Colombia inédita: Uribe, rey de narcos y jefe de paracos, con presidio domiciliario.

por Andrés Pachón/Sputniknews.

La orden de detención domiciliaria contra el senador y expresidente colombiano Álvaro Uribe por presunta manipulación de testigos, que tomó por sorpresa a más de uno, puede ser el detonante para derrumbar parte de su edificación política, comenzado por la suspensión de su escaño en el Congreso mientras se define si es llamado a juicio.

La decisión de la Corte Suprema de Justicia fue hecha pública el 4 de agosto por el propio expresidente (2002-2010) a través de su cuenta de Twitter, luego de que así le fuera anunciado y aún antes de que el tribunal diera a conocer su fallo a la población.

​Horas después, la Corte emitió un comunicado en el que explicó que «con base en un riguroso estudio jurídico sobre la realidad procesal», observó que existían «posibles riesgos de obstrucción de la justicia» por parte de Uribe «respecto al futuro recaudo de pruebas de hechos» que presuntamente lo involucran, por lo que determinó dictarle prisión domiciliaria.

Uribe, quien permanece en su hacienda El Ubérrimo (Córdoba, norte), donde ingresó una misión médica para evaluar su estado de salud, según informan medios locales, espera ahora que la Corte notifique formalmente de su decisión al Congreso, cuya mesa directiva deberá proceder a suspenderlo de su cargo como senador.

¿Qué viene ahora?

Uribe deberá salir temporalmente del Congreso, pero no perderá su escaño, el cual será ocupado de manera temporal por Yenny Rozo Zambrano, exdiputada por el departamento de Cundinamarca (centro) y quien fue la siguiente en la lista de candidatos que su partido, Centro Democrático, presentó para las elecciones legislativas de 2018.

La posibilidad de que Rozo ocupe de manera permanente la banca de Uribe dependerá de que este sea hallado culpable por la Corte, o bien que el mismo expresidente decida renunciar para asumir su defensa, pero en todo caso el escaño no se perderá, pues ello sólo aplica para delitos graves y de lesa humanidad, pero no para fraude procesal y soborno, conductas por las que el exmandatario es investigado.

Giro inesperado

Uribe es el primer expresidente de Colombia que tiene que cumplir detención domiciliaria. El caso se remonta a 2014, cuando en un debate en el Congreso el senador de izquierda Iván Cepeda —uno de sus máximos oponentes— lo acusó de tener nexos con grupos paramilitares y narcotraficantes, para lo cual presentó varios testimonios de antiguos paramilitares.

Expresidente de Colombia, Álvaro Uribe/ © AFP 2020 / Luis Robayo

Cepeda fue más allá y acusó a Uribe y a su hermano, Santiago, de crear un bloque al interior de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), grupo paramilitar que enfrentó a las guerrillas FARC y ELN y que mató a miles de civiles en medio de esa lucha.

Ante los señalamientos, Uribe demandó a Cepeda ante la Corte Suprema de Justicia y lo acusó de frecuentar a exparamilitares en las prisiones para que sirvieran como falsos testigos en su contra.

El tribunal siguió el caso por varios años, pero en un giro inesperado encontró que era el propio Uribe quien manipulaba a los testigos para afectar la carrera política de Cepeda, por lo que le abrió una investigación al expresidente por los delitos de soborno y fraude procesal, los mismos por los cuales el 4 de agosto fue enviado a prisión domiciliaria mientras se evalúa si es llamado a juicio.

Proceso que sigue

Mientras el propio Uribe, su partido y sus seguidores sostienen que el fallo de la Corte tiene motivaciones políticas, sus críticos aseguran que el fallo muestra la independencia de las altas cortes del país y que, como lo dijo Cepeda tras conocer la decisión, «no hay individuos que estén por encima de la justicia y de la ley, por muy poderosos que estos sean».

Sea como fuere, lo cierto es que la detención domiciliaria es sólo parte de un proceso que no inició la Corte, sino el mismo Uribe, que pasó de cazador a cazado, y en el que también están involucrados el diputado Álvaro Hernán Prada, a quien el alto tribunal le imputó el delito de soborno en calidad de cómplice, y Diego Cadena, exabogado de Uribe que habría pagado a exparamilitares para que cambiaran su versión a favor de Uribe y en desmedro de Cepeda.El 6 de agosto, un juez decidirá si envía o no a prisión a Cadena, mientras que Uribe seguirá vinculado a la investigación en prisión domiciliaria.

Así las cosas, ahora resta que con base en sus investigaciones la Corte Suprema decida si llama a juicio al expresidente, hecho en el cual el tema sería asumido por tres magistrados que conforman la Sala de Primera Instancia, pero antes de que el caso llegue a esa instancia sin duda serán varias las apelaciones que presente la defensa de quien es considerado el presidente más popular de la historia reciente de Colombia.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com/opinion/202008051092326659-uribe-de-cazador-a-cazado-y-a-unos-pasos-de-la-puerta-de-salida-del-congreso/


Dossier sobre orden de detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe.

por NODAL.

Corte Suprema ordena detención domiciliaria de Álvaro Uribe Vélez

La Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe Vélez en el proceso por fraude procesal y soborno en presunta manipulación de testigos.

La noticia fue confirmada por el mismo expresidente Uribe a través de su cuenta de Twitter: “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”.

Esta decisión se tomó por cuenta de la ponencia del magistrado César Reyes que fue avalada por sus compañeros de Sala, excluida la magistrada Cristina Lombana, quien fue recusada por su cercanía a Uribe, mientras fungió como presidente y ella como miembro de la Fuerza Pública.

Hasta el momento no ha confirmado la determinación a la prensa, porque inicialmente se debe llevar a cabo la notificación a las partes del proceso.

Sobre la investigación

Uribe Vélez se encuentra ante los tribunales por la supuesta intención de manipular testigos que lo han señalado de tener nexos con el paramilitarismo.

Específicamente, quienes tienen en jaque al senador son Juan Guillermo Monsalve y Carlos Enrique Vélez alias ‘Víctor’, exparamilitares condenados, quienes han reseñado que se les ha solicitado cambiar los testimonios para entregar ante la Corte Suprema de Justicia.

La Fiscalía General ya le imputó los delitos de fraude procesal y soborno, al abogado Diego Cadena, quien defiende los intereses del senador Uribe. El abogado penalista, sobre quien pesa los mismo delitos que su defendido, declaró ser inocente por lo que lo acusan.

Sin embargo, la Fiscalía tiene pruebas en su poder que dan cuenta que Cadena junto con el también abogado Juan José Salazar, habrían abordado en las cárceles de Palmira (Valle del Cauca) y La Picota (Bogotá), a los exparamilitares condenados y mencionados anteriormente con el fin de que cambiaran la versión que entregarían ante el alto tribunal sobre una investigación que se surtía en contra del senador Iván Cepeda.

Lo que dijo la Fiscalía en la audiencia, es que Cadena habría abordado a alias ‘Víctor’ y le ofreció 200 millones de pesos a cambio de que mencionara que Cepeda le ofrecía favores carcelarios como pago de que hablara sobre la relación de Uribe y el paramilitarismo.

Cabe mencionar que alias Víctor es hijo de uno de los administradores de la finca Guacharaca, que fue de propiedad de la familia Uribe y desde donde, al parecer, habrían iniciado los señalamiento sobre los nexos con el paramilitarismo.

Si bien, según la Fiscalía, el plan maestro era que tanto Monsalve como alias ‘Víctor’ declararan en contra de Cepeda y con ello engañar a la Corte Suprema de Justicia, el plan se vino abajo cuando los pagos monetarios cesaron por parte de Cadena.

Lo que reportó el delegado del ente acusador es que a alias Víctor solo le habrían pagado 48 millones de pesos, en diferentes entregas, y cuando Cadena y Salazar incumplieron los pagos restantes, Víctor se rehusó a seguir con el plan. En su momento lo que dijo Cadena sobre estos hechos es que habían sido “ayudas humanitarias” para el exparamilitar, que a su juicio, días más tarde, se convirtieron en extorsiones.

Lo que le llamó la atención al fiscal del caso, es que Cadena y Salazar nunca denunciaron un acto de extorsión por parte del exparamilitar.

Alias Víctor, tras no tener el pago completo y Monsalve tras no recibir las supuestas asesorías jurídicas que les habían prometido decidieron cerrar todo tipo de negociación con los abogados y seguir actuando con base en lo que conocían de las acciones del senador Uribe.

Bajo ese entendido, así como la Fiscalía tiene un grueso expediente de Cadena y su abogado suplente, la Corte Suprema cuenta con información que vincula el mismo caso. Pues la investigación contra Uribe surgió, precisamente, luego de que el alto tribunal hallara que no tenía pruebas suficientes para investigar al senador Iván Cepeda, pero sí argumentos para abrir la indagación en contra del expresidente.

En este proceso, el senador Cepeda fue acreditado como víctima y ha asegurado que el abogado Cadena, de no ser cobijado con medida de aseguramiento, podría obstruir a la justicia, esto teniendo en cuenta que, según las pruebas, fue él quien buscó a los exparamilitares para que atestiguaran en su contra.

El senador Uribe, por su parte, ha negado categóricamente los señalamientos hechos en su contra, y si bien en octubre pasado, cuando rindió a indagatoria respondió a las presuntas hechas por el magistrado Reyes, una vez se abrió la investigación en su contra, en julio de 2018, consideró apartarse de su cargo como senador de la República.

Con el pasar de los días se sostuvo en su cargo, a la vez que avanzó el proceso, y su defensa ha dicho que cuenta con las pruebas suficientes para controvertir lo que han mencionado en su contra.

El País


‘La privación de mi libertad me causa profunda tristeza’: Uribe.

El expresidente y jefe máximo del Centro Democrático, Álvaro Uribe, se pronunció este martes frente al proceso que lleva Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia.

La Sala de Instrucción debía resolver la situación jurídica del expresidente, por la investigación por supuesta manipulación a testigos. Aún no se conoce un pronunciamiento oficial de la Corte Suprema de Justicia frente a la situación del expresidente, quien se convierte en el primer exmandatario en enfrentar en la historia moderna del país una medida de aseguramiento.

Así lo expresó el senador a través de un trino. “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la Patria”.

Horas antes a este pronunciamiento, el presidente Iván Duque salió en defensa de Uribe y habló de libertad y garantías.

“¿Yo qué espero?, que un expresidente de la república, cualquiera sea el expresidente, pueda ejercer su derecho a la defensa en libertad, entre otras cosas porque es un principio del debido proceso, sobre todo para aquellas personas que han sido revestidas de honores merecidos y que han tenido las más altas dignidades. Ya nadie está pidiendo que no se avance, que no se haga justicia, pero que se haga con las garantías de hacerse en libertad”, planteó el mandatario”, aseguró horas antes el mandatario.

El Tiempo


Soy y seré siempre un creyente en la inocencia y honorabilidad de Uribe: Duque.

El presidente Iván Duque Márquez se pronunció en la tarde de este martes sobre la decisión de la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia de dictar medida de aseguramiento en contra del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez, dentro del proceso que se le adelanta por los presuntos delitos de fraude procesal y soborno.

El primer mandatario, en pocas palabras, repitió lo que ha estado diciendo en las diferentes entrevistas concedidas a varias emisoras del país. “A lo largo de mi vida he tenido el honor de conocer, tratar, trabajar y construir una amistad con Álvaro Uribe Vélez. Siempre lo he considerado y lo consideraré un patriota genuino, entregado a servir a Colombia, como consta en una larga carrera de servicio público”, dijo el jefe de Estado.

En ese sentido, resaltó algunos hechos durante los gobiernos de Uribe: “Nuestro país recuperó la seguridad, se puso Colombia en el ojo de la inversión y se avanzó en la justicia social. Con sentido de legalidad, Álvaro Uribe enfrentó al narcotráfico, al terrorismo y a los regímenes totalitarios de América Latina”.

Según Duque, lo que ha recibido Uribe Vélez luego de “su lucha” ha sido “de todo tipo de ataques y difamaciones, de todo tipo de epítetos y de todo tipo de acusaciones. Con gallardía, ha acudido siempre a todos los llamados que le ha hecho la justicia, con la frente en alto”.

“Soy y seré siempre un creyente en la inocencia y honorabilidad de quien con su ejemplo se ha ganado un lugar en la historia de Colombia”, agregó el mandatario, insistiendo en su defensa del senador Uribe, quien ha sido su mentor en la política y el principal impulsador de su campaña a la Presidencia de la República.

Para Duque, “duele como colombiano que muchos de los que han lacerado al país con barbarie se defiendan en libertad o, inclusive, tengan garantizado jamás ir a prisión, y que a un servidor público ejemplar, que ha ocupado la más alta dignidad del Estado, no se le permita defenderse en libertad, con la presunción de inocencia”.

El mensaje final del presidente, que puede ser considerado como una petición a la justicia, es que existan plenas garantías para que Uribe ejerza su defensa respecto de los delitos de los que se le acusa y que esta se pueda dar en libertad.

En la primera vez en la historia de Colombia que un tribunal ordena una medida de aseguramiento en contra de un expresidente de la República que el hoy senador cumplirá en su domicilio. “La privación de mi libertad me causa profunda tristeza por mi señora, por mi familia y por los colombianos que todavía creen que algo bueno he hecho por la patria”, fue la reacción del expresidente Uribe luego de conocer la decisión de la justicia.

A raíz de una investigación por los delitos de fraude procesal y soborno, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia dictó medida de aseguramiento contra el senador Álvaro Uribe Vélez. Es la primera vez en la historia de Colombia que ese alto tribunal ordena una medida de este tipo en contra de un expresidente de la República. El propio senador Uribe trinó lamentando la decisión de la Corte. Este diario conoció que la Sala de Instrucción, luego de debatir la ponencia del magistrado César Augusto Reyes, llamó al expresidente y, en esa llamada, le notificó que en su contra hay una medida de aseguramiento de detención domiciliaria.

El Espectador


Sectores políticos reaccionan a la “privación de libertad” de Álvaro Uribe

Todos los sectores políticos del país se pronunciaron, luego de que se conociera que la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria del expresidente Álvaro Uribe Vélez, investigado por presunta manipulación de testigos.

Fue el propio Uribe el que reveló que fue “privado de su libertad”, por orden de los magistrados de la Sala de Instrucción.

El Centro Democrático expreso su solidaridad con su líder y con su familia. El senador Santiago Valencia dijo: “Solidaridad absoluta con el presidente Uribe y su familia, confiados en que esto saldrá de la mejor manera, por ahora cabeza fría, tranquilidad y acompañamiento irrestricto y confianza absoluta hacia el presidente Uribe”.

El senador Ciro Ramírez dijo que es lamentable la decisión de la Corte Suprema. “El mercado de testigos falsos sigue vigente en Colombia, hoy se ha tomado una decisión sin una sola prueba contundente contra Álvaro Uribe”, dijo.

El Partido Conservador, otra de las bancadas de gobierno, espera que el emxandatario pueda demostrar su inocencia. El presidente de la colectividad, Omar Yepes, dijo que “Uribe tendrá oportunidad, a través de los abogados, de alegar y demostrar que es inocente”.

El senador Juan Diego Gómez se mostró respetuoso de las decisiones judiciales, pero elogió la labor de Uribe.

“Es claro que las decisiones judiciales hay que respetarlas, pero debemos decir que desde todas las orillas del país nos solidarizamos con el expresidente Álvaro Uribe y con su familia, ha sido un hombre que ha hecho mucho por Colombia y ha actuado de buena fe”, indicó.

El senador de Cambio Radical Carlos Fernando Motoa resaltó el trabajo de Uribe por el país. “Espero que el presidente Uribe, como senador de la República y como su compañero que soy, pueda demostrar prontamente su inocencia, esto es un proceso que apenas inicia y se debe reconocer que es una persona que ha trabajado arduamente por el bien del país”, indicó.

El senador Luis Fernando Velasco, del Partido Liberal, expresó una posición neutral diciendo que no solo debe haber respeto por las decisiones de la justicia, también debe haber “respeto y comprensión por la situación que vive el expresidente y sus seguidores. Hay que tener serenidad para no hacer irresponsables llamados a la reserva activa, necesitamos bomberos y no pirómanos”.

Sectores de la oposición han pedido respetar la independencia de los poderes y las decisiones que toma la justicia. El senador Gustavo Petro dijo: “Colombia debe respetar la justicia. Cualquiera que sea el desarrollo de ese proceso, antes que nada, se debe respetar la justicia”, reiteró.

El partido Farc sí celebró esta decisión contra el expresidente Álvaro Uribe. El senador Carlos Antonio Lozada dijo que es una determinación que “fortalece el Estado de derecho, hemos vivido unos días muy difíciles, con una presión indebida por parte del poder Ejecutivo sobre las altas cortes y esa voz de independencia no puede más que fortalecer la institucionalidad colombiana”.

Se espera que los abogados del expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez impugnen la orden de detención domiciliaria emitida por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema.

Fuente: https://www.nodal.am/2020/08/colombia-ordenan-detencion-domiciliaria-del-expresidente-alvaro-uribe/

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.