50 Años de la Cantata Santa María de Iquique: No basta solo el recuerdo, el canto no bastará.

Por  Francisca Neira/Parlante.cl

Desde el 18 de octubre del año pasado se ha instalado en el discurso popular que “Chile despertó”. Y sí, claramente lo hizo después de décadas de una letanía provocada por múltiples factores que van desde el tipo de educación que se imparte en el sistema formal hasta la implementación (con nuestra venia) de un descarnado sistema de producción y consumo a pequeña y gran escala. Pero no seamos soberbios. Este no es el único momento histórico en que el pueblo chileno puede arrogarse un “despertar”. Hace 113 años atrás, en 1907, el movimiento pampino de los trabajadores de las salitreras movilizó a miles de personas en una caminata de horas a través del pleno desierto de Atacama, en búsqueda de la ciudad de Iquique y en reclamo por las paupérrimas condiciones de trabajo y vida que tenían en los campamentos.

El final de la historia, hoy, es sabido por (casi) todos los chilenos: el ejército liderado por el general Roberto Silva Renard (cuyo nombre sigue bautizando calles y poblaciones en todo el país) disparó a mansalva contra los trabajadores y sus familias refugiados en la Escuela Domingo Santa María de Iquique, dando muerte a miles de hombres, mujeres y niños cuyo único error fue confiar en las autoridades que prometieron reunirse con ellos para discutir acerca de sus demandas.

null

Este 2020, se cumplieron 50 años de la publicación de Santa María de Iquique, la popular cantata compuesta por Luis Advis e interpretada por Quilapayún en la que se relata la historia y el contexto de la matanza acaecida en el establecimiento escolar nortino. En este aniversario, la obra en su totalidad se volvió a presentar, vía streaming, con la música de la banda original, pero con el protagonismo de las voces de Ana Tijoux, Javiera Parra, Colombina Parra, Elizabeth Morris, Magdalena Matthey, Ema Pinto y la impecable María José Quintanilla, la más joven del grupo. Siete mujeres que volvieron a dar vida a la mítica cantata que en esta ocasión tomó como subtítulo un verso de una de sus propias canciones, “Vamos mujer”, para enfatizar el carácter de la presentación y el giro en la lectura que podemos hacer hoy de este trabajo y del hecho histórico en sí ya que ellos mismos proponen que, si bien muchas de las demandas de injusticia y precariedad no se han visto resueltas o han vuelto a surgir con mayor fuerza que a principios del siglo XX, algo que sí ha evolucionado ha sido el rol de la mujer en la sociedad. Sabemos que falta camino por recorrer en esa línea también, pero es un gesto pertinente reconocer en obras tan míticas como ésta la presencia y la energía femeninas.

Así, “no hay que ser pobre, amigo (…) es peligroso ser pobre, amigo” cantan los Quila y sus invitadas, reproduciendo lo escrito 50 años atrás, refiriéndose a lo ocurrido hace más de 100 años atrás y que hoy, post estallido y en medio del rebrote de la pandemia, se vuelve a hacer patente y casi más palpable que antes. Chile había despertado, Chile despertó y el relato, esta vez a cargo de Alfredo Castro, nos pone los pelos de punta al reconocer en este otro tiempo aquella misma realidad. Con matices sí, pero no tan alejada como quisiéramos.

Que la historia es cíclica, lo hemos escuchado mil veces y si ponemos atención, lo podremos comprobar. Advis advirtió esto y lo escribió en las últimas líneas de su propia obra: “no basta solo el recuerdo, el canto no bastará. No basta solo el lamento, miremos la realidad. Quizás mañana o pasado o bien en un tiempo más, la historia que han escuchado de nuevo sucederá”.

Escuchar hoy la cantata de Santa María de Iquique está lejos de ser un acto nostálgico por cierto tipo de música, ni tampoco es revivir el resentimiento por lo ocurrido en un momento de nuestra historia común. No, escuchar esta cantata hoy es inspirar una reflexión acerca de nuestro propio presente, de nuestra propia realidad, de la historia que estamos escribiendo para ser leída en el futuro. Acá no hay recuerdo, no hay homenaje. Acá hay una reflexión actual de las heridas de este Chile tan quebrado.

 

 

 

 

 

13 de diciembre, 2020.

Fuente: https://www.parlante.cl/50-anos-de-la-cantata-santa-maria-de-iquique-no-basta-solo-el-recuerdo-el-canto-no-bastara/

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.