Chile «justo»: Fiscalía pide 20 años para Francisco Hernández R., preso político de la Revuelta.

Carta de madre de Francisco (21 años), preso político de la Revuelta, detenido desde diciembre de 2019.

por Mikal/Editor Piensa Prensa.

“Me presento mi nombre es Erika Riquelme, soy madre de Francisco Hernández Riquelme Rut 10.141.340-0, el joven acusado de lanzar 5 bombas molotov. Lo tomaron detenido el 10 de diciembre 2019, desde entonces ha estado en prisión preventiva en Santiago 1. Desde esa fecha hemos pasado un calvario. Francisco es un niño que no tiene antecedentes, es deportista, no pertenece a ningún partido político,  tuvo que dejar los estudios para ayudarme ya que sufrí un accidente en la locomoción colectiva y desde ese momento ha sido mi sustento.

Las pruebas presentadas no concuerdan, hay videos en las cuales no se aprecia quién es. Además, los exámenes de los peritos de  líquidos inflamables dieron negativo, los guantes que están de prueba por la fiscalía son blanco y azul, de diferente color y en los videos son negros. Además en las fotos dadas como prueba a la fiscalía la persona que lanza los artefactos inflamables, cuando se le ven manos estas no tienen tatuajes y mi hijo tiene tatuajes  en ambas manos.

Carabineros al tomarlo detenido lo torturó en la comisaría rompiendo cuatro dedos de sus manos y fracturando su nariz, para que firmara una declaración de culpabilidad y eso no lo admiten. Dicen ser ministros de fe pero ya perdieron credibilidad. Necesito su ayuda Folded Hands para hacer pública la injusticia que estamos sufriendo como familia.

Él es mi hijo menor que no hirió a nadie, no le hizó nada a nadie, no vandalizó el metro, no incendió buses ni camiones y nunca ha lastimado ni una persona. Estoy dispuesta a mostrarle mi hogar, que somos una familia de trabajo, hacer las entrevistas que ustedes quieran para poder demostrar que del seno de mi casa no salió un terrorista como lo quieren hacer ver.

La fiscalía persigue a un inocente, es una campaña del terror para que los demás no salgan a manifestarse y quieren ponerlo de ejemplo.”

La familia de Hernández Riquelme, detallaba los difíciles momentos que han vivido y denuncian que Francisco fue golpeado y obligado a firmar un documento que lo inculpan de los delitos que se le acusa, los cuales carecen de pruebas. «Como familia hemos agotado todos los recursos para poder obtener su libertad, considerando que jamás ha estado involucrado en delitos y nada que se le parezca. No podemos dejar de mencionar que, nuestro familiar fue torturado, para más detalle su ropa quedó manchada de su sangre, misteriosamente hasta el día de hoy esta desaparecida, todo esto ocurrió en la 33 comisaría de Ñuñoa».

»Como familia estamos desesperados, al darnos cuenta que la condena que pide fiscalía es desmedida para un joven que no tiene antecedentes anteriores. Solo pedimos justicia y la verdad de la vulneración de derechos ocurridos ese día y libertad para Francisco».

Francisco fue detenido el pasado 10 de diciembre de 2019 en medio de enfrentamientos entre encapuchados y Carabineros en las cercanías de Plaza de la Dignidad, durante las protestas por el estallido social.

Por ello, el fiscal Álvaro Pérez, de la Fiscalía Ñuñoa-Providencia de la Fiscalía Oriente, solicitó cuatro años de cárcel por cada bomba molotov. En total, todo suma 20 años de cárcel.

Este miércoles el tribunal dará a conocer la condena que deberá cumplir francisco

En un primer momento se informó que se pedían 24 años de cárcel. Sin embargo, finalmente se le absolvió del cargo de fabricación de bombas molotov, por lo que solo se pidieron 20 años.

Fuente: https://piensaprensa.org/2020/08/30/carta-de-madre-de-francisco-21-anos-preso-politico-de-la-revuelta-para-quien-el-estado-pide-20-anos-de-carcel/


Chile. Fiscales se ensañan con jóvenes presos políticos de la revuelta.

El Tercer Tribunal Oral en Lo Penal de Santiago este viernes declaró culpable a Francisco Hernández Riquelme, joven de 21 años acusado de lanzamiento de bombas molotov. Según la investigación, Hernández fue visto y grabado por carabineros infiltrados, lanzando bombas molotov. Las pruebas son una mochila donde portaba guantes, máscara de gases, un trozo de tela, una botella de vidrio vacía y tres encendedores.Por ello, el fiscal ÁLVARO PÉREZ, de la Fiscalía Ñuñoa-Providencia de la Fiscalía Oriente, solicitó cuatro años de cárcel por cada bomba molotov que arrojó. En total, todo suma 20 años de cárcel.

El joven también estaba acusado de fabricación de bombas molotov, pero de dicho cargo fue absuelto. El próximo miércoles el tribunal dará a conocer la pena de cárcel que deberá cumplir el joven. Tortura al interior de la comisaría. En Junio pasado, la familia de Hernández Riquelme, detallaba los difíciles momentos que han vivido y denuncian que Francisco fue golpeado y obligado a firmar un documento que lo inculpan de los delitos que se le acusa, los cuales carecen de pruebas. «Como familia hemos agotado todos los recursos para poder obtener su libertad, considerando que jamás ha estado involucrado en delitos y nada que se le parezca. No podemos dejar de mencionar que, nuestro familiar fue torturado, para más detalle su ropa quedó manchada de su sangre, misteriosamente hasta el día de hoy esta desaparecida, todo esto ocurrió en la 33 comisaría de Ñuñoa».

»Como familia estamos desesperados, al darnos cuenta que la condena que pide fiscalía es desmedida para un joven que no tiene antecedentes anteriores. Solo pedimos justicia y la verdad de la vulneración de derechos ocurridos ese día y libertad para Francisco».

El caso de Benjamín

Habla la madre de Benjamín, menor de edad preso político del estallido social.

La Fiscalía lo acusa del incendio de una estación de metro y solicita una condena de 10 años de prisión. Benjamín, 16 años, fue detenido afuera de donde estudiaba por la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) el 7 de noviembre del 2019. Su familia y los grupos de apoyo denuncian un montaje que solo criminaliza a la niñez y la pobreza.

Benjamín, aún se encuentra en un Centro de Internación Provisoria (CIP) del Servicio Nacional de Menores (SENAME), y engrosa la lista de las cerca de 2.500 personas presas en el contexto del estallido social vivido en el país.

Un caso que, al igual que la gran mayoría de los presos políticos de la revuelta, carece de pruebas inculpatorias incluso para mantener la prisión preventiva, la cual para este menor de edad alcanza ya los 9 meses desde su detención.

Fuente: https://www.resumenlatinoamericano.org/2020/08/30/chile-fiscales-se-ensanan-con-jovenes-presos-politicos-de-la-revuelta/

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.