Recuperando dignidad: impresiones de la lucha callejera iniciando octubre.

A media tarde del 4 de octubre de 2020: Ciciclistas alzan sus cletas, otros se abrazan, otros gritan, otros siguen en la pelea persiguiendo a los pacos por Providencia; y un bombazo era la señal definitiva que la Dignidad ya era nuestra, que a punta de pura garra logramos recuperarla tomarla como un acto simbólico de dignidad y lucha.

Recuperando “Dignidad”.

por Isolda Lobos.

Llevábamos muchos meses encerrados, bajo el miedo de la pandemia y el miedo generado por los medios masivos de comunicación y el propio gobierno que se han encargado de sembrar el pánico.

Las calles vacías, la gente en silencio con tapabocas, mirando con desconfianza a todo quien pasara alrededor; en algunos momentos rabia y conflictos, en otros solidaridad y empatía…. Así ha sido la tónica desde marzo de este 2020, cuando nos dejaron impávidos frente al miedo y las calles se volvieron un peligro, y la junta, y la cleta, la conversa entre amigos y familiares se volvieron peligrosas pues todos eran potenciales “enemigos”.

Hoy, 4 de octubre se realizó la primera vuelta de la cicletada dominguera convocada por la “Revolución Ciclista”, un acto propio de la revuelta social que cada domingo finalizaba de forma espontánea en la ya renombrada Plaza de la Dignidad. Esta vez el llamado se hizo por “no + ciclistas muertos” ya que en los últimos 6 meses el número de fallecidos en vía suman 9 personas. Si bien la consigna era “No + ciclistas muertos”, el ambiente se dividía entre aquellos que voceaban la consigan oficial y aquellos que voceaban “Apruebo” o “Piñera asesino” u otros “Paco Perkin”.

El llamado fue las 11:00 hrs., la salida se concretó a las 12:00 hrs.

Me quedo en la Esquina de Santa Isabel con San Diego, observando durante 7 minutos como una densa masa de ciclistas pasa frente a mí.

En estas convocatorias la ruta nunca se sabe con antelación; solo sabes el punto de encuentro…

Subimos por santa Isabel, doblamos hasta llegar a Matta, y de allí subimos por Grecia hasta la rotonda del mismo nombre; luego, rodeándola, bajamos por Vespucio hasta llegar a Escuela Militar, subimos por la pasarela para bajar por Apoquindo y hacer una parada en Metro el Golf.

n todo este trayecto los cantos anteriormente mencionados, se entonan con más fuerza. Desde que doblamos por rotonda Grecia y cruzamos Bilbao, una de las consigas más fuertemente voceadas es “Piñera ctm asesino igual que Pinochet” que retumbaba en la caja que se crea entre las paredes de los edificios “cuyas ventanas están debidamente cerradas” y las paredes del arreglo del parque…. Estos cánticos amplificados acústicamente por dicha caja urbana, llenaban de energía a cada uno de los bicicleteros que allí estábamos…. Continuando por Vespucio al subir la pasarela y luego bajar por Apoquindo, el grito más escuchado era “Apruebo” como irónica y/o desafiante alusión a la marcha del Rechazo realizada en la misma zona el día anterior. Bajando hubo una detención en el Golf donde la misma consigna toma fuerza y se escucha fuertemente.

Los chicos de la organización o los voluntarios son los encargados de cerrar todas las calles y evitar que se meta un auto o se produzca un accidente, de modo que flanqueados y orientados por ellos, seguimos bajando por Apoquindo hasta llegar al Costanera Center. En el trayecto un tipo de un Audi intenta pasar con su auto hacia Vitacura para cortar la manifestación, (aparentemente eran más importante sus planes que esperar que pasáramos todos)… Muchos ciclistas paran en increpan al conductor que claramente alterado parecía no importarle pasar por encima de los cleteros… Esta actitud – que la he visto antes en el sector oriente de Santiago- se enfrenta por los colocándose masivamente alrededor del auto, obligando a detenerse, y uno que otro intenta dialogar con el conductor….. Algunas veces funciona, otras simplemente te tiran el auto encima.

Esta vez no pasó a mayores más allá de una pelea a gritos, al menos es lo que alcancé a ver.

Continuamos bajando en masa…. Ya es providencia. Uno que otro vecino aplaude junto con nosotros, otros graban, otros miran, otros esperan para comprar algo, otros se mantienen sorprendidos al ver a cientos – sino miles- de ciclista bajando por ambas calzadas de Providencia; la calle es nuestra.

Y llegamos al punto clave; aquél que hace recordar toda la revuelta social: Plaza Dignidad.

Ya en Miguel Claro una camioneta de pacos observa lo que pasaba; y los gritos llenaban el espacio y esto hace llenar de energía tu cuerpo.

Llegamos a Plaza Dignidad y muchos siguieron por Alameda hacia poniente, pero otros tantos nos quedamos en la Plaza, y como era costumbre, comenzamos rodearla, a dar vueltas. Dos piquetes de pacos estaban en el centro de la plaza rodeando la estatua de Baquedano; y a su alrededor, un guanaco blanco, un zorrillo, tres camionetas y ese carro monstruoso que ha entrenado recientemente.

Comenzamos a dar la vuelta en círculos mientras más y más ciclistas se unían al rally; los más osados, incluso bicicleta al hombro, intentaban retomar la plaza. Los pacos los atacaban desde el centro hacia las orillas tirando gas pimienta para inmediatamente recogerse hacia el centro del círculo. Por varios minutos, seguimos girando. El canto “Paco Perkin” o “El que no salta es paco”, a todo pulmón crecía y se arremetía contra los dos efectivos policiales. Una y otra vez intentando tomar la plaza; una y otra vez gas pimienta, y seguimos girando…. La tercera fue la vencida: entre camotes sacados de no sé dónde, chorros del guanaco blanco, gas pimienta y más camotes contra las máquinas represoras, los ciclistas logramos tomarnos la plaza. Echamos a los pacos y tomamos el control de Plaza Dignidad…

Mientras esto sucedía, ciclistas alzan sus cletas, otros se abrazan, otros gritan, otros siguen en la pelea persiguiendo a los pacos por Providencia; y un bombazo era la señal definitiva que la Dignidad ya era nuestra, que a punta de pura garra logramos recuperarla tomarla como un acto simbólico de dignidad y lucha.

En la zona de Plaza Dignidad, 4 de octubre de 2020.

IL.


El Mapocho, ese lugar donde arrojan a los pobres.

por Axel Gottschalk Castro.

Allí los empujaron cuando llegaron del campo a la ciudad, buscando un futuro. Los dueños de la ciudad les cerraron las puertas y los mandaron al lecho del río, a vivir entre el barro y la miseria.

Allí los lanzaban en dictadura, cuando los pobres, organizados y valientes, avanzaron por la ciudad hasta la mismísima Moneda. Los mataron y los lanzaron al río, con el desprecio que se lanza aquello que se quiere desaparecer para siempre.

Allí exiliaron a los niños abandonados, los que respiran bencina para engañar el hambre, los que no caben en el paraíso neoliberal, los que destiñen la transición pactadas de rascacielos en Sanhattan.

Allí tiran hoy a los jóvenes de 15 años, a los rebeldes de octubre, los que no caben en un acuerdo paz, porque todo el sistema es una guerra de hace siglos en su contra.

El Mapocho, ese lugar donde arrojan a los pobres y desde donde mismo volveremos una y un millón de veces, como la crecida del río que desborda e inunda todo con su caudal torrentoso de rabia y dignidad, todas y cada una de las veces que sea necesario.

Hasta que todos los días sean octubre y todos los lugares se llamen Mapocho.

3 de octubre.

Fuente: https://www.facebook.com/axelgott?hc_ref=ARQ40iuo8r9KE82nCLtWcrq7tENN1wkKi5FSJyMa-qO1IXFtbTfcNQ0jMc8hpTw3RbE&fref=nf

————-

«.. los pacos tiraron a un loco al río y a lo único que atiné fue a salvarlo, no se, no lo pensé, simplemente me tiré al río pa sacarlo..”

por Leandra Almarcegui.

Yo vi a este loco ayer, cuando veníamos de vuelta de la marcha con mi compa, lo vimos sentado en las escalinatas de un edificio.

Estaba todo mojado y se había quitado una de las zapatillas y utilizaba su calcetín para limpiar sus manos.

Nos dimos cuenta que era sangre lo que limpiaba, y le preguntamos que le había pasado.

Nos dijo:

«los pacos tiraron a un loco al río y a lo único que atiné fue a salvarlo, no se, no lo pensé, simplemente me tiré al río pa sacarlo…”

Estaba en shock…la verdad es que no hicimos mucho por el, tuvimos que arrancar de los pacos y ahí lo dejamos, le dijimos fuiste valiente, no cualquier persona hace lo que hiciste tú, felicitaciones…

debimos haber hecho mas…

ahora que veo su foto en todos lados me arrepiento de no haber hecho algo más por el, en agradecimiento por su valiente actuar…

quizás darle mi poleron para que se abrigara…

ojalá esté bien y pueda reunirse con la persona que rescato….

eres un héroe compa en este mundo lleno de cobardes,

Fuente: https://www.facebook.com/photo?fbid=10157179973490755&set=a.10150225966065755

Vídeo impactante: Carabinero arroja a menor de edad al río Mapocho | HISPANTV

Fiscalía amplía investigación contra más policías por “encubrir” caso de menor que cayó al río Mapocho - La Tercera

Escándalo: carabineros reprime a familiares del niño lanzado al río Mapocho – ANRed

2 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.