Murió Paloma, una trans histórica: denuncian que fue asesinada

La misoginia, la lesbofobia, la homofobia y la transfobia son parte del entramado de violencias patriarcales que año tras año arrebata vidas. De acuerdo con la Comisión Interamericana de DD. HH  (CIDH), el 80% de las mujeres trans latinoamericanas mueren a los 35 años o menos. (Natalia Pravda, Editora CT)

Por Victor Hugo Robles

Mientras se celebraba el día del amor para San Valentín, el 14 de febrero, fallecía Paloma, una adulta mayor trans, testigo y protagonista de una época que quedó enterrada tras el Golpe de Estado de Pinochet. Paloma murió en una cama de un hospital público debido a un accidente vascular producto de un golpe. Este “golpe”, según consta en la denuncia hecha por la asociación TravesChile (que recoge el testimonio de la propia Paloma) fue producto de un ataque transfóbico. Por eso desde la organización reclaman que la Justicia investigue esta muerte como homicidio.

“El 2 de febrero se me informó que Paloma había sido ingresada al hospital con un coágulo. Cuando la fui a visitar y le pregunté qué le pasó, me respondió que lo había agredido un arrendatario de donde vivía, de nombre Pablo, y que esto había sido dentro de la casa”, dijo a Presentes – y denunció en la Fiscalía de la Región Metropolitana de Santiago- Silvia Parada, de TravesChile, tutora de Paloma.

Además del testimonio de la víctima desde el lecho del hospital donde responsabiliza directamente a su vecino Pablo, prueba que fue entrega ayer a la fiscalía, la denuncia recoge testimonios de otros conocidos. Paloma vivía sola con cuatro gatos en una pequeña pieza en la comuna de Quinta Normal, zona popular del gran Santiago.

“Yo conocí a la Paloma antes del Golpe de Estado del 73 cuando estaba el barrio San Camilo de punta a punta, estaba todo lleno de prostíbulos, casa de mujeres y casa de transformistas, como se les decía en ese tiempo a las travestis”, recuerda Katty Fontey, presidenta de TravesChile e impulsora de diversas acciones de acogida e integración de la población trans adulta mayor, tal vez el grupo más vulnerable y olvidado de la comunidad travesti – transexual de Chile.

Junto a Katty, Paloma era una de las únicas sobrevivientes de San Camilo, aquel mítico lugar donde el reconocido colectivo de arte homosexual “Las Yeguas del Apocalipsis”, de Pedro Lemebel y Francisco Casas, protagonizó una llamativa e inolvidable performance llamada: “La última cena de San Camilo”.

Para que no quede impune

El testimonio de Paloma se podría transformar en pieza clave para la investigación criminal que TravesChile espera comience a realizarse a la brevedad. Las activistas están tristes e inquietas, dudan de la preocupación e interés institucional por llegar a la verdad y hacer justicia. Tienen razones. La causa no tiene fiscal asignado y según se desprende de los documentos entregados, el caso quedó caratulado como “Otros hechos”. “Tendremos que hacer pública la grave denuncia del homicidio de Paloma porque cuando no se protesta ni se demanda a través de acciones públicas, nadie nos atiende”, dijo Silvia Parada.

“Este cobarde asesinato a una compañera trans adulta mayor no puede quedar en la impunidad. Tenemos antecedentes de agresiones y amenazas de vecinos contra Paloma, particularmente del tal Pablo, al que tenemos plenamente identificado”, dijo Parada a Presentes.

Y agregó: “Desde el 2004 existen más de 14 casos de compañeras travestis muertas en extrañas circunstancias y nadie le presta atención, ni ha realizado las investigaciones pertinentes. La impunidad se impone frente a los deseos de justicia”.

Donde van a morir las trans

Paloma vivía sola. Sus conocidas cuentan que tenía un hijo en el norte, pero con el cual no había mayor comunicación. Sus únicas amistades eran las integrantes de TravesChile, Silvia y Katty. Eran sus amores, cómplices y aliadas.

Coincidentemente, un poco antes de la muerte de Paloma, TravesChile había comenzado a trabajar con entusiasmo en la concreción de un afanoso proyecto: un mausoleo travesti en el Cementerio General de Santiago, espacio único en su tipo que -desgraciadamente- no pudo albergar a Paloma porque todavía no está terminado.

Paloma fue velada unas pocas horas y enterrada en una tumba de tierra temporal por “una media docena de maricones”, como graficó irónicamente Katty Fontey a la salida del Cementerio General de Santiago.

En el mismo lugar, Katty recordó las complicaciones que han tenido que sortear a favor de sus compañeras fallecidas cuando no son reclamadas por sus familiares. “Un caso ocurrió en la ciudad de Iquique y es el de Pascuala que era de Santiago y murió por la droga en Iquique. Ella murió en la calle por tuberculosis y quedó en la morgue donde estuvo votada sola por más de tres meses porque nadie la reclamaba”, recuerda Katty, agregando que la agrupación Nefertitis la reclamó y la enterró.

“Lo de Pascuala fue en el año 2015 pero ahora tenemos el caso de Tiare que también falleció en Iquique y nadie de su familia la reclama para un digno entierro”, dijo. Y por eso, agregó, es tan importante el Mauseoleo Trans, un proyecto inédito que a fines de marzo será inaugurado.

22 de Febrero 2018

Fuente:  http://agenciapresentes.org/2018/02/22/chile-murio-paloma-una-trans-historica-denuncian-fue-asesinada/

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.