América Latina: Maduro y Putín fortalecen alianza.

Venezuela y Rusia anuncian ejercicios militares en conjunto.

por Deutsche Welle.

Una escuadrilla de bombarderos, transporte militar y cien pilotos rusos ya se encuentran en Caracas.

Una escuadrilla de aviones rusos, incluidos dos bombarderos estratégicos T-160, capaces de llevar bombas nucleares, llegó al aeropuerto de Maiquetía Simón Bolívar en Venezuela, según informó el ministerio de Defensa de Rusia en un comunicado.

Además de los bombarderos, la escuadrilla también integraba a un aparato de transporte militar An-14 y a un avión de pasajeros Il-62, que recorrieron más de 10.000 kilómetros hasta su destino.

La llegada de estos equipos militares responden al acuerdo entre Venezuela y Rusia de realizar ejercicios militares en conjunto para para la defensa del país  sudamericano, según anunció el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino durante el recibimiento de cien pilotos rusos. «Debemos decirle a la gente de Venezuela y al mundo entero que al igual que estamos cooperando en diversas áreas para el desarrollo de nuestra gente, también nos estamos preparando para defender a Venezuela hasta el último milímetro cuando sea necesario», dijo.

El aterrizaje en Caracas de militares y de armamento ruso es producto de los acuerdos alcanzados la semana pasada entre Nicolás Maduro y Vladimir Putin que se reunieron en Moscú y en el que se pactó una inversión rusa por más de 6.000 millones de dólares, además de un contrato para el mantenimiento y la reparación de armamento.

MN (efe, afp)

10-12-2018.

Fuente: https://www.dw.com/es/venezuela-y-rusia-anuncian-ejercicios-militares-en-conjunto/a-46671115


Rusia envía bombarderos con capacidad nuclear a Venezuela.

En momentos que crecen las tensiones entre Rusia y Estados Unidos

MOSCÚ — Dos bombarderos estratégicos rusos con capacidad para llevar armas nucleares arribaron a Venezuela el lunes, en momentos que crecen las tensiones entre Rusia y Estados Unidos.

El ministerio de Defensa ruso dijo que dos bombarderos Tu-160 aterrizaron en el aeropuerto de Maiquetía, en las afueras de Caracas, tras un vuelo de 10,000 kilómetros. No aclaró si transportaban armas ni cuánto tiempo permanecerán en el país sudamericano.

Russia sends 2 nuclear-capable bombers to Venezuela
En la foto: Bombardero Tu-160, de caracter estratégico, capaz de transportar armas nucleares. Dos unidades de este tipo arribaron a Venezuela el lunes, en momentos que crecen las tensiones entre Rusia y Estados Unidos.

El ministerio dijo que un avión de carga An-124 Ruslan y un avión de pasajeros Il-62 acompañaron los bombarderos a Maiquetía.

El Tu-160 tiene capacidad para transportar misiles crucero con ojivas nucleares en un radio de 5,500 kilómetros. Esta clase de bombarderos participaron en la campaña rusa en Siria, donde lanzaron misiles crucero Kh-101 armados con ojivas convencionales por primera vez en combate.

El mismo día, en un acto en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía el ministro de la Defensa de Venezuela, general en jefe Vladimir Padrino López, y el resto del alto mando militar dio la bienvenida a miembros de la fuerza aérea rusa que participarán en las maniobras con oficiales venezolanos. En 2008, oficiales de ambos países realizaron unas maniobras navales en Venezuela que se denominaron “Venrus 2008”. En ellas participaron unos 2,000 militares.

«Nadie en el mundo tema por la presencia de los aviones logísticos que han pisado territorio venezolano. Somos constructores de la paz», dijo Padrino López a medios estatales al defender las operaciones que aseguró que lo buscan es preparar a Venezuela para la defensa.

El presidente venezolano Nicolás Maduro visitó Moscú la semana pasada para tratar de reforzar la ayuda económica y política a su país, aunque la deuda venezolana con Rusia es de miles de millones de dólares.

Rusia es uno de los principales aliados de Venezuela, cuyo aislamiento crece bajo las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea. Ambos acusan a Maduro de socavar las instituciones democráticas para aferrarse al poder y provocar una crisis económica y política más grave que la Gran Depresión.

El ministro de Defensa ruso, Serguei Shoigu, dijo la semana pasada durante una reunión con su contraparte venezolano Vladimir Padrino López que Rusia seguirá enviando aviones y buques militares como parte de la cooperación militar bilateral.

Venezuela le ha comprado a Rusia más de $4,000 millones en armas desde 2005, que incluyen helicópteros, cazas y 100,000 fusiles Kalashnikov.

En septiembre pasado las autoridades militares venezolanas habían adelantado que Rusia se incorporaría a unas operaciones especiales para prestar apoyo en el adiestramiento de la fuerza aérea del país suramericano.

Las relaciones ruso-estadunidenses están en su punto más bajo de la post-Guerra Fría debido a Ucrania, la guerra en Siria y denuncias de intromisión rusa en la elección de 2016. Rusia está furiosa con la presencia de armas y efectivos de Estados Unidos y la OTAN cerca de sus fronteras.

Fuente: https://www.elvocero.com/el-mundo/rusia-env-a-bombarderos-con-capacidad-nuclear-a-venezuela/article_4bc99d00-fcc5-11e8-81de-63c4041ad340.html

 


La alianza estratégica de Maduro y Putin.

por Emily Sherwin, desde Moscú (CP/ER)/Deutsche Welle.

Venezuela debe sumas millonarias a Rusia. A primera vista, Caracas parece un interlocutor desigual para Moscú, pero el creciente aislamiento ruso lleva al presidente Putin a tratar de afianzar los lazos con sus amigos.

La visita de Nicolás Maduro a Rusia se produce en medio de una crisis económica y un creciente aislamiento de Venezuela en el mundo. El presidente ruso, Vladimir Putin, conoce los problemas del gobernante venezolano. «La situación en Venezuela sigue siendo difícil”, señaló Putin, quien alabó los esfuerzos del gobierno de Caracas por «lograr el entendimiento en la sociedad» y condenó «cualquier intento de cambiar la situación con ayuda de la fuerza». Sus palabras deben haber sonado a música para los oídos de Maduro.

Antes del encuentro, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, anunció que ambas partes discutirían la posibilidad de que Rusia otorgara ayuda financiera a Venezuela, motivo al que atribuyó la visita. Rusia es un importante acreedor del país latinoamericano, al que el Gobierno de Moscú y el gigante petrolero Rosneft han entregado créditos por unos 17.000 millones de dólares desde 2006.

El factor petrolero

Pero hay otros factores que considerar. Putin y Maduro se encontraron en vísperas de la reunión de la OPEP, y las economías de sus respectivos países son altamente dependientes de los precios del petróleo. Según Artur Demchuck –vicedecano del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Moscú- el principal aspecto de las conversaciones de Moscú fue acordar «un plan de acción… si se producen recortes en la producción petrolera”. El experto en América Latina señala que Rusia y Venezuela quieren presentar un «frente unido” ante la OPEP, subrayando sus lazos políticos y económicos, particularmente estrechos en tiempos de Hugo Chávez.

Venezuela, a diferencia de Rusia, es integrante de la OPEP,

Alina Scherbakova, profesora adjunta de la Escuela Superior de Economía, apunta que Moscú necesita mantener la cercanía con Caracas. «Venezuela es miembro de la OPEP y Rusia no. En consecuencia, las conversaciones con Venezuela apuntan a garantizar que ese país pueda promover también los intereses rusos”, explica.

El factor agrícola

El comercio bilateral ocupó igualmente un lugar destacado en la agenda rusa. Putin afirmó en el encuentro que, tras algunas dificultades en los años pasados, el comercio ruso-venezolano vuelve a repuntar. Su asesor Yuri Ushakov había especificado previamente que la agricultura es un aspecto «importante de nuestra cooperación”, indicando que Rusia exportó 250.000 toneladas de trigo a Venezuela.

Alina Scherbakova explica que esto beneficia a ambas partes. Por un lado, el trigo ruso es importante para la seguridad alimentaria venezolana. Y, por otro, «la agricultura se ha convertido en un área prioritaria para la economía rusa”, indica.

El nuevo interés de Rusia en la agricultura obedece en parte a las sanciones que se le impusieron tras la anexión de Crimea en 2014. Rusia reaccionó dejando de importar determinados alimentos y productos agrícolas de los países que aplicaron medidas punitivas en su contra. Según Scherbakova, Moscú está buscando, en consecuencia, nuevos socios para sustituir esos productos y, a la vez, «intenta posicionarse como exportador de alimentos en el mercado internacional”, en vista de que los precios de dichos bienes aumentan a nivel mundial.

Respaldo internacional

Para Moscú, la cooperación con Caracas adquiere relevancia para contrarrestar su creciente aislamiento en el escenario internacional. También Venezuela es objeto de sanciones, que el Kremlin ha condenado esta semana.

Artur Demchuck puntualiza que Venezuela es uno de los «principales socios” de Rusia en Latinoamérica. Y, dado que no hay signos de que las sanciones vayan a retirarse, para Moscú es importante tener en Venezuela un «socio estratégico” en el escenario internacional.

El politólogo explica que Venezuela «casi siempre” ha respaldado a Rusia en las votaciones de la Asamblea General de la ONU y otras organizaciones internacionales. También es uno de los pocos países que reconoció la anexión de Crimea y la independencia de las regiones separatistas de Abjasia y Osetia del Sur, en el Cáucaso.

Las sanciones han impulsado a Rusia a buscar nuevos socios en Asia, África y América Latina. Y, pese a que la situación de Venezuela dista de ser estable, Maduro es para Putin un aliado con el que puede contar.

6-12-2018.

Fuente: https://www.dw.com/es/la-alianza-estrat%C3%A9gica-de-maduro-y-putin/a-46618225

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.