Chile cínico: La «nueva» UDI: modifica su alusión al golpe.

En la foto: Augusto Pinochet, entonces Presidente de la República, se reúne con Jaime Guzmán, Julio Dittborn y Joaquín Lavín (derec. a izq.).

Y cambia «marxismo» por «populismo» en declaración de principios en la que participó Jovino Novoa.

por El Mostrador.

Hace más de un año, la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe anunció que reformarían la declaración de principios, que estaba escrita desde que se fundó el partido, debido a que  «la UDI no sintoniza con las preocupaciones que movilizan a la ciudadanía». Tras mantenerse en estricto secreto para evitar que influyera en las elecciones presidenciales internas del partido, el documento vio la luz. La nueva declaración fue trabajada, además de Novoa, por Julio Dittborn, la actual vicepresidenta Ena von Baer, Gabriel Villarroel, el diputado Guillermo Ramírez, el abogado e integrante del comité de comunicaciones de la UDI, Germán Concha, el de Formación de la Fundación Jaime Guzmán, Claudio Arqueros, el abogado Diego Riveaux y el presidente de la Fundación Jaime Guzmán, Jorge Jaraquemada.

Hace más de un año, la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe anunció que reformarían la declaración de principios y que se modificaría el texto que redactó Jaime Guzmán en 1983, cuando se fundó la colectividad. Los argumentos esgrimidos en ese entonces fueron que «la UDI no sintoniza con las preocupaciones que movilizan a la ciudadanía».

Esa reforma ya se hizo, pero se había mantenido en silencio. Según informa el diario El Mercurio, debido a que JVR no quería perjudicar la contienda electoral interna que la puso en disputa con el diputado Javier Macaya.

Pero el documento vio la luz. Y hay algunos cambios, como la alusión al 11 de septiembre. En el grupo de trabajo que conformó este documento se acordó formalmente eliminar de la declaración de principios cualquier alusión histórica y todo lo relativo a los años 80. Aunque, en cambio, ahora hay un nuevo capítulo titulado «contexto histórico» donde se señala: «La izquierda marxista, que había sembrado el odio entre los chilenos y había legitimado el recurso ‘a todas las formas de lucha’, llevó al país a la crisis más grave de su historia independiente (…) La intervención militar de 1973 fue consecuencia de esa crisis». Por último, se señala que la UDI «está orgullosa de su historia, de sus mártires y de haber trabajado siempre por el respeto a los derechos humanos de todos».

Antes, en el antiguo documento, cuando se hablaba de las Fuerzas Armadas, se señalaba que «cuyo origen y gloriosas tradiciones se identifican con el surgimiento y defensa de la chilenidad a través de toda la historia del país, incluida su acción libertadora del once de septiembre de mil novecientos setenta y tres, que salvó al país de la inminente amenaza de un totalitarismo irreversible y de la dominación extranjera, culminando así una valiente resistencia civil y recogiendo un clamor popular abrumadoramente mayoritario».

Otro cambio a los principios de la UDI fue la eliminación de la mención al marxismo, que se cambiará por populismo: «rechazamos todos los totalitarismos y populismos que no son sino distintas formas de tiranía política y de opresión a los pueblos». Además, se señala: «Denunciamos la amenaza que constituye el populismo, el cual, aprovechándose de las múltiples necesidades y aspiraciones de la población más vulnerable, mediante el engaño y la irresponsabilidad, los hunde en la tiranía y la miseria».

En su anterior declaración de principios, se señalaba que la UDI «repudia el marxismo y condena todo pacto o alianza que facilite su penetración e influencia en la sociedad chilena». Más adelante se agregaba: «El debilitamiento del matrimonio, la legalización del aborto y la permisividad frente a la pornografía y las drogas son síntomas que -aunque de variados orígenes- se fomentan y aprovechan por esta nueva expresión gramsciana del marxismo, que hoy amenaza incluso a los países más desarrollados del Occidente».

Otros cambios fueron su mención a la clase media, donde señalan en la nueva declaración que «gracias a nuestras ideas muchas familias que antes vivían en la pobreza hoy son parte de la clase media», se menciona en la introducción. Entre los principios, se argumenta que consideran «imperativo ético hacernos cargo de los anhelos y preocupaciones de la clase media que, gracias al crecimiento que ha experimentado nuestra economía, ha pasado a ser el más dinámico de los segmentos de nuestra sociedad».

También rechazan «la inmigración clandestina»: «La nación chilena debe ser respetuosa de sus pueblos originarios, acogedora, inclusiva y no discriminatoria. No son aceptables el clasismo ni la xenofobia (…) Sin embargo, la inmigración debe ajustarse a las capacidades reales del país. Queremos acoger inmigrantes que aporten con su cultura, familia y trabajo a la formar una sociedad mejor. Por eso rechazamos la inmigración clandestina y propiciamos que se definan políticas acogedoras e inclusivas para los inmigrantes que vengan a nuestro país con el fin de incorporarse a nuestra sociedad, respetando nuestras leyes y costumbres», detallan en el capítulo llamado «Identidad, tradiciones y cultura nacional».

La nueva declaración fue trabajada por los ex presidentes UDI Jovino Novoa y Julio Dittborn, la actual vicepresidenta Ena von Baer, Gabriel Villarroel, el diputado Guillermo Ramírez, el abogado e integrante del comité de comunicaciones de la UDI, Germán Concha, el de Formación de la Fundación Jaime Guzmán, Claudio Arqueros, el abogado Diego Riveaux y el presidente de la Fundación Jaime Guzmán, Jorge Jaraquemada.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/destacado/2019/01/13/la-nueva-udi-modifica-su-alusion-al-golpe-y-cambia-marxismo-por-populismo-en-declaracion-de-principios-en-la-que-participo-jovino-novoa/

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.