La Iglesia Católica y la criminalidad investida: Marcial Maciel y sus legionarios.

Maciel, bendecido por Wojtyla (Juan Pablo II?, antes de caer en desgracia y cuando ya se sabía de su historial de abusos.

El fundador de los Legionarios de Cristo abusó de sus propios hijos.

por Página 12.
Marcial Maciel, el sacerdote mexicano apartado de su ministerio por el Vaticano en 2006, gozó de protección por más de 60 años, según confirmó el prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, el cardenal João Braz de Aviz. Este admitió que el Vaticano tenía documentos desde 1943 que probaban el historial de abusos del fundador de los Legionarios de Cristo. “Quien lo tapó era una mafia, ellos no eran Iglesia”, aseguró Braz a la revista católica Vida Nueva.
“Tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error”, agregó el cardenal acerca del caso Maciel, quien fue investigado entre 1956 y 1959. Maciel fundó la orden de los Legionarios en 1941 en México y a lo largo de los años recibió acusaciones de haber abusado de miembros y estudiantes de la Orden. Apañado por Juan Pablo II, cayó en desgracia con Benedicto XVI, quien lo conminó a llevar “una vida de oración y penitencia” lejos del sacerdocio, en pleno escándalo de las denuncias.

Además de las denuncias sobre abusos arreciaron otras sobre hijos ocultos. Murió en 2008, a los 87 años. En 2010, la Orden reconoció a los tres hijos de su fundador, dos de los cuales denunciaron haber sido abusados por su padre en su infancia, así como las violaciones cometidas por el sacerdote.

El sacerdote había sido suspendido en 1959 como superior de los Legionarios y expulsado de Roma tras la primera investigación. No hubo sanción y volvió con más poder. Joseph Ratzinger, antes de convertirse en Benedicto XVI, tampoco actuó contra Maciel cuando como titular de la la Congregación para la Doctrina de la Fe tenía pruebas en su contra. La amistad del mexicano con Juan Pablo II impidió cualquier medida.

“Es un guía eficaz de la juventud”, señalaba el papa polaco sobre Maciel cuando ya habían trascendido las denuncias. Uno de los lugares donde se cometieron los abusos fue el seminario que la Orden tiene en Ontaneda, Cantabria, al norte de España. Juan Pablo II y su secretario de Estadodo, el cardenal Angelo Sodano, llegaron a estar presentes en el acto en el que Maciel celebró en Roma sus 60 años de sacerdocio.

02 de enero de 2019.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/165771-el-fundador-de-los-legionarios-de-cristo-abuso-de-sus-propio


El cardenal João Braz de Aviz, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, ha reconocido que el Vaticano tenía constancia de los abusos del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, según ha informado El País. Braz ha asegurado que la Santa Sede contaba con documentación desde el año 1943 sobre la pederastia de Maciel. «Tengo la impresión de que las denuncias de abusos crecerán, porque solo estamos en el inicio. Llevamos 70 años encubriendo, y esto ha sido un tremendo error», ha apuntado a la  revista católica  Vida Nueva.

El fundador de los Legionarios de Cristo fue obligado por la Santa Sede en 2006 retirarse de la vida pública ante las decenas de acusaciones de abuso sexual y falleció dos años después sin pedir perdón, a pesar de que una comisión de investigación ya había revelado estas actividades delictivas. Tal y como reconoce ahora Braz, Maciel estuvo protegido por Juan Pablo II. «Es un guía eficaz de la juventud», llegó a plantear el papa polaco sobre Maciel cuando las denuncias eran ya públicas.

Este sacerdote llegó a nuestro país a finales de los años 40 del siglo pasado para extender su fundación, protegido por el ministro franquista de Asuntos Exteriores del Alberto Martín Artajo. Venía avalado por el papa Pío XII, que lo recibió en 1941, nada más fundar los Legionarios de Cristo. En aquella época este sacerdote con apenas 21 años.

Maciel fue investigado en varias ocasiones, según informa el medio. En la década de los 50 se realizó por encargo del cardenal Alfredo Ottaviani, aunque no se resolvió nada y el fundador de los Legionarios de Cristo salió fortalecido de este procedimiento. En 1999 Ratzinger tampoco actuó. Finalmente, en 2006 tras un aluvión de denuncias, entre las que se encontraban quejas de mujeres con las que Maciel había tenido hijos, Benedicto XVI tomó la decisión de castigarle y le obligó a retirarse en México dedicado «a la penitencia y la oración».

Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/legionarios_de_cristo_0_852864887.html

———————————————–

Fueron los grandes aliados de Juan Pablo II, y condenados por Benedicto XVI tras conocerse las atrocidades de su fundador, el pederasta Marcial Maciel. Ahora, después de que Francisco les ordenase una renovación profunda, los Legionarios de Cristo aseguran que haber pedido perdón por sus «pecados del pasado». Sin embargo, una investigación del periodista mexicano Raúl Olmos vuelve a poner sobre el disparadero a esta poderosa congregación, semanas antes de que el Papa visite México, su tierra natal.

«El imperio financiero de los Legionarios de Cristo» (Grijalbo) es el último ensayo de Olmos, donde desvela, por primera vez, cómo la congregación «tiene más liquidez que el propio Vaticano», hasta el punto de que «financian parte de la actividad de la Santa Sede». No en vano se les conoce en México como «Los millonarios de Cristo». La afirmación no es baladí: según la investigación, los Legionarios de Cristo han utilizado mas de 300 millones de euros que han recaudado en los últimos años mediante donativos para inversiones en decenas de empresas cuyas actividades están muy alejadas de los fines de la organización. Y, además, trabajan con paraísos fiscales, desde las islas Jersey o Panamá, pasando por Suiza. El dinero debía ir, en principio, a sus obras educativas y asociativas en Europa y América.

«Una transnacional de la Religión»

Así, según Olmos, la Legión de Cristo invirtió en industrias armamentísticas, como United Technologies Corporation y Ametek Inc; el juego (Wynn Resorts); el alcohol (Diageo, Constellation Brands y Heineken); y los anticonceptivos (Johnson & Johnson y Pfizer, entre otras)

«Se trata de una transnacional de la religión», declara Raúl Olmos, quien ha dedicado más de cinco años a desentrañar las redes del poder económico y político de la congregación fundada por Marcial Maciel. A partir de decenas de documentos y testimonios de miembros de esta organización –algunos de ellos cercanos colaboradores de Marcial Maciel–, el libro denuncia la «influencia e impunidad» del fundador ante la Santa Sede y los sucesivos gobiernos mexicanos, que únicamente se cortaron cuando se conocieron los escándalos sexuales y la doble vida del sacerdote mexicano. Maciel murió condenado por Roma, pero que durante años fue considerado «apóstol de la juventud» por parte de Juan Pablo II.

«Es la característica de la Legión: Maciel, el hombre de dos o tres caras, que se presentaba como líder moral y era al mismo tiempo un criminal; una doble cara que contagia a la congregación y que la define, al menos en el tipo de fondos en los que durante décadas ha invertido millones de dólares», destaca Olmos, quien cuestiona la limpieza de la que alardea la Legión tras la aprobación de sus nuevas Constituciones.

«Cuando llega el Papa Francisco había la expectativa de que él iba a extinguir la congregación, por ser un jesuita. Maciel odiaba a los jesuitas, los veía como lo contrario a su forma de vida y de ser. Y los propios críticos dentro de la Legión veían con una gran expectativa la llegada de Francisco, quien nombra a un interventor de la legión para revisar sus cuentas. Pero no pasa nada. Y, hace unos meses, otorga la indulgencia plenaria, una especie de perdón». ¿Por qué? Olmos da una respuesta sencilla y contundente: «Porque su poder económico es tan grande, que cortarlos de tajo sería cortar un suministro de fondos al Vaticano enorme. Ellos financian parte del Estado Vaticano. Sería darse un balazo en el pie».

Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/Legionarios-Cristo-poder-oscuro-Vaticano_0_470353079.html

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.