Wallmapu: Solidaridad con la Dra. Leonor Olate, agredida por desconocidos en Temuco.

Leonor Olate: fotografía capturada desde video en la web.

Médica del machi Celestino Córdova e integrante de la Brigada de Primeros Auxilios «Cruz Negra» de Temuco, violentada y amenazada de muerte.

 por Guillermo Correa Camiroaga.

Hace algunos días atrás, el martes 9 de junio, la doctora Leonor Olate, cuando llegaba a su casa alrededor de las nueve y media de la noche, fue atacada brutal y vilmente por tres individuos que la violentaron y amenazaron de muerte, según la denuncia realizada por la propia afectada y que interpuso ante la Fiscalía de Temuco.

Leonor Olate, una activa luchadora por la defensa de los  derechos del pueblo, tanto mapuche como no mapuche, integrante de la Brigada de Primeros Auxilios Cruz Negra de Temuco , había acudido aquel día hasta la cárcel de Temuco a visitar y constatar las condiciones de salud en que se encontraba el Machi Celestino Córdova, quién inició una Huelga de Hambre el 4 de mayo pasado – y en esos momentos cumplía 37 días –  solicitando cumplir la condena en su comunidad, de acuerdo con el  Tratado 169 de la OIT, tomando en cuenta, además, el delicado contexto de emergencia sanitaria provocado por la pandemia del coronavirus.

Este hecho de violencia en contra de la médica Leonor Olate debe ser observado en el contexto de represión y opresión que vive el pueblo mapuche desde hace ya varios años y que se ha agudizado este último tiempo con la política de militarización del territorio ancestral por parte del Estado chileno, y la depredación de los recursos naturales  y la destrucción del  medio ambiente de parte de las grandes empresas extractivistas y energéticas que se han establecido en dicho territorio.

En parte del Comunicado del Machi Celestino Córdova entregado a la opinión pública por su vocería y red de apoyo, al iniciar su Huelga de Hambre, solicita:

“A.-Cambio de lugar de cumplimiento de condena y que esta sea en su ruka, aplicando el Convenio 169.
B.- Cambio de medidas de cumplimiento de condenas de todos los Presos Políticos Mapuche y no mapuches. Que estos puedan cumplir está en sus respectivas comunidades o en sus domicilios.
C.- Cambio de medidas cautelares a todos los presos políticos mapuches imputados y a los presos políticos imputados del estallido social.
Exigimos el respeto irrestricto al Convenio 169 de la OIT y en especial a los artículos 9 y 10 que dicen relación con el tratamiento de nuestros prisioneros en las cárceles de este país.”

El martes 5 de mayo otros nueve presos políticos mapuche de la cárcel de Ángol, iniciaron una Huelga de Hambre por razones similares a las planteadas por el Machi Celestino Córdova. Estas acciones, que tienen como consecuencia un grave deterioro de las condiciones de salud de los prisioneros, más aún bajo la situación de emergencia sanitaria provocada por el virus Covid 19, han permanecido invisibles en los medios tradicionales de comunicación e ignoradas por las autoridades gubernamentales, sin que hasta el momento se  efectúen acciones concretas tendientes a solucionar las demandas  levantadas por los prisioneros mapuche.

En medio de la pandemia provocada por el coronavirus, los abusos y la represión en contra del pueblo mapuche se han agudizado y prueba de ello es el reciente asesinato del comunero Alejandro Treuquil, werken  (vocero) de la Comunidad Autónoma We Newen a manos de desconocidos encapuchados, el  jueves 4 de junio.

El werken Trauquil  a fines del mes de mayo había denunciado la constante y violenta represión sufrida en su Comunidad por parte de Carabineros, expresando en parte de sus declaraciones realizadas a la Radio 19 de Abril y reproducida en el portal digital de Radio Universidad de Chile, lo siguiente: “La policía chilena nos ha estado pegando constantemente. Hostigamiento total contra nuestros niños, contra nuestras mujeres”.

 Han pasado 12 días y todavía no hay indicios de los responsables que asesinaron a Alejandro Trauquil y dejaron heridos a otros tres comuneros mapuche.

Los brutales y cobardes hechos sufridos por la doctora Leonor Olate, que nos retrotraen al oscuro período de la dictadura cívico militar, han sido enérgicamente denunciados a través de la web y las redes sociales por distintas organizaciones, entre ellas la Asamblea de Mujeres Feministas y Disidencias de Temuco, y el Colegio Médico de Chile y la sede Regional Temuco.

En la declaración de la Asamblea Feminista manifiestan:

“Denunciamos públicamente el repudiable acto de violencia sufrido por la médica Leonor Olate, Compañera feminista, activista de DDHH, integrante de Brigada Cruz Negra, hija, madre y hermana. Como en el caso de Leonor, hechos de violencia física, sicológica y verbal, amenaza constante por el solo hecho de salir a trabajar, así viven las mujeres del Wallmapu, este hecho no puede quedar aislado, debe hacerse visible en todos lados, la agresión político-sexual del estado que recibió nuestra compañera no puede volver a pasar, empatizamos y le entregamos todo nuestro apoyo a ella. Desde que empezaron las movilizaciones en la revuelta de octubre fue amenazada varias veces. Todas, todes, estamos expuestas bajo estas amenazas, la violencia física, sicológica, político-sexual y racial. El patriarcado y el racismo están arraigados en el territorio…”

Por su parte, el Colegio Médico  en parte de su comunicado expresa:

“La Dra. Leonor Olate , el día 9 de junio, fue interceptada en la ciudad de Temuco por tres individuos que ejercieron actos de amenazas, agresión y abuso sexual, refiriendo que ella debería dejar de apoyar a la comunidad mapuche. Esto se da en el contexto de que la Dra. Olate ha solicitado a Gendarmería el ingreso a la cárcel de Temuco, a prestar atención de salud como médica de confianza al Machi Celestino Córdova, que se encuentra actualmente en huelga de hambre.

Manifestamos nuestro completo rechazo a la agresión y amedrentamiento a la Dra. Olate, cuya trayectoria se ha caracterizado por su trabajo en la salud pública a favor de poblaciones vulneradas. Estos actos y amenazas constituyen violencia de género de la más alta gravedad, en el contexto de la vulneración de los derechos de la comunidad mapuche…”

Leonor Olate estuvo presente en el mes de febrero de este año en un Conversatorio realizado durante las actividades de conmemoración realizadas en Neltume, donde relató la experiencia desarrollada por la Brigada de Primeros Auxilios Cruz Negra de Temuco.

El Comité Memoria 81 de Neltume, realizó hoy martes 16 de junio una Declaración Pública para denunciar este repudiable hecho y entregar su solidaridad a la doctora Olate, expresando lo siguiente:

“El recién pasado martes 9 de junio, nuevamente se produjo un hecho deleznable de amedrentamiento en la ciudad de Temuco, esta vez en contra de la Dra. Leonor Olate, quien venía de prestar atención sanitaria al Machi Celestino Córdova, que se encuentra detenido injustamente en la cárcel de dicha ciudad.

La Dra. Leonor Olate cumplía sus tareas de atención médica de confianza al Machi, el que se encuentra en huelga de hambre en protesta por la condena sin pruebas a la cual fue sometido, razón por la cual solicita la anulación del juicio.

Manifestamos nuestro más profundo repudio a estas agresiones que tienen dos vertientes: una de violencia de género al amenazar con agresiones sexuales a una doctora que simplemente cumple el Juramento de Hipócrates, y la otra que, por el hecho de asistir a una persona de origen mapuche, muestra claramente su origen xenófobo frente a un pueblo que ha sido demonizado, humillado y agredido durante más de 500 años y que, a pesar de ello, hoy se ha levantado en la defensa de sus derechos y cultura ancestral.

Por lo tanto, entregamos todo nuestro apoyo a la doctora agredida y al Machi Celestino para quienes solicitamos se vele por su integridad física y por el respeto a sus derechos profesionales y culturales.

Exigimos que las instancias concernidas realicen una exhaustiva investigación de estos hechos abominables y se castigue de una manera ejemplar a los tres responsables de estas despreciables acciones.”

Por otro lado, el Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume emitió la siguiente declaración:

Comunicado en repudio al ataque a la Dra. Leonor Olate, médica de confianza del Machi Celestino Córdoba y a la invisibilización de la huelga de hambre de los P.P. Mapuche de la Cárcel de Angol y Temuco.

Durante la semana pasada, en la capital de la región de la Araucanía, ubicada en Wallmapu, territorio ancestral del Pueblo Nación Mapuche, ocurrió un nuevo hecho de persecución política, esta vez hacia la Dra. Leonor Olate, quien se ha desempeñado en las tareas de atención medica de confianza del Machi Celestino Córdoba Transito, autoridad ancestral y preso político mapuche, quien lleva junto a los presos políticos mapuche de la cárcel de Angol, una huelga de hambre hace más de 40 días, que ha generado un grave deterioro físico en ellos, quienes demandan su libertad y/o cambio de la medida cautelar, acogiéndose a lo que estipula el Convenio 169 OIT, que establece los derechos de los pueblos indígenas y tribales, que el estado de Chile ha ratificado y que durante largos años ha incumplido.

Denunciamos la situación de la compañera y Dra. Leonor Olate, quien vivió la semana pasada un ataque político-sexual por parte de tres hombres en Temuco, quienes la amenazaron en cuanto a su rol como médica vinculada a la causa mapuche, siendo violentada física y sexualmente, evidenciando la violencia patriarcal a la que están expuestas las mujeres que resisten, luchan y solidarizan. Como espacio de memoria y derechos humanos, repudiamos el ataque a Leonor y destacamos su rol como activista por los derechos humanos y defensora del derecho a la salud de los pueblos, y hacemos un llamado a quienes nos encontramos vinculados al trabajo de memoria y derechos humanos a solidarizar y prestar especial atención a los hechos represivos que están ocurriendo en la región de la Araucanía, del Bio-Bio y de Los Ríos respecto a la vulneración de los derechos humanos hacia el pueblo mapuche y hacia quienes han solidarizado con su digna causa.

Como espacio, no podemos obviar que estamos emplazados en territorio ancestral mapuche, ni mucho menos invisibilizar el amedrentamiento que vive el pueblo mapuche y no mapuche en lucha, teniendo como antecedente cercano el asesinato de Macarena Valdés en Trangil por defender el territorio de los mega proyectos extractivistas, así como la persecución política de hombres y mujeres que han caído tras las rejas (que nos traen a la memoria el accionar de los aparatos represivos en dictadura) por acompañar y solidarizar con los procesos de reconstrucción cultural del pueblo nación mapuche y en diferentes espacios.

Por otra parte, y teniendo presente el acontecer internacional, creemos que es importante denunciar el profundo racismo y discriminación con que opera la institucionalidad chilena respecto a los pueblos ancestrales que aun habitan el territorio, pues los beneficios carcelarios tras la pandemia han permitido liberar a criminales de lesa humanidad, pero no a los presos políticos mapuche, ni a los presos políticos de la revuelta y ni a los presos políticos de las luchas pasadas (Como es el caso de Mauricio Hernández Norambuena – Ramiro) y que siguen tan vigentes hoy. La deshumanización de las instituciones y poderes del estado es tal, que ni si quiera una pandemia ha sido capaz de generar políticas humanitarias para con los pueblos que habitamos Chile, quienes hemos sido sometidos desde tiempos inmemoriales a la precariedad y a una vida sin dignidad.

Centro Cultural Museo y Memoria de Neltume, 1 7 de junio de 2020

Además, numerosas luchadoras y luchadores sociales,  de distintos lugares del país y del extranjero, han manifestado a través de las redes sociales su irrestricta solidaridad con esta valiente profesional del área de la salud que, siguiendo sus convicciones sociales, éticas y humanitarias, ha actuado con convicción y conciencia en el desempeño de su labor.

Valparaíso 17 de junio 2020.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.