Pánicos e histeria colectivas. La sicología de masas [+Video].

«La guerra de los Mundos», un caso de histeria colectiva.

Extractos de wikipedia.

El joven Orson Welles había adquirido cierto prestigio interpretando en la radio algunas obras clásicas como Los miserables. En julio de 1938, la red de emisoras Columbia Broadcasting System (CBS) le ofreció realizar un programa semanal en la cadena dramatizando más obras. De este modo, junto con el guionista Howard Koch, que escribiría más tarde el guion de la película Casablanca, adaptaba novelas clásicas para la radio como Drácula, La Isla del Tesoro, Julio César o El Conde de Montecristo y Welles las interpretaba.3​ El domingo anterior a la emisión La guerra de los mundos, se interpretó La vuelta al mundo en 80 días.

El grupo de Welles, Koch y otros colaboradores, que formaban The Mercury Theatre, decidió adaptar la novela de H. G. Wells La guerra de los mundos. Si originalmente se situaba en la Inglaterra victoriana, ahora sería en los Estados Unidos de 1938, concretamente a Nueva Jersey, en el pequeño pueblo de Grover’s Mill perteneciente al municipio de West Windsor. La novela original era una crítica a la sociedad conservadora británica y cómo quería expandir el imperio británico a toda costa.

Welles tenía 23 años, y en los días previos a la emisión de la dramatización, creía que los habituales oyentes de sus dramatizaciones semanales iban a encontrar aburrida una historia tan poco probable.

Emisión del programa.

“Hoy sabemos que en los primeros años del siglo XX nuestro mundo estaba siendo observado por unos seres más inteligentes que el hombre y, sin embargo, igual de letales”. Orson Welles, Comienzo de La guerra de los mundos

La introducción del programa explicaba que se trataba de una dramatización de la obra de ciencia ficción de H. G. Wells; en el minuto 40:30 aproximadamente aparecía el segundo mensaje aclaratorio, seguido de la narración en tercera persona de Orson Welles.

En la emisión de «La guerra de los mundos», Welles interpretaba al profesor Pierson, el científico que explicaba lo ocurrido, mientras que también participaba un actor como el periodista Carl Philips.

«Señoras y señores, les presentamos el último boletín de Intercontinental Radio News. Desde Toronto, el profesor Morse de la Universidad de McGill informa que ha observado un total de tres explosiones del planeta Marte entre las 7:45 P.M. y las 9:20 P.M.». Orson Welles, interrumpiendo con las primeras noticias. «La guerra de los mundos»

Inmediatamente pasaban a la banda de música, una adaptación de la obra Stardust interpretada por «Ramón Raquello and his Orchestra«, supuestamente desde el «Hotel Park Plaza» de Nueva York, y periódicamente la interrumpían para informar de la ficticia invasión extraterrestre.

Señoras y señores, esto es lo más terrorífico que nunca he presenciado… ¡Espera un minuto! Alguien está avanzando desde el fondo del hoyo. Alguien… o algo. Puedo ver escudriñando desde ese hoyo negro dos discos luminosos… ¿Son ojos? Puede que sean una cara. Puede que sea…» Carl Philips desde Grover’s, Mill, Nueva Jersey. «La guerra de los mundos».
Orson Welles, foto de 1937, publicada en la prensa después del polémico drama de La guerra de los mundos.

Los hechos se relataron de tal forma que lo que era aparentemente un programa de variedades, con música en directo, se veía interrumpido con falsas noticias, con ficticios reporteros como Carl Philips, narrando la caída de meteoritos. Estos meteoritos eran los transportes de naves marcianas que derrotarían a las fuerzas norteamericanas usando una especie de «rayo de calor» y gases venenosos. Los invasores eran descritos como unos seres de “extraño aspecto”, con “boca en forma de Vy babeante, tentáculos que no paran de moverse, respiración dificultosa, movimientos lentos y ojos inmensos”.

“Mientras tanto, conservando nuestra fe en Dios, cada uno de nosotros debe continuar cumpliendo con sus deberes, de suerte que nos sea posible oponer a ese enemigo destructor una nación unida, valiente y consagrada a conservar la supremacía humana en esta tierra”. Ficticio Secretario de Estado de los Estados Unidos. «La guerra de los mundos»

El programa duró casi 59 minutos. Los primeros cuarenta correspondieron al falso noticiario, que terminaba con el locutor en la azotea de la CBS falleciendo a causa de los gases y seguía con la narración en tercera persona del profesor Pierson, que describía la muerte de los invasores.

“Una llamarada ha brotado del espejo y se dirige a los hombres que avanzan. ¡Los ha alcanzado! ¡Dios mío, los ha fulminado!” Carl Phillips, antes de morir en el frente de batalla. «La guerra de los mundos»

Al final, Welles se despedía recordando que todo había sido una broma de la noche de Halloween, antes de anunciar las tres dramatizaciones para el domingo siguiente de tres novelas cortas.

“Hasta la vista a todo el mundo y recuerden, por favor, durante un día o algo así, la lección terrible que aprendieron esta noche. Ese invasor globular, reluciente, que apareció haciendo muecas en las salas de sus casas, es sólo un habitante de la imaginación; y, si llega a sonar el timbre de su puerta y no ven a nadie allí, no crean que fue un marciano… fue el genio travieso que aparece la víspera de Todos los Santos”. Orson Welles, en el final de la emisión. «La guerra de los mundos».

Reacción pública

Orson Welles en un encuentro con la prensa al día siguiente de la emisión, diciéndoles que nadie relacionado con la emisión tenía idea de que causaría el pánico.

«Radioyentes aterrorizados toman una obra de teatro bélica como algo real. Muchos huyen de sus casas para escapar de la «invasión de gas marciana. Llamadas telefónicas inundan a la policía durante la emisión de la fantasía de Welles. RADIO DRAMA BÉLICO CREA EL PÁNICO». Fragmento de la portada del The New York Times. 31 de octubre de 1938

Los oyentes que sintonizaron la emisión y no escucharon la introducción pensaron que se trataba de una emisión real de noticias, lo cual provocó el pánico en las calles de Nueva York y Nueva Jersey (donde supuestamente se habrían originado los informes). La comisaría de policía y las redacciones de noticias estaban bloqueadas por las llamadas de oyentes aterrorizados y desesperados que intentaban protegerse de los ficticios ataques con gas de los marcianos. Al día siguiente saltaron protestas exigiendo responsabilidades, la cabeza de Orson Welles y una explicación, de modo que el propio Orson Welles pidió perdón por la broma de Halloween, considerada una burla por los oyentes.

“Durante la noche del 30 de octubre de 1938, miles de estadounidenses fueron presa del pánico mientras escuchaban una emisión que describía la invasión de nuestro planeta por lo marcianos. Probablemente, jamás se ha visto tanta gente súbita e intensamente conmocionada en calles y paseos de todas las localidades del país como durante la noche en cuestión”. Hadley Cantril, La invasión desde Marte. Estudio de la psicología del pánico (1940).

La histeria colectiva demostró el poder de los medios de comunicación de masas, y este curioso episodio también catapultó a la cima la carrera de Welles.

No obstante, estudios posteriores mitigan o reducen impacto real del pánico que pudo ser exagerado. En la publicación de la Universidad de Princeton dirigido por Handley Cantril, La invasión desde Marte, concluye que 1,7 millones de estadounidenses creyeron en el desembarco alienígena y 1,2 millones de personas “se asustaron o fueron perturbados”.​ Sin embargo, sociólogos durante las últimas décadas, como Robert Bartholomew de la Universidad James Cook, afirman que la extensión del pánico tal como se relató en la obra de Cantril y posteriormente, fue «enormemente exagerada». Por ejemplo, Cantril solo entrevistó para su trabajo a 135 personas. Aunque, no obstante, no se pone en duda que posiblemente decenas de miles de personas en Nueva Jersey y Nueva York estuvieran realmente asustadas.

Los sociólogos apuntan hoy al poder de los medios de información, no como el causante de la histeria de masas por la retransmisión del ataque de Welles, sino como los creadores del mito posterior de que una gran parte de la población se tomó en serio la invasión alienígena.

Fuente (extractos): https://es.wikipedia.org/wiki/La_guerra_de_los_mundos_(radio)

——————————————–

La guerra de los mundos – Basada en la obra de Orson Welles.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=VMGRCU4kLjI

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.