Chile, RM: Segunda vuelta por «Il governatore».

Karina Oliva, en su discurso del domingo 16/05 cuando pasó a 2da vuelta, lo que festejó con el candidato presidencial PC Daniel Jadue. Foto: Agencia Uno

Lo que hay que saber de Karina Oliva y su larga y sobresaltada procesión en la izquierda.

por Alex von Baer/Ex Ante.

Ex-Ante presenta el perfil político de los 2 contendores de una batalla crucial en la centroizquierda: la segunda vuelta en las elecciones de gobernador metropolitano. Comenzamos con Karina Oliva, la candidata del bloque FA-PC que está disputando palmo a palmo con Claudio Orrego (DC) en la capital. Tras deambular durante años por movimientos de izquierda, como el de Alejandro Navarro, y la campaña de Marcel Claude, emprender fallidas candidaturas y con el kirchnerismo como referente, Oliva fue clave al haber propuesto a Beatriz Sánchez de abanderada en 2017. Tras quedarse sin cupo en el Congreso (perdió con Pamela Jiles) se alzó como candidata a la gobernación con una dura campaña contra Orrego por de su rol en la ex Concertación y Nueva Mayoría.

Por qué importa: La segunda vuelta Orrego-Oliva forma parte de la disputa por la hegemonía de la izquierda entre Unidad Constituyente (ex–Concertación) y Frente Amplio-PC, que ganaron el 1er round en la constituyente. Detrás de la elección está el duelo de Yasna Provoste (DC) y Daniel Jadue (PC), con miras a la presidencial, por el peso político-electoral que aportará el primer gobernador de la RM, la segunda autoridad más votada después del Mandatario.

  • Lo saben Jadue y Provoste: ya pusieron sus fichas para el balotaje del 13/06.
  • De hecho, en la primera vuelta, Orrego ya se transformó, con 657 mil sufragios, en el candidato más votado que no postula a la Presidencia desde 1990; récord hasta ahora en manos de Eduardo Frei Ruiz-Tagle en la senatorial 1989 (608 mil). Y Oliva no estuvo lejos (601 mil).

Experiencia de gobierno v/s promesa de transformaciones: es ese el clivaje que los mismos candidatos instalaron en la contienda -a partir de las críticas de Oliva a Orrego, pues a su campaña le acomoda esa dicotomía-, y ello se refleja en la edad de sus electorados.

  • Partió Oliva prometiendo una gobernación como “espacio de transformación política y no de administración”, enrostrándole ello a Orrego, de quien dijo: “Su proyecto se parece más al Chile pre 18-O”.
  • Él contratacó: “Nosotros sumamos algo que Oliva no tiene, la experiencia de gobernar”, y sus adherentes han reclamado que ella enarbola un discurso político que ni siquiera está en las atribuciones del gobernador. Oliva respondió que “la ciudadanía está cansada de la soberbia de los mismos de siempre”.

Origen en Puente Alto: La cientista política de 35 años nació en esa comuna. Es hija de un taxista y una profesora y madre de una hija. Se trata de un perfil que ha realzado en su campaña, contrastando su biografía con la de Orrego, hijo de un ex parlamentario y estrecho colaborador de Frei Montalva. Se formó en la Universidad Academia de Humanismo Cristiano.

  • “Nací y crecí en Vuelta Cachencho, Bajos de Mena. Al oriente estaba el vertedero La Cañamera. Feminista y mujer popular”, ha sido su presentación, aunque su versión fue sometida a una consulta de la periodista Alejandra Matus, en TV.
  • “¿Tú vienes del campamento?”, le consultó Matus. “No, mis abuelos vivían en un campo que colindaba con el fundo Bajos de Mena“, contestó Oliva.
  • Ha recalcado: No vengo de la élite ni tengo apellido rimbombante. Estuve en escuela pública. Estudié con el esfuerzo de mi familia, mientras compatibilizaba mis labores como mamá soltera”.

Su tránsito político hasta llegar al FA: La trayectoria de Oliva se ha caracterizado por una constante búsqueda de un espacio político fuera de la izquierda tradicional, que derivó al final en la creación de un proyecto político propio, junto a su expareja Jorge Ramírez (hoy presidente de Comunes, partido de Oliva) y la hoy diputada Claudia Mix. Con ese grupo llegó al Frente Amplio, donde ha tenido altos (propuso a Beatriz Sánchez) y bajos (Pamela Jiles la desplazó en las elecciones de diputados de 2017).

  • En 2010, ella y Ramírez desembarcaron en el MAS, del senador Navarro. Llegaron a una asamblea con el coche con su hija, y pronunciaron encendidos discursos, afines a la entonces izquierda extraparlamentaria -con el pensador posmarxista Ernesto Laclau como su referente- que entusiasmaron al partido, donde conocieron a Mix.
  • Oliva fue asesora de Navarro y candidata a alcaldesa de Melipilla (sacó 2,16%).
  • Pero cuando Navarro decidió en 2013 entrar a la administración de Bachelet, Oliva y los suyos se fueron: querían entrar a un gobierno pero “no con quienes habían administrado el modelo”, sino que en un nuevo proyecto de izquierda. “Váyanse a la montaña y cómprense chaquetas verde olivo”, les espetó el senador.
  • Entonces se vieron atraídos por la candidatura presidencial ecologista de Marcel Claude y Oliva jugó un rol clave en ese tránsito: le escribía sus discursos.
  • La campaña terminó mal -con Claude acusado por pensión alimenticia y maltratos laborales-, pero ganaron experiencia para formar su proyecto político Izquierda Unida. En 2015 lo legalizaron como partido ante el Servel con el nombre Poder Ciudadano.
  • Al fin lograba así la consolidación orgánica de un proyecto de izquierda fuera de fuerzas tradicionales, como el PS y el PC, que a su juicio “habían sucumbido a la hegemonía del modelo económico y se volvieron funcionales a él”. Y sacó ronchas en los comunistas cuando dijo que Marx “está obsoleto, casi muerto”.
  • Con ese aval, en 2016 el partido de Oliva fue invitado al Frente Amplio. Fue la primera vocera del bloque.
  • Fue la primera en sugerir internamente el nombre de Beatriz Sánchez como candidata presidencial -confirman en el FA-, campaña que caminó de la mano de la irrupción electoral del bloque, al elegir 20 diputados.
  • Oliva era panelista de radio La Clave y ahí conoció a la periodista. Le propuso ser candidata presidencial de los frenteamplistas y recibió un no de respuesta, lo que Gabriel Boric y Giorgio Jackson revirtieron después al visitarla.
  • Luego, Oliva estuvo a punto de romper con el bloque y no inscribir el pacto parlamentario en el FA: entonces iba a competir como candidata a diputada por La Florida y Puente Alto en dupla con Miguel Crispi (RD). Pero a última hora entró en la lista también Pamela Jiles, lo que irritó a la cientista política, recuerdan testigos. Ello afectaba su elegibilidad, y así sucedió: entraron al Congreso Jiles y Crispi, y la hoy candidata a gobernadora obtuvo apenas 1,61% de los votos.

La prueba final: Definida por quienes la conocen como disciplinada y una militante orgánica, su avance estuvo siempre empujado por Ramírez, y la estrategia de ambos para que Comunes, partido que surgió de fusionar Poder con la Izquierda Autónoma, creciera electoralmente. Hoy la candidatura de Oliva actúa como un eje, apalancada en un estilo duro contra Orrego.

  • Antes de competir en la gobernación de la RM se desempeñaba como jefa de gabinete de Claudia Mix. La apuesta era difícil: debía medirse en primarias con Sebastián Depolo, ex generalísimo de Sánchez, y de RD, el partido más grande del FA. “Yo creo que voy y vuelvo”, le dijo Oliva a la diputada, al comunicarle que sería candidata.
  • Logró un sorpresivo triunfo, a partir del trabajo territorial de Comunes en comunas populares, y lazos con organizaciones que la promovieron (como Ukamau, de deudores habitacionales).
  • Entremedio, dejó atrás sus críticas al PC: se alió con ellos para que el FA accediera al pacto con comunistas, y Jadue entró fuerte a respaldarla (al punto que ella ha propuesto una Inmobiliaria Popular Regional, como guiño al alcalde).
  • Realizó un amplio despliegue -cercanos la definen como hiperactiva, lo que a veces le trae tensiones- por radios, redes sociales y en terreno, con un estilo frontal que tuvo a Orrego -inicialmente el favorito- como principal blanco.
  • Su jingle “Da la cara” tenía un video con la cara de Orrego y de Catalina Parot (Evópoli) con cruces rojas. Eran tratados de “mentirosos” y se afirmaba: “Cuánto tiempo han gobernado y nos han quitado todo lo digno”.
  • Además, ha dicho que Orrego “se perfila más a ser el candidato de Chile Vamos, o chile fuimos, y del Rechazo” -aún cuando estuvo por el Apruebo-, luego de que el oficialismo evaluara apoyarlo en el balotaje.

Cercanía al Kirchnerismo: Oliva tiene como referente el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en Argentina, pese a los escándalos que lo rodearon.

  • Cuando Poder integraba el foro de Sao Paulo, ella conoció a dirigentes de La Cámpora, movimiento juvenil liderado por Máximo Kirchner, hijo de Fernández.
  • La invitaron en 2017 a Buenos Aires a un seminario, y en 2018 viajó a seguir el debate de aborto libre, reuniéndose con Fernández.
  • También su partido ha tenido cercanía con figuras de Podemos, como Juan Carlos Monederos, quien realizó asesorías al régimen venezolano de Maduro. De todas formas, Oliva dijo en 2019 que eran “minoritarios” los dirigentes FA que respaldaban a Maduro.

El desafío de capitalizar el giro a la izquierda: Tiene la opción de capturar la votación de 2 cartas de izquierda a la gobernación de RM que sumaron no pocos votos -la ecologista Nathalie Joignant y la pareja de Jiles Pablo Maltés-, en sintonía con una Convención Constitucional en que predominarán esas fuerzas (con la irrupción de la Lista del Pueblo).

  • Su programa habla de una Ciudad Digna (fortaleciendo la integración social), Ciudad Justa (vivienda y educación), Ciudad Feminista y Ciudad Sin Miedo, lo que define como prevención del delito, reformación de las policías y lucha contra el narcotráfico (uno de los puntos más complejos que enfrentará el futuro gobernador).

Fuente: https://www.ex-ante.cl/balotaje-en-la-rm-i-lo-que-hay-que-saber-de-karina-oliva-y-su-larga-y-sobresaltada-procesion-en-la-izquierda/

 

1 Comment

  1. Hija de trabajadores (a lo más capa media baja), Oliva creó el instrumento político dirigido por la más rancia aristocracia política chilena, Comunes, dirigido por Sebastián Aylwin (nieto del golpista), cuyo proyecto es reeditar la DC bajo las nuevas formas progres. Genera un profundo asco el desclasamiento de Oliva y una disonancia gigantesca el que reivindique su origen en este contexto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.