Persecución política en Chile: Relato de un brigadista de salud.

“No tengo mucha fe en la justicia”: Apuntes de un detenido de la revuelta.

Por Primera Línea Prensa.

F.A.G. es un joven estudiante de 25 años que, además de aprender pedagogía en inglés y estar a meros a pasos de titularse, asistió a talleres de primeros auxilios, quedando capacitado para participar de una brigada de salud durante la revuelta popular. Fue ejerciendo esta labor de brigadista el 2 de marzo afuera de la 25 comisaría de Maipú que su vida se vio alterada: fue detenido, acusado por Carabineros de lanzarles piedras y botellas. El siguiente texto son las palabras de F.A.G. reflexionando sobre su proceso y sus experiencias.

Quería compartirles una reflexión y los videos de la detención que sufrí el 2 de marzo de este año por parte de un piquete de pacos de la 25 comisaría de Maipú. En ese momento, me desempañaba como miembro de una brigada de primeros auxilios. Ciertamente, han pasado varios meses desde tal suceso, pero recién me pude “librar” de él a finales de octubre. Uso las comillas en la palabra “librar” porque la verdad es que no me quedo nada más que acceder a la suspensión condicional del juicio, no porque yo haya cometido el delito que se me imputaba sino que por recomendación de mi abogado. Según los pacos que me detuvieron, les lancé piedras y botellas a ellos y a sus vehículos, lo cual es absurdo, porque esas acciones no forman parte del actuar de nuestra brigada y porque jamás ninguno de nosotros lo hizo (como se puede ver en los videos). Además, cómo se puede ver en los registros, los vehículos llegan después de que nos agreden.

No he dejado de pensar en como el escaso conocimiento legal que tenía en ese momento influyó negativamente en mi caso. Por tanto, desde mi propia experiencia, les recomendaría a quienes salen a manifestarse y a luchar en las calles que se informen sobre los delitos que se les pueden imputar, sobre qué elementos pueden usar para “cargarlos” y sobre qué pertenencias no deberían llevar a una concentración o marcha. En vista de la multitud de registros que se pueden ver en las redes sobre el actuar de los pacos, solo nos queda pensar que éstos siguen la orden de detener a manifestaciones a cómo de lugar y bajo cualquier medio. Ellos saben perfectamente que mientras más compas caigan en las fauces de la prisión preventiva o resulten formalizados, menos numerosas será la participación en concentraciones o marchas. Mi recomendación, entonces, no apunta al temor sino al autocuidado. Solo esto nos permitirá mantener una organización fuerte, con sentido y disciplinada.

Retomando el punto inicial, les comento que comparto estos videos para que los todavía escépticos del actuar de los pacos vean con sus propios ojos cómo ellos tratan a cualquiera que “parezca” manifestante o que les preste alguna clase de apoyo, como fue en mi caso. También recurro a mostrar estos videos como catarsis. Ojalá quienes conozcan o sean familiares de alguno de los pacos de las 25 comisaría de Maipú miren estos registros para que puedan ver con sus propios ojos como actúan. A pesar de esta situación, me siento más afortunado que muchos otros compas que han vivido una situación similar o peor. No todos tienen la suerte de contar con registros claros de las agresiones que sufrieron. Muchas veces estas agresiones ocurren dentro de las cuatro paredes de las comisarías o en vehículos policiales. Tampoco todos tienen la suerte de contar con algún conocido que sea abogado y que se ofrezca a interponer una querella a su favor, como ocurrió en mi caso. Es sabido que para un estudiante, como en mi caso, que proviene de una familia trabajadora es imposible contar con la plata para contratar a un abogado. Y esta es la realidad que enfrenta la mayoría de quienes habitan esta franja de tierra. No tengo mucha fe en la justicia, para ser honesto, pero espero que al menos esta querella tenga algún efecto, por más mínimo que sea en detener este tipos de atropellos.

A continuación, F.A.G adjunta los siguientes videos de los eventos, con descripciones.

Se puede ver como los pacos les intentan quitar los escudos a los miembros de la brigada mientras los golpean y patean, poco antes de que me botaran.

Entre el minuto 0:25 y el 1:00, se puede ver cómo un grupo de pacos me bota y me golpea en el piso mientras uno nos lanza una bomba lacrímogena desde el fondo. Entre el 1:25 y el 2:20 se apreciar como les echan las motos encima a quienes se encontraban en el lugar y fueron testigos de la situación. En el 1:41 se puede ver incluso como un paco agarra el casco de uno de los brigadistas, posiblemente el mío, y lo golpea con furia contra el piso.

Se puede ver la secuencia completa desde otro ángulo, el gas lacrimógeno que nos lanzaron sin ningún motivo y como me arrastran por el piso para volver a golpearme. Se puede apreciar como los pacos interponen un carro y un auto para dificultar la visibilidad de los observadores que grababan el hecho y como una de las compas que grababa se queja de que los pacos le tiraron un piedrazo.

15 de diciembre, 2020.

Fuente: https://www.primeralineaprensa.cl/?p=5516

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.