Día internacional de la Tierra: A levantar la lucha por el agua, la tierra y contra la devastación extractivista.

COMUNICADO PÚBLICO: DÍA INTERNACIONAL DE LA TIERRA 2021.

Este día internacional de la tierra en el contexto de pandemia 2021, las organizaciones en lucha (*) que suscriben esta declaración exponemos:

  1. Que durante la emergencia sanitaria y bajo el pretexto de reactivación económica el Estado de Chile y el empresariado dieron rienda suelta a proyectos extractivistas sobre nuestros territorios. Muestra de ello es el brutal aumento de la cantidad de proyectos ingresados al Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) durante el año 2020. Cabe destacar que la inversión durante el año 2020 fue de un total de US$ 16.466 millones, que si se compara en relación al 2018 cuyo monto fue de US$ 2.617 millones, y el 2019 de US$ 2.130 millones, podemos hablar que esta reactivación significó que se cuadruplicara la inversión. Esta reactivación económica impulsada bajo la administración Piñera beneficia directamente las ganancias de los empresarios y no busca mejorar para nada nuestras condiciones de vida, por ello es que esta reactivación solo traerá más despojo, miseria y precarización de la vida a nuestros cuerpos, comunidades y territorios.
  2. El conjunto de las organizaciones en lucha, comprendemos el Extractivismo como la forma de expoliación, dominación y explotación de territorios completos (incluidos nuestros cuerpos) por parte intereses capitalistas nacionales y transnacionales. Esto implica la extracción de grandes volúmenes de materia y energía, saqueando los bienes comunes de la naturaleza (minerales, tierras de cultivo, etc.), para lo cual se necesitan considerables cantidades de agua para el procesamiento de estos rubros, requiriendo de megaobras de infraestructura para su abastecimiento energético y de transporte de mercancías (hidroeléctricas, paneles solares, puertos, carreteras, etc.) tal como lo han sido las obras de la IIRSA-COSIPLAN como el Túnel de Agua Negra en la Región de Coquimbo, el Puerto Chino de Corral en la Región de Los Ríos, la carretera CH-6O en la región de Valparaíso, por sólo mencionar algunos.
  3. Durante los últimos 46 años, bajo el modelo económico capitalista en su fase neoliberal implementado a sangre y fuego por la Dictadura Militar y Civil, el Extractivismo Winka ha desarrollado una dimensión global asociada a la exportación de estos bienes naturales hacia el mercado internacional, dejando por consecuencia una serie de problemáticas locales relacionadas con la precarización de la vida: violencia sexual, feminicidios, precarización laboral, pobreza, contaminación, militarización, enfermedades, etc. En suma, nuestros territorios a lo largo de la región chilena y del Wallmapu se ven enfrentados a una serie de problemáticas socioambientales, configurando así las zonas de sacrificio relacionadas con proyectos de megaminería, industria forestal, agronegocio, industria salmonera, industrias cárnicas, desarrollo inmobiliario, termoeléctricas, hidroeléctricas, no considerando la crisis social y ambiental que va dejando a su paso y que algunos eufemísticamente llaman calentamiento global.
  4. La corrupta institucionalidad ambiental deja en evidencia que solo blinda al poder político­económico puesto que no protege a la naturaleza, sino que resguarda la pro-inversión del empresariado y del latifundio más recalcitrante. Es por ello, que insistir en la vía institucional para resolver estos conflictos es un camino que solo nos empantana y no permite reconocer la profundidad de la problemática, como prueba de esto hay quienes aseguran que la problemática del agua se solucionaría a través de una nueva constitución, siendo ésta una bandera de campaña que venden muchxs candidatxs sin plantear un cuestionamiento al régimen de la propiedad de la tierra y el agua, y sin reconocer que en este nudo crítico existe un conflicto de clases respecto al uso de los bienes comunes. La ecología sin justicia social es sólo jardinería.

Frente a lo anterior, nuestra convicción es que sólo los territorios y las comunidades en lucha tenemos la posibilidad de transformar esta realidad, en donde la gestión comunitaria sea la base para construir una nueva relación con los ecosistemas, rompiendo con los intereses mezquinos estatales y privados.

Hacemos un llamado en este Día Internacional de la Tierra de 2021 a las organizaciones territoriales y socioambientales a levantar la lucha por el agua, la tierra y contra la devastación extractivista. A denunciar los embates del Estado y el empresariado criminal y ecocida. Sin respeto al itrofil mongen o biodiversidad, nunca tendremos un buen vivir en nuestros territorios.

GOBIERNO CRIMINAL= CRISIS AMBIENTAL, ECONÓMICA Y SOCIAL

POR AGUA, TIERRA Y LIBERTAD

 

(*) Corresponden a las Asambleas y Organizaciones Populares integrantes del Referente Politico-Social, RPS, recientemente constituido en el mes de febrero en Concepción. 

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.