Mundo capital: El Estado policiaco global [+Video].

 
 

Más específicamente, el Estado policiaco global se refiere a tres factores interrelacionados: en primer término tenemos el sistema cada vez más omnipresente de control social, represión y guerra promovido por los grupos gobernantes para contener la rebelión real o potencial de la clase trabajadora global y la humanidad considerada sobrante. En segundo lugar, se ubica el desarrollo y la aplicación, cada vez en mayor grado, de este sistema represivo como medio para asegurar los beneficios y la continuidad de la acumulación de capital, de cara a su estancamiento, a través de lo que Robinson denomina acumulación militarizada o/y acumulación represiva. En tercer lugar, señala la tendencia hacia sistemas políticos que pueden ser caracterizados como el fascismo del siglo XXI o, en un sentido más amplio, como totalitarismo. Paralelamente, una cultura neofascista se impone por medio del militarismo, la misoginia y masculinización extrema, junto con el racismo.

This Is Hell! | William I. Robinson
William I. Robinson, profesor de la Universidad de California en Santa Bárbara.

Este Estado policiaco global surge cuando el capitalismo mundial se encuentra en una crisis sin precedente, dada su magnitud, dimensión global y la extensión de la degradación ecológica y el deterioro social, así como la imposición de medios de violencia en todas las latitudes del planeta contra los pobres y las clases trabajadoras. Esto ha provocado el surgimiento de múltiples movimientos que se oponen a este Estado policiaco global, por lo que es crucial identificar sus características, particularmente sus derivas autoritarias y represivas.

En esta misma dirección, he propuesto en mi libro Estudiando la contrainsurgencia de Estados Unidos: manuales, mentalidades y uso de la antropología (https://cutt.ly/Qn6WURr) el concepto de terrorismo global de Estado para, precisamente, caracterizar la política de violencia perpetrada por aparatos estatales imperialistas en el ámbito mundial contra pueblos y gobiernos, con el propósito de infundir terror y en violación del derecho nacional e internacional. El terrorismo global de Estado violenta los marcos ideológicos y políticos de la represión legal (la justificada por el marco jurídico internacional) y apela a métodos no convencionales, a la vez extensivos e intensivos, para aniquilar a la oposición política y la protesta social a escala mundial.

El contenido del libro, expuesto con especial rigor metodológico, sustento teórico y, a la vez, magistralmente pedagógico, presenta en el capítulo uno, Capitalismo y sus crisis, las tesis de Robinson sobre una teoría de la globalización como una nueva época de la siempre dinámica y abierta evolución del capitalismo mundial, en la que muestra cómo el Estado policiaco global responde a una crisis inherente a contradicciones internas del propio sistema. Se centra en el nivel estructural de la crisis, en el que refiere a la sobreacumulación, concepto que amplía en los siguientes capítulos, examinando la financiarización y digitalización del capitalismo global, que, lejos de resolver la crisis, la agravan. En el segundo capítulo, Desigualdades salvajes. El imperativo del control social, Robinson explica que la aglutinación de poder económico en manos de las clases del capitalismo trasnacional genera una concentración de su poder político, que sólo puede ser considerado como dictadura del capital trasnacional, mientras en el capitulo tres, Acumulación militarizada y acumulación por represión, el autor muestra cómo el capital trasnacional es cada vez más dependiente de una economía global que, al mismo tiempo, se basa en una represión organizada por el Estado, basada en la guerra, el control social y la represión.

La obra termina con el capítulo cuatro, La batalla del futuro, donde Robinson analiza los proyectos emancipatorios en el mundo y la revitalización de la izquierda, que podrían traer un horizonte de socialismo ecológico y liberación de la especie humana. Nuestro autor considera que enfrentamos una crisis de humanidad, que sólo puede resolverse en el marco de relaciones de reciprocidad y mutuo bienestar.

¡Enhorabuena, William, por la tarea cumplida!

26/06/2021

Fuente original: https://www.jornada.com.mx/2021/06/25/opinion/016a1pol

Fuente: https://rebelion.org/el-estado-policiaco-global/

(*) Gilberto López y Rivas es antropólogo, ensayista y político mexicano, profesor-investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, doctor en Antropología por la Universidad de Utah, de los Estados Unidos. Ha tenido una activa vida política en la cual se destacan su participación en el movimiento estudiantil de 1968 y su elección como jefe del Gobierno del Distrito Federal en la Delegación Tlalpan en el periodo 2000-2003. Integró la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa) y se ha desempeñado como diputado federal de la LIV y LVII Legislaturas del Congreso de la Unión. En 1987 se le otorgó la Medalla Roque Dalton. Participó en la Cruzada Nacional de Alfabetización (1980) y asesoró al gobierno de Nicaragua en cuestión indígena y autonomía entre 1980 y 1990. Fue consejero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) durante el proceso de diálogo que resultó en la firma de los Acuerdos de San Andrés. (Fuente: https://www.traficantes.net/autorxs/l%C3%B3pez-y-rivas-gilberto).


The Global Police State, Capitalism & 21st Century Fascism (William Robinson)

 
We speak to William Robinson, author of ‘The Global Police State’. He discusses how capitalism’s crises have fuelled the rise of the global police state, the drastic inequality and poverty that has become a theme of modern capitalism which necessitates the global police state, whether there is class warfare on the poor, the growing industry of militarism and oppression and much more!

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.