Chile: El ingrediente fascista de la salida por arriba.

El día a día en Chile es intenso, los escenarios políticos y sus actores se mueven, se debilitan unos y pasan a consolidarse otros. Hoy el director para las Américas de Human Rights Watch hizo entrega a Sebastián Piñera de un informe sobre la situación en Chile durante estas semanas de protesta social, señalando en él que han existido  graves violaciones a los derechos humanos. Curiosamente este organismo de derechos humanos fue invitado por el mismo gobierno, lo que evidencia que dicha institución no es afín a líneas progresistas ni mucho menos de izquierda, mas bien y como ejemplo de sus cercanías, este organismo ha apoyado el actuar tendencioso del Grupo de Lima.   La invitación del gobierno sin duda tuvo la intención de compensar  el actuar absolutamente repudiable que tuvo frente al informe de Amnistía Internacional.  Sin embargo, esta nuevo documento ratifica lo ya planteado por Amnistía. En Chile se están violando derechos humanos. ¿Cuál será la actitud del gobierno? ¿Saldrá ciego y sordo nuevamente, defendiendo a aquella institución que según ellos resguarda la seguridad del país?.

Paralelo a esto, los gremios fachos del sur se han pronunciado. Si, esos gremios que llaman a FF. EE., que son capaces de contratar y armar grupos paramilitares en pos de la defensa de sus bienes contra el supuesto terrorismo mapuche; esos gremios han publicado una declaración amenazando con un posible desabastecimiento y llamando a fortalecer a las policías, estableciendo un plazo para el mundo político de 72 horas para tomar las medidas urgentes y terminar con la crisis de seguridad que vive el país. De manera contraria – señalan- no será posible «salir a trabajar con la seguridad mínima que requerimos para abastecer normalmente al país».  Es un ultimátum a  la “clase política”  de modo tal que queda emplazada a poner en marcha un Estado policial represivo.

Días antes, en una entrevista realizada por Tomás Mosciatti a Orlando Sáenz, expresidente de la Sociedad de Fomento Fabril desde 1971 hasta 1974 y férreo opositor de la Unidad Popular, en un tono similar a sus amigos del sur señalaba que «un gobierno que no es capaz de controlar el orden público, o sea, que no es capaz de ejercer el imperium, ya no es gobierno», a reglón seguido señala, «eliminado el factor militar como solución, no existe una institución que sea capaz hoy día de mostrar una capacidad de crear un gobierno autoritario mínimamente estable. ¿Qué va ocurrir? Va a ocurrir que probablemente eso emerja después de un gran conflicto social, de un gran quiebre social…».

En este contexto, complejo sin duda, nos queda avanzar, potenciar la organización de las Asambleas Territoriales, articularlas y perfilar desde allí proyectos de soberanía popular además de acciones autónomas, que vayan perfilando ese mundo que queremos. Tenemos que prepararnos, la reacción del pinochetismo, de los sectores mas fachos de la sociedad está apareciendo, y frente a un grupo en el poder vacilante no es difícil pensar que son éstos sectores los que seguirán fortaleciendo su voz letal.

Compartimos con ustedes, tanto la declaración de los gremios del sur como la entrevista realizada a Orlando Sáenz. ¡A fortalecer las asambleas territoriales!, ¡A no soltar la posibilidad de cambiar el rumbo de la historia! (Nota Editores CT)

Declaración.


Orlando Sáenz, ex presidente de la Sofofa: “Esto si sigue así, va a terminar en una guerra civil”

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.