China avanza en el camino de instalar una nueva moneda mundial bajo su control.

por Evgeny Gusev/Sputnik.

El programa piloto para el despliegue del criptoyuan en China podría algún día cambiar para siempre el sistema financiero global, basado en el dominio incondicional del dólar estadounidense, advierten varios expertos citados por la agencia Bloomberg.

La gente en China ya se ha acostumbrado a pagar con dinero digital. Para los chinos es más fácil comprar un bien o un servicio con una aplicación como Alipay o WeChat Pay que llevar en su bolsillo un par de billetes. Por ello, es probable que Pekín ponga a prueba su criptoyuan durante los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en Pekín en 2022, escribe el medio estadounidense.

La mayor parte del dinero que hoy en día se intercambia electrónicamente son solo créditos y débitos en cuentas de diferentes bancos. A su vez, el criptoyuan chino fue diseñado para ser una versión electrónica de la moneda china que simplemente se encuentra en una billetera digital de un smartphone, en lugar de una física. Respaldado por el Estado, este efectivo virtual es más rápido y más fácil de usar y, además, ofrece a las autoridades de China un grado de control que nunca ha sido posible con el dinero físico.

Con el despliegue del criptoyuan, Pekín da un paso hacia el futuro liberándose de varios problemas a la vez, destaca el columnista ruso Iván Danílov en su artículo para la versión rusa de Sputnik. Por ejemplo, un sistema de pago basado en una moneda digital no depende de la condición financiera de los bancos, de su calificación crediticia o de su capacidad de interactuar entre sí. Ningún banquero podrá tampoco robar el dinero, retirarlo en algún lugar o cedérselo a alguien en calidad de dudosos préstamos, escribe el periodista.

De esta manera el Estado obtiene total transparencia de todos los pagos casi en tiempo real, así como la capacidad de utilizar los datos financieros para ajustar la economía. Y todo esto no requiere el costo adicional que es necesario para mantener en servicio el incómodo dinero físico o metálico.

«Y lo más importante, no existen restricciones técnicas que impidan que este sistema traspase las fronteras de China, y es aquí donde empieza lo más interesante», enfatiza Danílov, agregando que todas las ventajas pueden conducir a que el criptoyuan «se convierta en el asesino de la principal criptomoneda del mundo, el bitcoin, y una amenaza para los intereses geopolíticos de EEUU».

Su opinión coincide con la de los economistas estadounidenses Aditi Kumar y Eric Rosenbach, de la Escuela Kennedy de Harvard. La versión digital del yuan chino podría finalmente permitir que Irán y otros Estados eviten las sanciones estadounidenses más fácilmente, moviendo su dinero de tal manera que Estados Unidos ni siquiera sea capaz de detectarlo. Esto se deberá a que algún día podría ser posible transferir la moneda digital más allá de las fronteras chinas sin pasar por los sistemas de pagos internacionales que utilizan el dólar estadounidense, destacaron los analistas norteamericanos en su artículo para el medio Foreign Affairs.

Billete de 100 yuanesSin embargo, el exsecretario del Departamento del Tesoro, Henry Paulson, llegó a descartar esta amenaza, escribiendo al mismo medio que, a pesar de todos los planes de China, el criptoyuan «no es una preocupación seria» para el estatus del dólar como moneda predominante en el mundo. Incluso si el yuan digital demuestra ser muy popular, el dólar estadounidense continuará siendo más fiable porque aun así se utiliza para comercializar con petróleo y otros productos clave.

Las declaraciones de Paulson señalaron que las razones por las que muchos funcionarios en Washington están convencidos de que el dólar será siempre una moneda atractiva en el comercio mundial son puramente psicológicas y fruto de la reputación del país norteamericano, opina Danílov.

«Es decir, los financistas estadounidenses consideran que EEUU tiene la reputación de ser un centro financiero fiable, pero China no. Y probablemente no vaya a tener esa reputación sin las llamadas reformas democráticas», supuso el periodista ruso.

Según esta lógica, el futuro del dólar depende únicamente de la capacidad de Washington de mantener, fortalecer y también invertir los ingresos obtenidos gracias a su posición privilegiada en su propia economía. Sin embargo, los últimos sucesos, incluidas las protestas que azotaron EEUU a raíz de la muerte de George Floyd y la propagación del coronavirus, demostraron que en el futuro Washington puede tropezar con ciertos problemas financieros. Sus gastos extra benefician a China, de manera que el país asiático puede continuar fortaleciendo el estatus global del criptoyuan e impulsando su expansión por el mundo sin las trabas puestas por su rival norteamericano, concluye el columnista.

05.06.2020

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/economia/202006051091663698-como-criptoyuan-puede-poner-peligro-dominio-economico-eeuu/


por Sputniknews.

En la red social WeChat se publicaron las fotos de una aplicación especial que permite realizar transacciones utilizando el yuan digital. El hecho de que la aplicación ya está disponible para los usuarios significa que Pekín ha completado casi todo el trabajo para poder lanzar al mercado su nuevo medio de pago.

Si bien la fecha oficial del inicio de las pruebas todavía se desconoce, gracias a las imágenes publicadas en las redes sociales se puede deducir que la interfaz de la aplicación perteneciente al Banco Agrícola de China se parece a la de los servicios populares Alipay y WeChat Pay. En particular, esta aplicación utiliza códigos QR para realizar un pago, y permite transferir dinero y cambiar la moneda digital, entre otras funciones.

En contraste con los servicios privados, China buscará establecer un sistema de pago estatal centralizado para el criptoyuan que contará con total soberanía y será fiable. Además, el yuan digital será muy diferente a las criptomonedas tradicionales como el bitcoin. El nuevo sistema, que no estará únicamente basado en el blockchain, será capaz de procesar hasta 300.000 transacciones por segundo.

Además, no será necesario tener conexión a internet para poder realizar un pago con ayuda de este sistema. La tecnología NFC facilitará la transmisión inalámbrica de datos de corto alcance y ayudará a los dispositivos a intercambiarlos, ubicándose uno del otro a una distancia de aproximadamente 10 centímetros. A pesar de estas ventajas su popularidad dependerá de lo cómodo que sea el uso del yuan digital para los usuarios, destacó Guo Tianyong, jefe del Centro de Investigación de Actividad Bancaria de la Universidad Financiera Central de China, en una entrevista con Sputnik.

«En general, el uso de dinero digital resulta mucho más eficiente que el del dinero en efectivo, las tarjetas bancarias y otros medios de pago electrónicos. Sin embargo, [el lanzamiento del criptoyuan] requiere crear un sistema relativamente más seguro, y sabremos lo seguro que es a lo largo de los ensayos y cuando lleguen los primeros comentarios de los usuarios», aseveró.

La imagen de un billete de 100 yuanes en el escaparate de un banco
Desde el punto de vista de la gente de a pie, es poco probable que las impresiones de usar el criptoyuan difieran mucho de las que se tienen a la hora de emplear sistemas de pago móviles como Alipay o WeChat Pay. El lanzamiento del nuevo medio de pago por parte de China no implica que el Banco Central pase a presionar a los productos desarrollados por las empresas privadas.

«Creo que los sistemas de pago existentes continuarán funcionando. Sin embargo, si el uso del yuan digital resulta ser más cómodo, es probable que cada vez más personas opten por usar este método de pago», recalcó.

La introducción de la moneda estatal digital permitirá controlar de una manera más eficiente el volumen de dinero en circulación, aplicar la política monetaria y regular los flujos de capitales. Los críticos con el criptoyuan a menudo señalan que un sistema tan centralizado puede privar de su trabajo a los bancos comerciales y socavar el sistema financiero de China porque este ya no necesitará a muchos intermediarios para emitir, depositar, distribuir y utilizar el dinero.

Para evitar un shock bancario como este, las autoridades decidieron emitir el criptoyuan en dos etapas. Anteriormente se informó de que el banco central de China distribuiría el yuan digital a los bancos comerciales a cambio de dinero fiduciario. Y los bancos comerciales, a su vez, introducirían el criptoyuan en circulación.

A finales de diciembre de 2019 el jefe del Instituto de Investigación de Moneda Digital del Banco Popular de China, Mu Changchun, declaró que el criptoyuan estaba listo para pasar las primeras pruebas. Cuatro de los bancos más grandes del país y tres operadores móviles deberían haber lanzado los proyectos piloto en las ciudades de Shenzhen y Suzhou. Ahora, la geografía de estas pruebas ha sido ampliada hasta incluir Chengdu y Xiong’an.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/asia/202004171091148008-china-esta-casi-lista-empezar-probar-criptoyuan/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.