Chile encubierto II: Ataque a equipo de TVN y la táctica fascista del capital en el Wallmapu.

En la foto: Héctor Llaitul, dirigente de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), en el velatorio del comunero mapuche Camilo Catrillanca, Ercilla 17 de noviembre 2018. (Dragomir Yankovic /Aton Chile).

El ataque armado contra un equipo de TVN en Tirúa el sábado 27 de marzo debe alertar a todas las franjas y organizaciones populares. Según lo señala con mucha claridad Héctor Llaitul (ver entrevista más abajo), estamos en presencia del creciente avance de un fascismo/ultraderecha rural que reúne a los cuadros directivos de las forestales, latifundistas y la inteligencia policiaco-militar que les sirve, y cuyas operaciones la concretan por medio de grupos armados «blancos», sicarios y yanaconas mapuches subcontratados. Al puro estilo de las llamadas «acciones republicanas fascistas», su táctica es combatir en el propio terreno a las organizaciones autonomistas, introduciendo una cuña al interior del mismo pueblo mapuche e impulsando la constitución de una masa anti-terrorista que nuclea a dueños de fundos, camioneros y comerciantes (las «fuerzas blancas») con franjas mapuches. Esta táctica busca introducir una cuña en el pueblo mapuche pero sobre todo, legitimar la lucha por la «paz en la Araucanía» que «ambos pueblos reclaman», una paz que no es sino la reposición del orden y el poder neo-colonial que requiere el capital para mantener su dominio y explotación de la zona.  [Nota del editor CT].

Héctor Llaitul: “Detrás de esto está la mano negra y siniestra de las forestales”.

por Tomás González F./DirioUchile.

En entrevista con Diario y Radio Universidad de Chile, el líder de la CAM aseguró que existen grupos y comunidades mapuche que han sido “compradas” por las empresas forestales para combatir, con diversos medios, las demandas del movimiento mapuche autonomista.

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.