Chile glorioso: Del paco violador al milico ladrón. No hay caso con estos generales.

Pasajes, viáticos y asignaciones: auditoría de Contraloría deja al descubierto irregularidades en el Estado Mayor Conjunto.

por El Mostrador.

La auditoría de la Contraloría General de la República, que cubrió el período entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018, reveló que más de US$ 50 mil fueron entregados a funcionarios para compra de pasajes, fletes y sobre equipajes sin exigir legalmente una rendición de gastos. Asimismo, el ente de control abrió un procedimiento disciplinario y ordenó la devolución de US$ 25 mil por viáticos y asignaciones improcedentes, entre otras irregularidades. «Los resultados son realmente escandalosos, la evidencia apuntaría a que en muchos casos se trata de viajes de placer, de militares que se dan la vida de millonarios con recursos de todos los chilenos”, acusó el diputado socialista Leonardo Soto. Además, el informe desnudó una serie de debilidades internas de la institución como “falta de manuales de procedimientos” y el nulo registro para acreditar el cumplimiento efectivo de las actividades de la comisiones de servicio al extranjero en esta entidad castrense que tiene justamente entre sus misiones fundamentales “coordinar las actividades de cooperación internacional» [ACTUALIZADA]

Una serie de irregularidades de platas por concepto de comisiones de servicio al extranjero, pasajes, fletes y otros gastos asociados efectuados por el Estado Mayor Conjunto (EMCO) detectó una auditoría de Contraloría. Por estos hechos, el órgano de control que encabeza Jorge Bermúdez anunció la apertura de un “procedimiento disciplinario en esa institución castrense, a fin de determinar las eventuales responsabilidades administrativas derivadas de tales hechos”.

El reporte, emitido el 3 de septiembre, cubrió el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2018. En ese lapso el EMCO estuvo a cargo del General de Aviación Arturo Merino Núñez, quien dejó el puesto en octubre de ese año cuando asumió como Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile, y fue reemplazado por el vicealmirante Rodrigo Álvarez, primero en calidad de interino y luego como titular de esta entidad que agrupa a todas las ramas de las Fuerzas Armadas y tiene como principal misión asesorar al Ministro de Defensa Nacional en materias de Defensa del nivel estratégico y ámbito conjunto de las Fuerzas Armadas, peor además “coordinar las actividades de cooperación internacional”.

Según explica la Contraloría en el documento, la auditoría fue incluida en la planificación anual de este Organismo de Control, considerando tanto “la arista investigada por el Ministerio Público en el Ejército de Chile, en relación al eventual uso irregular de recursos fiscales por parte de funcionarios de esa entidad castrense, destinados a comisiones de servicio en el extranjero” y un requerimiento formulado por el diputado socialista Leonardo Soto.

«Los resultados son realmente escandalosos, con esta auditoría se sigue reafirmando que donde esté la elite militar hay irregularidades e indicios de corrupción. Lo que ahora vemos en el Estado Mayor Conjunto es el mismo patrón de lo que hemos descubierto en cada rama de las Fuerzas Armadas, un total descontrol en el uso de los recursos públicos y numerosos abusos en la administración de dineros públicos», señaló el diputado PS a El Mostrador.

Las conclusiones

Las conclusiones del organismo de control son tajantes y establecieron que el EMCO “entregó recursos presupuestarios a 3 funcionarios comisionados en el extranjero por un total de US$ 51.086,50, por concepto de pasajes, fletes y sobre equipajes, sin contar con antecedentes de respaldo”.

Asimismo, exigió el reintegro por parte del personal involucrado de unos 25 mil dólares, tanto por concepto de viáticos y asignaciones sin la debida acreditación, lo que debe concretarse “en el plazo de 30 días hábiles, contado desde la recepción de este informe final”

Al respecto, el informe establece que “de la revisión efectuada se verificó la existencia de desembolsos en exceso por concepto de viáticos por un total de US$ 19.075,78, relativos a la ejecución de comisiones en el extranjero, toda vez que se consideraron para el pago aquellos días en que el personal no pernoctó en el lugar de destino de la comisión, detectándose que éstos se encontraban en tránsito mientras se transportaban hacia el lugar de destino, hecho que fue constatado en razón del examen realizado a los tickets aéreos, itinerarios de vuelo y antecedentes sobre salidas y entradas de personas al país”. En la misma línea, se constataron “pagos en exceso por US$ 5.469,35, por concepto de asignación especial única al personal que desarrolló comisiones de servicio por periodos inferiores a 30 días, que participó en actividades de instrucción, entrenamiento y visitas profesionales en el extranjero, cuyo país anfitrión proporcionó alojamiento y alimentación”

Asimismo, respecto de las comisiones de servicio por periodos superiores a 30 días, la Contraloría además “observó el pago de una asignación especial única al personal por la suma total de US$ 35.740, sin ajustarse a lo dispuesto en los artículos 196 y 197 del mencionado Estatuto de Personal”, por lo que “la situación detectada será incorporada en el plan de auditoría de este Organismo de Control, con el objeto de examinar el correcto pago de las remuneraciones del personal del EMCO”.

La auditoría del organismo de control además evidenció una serie de debilidades internas de la institución como “falta de manuales-de procedimientos relacionados con pago de fletes, sobre equipajes y cambio de pasajes aéreos por comisiones de servicios al extranjero”. Asimismo, “se comprobó para el periodo auditado que 48 facturas, por un total de $158.365.305; 51 notas de crédito, por la suma de $ 138.942.825, y 1 nota de débito por $ 3.311.314, todos emitidos por las empresas proveedoras de pasajes internacionales a nombre del EMCO, no fueron registradas en la contabilidad de la entidad castrense, denotando la ausencia de control” de esta institución.

A esto se suma que la Contraloría “verificó que el servicio no exige a los funcionarios que acuden a comisiones de servicios al extranjero, un documento, informe, acta o cualquier otro antecedente que acredite el cumplimiento efectivo de las actividades y/o funciones encomendadas conforme al objetivo de cada comisión de servicio aprobada por la autoridad”.

«Viajes de placer»

Según el diputado Soto, «la evidencia apuntaría a que en muchos casos se trata de viajes de placer, de militares que se dan la vida de millonarios con recursos de todos los chilenos. Por ejemplo, hay un caso de un funcionario que cambió un pasaje para pasar tiempo en Miami cuando su cometido era en Haití. Otros viajaron con sus esposas a Estados Unidos e Italia, y todo esto sin que acrediten el cumplimento de los programas y actividades que supuestamente justificaban las comisiones de servicio al extranjero”.

«En definitiva son claros los indicios de que altos oficiales pueden estar utilizando las comisiones al extranjero para llenarse los bolsillos o irse de vacaciones con gastos pagados, amparados en el más absoluto descontrol y falta de transparencia en el uso de recursos públicos. Estamos en presencia de un mecanismo lamentablemente transversal a todas las ramas de las Fuerzas Armadas, propio de una cultura institucional que facilita el abuso permanente y la corrupción y que tiene que terminar», concluyó.

Revise la auditoría de Contraloría acá

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2020/09/21/pasajes-viaticos-y-asignaciones-auditoria-de-contraloria-deja-al-descubierto-irregularidades-en-el-estado-mayor-conjunto/


Investigación contra Carabineros: director del INDH apunta a “responsables institucionales” en su declaración ante la Contraloría.

por El Mostrador.

Sergio Micco declaró ante el fiscal del sumario, Carlos Soto, y abordó no solamente la aplicación incorrecta de la gradualidad en el uso de la fuerza, y un mal uso de bombas lacrimógenas y escopetas antidisturbios, normativa que quedó establecida en la circular N° 1832 que el 2019 suscribió el general director de Carabineros, Mario Rozas, sino también la necesidad de establecer “responsables institucionales”. “Debemos entender que por las dificultades de las pruebas de los delitos y la determinación individual de responsabilidad, puede haber sentencias bajas en relación con la magnitud de lo sucedido en Chile. Solo enfrentando a quien es responsable institucionalmente podremos llegar a un tipo de respuesta acorde a lo sucedido. El principio de responsabilidad es esencial en este episodio de grave vulneración de DDHH», indicó.

El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Sergio Micco, declaró ante la Contraloría General de la República en el marco del sumario que lleva adelante el organismo por el uso irregular de elementos disuasivos por parte de Carabineros durante el estallido social, y que derivó en cargos contra siete generales del alto mando de la institución.

De acuerdo a El Mercurio, Micco declaró ante el fiscal del sumario, Carlos Soto, y abordó no solamente la aplicación incorrecta de la gradualidad en el uso de la fuerza, normativa que quedó establecida en la circular N° 1832 que el 2019 suscribió el general director de Carabineros, Mario Rozas, sino también la necesidad de establecer “responsables institucionales”.

«Yo diría que en relación con los elementos contenidos en la circular y protocolo, se pasaba del nivel 4 al 5 y del 3 al 4, sin respetar la gradualidad ni el principio de necesidad. Nosotros observamos manifestaciones completamente pacíficas en las que lanzaban bombas lacrimógenas», dijo el director del INDH.

Agregó que «en relación con el principio de responsabilidad, es esencial al enfrentar las graves violaciones a los DDHH».

Micco sostuvo que «debemos entender que por las dificultades de las pruebas de los delitos y la determinación individual de responsabilidad, puede haber sentencias bajas en relación con la magnitud de lo sucedido en Chile. Solo enfrentando a quien es responsable institucionalmente podremos llegar a un tipo de respuesta acorde a lo sucedido. El principio de responsabilidad es esencial en este episodio de grave vulneración de DDHH».

Señaló además que el INDH realizó observaciones al protocolo, pero que la mayoría no fueron acogidas. Por ejemplo, las referentes a las definiciones «ambiguas» respecto a lo que es una manifestación ilícita.

La investigación de la Contraloría era desconocida hasta hace poco y fue revelada por Radio Bío Bío. Los investigados son: el general inspector, Ricardo Yáñez Reveco, actual Director Nacional de Orden y Seguridad; el general inspector Jorge Valenzuela Hernández, Director Nacional de Apoyo a las Operaciones Policiales; Mauricio Rodríguez Rodríguez, Jefe de la Zona Metropolitana; Enrique Bassaletti Riess, Jefe de Zona Santiago Este; Enrique Monrás Álvarez, Jefe Zona Santiago Oeste; Hugo Zenteno Vásquez, Jefe V Zona Valparaíso; y Jean Camus Dávila, Director de Logística.

El organismo contralor consideró que -tomando en cuenta la actuación de los uniformados durante el estallido social- el Alto Mando no habría garantizado el cumplimiento de los protocolos del uso de la fuerza.

Las denuncias del INDH

El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos también se refirió al rol que jugó el organismo durante el estallido social. Detalló que «estuvimos presentes en 339 manifestaciones observando lo que ocurría. Tuvimos 1600 visitas en 68 centros de salud y estuvimos en alrededor de 1504 visitas a recintos policiales».

Informó que se recibieron seis mil denuncias, las que posteriormente se transformaron en acciones judiciales.

Entre las fallas que el INDH pudo determinar, sostuvo que «lo más importante era el mal uso de las bombas lacrimógenas y escopetas antidisturbios sin respetar los protocolos». También dijo que hubo tratos degradantes en las detenciones.

Sergio Micco también criticó que «la capacidad técnica y personal de Carabineros de Chile es demasiado baja para mantener el control del orden público, por lo que no es raro que se pase rápidamente de violencia de particulares a violaciones de DDHH».

«Por otra parte, resulta esencial la legitimidad de la fuerza policial. Desde hace tiempo ya, la institución está en una crisis de confianza. Cuando esta se pierde no se respeta a la institución y viene la crisis del orden público democrático», agregó.

Además, Micco consideró que existe un problema de regulación y capacitación en la policía uniformada, y señaló que «si bien la Dirección de DDHH en Carabineros existe, ésta siempre ha sido muy débil».

«Esto se manifestó -detalla- ante la ausencia de oficinas regionales y el presupuesto reducido. Para nosotros, en cuanto a la valoración de las violaciones de DDHH, estas siempre son graves, independiente del número objetivo que hayan sido. Existen problemas en la selección de Carabineros, pues la institución permitió entrar a gente que no debió entrar».

«Mayor acogida a los derechos humanos»

Pese a las críticas, el director del INDH reconoce que ha habido avances en materia de derechos humanos. Relató que «las antiguas generaciones de Carabineros sentían un rechazo hacia los DDHH, entendiendo erróneamente su contenido. Las nuevas, en cambio, estaban entendiendo una mayor acogida a la noción y doctrina de los DDHH, pero esta formación fue demasiado teórica. Hay cuestiones de orden técnico-práctico, por ejemplo, que han sido insuficientes, en el uso de escopeta, bombas lacrimógenas. Entonces, esto excede al protocolo, y son actos delictuales».

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2020/09/21/investigacion-contra-carabineros-director-del-indh-apunta-a-responsables-institucionales-en-su-declaracion-ante-la-contraloria/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.