Chile popular: Asambleas y Organizaciones de base emplazan a convencionales electos.

Carta abierta del Referente Político Social (RPS) y de otras organizaciones populares a los/las integrantes de la Convención Constitucional.

Chile-Wallmapu, 01 de junio de 2021.

El salto al torniquete del metro realizado por estudiantes, significó un salto en nuestra conformación como pueblo. El recrudecimiento de la crisis en todos los recovecos institucionales se aceleró, y nos permitió organizarnos de otra manera y deliberar a partir de nuestra propia forma de ver la política, buscando maneras novedosas de viabilizar las reivindicaciones históricas y expresar el malestar contenido por años.

Desde esta perspectiva, nos configuramos como una franja de pueblo que se articula y coordina a través de iniciativas populares: asambleas, colectivos, coordinadoras, medios populares, entre otros. Ejercitamos nuestra soberanía sin la intermediación de los partidos políticos, como parte de los Pueblos organizados, legitimando y reivindicando nuestra autonomía e independencia del Estado, de su institucionalidad corrupta y culpable de la violación sistemática de los Derechos Humanos de los Pueblos del Wallmapu y Chile.

Como parte de este pueblo que se organiza, que solidariza, que lucha y construye su camino propio, nos dirigimos a ustedes, porque en su condición de convencionales electos/as vuestra palabra es mucho más difundida que la nuestra y ésta puede y debe ponerse al servicio de los intereses populares. En ese sentido, los/las abajo firmantes, como expresión de la soberanía popular, reclamamos de ustedes:

  1. Una expresión pública y directa que señale al país que el presidente de la República debe dejar su cargo para ser juzgado y condenado por los crímenes de lesa humanidad, al igual que todos los civiles y uniformados involucrados en tales hechos delictuales. Nos referimos tanto a los crímenes cometidos antes del 18 de octubre de 2019 que incluyen, entre otros, aquellos derivados de la militarización, represión y violencia en el Wallmapu, como a los posteriores a dicha fecha en que estos se acentúan y multiplican en pocos meses con muertes, mutilaciones, violaciones, denigraciones, detenciones arbitrarias.
  2. Un llamado y compromiso público a constituir en el más breve plazo y antes del inicio de la Convención, una Comisión de justicia, verdad, castigo y reparación que, con independencia de la institucionalidad estatal, investigue los sucesos que han afectado a miles de personas, determine las responsabilidades y defina cómo el Estado de Chile reparará a los y las afectadas por la violación sistemática de sus Derechos fundamentales. Esta comisión debería constituirse por personas ajenas al Estado y a los partidos políticos. Para ello, debe hacerse un llamado público y abierto de representación popular en cada región, garantizando que las víctimas sobrevivientes de estas vejaciones y sus familiares sean parte fundamental de dicho proceso.
  3. Un compromiso público a realizar todas las gestiones y acciones directas, destinadas a impedir el inicio de la Convención Constitucional, hasta que se declare la más completa libertad de lxs presxs politicxs de la revuelta del 18 de octubre de 2019, la libertad sin condiciones de las y los luchadores populares y presos políticos del Wallmapu que continúan con procesos judiciales abiertos, muchos de ellxs en prisión preventiva por meses y sin pruebas, sometidos/as a procedimientos irregulares, sexistas, clasistas y coloniales.

Nuestro emplazamiento es claro. Como integrantes electos/as de la convención constitucional que se reclaman representantes o parte de los pueblos en lucha y a la luz de lo manifestado en diversos medios de comunicación, nos parece de mínima consecuencia impulsen acciones buscando efectos reales más allá de declaraciones, como las que realizan congresistas y miembros de partidos que nos han gobernado por más de 30 años y que son parte del problema.

Dada la urgencia del tema y lo acotado del funcionamiento de la propia convención, es vital declararse en huelga dentro del proceso convencional e impedir su inicio hasta que esto no sea resuelto de forma inmediata. Si no se actúa con firmeza y con premura, si no se considera la cárcel de los hijos e hijas de los pueblos como insostenible y un asunto de primer orden a resolver, nuevamente nos veremos forzados/as a entender que las expresiones previas no han sido sino falsas palabras, típicas de aquellos/as que trafican con los dolores, luchas y demandas históricas de los pueblos y los usan para aprovechamiento propio.

Finalmente, advertimos que como espacio de articulación popular, seguiremos en las calles, levantando nuestras demandas de forma activa, desconfiando de manera abierta del proceso institucional, porque ya aprendimos que de nada sirve votar cada cierto tiempo; porque sabemos que los grandes cambios lo siguen construyendo los pueblos en lucha y que para transformar estructuralmente el modelo de miseria, explotación, neocolonial y patriarcal, serán necesarios inmensos sacrificios de nuestra parte, grandes y amplias movilizaciones, inagotables procesos de articulación e innumerables acciones que desafíen al poder imperante de los grandes grupos económicos, partidos institucionales, alto mando policial/militar y de todos aquellos que mantienen el sistema  y que niegan el desarrollo libre de los pueblos.

Esperamos una respuesta pública, franca y honesta. Vuestra posición no nos es indiferente y es parte de las consideraciones presentes en el debate popular; por acción u omisión, nos permitirá clarificar opciones y así saber a qué atenernos respecto a su accionar en tanto actor político del periodo. La crisis sistémica, social y económica en curso golpea duro a los pueblos; nada podemos esperar del Estado y las elites dominantes que criminalizan la protesta y siguen actuando en la más completa impunidad, ampliando la precarización y por, sobre todo, porque continúan violando sistemáticamente los Derechos Humanos. Es decisión de ustedes saber en que lado de la calle se ubicarán.

Sin otro particular, le saluda atentamente,

Asambleas territoriales y organizaciones populares que forman parte del Referente Político Social, RPS, y otras organizaciones populares.

Adhieren:

  1. Escuelita Popular y Feminista Isidora González
  2. Colectiva la Pólvora
  3. Espacio feminista Casa Mantis
  4. Colectiva Pobladoras de Hualqui
  5. Comité en solidaridad con el Kurdistán frontera del Bio Bio
  6. Awka Lagmien
  7. Marcha Mundial de las Mujeres del Fio Fio
  8. Colectiva Caudal Feminista -Callejeras autoconvocadas Bio Bio
  9. Red mujeres Penco Lirquén
  10. Asamblea Feminista Separatista Frontera del Bio Bio
  11. Colectivo Secundarias Mujeres Combatientes
  12. Brigada de Acción Popular Curicó
  13. Red Chilena contra la violencia hacia las mujeres Bio Bio
  14. Radio Comunitaria Diego Portales
  15. Colectiva Popular Feminista Marcia Miranda Lota
  16. Urracas- Concepción
  17. Asamblea Comunal de Valdivia
  18. Primera Línea Revolucionaria
  19. Asamblea Popular Illapel
  20. Asamblea Lauca de Arica
  21. Asamblea Territorial San Juan (Maipú)
  22. Coordinadora Loica de Ñuble
  23. Asamblea de Mujeres y Pobladoras Wallpen
  24. Coordinadora de Estudiantes Feministas
  25. Colectivo Tierras Blancas- Territorio en Lucha (Coquimbo)
  26. Asamblea Territorial Rotonda Tucapel, Arica
  27. Cucharón de La Resistencia- Olla Común, Arica.
  28. Instituto de Estudios Críticos
  29. Colectivo de Estudiantes (Des) Conectadxs- Concepción
  30. Radio La Revuelta (La Serena)
  31. Asamblea territorial Las Mercedes (Puente Alto)
  32. Colectiva Kiltras de Arica
  33. Maipú Poniente Organizado
  34. Asamblea Popular Barrio Norte
  35. COPOLAC
  36. Coordinadora Chorera de Talcahuano
  37. Movimiento por La dignidad de Punta Arenas
  38. Asamblea Popular de Tarapacá
  39. Asamblea La Pincoya
  40. SUTE
  41. ASEPFEM
  42. Escuela Popular Permanente
  43. Coordinadora Secundarixs de Arica
  44. Sindicatos de Comerciantes Ambulantes de Arica

 

Recibido por CT: 02-06-2021.

1 Comment

Responder a Guille Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.