Venezuela, elecciones parlamentarias: Crítica al análisis de «Marea Socialista».

por Omar Sierra.

Estimados anexo estas lecturas de los resultados electorales, como contraste al análisis de Marea (publicado el 9-12-2020 por el Correo de Trabajadores). En lo personal respeto mucho a Gonzalo Gómez, Martin Sánchez y otros amigos de Marea desde cuando eran una corriente dentro del PSUV (Gonzalo fue delegado a su congreso fundacional) y cuando decidieron ser un partido político y obtener su tarjeta, si cumplían con todos los requisitos el CNE debió haber autorizado su inscripción. No conozco los argumentos legales para la negativa del CNE, pero creo que tienen todo el derecho a querer participar en la contienda electoral. Ahora, con respecto a sus posiciones políticas, desde que salieron del PSUV gradualmente se han ido volviendo más anti-gobierno, al punto que en mi opinión han perdido la objetividad en sus análisis y se acercan cada vez más a los argumentos de la derecha extremista.

Por ejemplo, en su análisis se centran en atacar al gobierno, y analizan la abstención obviando un contexto de bloqueo económico imperial promovido y apoyado por la derecha, que limita la capacidad de movimiento, de acceso a alimentos, medicinas, etc. No incluir la variable del bloqueo y sus efectos en un análisis serio de estas elecciones es obviar al elefante en la cristalería, y eso no pasa por azar, es deliberado y le hace el juego consciente a la derecha golpista.

Por otro lado, otra coincidencia con los argumentos de la derecha es decir que los que votaron por el Polo Patriótico, lo hicieron para conservar los beneficios sociales o por obligación y chantaje. Eso que lo diga la derecha es normal, en su desprecio por el trabajador y el humilde, a quien tildan de ignorante o de buscar su «bozal de arepas». Pero que lo diga una organización de cuadros de izquierda… ¿? Este argumento se basa en dos premisas falsas. Por un lado, la premisa de que el gobierno tiene manera de saber cómo votan las personas, lo cual es falso. El voto es secreto, y suponiendo que vas a votar obligado, perfectamente cuando estés en el cubículo puedes votar por quien quieras. Eso lo sabe Marea como lo saben todas las organizaciones políticas del país (vale la pena analizar cuantos cargos de elección popular ha ganado la derecha), por lo que es un argumento más orientado hacia la opinión pública del extranjero que no conoce el sistema electoral venezolano, en otras palabras, es desinformación que le hace el juego a la campaña mediática internacional.

La segunda premisa, de que la gente vota como un borrego, es en sí la negación de que existe un sector que, a pesar de todas las penurias, bloqueo, etc. apoya al gobierno. En su análisis no cabe esa posibilidad. Esa negación a la existencia misma del adversario, esa deshumanización (no son seres pensantes, son borregos, autómatas en el mejor caso), ha sido el argumento que la derecha golpista siempre ha esgrimido para legitimar sus golpes de estado, terrorismo continuado y violencia en contra de esos sectores populares. Los linchamientos y asesinatos llevados a cabo por bandas de ultraderecha, que tuvieron lugar durante las guarimbas del 2014 y 2017, fueron un producto directo de esa campaña de deshumanización del sujeto chavista (ver el asesinato de Orlando Figuera https://actualidad.rt.com/actualidad/240839-caso-orlando-figuera-simbolo-crimen-odio-venezuela)

Bueno con esto concluyo en lo referente al análisis de Marea, pero sin entrar en el análisis propio de la abstención y otras consideraciones sobre las elecciones, que sin embargo Martorano desglosa muy bien en su artículo (ver más abajo).

Cordiales abrazos!

Omar  Sierra

———————-

Evaluación de los resultados electorales de los comicios legislativos del 06DIC2020: Una primera aproximación.

Esta edición de esta columna debió haber salido en el día de ayer, 7 de diciembre de 2020, pero debido a la jornada extensa y extenuante del domingo 6 y bien entrada la madrugada de ayer, decidí descansar, a los fines de poder poner en orden las ideas y tener la suficiente claridad para la exposición que a continuación pretendo realizar.

Y sobre todo en un día especial como hoy, 8 de diciembre, a 8 años del último mensaje público del Comandante Chávez, Día del Amor y la Lealtad a él, y día también de la Inmaculada Concepción.

Asimismo, recordamos un día como hoy, que van 101 días de la desaparición de Carlos Lanz.

Lo primero que debemos señalar de los resultados del pasado domingo 6 de diciembre de 2020, en lo que a los niveles de participación se refiere, es que a pesar de haber participado el 31% del electorado apenas, ni la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ni el ordenamiento jurídico vigente prevén un quórum de participación que valide o no una determinada elección. Sin duda, si considero que a mayor nivel de participación, hubiese sido muchísimo mejor, pero los que realmente deciden un proceso electoral son los que acuden a las urnas y no los que se abstienen.

Claro, por las actuales circunstancias a nivel internacional y geopolítico en Venezuela, mucha gente es del criterio que a mayor participación, se legitimaba políticamente el proceso político y electoral en el país. Pero no necesariamente esto es así, y paso de seguidas a señalar el por qué.

Ayer en una interesante entrevista al franco- español y director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet, en entrevista para el programa 360 transmitido por Venezolana de Televisión. Indicó que hace algunas semanas en Rumania, se dio también un proceso para renovar el parlamento en ese país, y que al igual que Venezuela, participó apenas el 30% del padrón electoral, y nadie señaló nada de que era un proceso «amañado» ni ninguna de las sandeces que se dicen con respecto a Venezuela. Esto tiene que ver con el doble rasero de algunos actores políticos e instancias a nivel internacional.

Por otra parte, el 69% de abstención registrado en el proceso electoral parlamentario en Venezuela, sería históricamente el segundo más alto, solamente superado por el 75% de la abstención registrada en los comicios parlamentarios del año 2005, estando Chávez con nosotros y cuando en aquella oportunidad la oposición toda se abstuvo de participar, entregando totalmente las curules y el control del parlamento al chavismo. Pero, tomando en cuenta el complejo contexto con motivo de las agresiones y el cerco diplomático, político, económico, comercial y financiero; más la participación de algunos factores políticos opositores, debemos darnos mérito a los que participamos en las elecciones parlamentarias el pasado domingo 06 de diciembre de 2020.

Siendo este un país presidencialista y en las que este tipo de comicios, al igual que el de las autoridades locales o regionales no despiertan tanto interés, históricamente los niveles de participación son bajos y obviamente la abstención se incrementa. Pero no por ello se invalidan los correspondientes procesos electorales.

De igual manera, cabe destacar que, si bien el denominado método D Hondt, que aplica para los 144 cargos por lista que se adjudican en esta contienda electoral porque busca ser un método proporcional que busca garantizar la representación de todos los factores políticos, no obstante tiene un gran detalle, que es bueno considerar para un futuro: Por ejemplo, no necesariamente el 70% de los votos te adjudica el 70% de los cargos, sino que puede ser mucho más. Y esto, en primer lugar, debido a la gran dispersión opositora debido a que ésta acudió dividida a estas elecciones y de ahí sus resultados. En cambio el GPP/ PSUV acudió en una alianza perfecta que le permitió mayor eficiencia para la obtención de curules y, por ende, a la victoria. Esto hay que reconocerlo sin complejos de ningún tipo.

De ahí lo que señale en diferentes plataformas, de que no reconocer el triunfo de la alianza PSUV/GPP sería una tremenda estupidez, porque en base a los resultados y a lo pragmático, la estrategia implementada por el partido de gobierno y sus aliados dio resultados. Esto es política, que tiene que ver con la ciencia del ejercicio y el mantenimiento del poder.

También cabe destacar y vaya mi reconocimiento a la denominada Alternativa Popular Revolucionaria (APR) en su participación en esta contienda, y de la que probablemente obtenga unos 6 diputados aproximadamente. La APR no sólo era el Partido Comunista de Venezuela, uno de los partidos más antiguos de Venezuela, y que por ser un partido de cuadros, indudable e históricamente nunca ha obtenido votaciones tan avasallantes como las que haya podido obtener AD, COPEI (en su momento) o el MVR-PSUV ahora. El PCV prestó su tarjeta para la candidatura de diferentes voceros de movimientos sociales, comuneros, trabajadores, campesinos que son gente de a pie igual que cualquiera de nosotros, a esa gente fue la que se le negó presentar propuesta, pero el tema es que esa gente fue la única que hablo de los temas neurálgicos de la población, tal vez por eso dieron vetados, porque la campaña se basó en:

Oposición: vamos a sacar a este régimen

GPP: El bloqueo, el bloqueo, el bloqueo

Con esta campaña tan extraña entiendo que una gente voto para acabar con el régimen y la otra contra el bloqueo, pero es que contra el bloqueo estamos todos, lástima nunca se dijo en la campaña como es que se va acabar con el bloqueo por cierto, sabiendo que no hay leyes supranacionales, no creo que vayamos a acabar con el bloqueo con leyes, y más por cierto que es señal ley Antibloqueo, sólo he sabido del #CasinoHumbolt para recaudar dólares.

También he señalado que lo ocurrido el 6 de diciembre de este año, fue un escenario inverso al de la misma fecha, pero de hace 5 años. En aquella oportunidad participó el 70% del electorado y un 30% de abstención. En aquella oportunidad, la oposición logró obtener los 2/3 de las curules de la AN (que al final llegó a las 3/5 partes, al excluir por amparo cautelar a los 3 diputados del estado Amazonas). En estos momentos, la participación fue del 30% y la abstención cercana al 70%, y el GPP/PSUV tiene 3/5 partes del parlamento, con posibilidad de obtener los 2/3 y más si el PCV se suma a esa alianza de factores revolucionarios.

Estas son algunas consideraciones con respecto a los resultados, pero también hay que hacer estas otras.

Los análisis acerca de los procesos electorales están muy buenos, pero creo que hay algo todavía sin ser tocado.

¿Realmente la estructura parlamentaria significa algo para el pueblo llano de base?

Considero que las personas que fuimos a votar lo hicimos por un motivo más táctico que estratégico, el gobierno actual aún conserva la contradicción Imperio-Nación y eso también forma parte de nuestra lucha (aunque no es lo único), por otro lado, sabemos que de asumir el control político la otra derecha, será una persecución sin cuartel contra las bases revolucionarias.

Si centramos el análisis solamente desde el punto de vista de que ganamos , pues pecariamos de ingenuos, y de hacernos los locos para no ver la realidad que nos golpea fuerte en la cara, la cantidad de votos de ayer, significa que mucho voto duro no salio a ejercer el sufragio, ¿el porqué no lo hizo? Podríamos decir que la situación país, pero vamos mas allá, existe pérdida de credibilidad en el proyecto bolivariano, el golpe permanente en sus comunidades por quienes gobiernan a niveles de estado y municipio, estos actos ha permitido o contribuido con esa abstención.

Revisar la cantidad de milicianos + militares + salud + educación + todo el sector público, ¿es representativa la cantidad de votos con relación a esa suma? Creo que no, eso nos debe llamar a reflexionar y a corregir, no de forma coyuntural, sino más bien de forma estructural, ya que muchas cosas vienen muy mal y no nos atrevemos a discutirlas por creer que todo está bien, y que algunas victorias nos hacen alargar los debates y las transformaciones que nos clama la sociedad venezolana.

Dentro de los cambios, podríamos decir, que no estamos dispuestos a ser gobernados y/o dirigidos por plutócratas, que solo les interesa comerciar con la necesidad del pueblo todo, por eso comparto en pleno, que debemos asumir una conducta de construcción popular, en lo político/ideológico, y que sea el mismo pueblo que vaya asumiendo su rol protagónico en la construcción del autogobierno, a sabiendas que los errores estarán presentes siempre, pero que el mismo pueblo vaya aprendiendo a ser un musculo capaz de auto corregirse para su propio bien, sin imposiciones de ninguna otra estructura que el mismo gobierno, le dé la gana de imponer, entre ellos el PSUV, que se creen dueños y señores del poder popular, y si te le enfrentas, dicha organización no encuentra ni agua, solo ejemplifico para dar una muestra de lo que son capaces de hacer, y lo están haciendo en muchos lugares del país.

El voto duro chavista se redujo en esta oportunidad a dos millones de votos como parte de una tendencia que comenzó a observarse desde el año 2007 estando aún el Comandante Chávez. De ahí que tengamos que revisarnos. Pero también se observa una merma en la votación opositora debido a la estrategia errática de ellos de inmovilizar a su base social y optar por una estrategia suicida de abstenerse en estos procesos electorales.

Aún la APR/PCV no reflejó en su caudal de votos el descontento de buena parte de la base chavista descontenta con el PSUV. Es decir, la aplicación de la estrategia de un voto castigo desde la izquierda sigue siendo una utopía debido a la falta de maquinaria y que el descontento de algunos no necesariamente se tradujo en votos para esta opción, sino antes bien representó también una merma en su base de apoyo electoral.

De igual manera, dentro de la abstención hay que considerar el tema de las fallas en la distribución de combustibles, que algunos patronos privados no otorgaron los correspondientes permisos a sus trabajadores y trabajadoras para que pudieran ir a votar. Pero hay un elemento que es muy importante a considerar en los venideros procesos electorales.

Hay que tomar en cuenta el fenómeno de «Los Mudados sin Consentimiento» los cuales vimos ayer muchos casos, pero colocaré como ejemplo, 2 casos. El primero, personas que hicieron cambio de centro electoral y no los tomó el sistema. El segundo, quienes fueron cambiados de centro electoral sin su permiso, por lo general estas personas iban acompañadas por otro votante y esos votos se perdieron, por lo general eran votos nuestros porque manifestaban su descontento.

Y en próximas entregas seguiremos con más análisis y apreciaciones de acuerdo a cifras suministradas por el CNE, los votos listas nacional, regionales y las circunscripciones electorales.

¡Independencia y Patria Socialista!

¡Viviremos y Venceremos!

.

(*) Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiteros y Tutiteras Socialistas. Www.juanmartorano.blogspot.com , www.juanmartorano.wordpress.com , jmartoranoster@gmail.com.

Fuente: https://www.aporrea.org/actualidad/a298024.html

1 Comment

  1. El companhero Darío Gómez de Venezuela aporta en este debate. Es importante saber que el grupo militar de Chávez, después del golpe de 1992 se exilió en Perú bajo la venia de Fujimori y Wladimiro Montecinos. De hecho, cuando Wladimiro Montecinos era ya buscado por la justicia peruana, se exilio por un tiempo en una de las haciendas de uno de los popes del chavismo.

    https://www.facebook.com/103759301479299/videos/vb.103759301479299/725626448333858/?type=3&theater

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.