Las dos mujeres trans que ‘empezaron’ el Orgullo Gay: Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera [+ video].

Una era negra, otra latina. Las dos pobres, trabajadoras sexuales, trans y drag queens. Son dos luchadoras: Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera. La primera encabezó las revueltas de Stonewall un 28 de junio de 1969, fecha en la que a partir de entonces se celebra el Orgullo. La segunda fundó junto a ella una asociación para ayudar a personas trans que vivían en las calles neoyorquinas. Ambas fueron estandartes de la lucha LGTB+. (Eslang.es)

Por Laura Caso

«El primer desfile fue una revuelta». El Orgullo se celebra el 28 de junio para conmemorar ese mismo día de 1969 en el que el barrio neoyorkino de Greenwich Village, empezando por un bar, el Stonewall Inn, se enfrentó a la policía para protestar contra los abusos y la intolerancia hacia el colectivo LGTB+, una fecha clave en el camino hacia la igualdad de esta comunidad.

Allí, en primera fila, estaba Marsha P. Johnson (1945-1992), una mujer trans afroamericana, trabajadora sexual y autoidentificada como drag queen. Historiadores como David Carter y Leslie Feinberg, que han escrito sobre los disturbios acaecidos en el 69, la sitúan como una de las primeras personas en enfrentarse a las fuerzas del orden en aquella jornada. Gracias a ella, y a otras personas como ella, celebramos hoy el Orgullo.

A lo largo de su vida lidió con la enfermedad mental, la exclusión y la pobreza extrema. Nunca se trató correctamente del virus del sida y esto le acarreó problemas de salud. Pese a todo, siempre estuvo involucrada en el activismo y junto a Sylvia Rivera (1951-2002), una mujer trans latina también pionera en la defensa de los derechos de la comunidad LGTB+, fundó una organización para ayudar a mujeres trans, drag queens y niños que vivían en la calle: STAR.

Rivera, hija de puertorriqueño y venezolana, pronto se quedó huérfana. Su abuela no aprobaba sus comportamientos ‘femeninos’, así que a los 11 años ya estaba en las calles de Nueva York dedicada a la prostitución. Pronto se unió a la lucha: primero, por los derechos civiles, después en la oposición a la guerra de Vietnam y luego por los derechos del colectivo LGTB+, en especial los de las personas trans.

En 1992, Rivera intentó matarse lanzándose al río Hudson. Pocos meses antes, justo en esas aguas, se había encontrado el cadáver de Marsha Johnson. La policía dijo que había sido un suicidio, pero tanto ella como otras activistas compañeras de Johnson se quejaron por la manera en que las autoridades dieron carpetazo al caso. Sylvia murió en 2002 víctima de un cáncer de hígado, y pasó los últimos años de su vida protestando por los derechos de su gente dentro de un movimiento gay que se había ido haciendo más masculino, más blanco y más conservador a medida que la causa alcanzó el mainstream.

Tanto Johnson como Rivera merecen ser recordadas y visibilizadas, no solo por sus vidas singulares y ejemplares, sino como recordatorio de que todas las luchas son importantes. Estarían orgullosas de este World Pride batallero y autoconsciente, con iniciativas como el Orgullo Crítico 2017, contra la mercantilización de esta fiesta, o #StopPlumofobia, para erradicar comportamientos sexistas o racistas.

26 de junio 2017

Fuente: http://www.eslang.es/politica/las-dos-mujeres-trans-que-empezaron-el-orgullo-gay-marsha-p-johnson-y-sylvia-rivera_20170627-v.html

Video : Stonewall – Sylvia Rivera – Legado de resistencia 1973

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.