Reconocimientos a una de las grandes poetas chilenas actuales, Elvira Hernández.

La poeta chilena Elvira Hernández ha recibido dos premios durante este mes de junio. El Premio Nacional de Poesía Jorge Tellier y el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda. Compartimos con ustedes dos artículos relacionados con estas distinciones, además de un fragmento de una de las grandes obras de esta poeta, «Bandera de Chile» (1981).  Esta obra que circuló clandestinamente en Chile durante los últimos años de la dictadura, marca el desarrollo de la poesía contemporánea en toda América Latina. (Nota Editora Natalia Pravda).

La chilena Elvira Hernández obtiene el Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda.

Por La poesía alcanza para todos

El Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda, de Chile, fue adjudicado a la poeta de ese país Elvira Hernández. En catorce ediciones del premio, Hernández es la segunda mujer chilena en obtenerlo. Conoció la noticia estando en Edimburgo, invitada por una de sus obras poéticas más conocidas, “La bandera de Chile”.

Este reconocimiento es otorgado por el Estado chileno a los poetas por el aporte que su obra represente para Iberoamérica. Para adjudicarlo, la organización reúne a un jurado conformado también por poetas.

En la edición de 2018 la decisión fue adoptada por Elicura Chihuailaf y Galo Ghigliotto, de Chile; Alicia Genovese, de Argentina; Elsa Cross, de México; y Mayra Santos, de Puerto Rico.

Hace apenas dos semanas, Elvira Hernández había sido galardonada con el Premio Nacional de Poesía Jorge Teillier, que otorga la Universidad de la Frontera, de su país.

En su determinación, el jurado expresó que Hernández “utiliza un lenguaje intimista pero no por eso deja de hablar y referirse al mundo real, a temas contingentes, con una especial ironía y una pluma clara y delicada, que ha logrado captar a muchos lectores jóvenes latinoamericanos”.

La poeta nació en Lebu, provincia de Arauco, en 1951. Tiene una muy extensa obra publicada y su libro “La Bandera de Chile” es citado casi ineludiblemente en las referencias a la poesía contemporánea de su país, donde comenzó a circular clandestinamente, por una edición en la Argentina, a raíz de la censura y la persecución de la dictadura del genocida Augusto Pinochet (1973/1990).

Publicó posteriormente «Santiago Waria», en 1992; «Álbum de Valparaíso», en 2002; «Cultivo de hojas», en 2007; y la antología «Los trabajos y los días», en 2016.

Fue finalista del Premio Altazor en 2012, con «Cuadernos de deportes». Recibió el Premio a la trayectoria en el Festival de Poesía La Chascona, en 2017.

El anuncio fue hecho por la ministra de Cultura de Chile, Alejandra Pérez, después de que el jurado deliberó en La Sebastiana, casa-museo de Pablo Neruda en Valparaíso.

Hernández es la segunda poeta chilena en obtener el Iberoamericano Pablo Neruda, después de Carmen Berenguer. Recibirá el premio en el Palacio de la Moneda, sede presidencial en Santiago. Obtiene una medalla y 60 mil dólares, lo que convierte a este premio a uno de los más cuantiosos en América Latina.

Contactada telefónicamente en Edimburgo, la poeta se declaró muy emocionada por la adjudicación del premio, que tiene entre sus ganadores a algunos de los autores contemporáneos más celebrados: el catalán Joan Margarit, en 2017; el chileno Raúl Zurita, en 2016; el brasileño Augusto de Campos, en 2015; y los cubanos Reina María Rodríguez, en 2014, y José Kozer, en 2013.

28 de junio 2018

Fuente: http://lapoesiaalcanza.com.ar/noticias/5153-la-chilena-elvira-hernandez-obtiene-el-premio-iberoamericano-de-poesia-pablo-neruda


Elvira Hernández gana Premio Nacional de Poesía Jorge Teillier.

Por Katherine Chávez.

Por decisión unánime, la poeta Elvira Hernández (Lebu, 1951), se adjudicó el Premio Nacional de Poesía Jorge Teillier, que entrega la Universidad de La Frontera para reconocer la labor creadora de poetas chilenos/as, cuya obra haya contribuido a enriquecer de forma notable nuestro patrimonio literario y cultural.

La decisión fue tomada en una sesión resolutoria constituida por un jurado conformado por los académicos de la UFRO, Dr. en Ciencias Humanas, Juan Manuel Fierro y el Dr. en Literatura Latinoamericana, José Manuel Rodríguez, propulsores de este galardón; la Mg. en Filosofía, secretaria académica y docente de la Escuela de Literatura Creativa de la Universidad Diego Portales, Bernardita Bolumburu; la Dra. en Filología Hispánica, integrante de la Academia Chilena de la Lengua y profesora titular de Literatura de la U. de Concepción, María Nieves Alonso; el poeta Omar Lara, quien fue el ganador del mismo premio en su versión anterior; y el director (s) de Vinculación con el Medio, Jorge Petit – Breuilh, en el rol de ministro de fe.

ANTOLOGADA EN TRES CONTINENTES

Las razones del jurado fueron numerosas, por tratarse de una poeta que ha obtenido reconocimiento nacional e internacional, con presencia en diversas antologías de Latinoamérica, Europa y Asia. Cuenta con una interesante labor crítica sobre la poesía chilena. Su obra es rigurosa y explora las posibilidades del lenguaje. Ha establecido una estrecha relación con las nuevas generaciones lectoras y en término de intertextualidad puede vislumbrarse las huellas de Teillier en su poesía, marcadas en el tono “menor” de sus versos.

Por otra parte, en Elvira Hernández “hay una consciencia de la poesía. Logra articular un hermoso discurso estético con un alto espíritu ético marcado en su preocupación por el mundo de la marginalidad, no entendida sólo como condición social, sino como reflejo de la situación de muchas personas en el mundo actual”.

Finalmente se menciona EL libro La Bandera de Chile – cuya edición argentina circuló de manera clandestina en nuestro país durante la década de los ochenta y fue reeditado en Chile recién el año 2010 -el que fue descrito “como un texto esencial para la poesía chilena. Allí destaca el uso de la página como un soporte para desplegar la visualidad, los versos y algo muy importante para la musicalidad de la poesía, los silencios”.

El director (s) de Vinculación con el Medio de la Universidad de La Frontera, Jorge Petit – Breuilh, en primera instancia agradeció la participación de los 17 postulantes, “donde 10 cumplían estrictamente con las bases en relación a los requisitos de trayectoria, sin embargo, todos de mucho renombre a nivel nacional”, destacó el desempeño del jurado “absolutamente conocedor de la poesía chilena”. Agregó que “estamos muy contentos como Universidad de La Frontera de que la ganadora haya sido elegida por unanimidad y por primera vez sea una mujer la que se lleva este galardón”.

La jurado, Dr. María Nieves Alonso, experta en poesía chilena contemporánea, destacó la relevancia de este Premio “que ha ocupado un lugar muy importante en hacer visible a nuestros poetas en un país donde hay pocos premios” y se manifestó, especialmente contenta, por la premiación de Elvira Hernández “a quien admiro no solo como poeta sino también como crítica y ser humano”, relevando el “valor ético y estético de su obra que refleja un compromiso con el lugar desde donde habla”.

13 de junio 2018

Fuente: https://www.ufro.cl/index.php/noticias/12-destacadas/1692-elvira-hernandez-gana-premio-nacional-de-poes%C3%ADa-jorge-teillier


 La Bandera de Chile (fragmento)

 

Nadie ha dicho una palabra sobre la Bandera de Chile

en el porte     en la tela

en todo su desierto cuadrilongo

no la han nombrado

La Bandera de Chile

ausente

La Bandera de Chile no dice nada sobre sí misma

se lee en su espejo de bolsillo redondo

espejea retardada en el tiempo como un eco

hay muchos vidrios rotos

trizados como las líneas de una mano abierta

se lee

en busca de piedras para sus ganas

A la Bandera de Chile la tiran por la ventana

la ponen para lágrimas en televisión

clavada en la parte más alta de un Empire Chilean

en el mástil centro del Estadio Nacional

para un orfeón         pasa un escalón

dos tres cuatro

La Bandera de Chile sale a la cancha

en una cancha de fútbol se levanta la Bandera de Chile

la rodea un cordón policial como a un estadio olímpico

(todo es estrictamente deportivo)

La Bandera de Chile vuela por los aires

echada a su suerte

En metros cuadrados se mide la Bandera de Chile

su olor en respingos de nariz

en ojos que no ven sus aristas de luz y sombra

en paciencia sus diarreas

las construcciones de desnutrida confianza

La Bandera de Chile está tendida entre 2 edificios

se infla su tela como una barriga ulcerada -cae como

teta vieja-

como una carpa de circo

con las piernas al aire tiene una rajita al medio

una chuchita para el aire

un hoyito para las cenizas del General O’Higgins

un ojo para la Avenida General Bulnes

La Bandera de Chile está a un costado

olvidada

La Bandera de Chile es reversible para

unos de aquí para allá

sotros edálla pacá

La Bandera de Chile

la división perfecta

 

Déjanos un comentario/respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.