron motín para perpetuar al golpe y luego salieron a masacrar.

Después, se intenta lavar las manos con sus artículos y acciones en contra de este gobierno, pero jamás reconoció su grave error. Su palabra y de otros referentes burgueses, clasistas, blancos, racistas tuvo más peso que el de los pueblos que siempre ponen los cuerpos y los muertos.

No olvidamos todo el dolor de las familias de todxs lxs asesinadxs, heridxs, detenidxs y perseguidxs. No olvidamos el golpe al pueblo digno, a su fuerza y a su lucha desde abajo.

Rechazamos sus actitudes de prepotencia, porque nos está demostrando que lo fácil es hacerle la escalera y el juego a los de siempre, es decir, a la derecha asesina, al racismo, al fascismo, al neoliberalismo. Ahora ya es tarde para “quedar bien” delante de sus lectores/as. El mundo se ha enterado que hubo un golpe al pueblo, quien sabe posicionarse desde la lucha, desde la vivencia y experiencia sabe perfectamente que lo que pasó en Bolivia fue un GOLPE DE ESTADO y quienes saben que fue así desde el principio fue, como siempre, el PUEBLO DIGNO.

Sabemos que ha cambiado de discurso, pero ya no queremos más irresponsables con tanto peso y poder. Nos dolió que muchísima gente esperó su palabra para posicionarse frente a tantas injusticias, frente a un golpe de estado, frente a tanta masacre.

¡Ni olvido, Ni perdón!

 28 de febrero, 2020.

Fuente: https://www.facebook.com/movimientomigrante

 

1 Trackback / Pingback

  1. Bolivia: «En Abya Yala también hay feministas blanqueadas que no nos representan» | mitimaes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.