Chile film: “El caso Huenante debe ser conocido por todos”.

Nicolás Soto, director del documental “La Lluvia fue Testigo”

Joven chileno de origen mapuche de 17 años, desaparecido tras ser detenido por un radiopatrullas de Carabineros de Chile

por Tomás García Álvarez.

En junio de este año, la Corte Suprema ordenó el traspaso del caso desde la Justicia Militar a la justicia ordinaria, cuestión que permitiría avanzar en la investigación sobre la desaparición del joven mapuche. Trece años después del hecho, el documental “La Lluvia fue Testigo”, del director Nicolás Soto, se interna en las vivencias más cotidianas y retrata cuidadosamente al primer detenido desaparecido en democracia.

Cuando José Huenante, joven mapuche de 16 años, desapareció en Puerto Montt, solo algunos medios locales publicaron la noticia. Hablaban de un joven perdido en extrañas circunstancias y de una familia desesperada por saber sobre su paradero. Ya el año 2011, Londres 38 realizó una campaña de denuncia llamada «¿Donde está José Huenante?, ¿dónde están?» y aunque se han hecho algunos reportajes, libros y obras audiovisuales rescatando el caso, para Nicolás Soto y sus compañeros egresados de Cine y Televisión de la Universidad de Chile, faltaba una parte de la historia. «Descubrimos que dentro de este registro no hay muchos documentos que hablen sobre quién era realmente José Huenante, en el sentido biográfico», cuenta el joven realizador.

Esa ausencia lo llevó, junto a su equipo, a reconstruir a partir de voces en off e imágenes de los parajes de Puerto Montt, la historia de José en el documental «La Lluvia fue Testigo» (2017), que ya ha sido presentado en distintos festivales del territorio nacional. Londres 38 conversó con Nicolás Soto sobre el proceso de creación; la relación que entabló con la familia para darle vida al documental y la impunidad en este caso, en una ciudad marcada por el abandono del Estado.

¿Por qué creen importante tomar la historia de José Huenante?

El caso Huenante es contemporáneo y está bien vigente, por lo mismo tratamos en todo el proceso, desde la investigación hasta ahora, de descubrir más sobre esta persona. Como este caso hay otros dos: el de José Vergara y Hugo Arispe. Entonces, no se trata solo de José Huenante, hay tres familias que siguen sufriendo, que siguen esperando noticias sobre el paradero de sus hijos. Por lo mismo, este documental es un registro que podría ser histórico. No buscamos que se encuentre el cuerpo o que formalicen a los pacos que participaron en la desaparición. Buscamos difusión, que se conozca el caso, que el público empatice y se emocione.

Una de las voces en off es la madre de José, Cecilia, ¿Fue complejo que la familia confiara en ustedes?

La familia es muy recelosa a la hora de hablar de José. Ha habido mucha gente interesada en hablar de él, en hacer documentales, pero la familia no ha querido porque tienen alguna relación con algún político o qué sé yo. Pero aquí fue distinto. Cecilia me dijo que sí, que estaba dispuesta a trabajar con nosotros desde el primer minuto. Y, bueno, no se nos hizo tan simple. Intentamos ir en buen camino cimentando la ruta del documental. Primero me contacté con la familia, y luego se incorporó Sergio Millaman, su abogado, quien aportó datos claves de la investigación.

¿Cómo fue contar esta historia?

Para poder grabar el documental tuvimos que adaptarnos al entorno familiar de José. Por lo mismo cuando empezamos a trabajar mantuvimos contacto con Cecilia y María (tía de José). Hicimos visitas frecuentes a sus casas para interiorizarnos un poco más con el entorno en el que viven y agarrar confianza. En ese proceso conocimos a las hermanas, primos y primas de José, hay un hermano de José que es muy parecido. Fue muy complejo escuchar los testimonios desde primera persona.

¿Cómo fue para la familia llevar este caso por tantos años?

Tener que estar tanto tiempo sin tener noticias sobre su hijo es terrible. El tiempo en el que pudimos estar en la casa de María había un ambiente muy particular que no se percibe en cualquier lugar. El hecho de que falta alguien. Por lo mismo, lo que nos sorprende de la familia Huenante es el temple y la resiliencia que ellos tienen. Cómo han aguantado tantos años de sufrimiento, de impunidad, y cómo lo han sorteado. Hay muchas familias que se rinden y mueren sin conocer la verdad.

¿Qué significa para Puerto Montt un caso como este?

El caso Huenante se da en una zona donde hay mucha impunidad. Está este caso, están los casos de la dictadura, Pampa Irigoin en la década del sesenta, donde lamentablemente nadie se hace responsable. En el fondo, esas pequeñas cosas opacan el desarrollo de una ciudad, de una comunidad. Por eso la gente está muy contenta con la visibilidad que ha tenido el caso, pensando en que se puede seguir avanzando.

Hablas de la impunidad en la ciudad, ¿cómo ubican en ese lugar, desde el trabajo documental, a José Huenante?

Partiendo por la selección de los testimonios. El documental se basa en voces en off que se complementan con planos de paisajes o lugares en los que vivió José. La lechería, el hogar de menores, la escuela. Tratamos de reconstruir con imágenes su propia vida y, por lo tanto, no hay planos en los que se vean los rostros de las personas. Son voces que hablan, pero que también dejan entrever una historia que muchos prefieren olvidar.

En el montaje del documental descubrimos el concepto de ausencia, que no se hace presente únicamente cuando él desaparece. Por ejemplo, está la ausencia del padre, el abandono cuando él era bebé. El abandono de la mamá, cuando se vio obligada a entregarlo a un centro de menores. Después está la ausencia del colegio, en el sentido que tuvo que abandonarlo para dedicarse a trabajar, y cuando llega a la población el abandono social. Ese lugar, la Vicuña Mackenna, es una de las poblaciones más conflictivas que hay en Puerto Montt.

En Londres 38 exigimos #TodaLaVerdadTodaLaJusticia en casos de violación a los derechos humanos. Después de conocer más sobre la historia de José Huenante, ¿Cómo te llega esta frase?

Sería ideal que esta frase pudiera replicarse a todos los casos de violación a los derechos humanos en Chile. Lamentablemente, con el caso Huenante, o en el caso de José Vergara y Hugo Arispe, no se ha dicho toda la verdad porque se ha ocultado. Tampoco se ha hecho justicia. Que el caso Huenante haya pasado a la justicia ordinaria siembra algo de esperanza para que se investigue y se pueda llegar realmente a la demanda que plantea esta frase.

14 de diciembre 2018.

Fuente: http://londres38.cl/1937/w3-article-101153.html?fbclid=IwAR0QjMt0vCWvaQZdM4jjcK2xq8zPE4Xsh21VDfWMomrksO8xYHo3peaSByA


Anexo [Editor CT]:

Homenaje del cantautor Antonio Mauricio Fernández Rivas:

Antonio Fernández, cantautor que vive en la cordillera, en Curarrhue, un sobreviviente de la dictadura que sigue en la lucha social, comparte con nosotros una canción para José Huenante llamada ¿DONDE ESTA HUENANTE?  Este tema es parte de un álbum de 13 canciones en proceso de grabación titulado IN CHE TOL TEN, en defensa de los ríos de Chile. Para escuchar y compartir.

Fuente: Antonio Mauricio Fernández Rivas: / https://www.facebook.com/antonio.m.rivas.1

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.