El imperio por dentro: EE.UU. se militariza de mano de la extrema derecha.

JAMES PETRAS: «LA MILITARIZACIÓN DE LAS CIUDADES EN LOS EE.UU. ES UN HECHO HISTÓRICAMENTE INSÓLITO».

por Redacción Canarias Semanal.

A diferencia de lo que sucedió en las rebeliones de los años 60 y 70 antirracistas del siglo pasado, hoy se han sumado también una gran masa de blancos.

«La extrema derecha de Trump está pidiendo más represión policial, más perros para atacar a los manifestantes. Pero los acontecimientos se están desarrollando en un nuevo contexto, en el que una gran masa de blancos están participando igualmente en las protestas».

Según manifestó el sociólogo y profesor emérito de la Universidad de Nueva York, James Petras,  a la emisora uruguaya Radio Centenario,  los acontecimientos que se están  están sacudiendo estos días  a los Estados Unidos tienen no pocas similitudes con los que se produjeron en la década de los 60 y los 70 del pasado siglo. Sobre todo en lo que se refiere  al ejercicio de laviolencia policial en contra de los afroamericanos y los latinos.

«Sin embargo, -dice Petras los acontecimientos se están desarrollando en un nuevo contexto, en el que una gran masa de blancos están participando igualmente en las protestas.

Otro aspecto interesante es que a diferencia de en el pasado, las fuerzas policiales no disponen  como entonces de capacidad para reprimir y sofocar las protestas. No deja de resultar llamativo que hay más de 40 ciudades estadounidenses bajo el toque de queda. Y es que en 15 de ellas la Guardia Nacional  ha sido movilizada, con la militarización de los núcleos centrales de esas urbes».

James Petras - El Viejo TopoNo obstante, Petras  piensa que la protesta no sólo se produce en contra del racismo, y que el asesinato del afroamericano George Floyd ha sido tan sólo  el detonante de otros problemas subyacentes.

«En los Estados Unidos tenemos hoy millones  de norteamericanos desocupados, que carecen de un  futuro económico. Hay millones de jóvenes que terminan la Secundaria y la Universidad, y son incapaces  de encontrar un trabajo. Es en estos factores económicos y sociales, junto con el problema de racismo,  es donde hay que encontrar el revulsivo de las actuales manifestaciones,  que existían en las anteriores.

El sociólogo norteamericano cree que los Estados Unidos está aproximando a lo que él denomina «un verano caliente».

«Creo que éste se producirá en el próximo período de los meses de junio, julio y agosto, posiblemente con graves consecuencias para todo el país»

Para James Petras el carácter provocador de la propia personalidad del presidente Trump, tampoco  es ajeno a todo lo que ocurre.

«Tenemos un presidente extremadamente reaccionario, que ha expresado que los perros rabiosos que lleva la policía, deberían de utilizarse para atacar y disolver a los manifestantes. No debe resultar pues extraño, que al presidente Trump tuvieran que sconderlo en los sótanos de la Casa Blanca  para  protegerlo  de la vida de los manifestaciones, que trataban de entrar allí para sacudirle. Para ello se vieron obligados a reclamar la presencia de las fuerzas especiales de seguridad, para esconderlo y protegerlo…»

«Además  tenemos una economía en quiebra, a la que hay que añadirle una enfermedad y unos contagios pandémicos que no han hecho  otra cosa que multiplicarse. Y a ello se agrega una policía fuera del control de las autoridades civiles. Y es que en los Estados Unidos, la policía tiene un poder autónomo de las autoridades civiles.

El académico norteamericano cree que la dimensión de los acontecimientos va a impedir que ese poder omnímodo que posee la policía de los Estados Unidos, continue.

«Pienso que próximamente en ese país se pasará  ahora a una fase  de «autoculpa» por parte de los policías y de los oficiales del gobierno. Se van a condenar las situaciones  como las que se han venido produciendo hasta ahora, y creará una «comisión de investigación». En mi opinión, se establecerán más controles y supervisión sobre la policía».

James Petras opina que en los Estados Unidos está produciendo hechos insólitos que no se habían registrado antes, con más de 100 ciudades que se ha levantado en contra los abusos. Y ello va a exigir que en este contexto, los gobernantes tomen algún tipo de acción.

En cuanto a lo que sucederá a partir de ahora, James Petras parece tenerlo muy claro.

«La extrema derecha de Trump  está pidiendo  más represión policial, más perros para atacar a los manifestantes.  Creo que ahora se va abrir  una fase en la que  cierre reproducirán extensos debatesEl poder reclutará algunos afroamericanos para poder obtener algunos de sus objetivos. Reclutarán a más policías, e intentarán afinar algunas leyes. Pero como sucediera en el pasado, todo terminará diluyéndose poco a poco. Los de más edad ya conocemos esas secuencias, porque se repitirán nuevamente. Si le echamos un vistazo a la historia, esta nos enseña que nada cambiará,  porque la estructura de poder está orientada hacia la represión de afroamericanos, latinoamericanos y otros».

Para finalizar, Petras recordó datos cruciales que determinan situaciones como la presente:

«Cerca del 50% de los afroamericanos  permanece sin trabajo, en la franja demográfica de  menos de 35 años. Hoy por hoy, creo que lo primero que hay que  enfrentar es el problema del coronavirus, una patología, por otra parte, que sobre todo la sufren los afroamericanos y latinos. Luego hay que abordar necesariamente el problema de desocupación que es altísimo entre los mismos grupos. Ni que decir tiene que los problemas estructurales de vivienda, salud, educación y empleo crean situaciones de extraordinarias exigencias.

Fuente: http://canarias-semanal.org/art/27827/petras-la-militarizacion-de-las-ciudades-en-los-eeuu-es-un-hecho-historicamente-insolito

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.