Chile corrupto: Orpis e Isasi ¿cabezas de turco de la elite para librarse? [+Video].

Jaime Orpis y Marta Isasi, ambos de la UDI, condenados por la justicia por cohecho.

Corpesca: Carlos Gajardo recuerda “indecente declaración” de Hernán Larraín y adelanta negro futuro a Pablo Longueira.

por El Desconcierto.

Diversas reacciones causó la decisión de la justicia, al condenar por cohecho y fraude al Fisco a los ex UDI Jaime Orpis y Marta Isasi, en el marco de la investigación por el Caso Corpesca. Ante esto, el ex fiscal Carlos Gajardo recordó una “indecente declaración” del ministro de Hernán Larraín defendiendo al ex senador condenado y adelantó que, tras esto, a Pablo Longueira le espera un futuro muy parecido.

El ex fiscal Carlos Gajardo reaccionó muy conforme luego que la justicia declarara culpables, por los delitos de cohecho y fraude al Fisco, a los ex parlamentarios de la UDI, Jaime Orpis y Marta Isasi, por el Caso Corpesca.

El abogado señaló en Twitter: “02 de diciembre de 2020. Día en que se condenó a dos parlamentarios por delitos de cohecho. Se establece como una verdad judicial que una empresa pesquera les pagó dinero para legislar en su favor. A pesar de todas las presiones la justicia, en este caso, funcionó”.

Corpesca: Carlos Gajardo recuerda “indecente declaración” de Hernán Larraín y adelanta negro futuro a Pablo Longueira
Ex fiscal Carlos Gajardo | Agencia Uno

Y cuando hablo de presiones me refiero, entre otras, a esta indecente declaración del Ministro de Justicia actual, al inicio del Caso Corpesca, funcionario a cargo del ascenso de los jueces que deben fallar el caso Orpis. A pesar de las presiones Orpis fue condenado por cohecho”, añadió.

A lo que hace referencia Gajardo es a la declaración a la prensa que el secretario de Estado dio el 28 de marzo del 2019, donde puso las manos al fuego por Jaime Orpis cuando fue señalado para declarar en el caso.

“Yo era senador en este minuto y hemos sido invitados, junto a otros 10 senadores a testificar, cosa que haré con mucho gusto y tengo plena confianza en Jaime Orpis de su conducta; espero dar testimonio de ellos si soy requerido por los tribunales”, dijo en ese entonces, palabras que fueron consideradas como “indecentes” por el ex fiscal Gajardo.

Pablo Longueira y su negro futuro.

Además, el ex persecutor Carlos Gajardo señaló que esta sentencia sentó un precedente en la política chilena y que haría caer tras las rejas a Pablo Longueira, quien hace pocas semanas pretendía postular a la presidencia de la UDI.

Muy complejo escenario para la causa de Pablo Longueira que apuesta por absolución en la acusación por cohecho en el Caso SQM. Veredicto ratifica que el llamado cohecho manutención es delito en nuestro país y Longueira debiera ser condenado”, adelantó.

Finalmente, aseguró que Corpesca, empresa declarada culpable de sobornos a políticos “debe realizar un mea culpa público por lo sucedido y comprometerse a que estas conductas no se repetirán en el futuro. Fundamental en el compliance el apego a las buenas prácticas, ausentes en este caso”.

02.12.2020

—–

Siete momentos del Caso Corpesca que revelaron la trama detrás de Jaime Orpis.

por Paulina Toro/The Clinic.

En sus palabras al cierre, el senador dijo que estaba arrepentido, que no era un hombre digno de confianza y que además sus hijos deben saber que se equivocó. Pero lo cierto es que el Ministerio Público fue de a poco construyendo una investigación emblemática para la política. Aquí, siete momentos claves que hicieron de este caso, un símbolo de las indagatorias contra la corrupción.

1. Aparecen las boletas 

Que la causa Corpesca terminara como uno de los juicios más importantes del financiamiento a la política, fue un asunto de olfato. Así, al menos, lo describen quienes formaron parte de la antesala de la investigación. Todo partió por una querella interpuesta por un ex colaborador de la otra acusada en el caso, la exdiputada Marta Isasi. De hecho, la investigación se tramitaba en Iquique, desde su inicio en 2013 hasta que en 2015 fue trasladada a la fiscalía Oriente, cuyo fiscal regional era Alberto Ayala.

Ahí estaban los exfiscales Carlos Gajardo, José Villalobos y Pablo Normabuena, todos persecutores de Alta Complejidad que entonces llevaba adelante los casos Penta y SQM. Para Gajardo, haber llegado a las boletas de Orpis fue una mera intuición: “Al revisar las boletas de Penta y SQM y descubrir que había una serie de boletas vinculadas al financiamiento político, el razonamiento fue decir ¿y no será que también en la empresa Corpesca exista este mismo esquema? Y por lo tanto la decisión relevante fue ordenar que se incautara su contabilidad”, recuerda el abogado.

2. Declaraciones como puñales

Jaime Orpis se había ido al sur y no quería saber nada de nada con nadie. Desde la UDI, miraban al suelo cuando la prensa preguntaba por él. Era mayo de 2015 y Orpis había salido, por primera vez, al ruedo de las platas políticas. La fiscalía había incautado el 14 de mayo de ese año la contabilidad de la pesquera y las boletas de una de las asesoras del senador, Carolina Gazitúa, habían quedado como huella indeleble en la trama que terminó haciéndose pública ese mes y que coronó las investigaciones por platas políticas.

Carlos Gajardo, junto a su equipo integrado por el también exfiscal José Villalobos, tenían un nuevo hilo que tirar y a través de su abogado, la asesora Gazitúa había comprometido colaborar. También el exgerente de Corpesca, Francisco Mujica -hoy condenado por soborno- había señalado a Orpis en sus declaraciones ese mes. Pero lo de la asesora fue letal: “En 2008, Jaime Orpis me pregunta si hay algún problema en que le facilite boletas que él iba a necesitar para empresas que le iban a ayudar a financiar su campaña. Yo le pregunté si eso me iba a traer algún inconveniente y él me dijo que no”, fue parte de la declaración de la asesora.

José Villalobos le tocó tomar parte de esas declaraciones mientras era fiscal. En sus recuerdos, éstas fueron claves para hacer que la causa tuviera sustento: “Fueron dos hitos bastante importantes, dos declaraciones que fueron registradas en mayo de 2015, Francisco Mujica Ortúzar quien aparentemente, en una suerte de colaboración, entrega detalles importantes como la vinculación que existía entre la empresa y distintos parlamentarios”, dice. “Y la otra declaración es la de la señora Gazitúa quien ratifica la emisión de boletas”, agrega Villalobos, puntualizando que “permitieron estos testimonios seguir una línea investigativa”, asegura.

3. El allanamiento que le dejó un infarto

El 4 de agosto de 2015, la opinión pública se enteró de que Jaime Orpis había sido internado de urgencia en la Clínica Las Condes, tras padecer un infarto al miocardio. Parte de esa audiencia miró de reojo, incrédula, cuando se confirmó que un día antes, la PDI había ido a incautar su computador a su casa y oficina.

La fiscal Ximena Chong recién había asumido el caso, luego de que la defensa de Orpis acusara al exfiscal Gajardo de filtraciones y el exregional de la fiscalía Oriente, Alberto Ayala, decidiera sacarlo. Fue el entonces fiscal nacional, Sabas Chahuán, quien decidió finalmente agrandar el equipo e integrar a Chong, además de asumir la causa como propia.

El senador era investigado entonces sólo por cohecho. Y había ya asumido la solicitud de boletas a sus asesores. “El único responsable soy yo. Asumo total y absolutamente la responsabilidad respecto de quienes les solicité boletas”, había dicho el entonces senador, poco antes de caer en la UCI de la clínica y donde pasó algunos días.

4. Le imputan fraude al Fisco

Ya no era cosa de que la empresa Corpesca le hubiera pasado aportes para ejercer la política, el asunto de Orpis se había convertido en la historia de alguien que -tal como describían entonces en el Congreso- “había echado mando a las platas del parlamento”.

Las declaraciones de los mismos asesores que habían señalado en mayo 2015 haber facilitado boletas a Corpesca, decían meses después que, de los sueldos que el Congreso les pagaba para asesorar a Orpis, hacían retornos en dinero al senador. En algunos casos, de hecho, esos asesores nunca habían prestado servicios al Congreso y sus contrataciones eran simuladas solo para obtener parte de los recursos fiscales que el Estado otorga a los parlamentarios a través de asignaciones.

El diputado Hugo Gutiérrez (PC), querellante en la causa, interpuso a través de sus abogados una ampliación de querella por esos hechos. El Consejo de Defensa del Estado también interpuso una acción penal y Orpis, de arriesgar una pena por cohecho y delitos tributarios -considerada baja en el ordenamiento penal vigente- terminó enfrentando un delito por pena de crimen que parte en 10 años de cárcel. El entonces abogado del diputado, Matías Ramírez, quien tramitó la causa, recuerda patente ese momento.

“Se dieron a conocer los antecedentes de un delito extremadamente grave como es el fraude al Fisco y cómo él gestionó a traves de terceros la contratación de asesorías  falsas en el Senado para obtener esos recursos a su beneficios personal”, apunta.

En octubre de 2015, tras aparecer información sobre el fraude, Orpis declaró en varias sesiones ante la fiscal Ximena Chong. Pero después de eso volvió a sumergirse en el silencio y presentó una licencia ante el Senado por depresión y en entrevistas ha llegado a decir que su vida ya terminó.

5. 40 días en prisión

Los meses de mayo quedarán para siempre en el recuerdo de Orpís y su familia. Todo partió en mayo de 2015, y todo continuó en mayo un año después. Orpis fue formalizado el 24 de mayo de ese 2016 y pese a que no fue decretada su prisión preventiva por el Cuarto Juzgado de Garantía, 15 días después, tras una apelación de la implacable fiscal Chong, la Novena Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, decidió revocar esa decisión y el exsenador pasó 40 días en la cárcel, en el anexo Capitán Yáber.

La directiva de la UDI, entonces a cargo del entonces senador Hernán Larraín, lo visitó en prisión. Orpis había dejado de ser militante UDI y su mujer, Ana Luisa Jouanne, había insinuado públicamente días antes que Orpis no era el único político con prácticas por las cuales ir a prisión.  “Ojalá que esto sirva para aclarar y sincerar esta situación y, si no, que a todos se les juzgue con la misma vara”, dijo entonces.

6. Piden 21 años de pena

En su entorno, no se lo esperaban, pero para el mundo judicial era imposible que al exsenador, quien había protagonizado uno de los casos de corrupción más escandalosos en democracia, no le fuera solicitado una pena alta, la más alta para un político en ejercicio. En marzo de 2018, cuando la causa se encontraba a cargo del entonces fiscal regional del Biobío, Julio Contardo, el Ministerio Público presentó la acusación en el caso, donde se solicitaban 21 años de pena para Orpis. Los delitos eran tres: fraude al Fisco, cohecho y tributarios. Todos en carácter de consumados y reiterados.  Por el primero se piden 12 años, por el segundo 6, por el tercero 3 años y 1 día.

7. El juicio y el arrepentimiento

Fueron sus palabras al cierre y fue su llanto, también. Orpis habló de su buena obra intentando rehabilitar a drogadictos a través de la fundación La Esperanza en la audiencia de este martes 1 de diciembre, cuando hizo uso de su derecho a tomar la palabra por última vez. Dijo sentirse arrepentido, pero que no había cometido cohecho. El mensaje no era para la opinión pública, sino para las magistradas que este miércoles 2 de diciembre, tienen en sus manos el destino del senador.  Doris OcampoMaría Inés González y Claudia Bugueño son las juezas del Tercer Tribunal Oral en lo Penal que deberán dirimir y dar su veredicto este miércoles 2 de diciembre a las 11.30 horas.  La primera fue quien, en un voto de minoría, estuvo por absolver a María del Pilar Pérez, conocida como La Quintrala.

La decisión de las juezas coincide con un delicado momento social en que la opinión pública resienten una suerte de justicia distinta tratándose de políticos. En el entorno político hay incertidumbre y creen escandaloso que de 21 años el asunto quede en menos de 5.

Lo cierto, sin embargo, es que este miércoles solo se sabrá por qué delitos será culpado o absuelto el senador y recién para febrero se estima se dé lectura a la sentencia y con eso, las penas asignadas. Pero el veredicto es clave, no solo para Orpis y la exdiputada Isasi, también lo es para la empresa Corpesca, sociedad que podría convertirse en la primera condenada en juicio por su responsabilidad jurídica en el delito de soborno.

Fuente: https://www.theclinic.cl/2020/12/02/siete-momentos-del-caso-corpesca-que-revelaron-la-trama-detras-de-jaime-orpis/

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.