INDH rinde homenaje a SJ José Aldunate con entrega del Premio Nacional de DDHH 2016

Fuente: tomado de Red Charquicán.

El Sacerdote Jesuita José Aldunate fue elegido por el Consejo del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) para recibir el Premio Nacional de Derechos Humanos 2016. Su amplia trayectoria en la defensa y promoción de los derechos fundamentales de las personas perseguidas por la dictadura y su compromiso con las personas más vulnerables, lo hacen merecedor de este galardón.

En representación del Consejo del INDH, Lorena Fries –Directora del INDH- señala que “El Consejo tomó la historia, la vida de Pepe Aldunate como la expresión de lo que significa ser un defensor de los derechos humanos. Él partió trabajando por la justicia social en el país en el campo de los trabajadores y las trabajadoras, desde ahí se vinculó a las violaciones masivas y sistemáticas durante la dictadura donde tuvo un papel preponderante en la defensa de las víctimas de la persecución política, de la desaparición y de la tortura”.

“Pepe Aldunate levantó muchas veces su voz y siempre lo hizo de manera pacífica. Yo creo que una de las grandes cosas que nos enseña, es que se puede resistir una dictadura desde la no violencia”, agrega la Directora del Instituto.

Fries añade además que el Premio Nacional de DDHH 2016 “nunca dejó el campo de la defensa de la vida, de la integridad física y de la defensa de los derechos de los trabajadores, derechos que hasta el día de hoy tienen cortapisas en derechos humanos, por lo tanto hoy Pepe Aldunate sigue tan vigente como antes”.

Trayectoria de José Aldunate

De profundas convicciones vinculadas a la justicia social y la protección de las personas más vulnerables, José Aldunate ha recorrido un camino de permanente defensa de los derechos humanos. Su nutrida trayectoria se inicia en la década de 1950 en Chile, al comenzar labores en el proyecto Acción Sindical Chilena (ASICH), apoyando las reivindicaciones de los trabajadores/as.

Ocurrido el golpe de Estado, José “Pepe” Aldunate -como cariñosamente lo llaman sus amigos/as y cercanos/as- formó parte del Equipo Misión Obrera (EMO), desde donde apoyó acciones de defensa de los derechos humanos vulnerados, dando apoyo y protección a las personas perseguidas por la dictadura militar.

En este contexto, Aldunate fue uno de los motores para la creación del Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo, a través del cual defendió la integridad física de prisioneros/as durante la dictadura- mediante la lucha pacífica y un permanente apoyo a la Agrupación de Familiares de Detenidos/as Desaparecidos/as.

Publicó reflexiones, artículos y textos -algunos incluso en la clandestinidad- a través de los cuales expuso su visión sobre el rol de una iglesia comprometida con los derechos humanos y la defensa de quienes más lo requerían.

Su trayectoria como defensor de los derechos humanos le hizo recibir en 1988 el Premio Nobel Alternativo de la Paz.

A sus recientemente cumplidos 99 años, José “Pepe” Aldunate, Premio Nacional de Derechos Humanos 2016, vive en una residencia jesuita ubicada en Santiago, con la sencillez que lo caracteriza y acompañado por sus amigos/as y cercanos que día a día agradecen y reconocen su extensa vida y obra como defensor de los derechos humanos en Chile.

Premio Nacional de DDHH 2016

En su misión de promover la plena vigencia de los derechos humanos de las personas en Chile, al INDH le corresponde entregar el Premio Nacional de los Derechos humanos –cada dos años- a quien/quienes se hayan destacado en la promoción de una memoria histórica sana y en la protección y defensa de los derechos humanos de quienes habitan en el territorio de Chile.

En sus dos versiones anteriores -2011 y 2014- fueron galardonadas, respectivamente, Viviana Diaz, por su incansable defensa de los derechos fundamentales durante la dictadura, y María Soledad Cisternas, por su férrea labor en pro de los derechos de las personas con discapacidad.

Postulaciones

El INDH recibió recibido un total de 24 postulaciones al Premio Nacional de Derechos Humanos 2016, cuyos nombres recayeron en:

Abraham Vuskovic Rojo, defensor de los derechos económicos sociales y culturales.
Andrés Aylwin Azócar, defensor de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Aucan Hiulcaman Paillama, defensor de los derechos de los pueblos indígenas.
Berta Quintreman Calpan, defensora de los derechos de los pueblos indígenas.
Camila Llanquinao Trabol, defensora de los derechos de los pueblos indígenas y de los derechos de niños, niñas y adolescentes.
Carlos Díaz Valdivia, defensor de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Carlos Henríquez Martínez, defensor de los derechos de las personas privadas de libertad.
César Rodríguez Urzúa, defensor de los derechos de las personas víctimas de la Talidomida en Chile, de los derechos de las personas con discapacidad y defensor del derecho a la salud.
Cristóbal Campos Suazo, defensor de los derechos de niños, niñas y adolescentes, y defensor de los derechos de las personas con discapacidad.
Fabiola Vera Santibáñez, defensora de los derechos de las mujeres.
Guido Gossens Roell, defensor de los derechos de las personas privadas de libertad.
José Aldunate Lyon, defensor de los derechos de las personas víctimas de la dictadura y de los derechos económicos sociales y culturales.
José Zalaquett Daher, defensor de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Mireya García Ramírez, defensora de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Morelia Fernández Montenegro, defensora de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Neldy González Acevedo, defensor de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Pablo Imaña Herrera, defensor de los derechos de las personas de las diversidades sexuales.
Ramón Arias Ávila, defensor de los derechos económicos sociales y culturales.
Rosa Ferrada Díaz, defensora de los derechos de las mujeres.
Sergio Contreras Navia, defensor de los derechos de los pueblos indígenas y de los derechos económicos, sociales y culturales.
Silvia Parada Araya, defensora de los derechos de las personas de las diversidades sexuales.
Verónica Reyna Morales, defensora de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Violeta Berríos Águila, defensora de los derechos de las personas víctimas de la dictadura.
Viviana Fernández Montenegro, defensora de los derechos de las personas víctimas de la dictadura


Villa Grimaldi recibe con alegría otorgamiento de Premio Nacional de Derechos Humanos 2016 para José Aldunate S.J.

Lualdunate_aylwinego de conocer esta mañana, la notificación de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2016 a José Aldunate S.J por parte del INDH, la Corporación Parque por la Paz Villa Grimaldi, manifiesta su gran alegría por dicho reconocimiento. Higinio Espergue, presidente del Directorio de Villa Grimaldi menciona: “Tras una breve, pero movida y simbólica campaña realizada por diversas organizaciones de derechos humanos, sociales y cristianas, entre ellas la nuestra, recibimos con enorme alegría esta noticia. José es un miembro importante de nuestra comunidad, significa mucho para la historia de nuestra Institución y sin lugar a duda, también para Chile entero. Su lucha incansable por los derechos humanos y sociales por fin ha sido reconocida por toda la sociedad con la entrega de este premio”.

En el día de mañana, organizaciones participantes en la inscripción de su candidatura, se harán presente en la casa de José Aldunate, para saludarle por este importante otorgamiento.

José Aldunate S.J. nació en Santiago en 1917, y se integró como sacerdote a la congregación Compañía de Jesús en 1935. Ha tenido una sólida formación intelectual como líder de opinión, dirigiendo la Revista Mensaje y el Centro Bellarmino, además ser autor de numerosos libros y columnas en medios de comunicación. Durante la dictadura y junto a otros sacerdotes, como Mariano Puga, Rafael Maroto y Roberto Bolton, entre otros, fue un férreo defensor de la vida, la justicia y los derechos sociales; impulsando en 1983, la creación del Movimiento contra la Tortura Sebastián Acevedo, formado para denunciar pacíficamente, la práctica sistemática de detención ilegal, la tortura y la desaparición de personas.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.