Chile 2019: Mesa de Unidad Social, la vergüenza de las medias tintas.

Dirigencia de Unidad Social después de la citación que les hiciera el Ministro del Interior Gonzalo Blumel el 28 de noviembre de 2019. En primer plano de izq. a der.: Norberto Flores y Barbara Figueroa, vicepresidente y presidenta de la CUT; Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores; y al final, con pañoleta amarilla, Luis Mesina dirigente de NO +AFP.

Conversan con Blumel; aceptan que Piñera siga y no exigen su renuncia; se pliegan al corset del itinerario del Acuerdo y dependen de la misma casta política responsable de los 30 años y de la cual sus dirigentes son militantes… Así, en esta mesa, lo que se cocina es la domesticación de la fuerza popular independiente y el desarme del Pueblo….. [Nota Editor  CT].

Mesa de Unidad Social: ¿En el Congreso o en la Plaza de la Dignidad?

por Ricardo Candia Cares/Politika.

De pronto un estallido sin precedentes pone en el tapete de la discusión política temas de los que solo unos pocos hablaban y que para los gobiernos sordos e indolentes, parecían no existir: la desigualdad, las deudas sociales, la marginación y el abuso.

Para algunos resulta increíble constatar que estas cosas de verdad pasan en Chile.

Más de setenta días de protestas. Decenas de muertos. Centenares de mutilados. Miles de presos y un presidente que hace el ridículo mundial. Nunca el sistema ha estado tan en riesgo como en estos días calientes.

Como era de esperar, casi todo el sistema político presiente el peligro y se apresta a reaccionar de la mejor manera: se trata de no perderlo todo.

Como ha ido siempre en la historia de Chile, los poderosos han azuzado a las tropas en contra de la gente y de manera simultánea comienzan a cocinar acuerdos traidores bajo cuerda, para lo cual cuentan y han contado siempre con el entusiasta apoyo de quienes formaron alguna vez la Concertación.

Lo que sucede es algo casi increíble.

La más desprestigiada de las instituciones políticas, el Congreso Nacional, en el cual se cuentan por decenas los honorables involucrados en diversos delitos de sobornos, coimas y otras linduras relacionadas con dineros, encabeza una operación que propone una nueva Constitución.

Peor aún. El gobierno dirigido por el presidente más rechazado y desprestigiado en la historia del país, cuyo respaldo no es capaz de llegar a los dos dígitos, se hace parte de esa operación.

Y todo eso sucede mientras tanto en las calles, los responsables de controlar el alzamiento furioso de la gente es el increíblemente brutal Cuerpo de Carabineros, que ha sido mundialmente rechazado como los más agresivos y crueles agentes del orden del orbe. Quizás solo superados por la DINA –CNI.

Todo esto aderezado con la tibia y retrasada acción de la llamada Mesa de Unidad Social que ha acordado trabajar en conjunto con los partidos de oposición con miras al plebiscito propuesto para abril del 2020, el que en opinión de la gente que de verdad lucha en las calles, no es sino la consumación de la operación que va a dejar las cosas tal como están o más atrás.

¿No han entendido nada?

Lo que se expresa en esas andanzas a espaldas de la gente no es sino el miedo a que el pueblo no necesite ni quiera que iluminados la representen o hablen en su nombre. Y eso les va a traer consecuencias.

La Mesa de Unidad Social hace intentos para ponerse en la mira de la bronca de la gente. Parece que sus líderes no han entendido que sumarse a la farsa constitucional del sistema es una inconsecuencia que la gente no olvidará.

El lugar natural de la Mesa de Unidad Social, de entender lo que pasa en el país, sería en la Plaza de la Dignidad y no en el Congreso o entre los partidos que son, han sido y serán la representación misma de todo lo que la gente rechaza.

¿En el Congreso o en la Plaza de la Dignidad?

Si bien la crisis estalla a partir de octubre, en pleno gobierno del inepto presidente Piñera, las causas que le dan origen están precisamente en manos de quienes pudiendo hacer algo positivo por el pueblo, se propusieron castigar más aún a la eternamente castigada gente. Y ahora, se presentan buenamente para ofrecer una solución para superar lo que ellos mismos construyeron.

¿Habrá razones para confiar en los partidos de la Concertación si durante todos sus gobiernos, incluido el que encabezaron como Nueva Mayoría, no hicieron sino agudizar aún más el castigo a la gente castigada?

Ninguna.

Lo que pulsa en cada expresión de rabia que se expresa en el país es un rechazo a todo lo que huela a sistema.

Y resulta altamente sospechoso que los que debieran, no lo entienda así.

Fuente: http://www.politika.cl/2019/12/30/mesa-de-unidad-social-en-el-congreso-o-en-la-plaza-de-la-dignidad/?fbclid=IwAR0Ev9amXuPnWv_Rmb-oPMJEZKF7xTyw7AQnS9dZEl-3qexG3FPRUz3yhik


Mesa de Unidad Social y oposición acuerdan trabajar juntos con miras al plebiscito, DD.HH. y pensiones.

por Felipe Vargas Morales, Emol.
Luego de una extensa reunión, que no estuvo exenta de recriminaciones mutuas por el rol jugado durante la crisis social, ambas partes decidieron actuar coordinadamente en cada una de esas materias.
Luego de casi cuatro horas de reunión, los representantes de los partidos políticos de la oposición junto a los dirigentes del frente sindical de la Mesa de Unidad Social llegaron a un acuerdo para trabajar juntos con miras al plebiscito constitucional de abril de 2020 y actuar coordinadamente en temas como DD.HH. y las demandas levantadas durante la crisis social. A la cita, que fue convocada por los miembros del bloque de trabajadores de la organización, concurrieron la totalidad de los partidos de centroizquierda, desde la DC hasta el Frente Amplio e incluyendo al PC y al PH, colectividades que se restaron de apoyar la reforma que habilitó el proceso constituyente en el Congreso Nacional.
Tras el encuentro, el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, comentó que “fue una reunión franca por lado y lado, nosotros teníamos el mandato de nuestras bases de hacer nuestras críticas. Creemos que en muchos sentidos, y se lo dijimos, la oposición no ha jugado el rol que debe jugar”. “Pero esa reunión franca fue buena, porque nos permitió ir aclarando posiciones y confluyendo en algunos acuerdos.
Por de pronto en el tema de DD.HH., (…) particularmente coincidimos todos en solicitar la renuncia del general director de Carabineros, Mario Rozas, cosa que vamos a hacer formalmente lo más pronto posible”, indicó.
En cuanto a la agenda social, Aguilar sostuvo que “todos coincidimos en que es indispensable impulsar una agenda robusta que implique dejar atrás el modelo neoliberal, en particular en pensiones, porque es un tema que está en el Congreso, donde se debe rechazar la propuesta del Gobierno e impulsar una reforma profunda al sistema previsional”.
“En materia constitucional, concordamos en que el plebiscito de abril es muy importante, que va a ser determinante en el futuro político del país y que por lo tanto es necesario participar de ese plebiscito. Nosotros lo estábamos conversando en Unidad Social, pero ese proceso debe tener garantías democráticas sustantivas que aún no están aseguradas”, dijo.
En referencia a esas garantías, relativas a la inclusión de paridad de género, indígenas e independientes, el dirigente aseguró que “todos estuvimos de acuerdo en interpelar al Senado para que esas condiciones mínimas se aprueben y los trece partidos y el bloque sindical estuvimos de acuerdo en eso”. “Quedamos de seguir dialogando sin que las partes depongan sus críticas y diferencias, porque creemos que los partidos de oposición tienen que jugar un rol más intenso y decidido para detener la agenda del Gobierno y avanzar más en la que está pidiendo la ciudadanía”, concluyó. Recriminaciones por acuerdo constitucional.
En tanto, el secretario general del PPD, Sebastián Vergara (PPD), reconoció que fue “una reunión bastante dura, en algunos minutos los partidos nos hemos sentido pisoteados, que nos han faltado el respeto, pero pese a eso nos hemos quedado porque creemos que la unidad lo vale todo, es un momento en que nos necesitamos todos y todas”. “No es momento de sacar pequeñas rencillas o dividendos políticos, necesitamos una unidad para sacar una nueva Constitución nacida en democracia”, afirmó, en referencia a las críticas realizadas por los dirigentes sindicales a los partidos que suscribieron el acuerdo por la nueva Constitución por negociar de espaldas a los movimientos sociales.
Al respecto, Vergara comentó que “tiene que ver principalmente con eso, pero nosotros les hemos hecho ver que se cambiará la Constitución no solo para los partidos que firmaron, sino que para todos los chilenos.
Ahora, me quedo tranquilo porque señalaron que van a participar en el plebiscito”. En tanto, el secretario general de Comunes, Jorge Ramírez, detalló a Emol que en la reunión “se manifestaron las diferencias que hubo en materia constitucional, pero todos manifestaron su voluntad de seguir trabajando juntos.
Se logró un acuerdo de seguir trabajando juntos y generar una articulación de trabajo”. En cuanto a las diferencias, Ramírez aseveró que estas “son conocidas, hay partidos que han manifestado la importancia de pelear para que la convención se llame asamblea constituyente y otros que hemos manifestado que esa pelea no tiene sentido y hay que concentrarse en generar la convocatoria para votar que sí”. “Unidad Social mantuvo sus críticas a como se llegó al acuerdo.
Fue muy duro, fueron claros en manifestar su molestia. Hubo partidos a los que se les trató con más dureza de la que se les debería tratar, particularmente los de la transición”, indicó.

Finalmente, el dirigente frenteamplista destacó la determinación de rechazar la propuesta del Gobierno en la reforma de pensiones, adelantando que “acordamos que vamos a trabajar para que el 5% vaya a sistema de reparto”. Asimismo, expresó que la voluntad de las partes es volver a reunirse durante la primera semana de enero de 2020.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Nacional/2019/12/27/971671/Unidad-Social-Oposicion-Plebiscito.html

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.