Chile primarias: Fracasa máquina del PC, triunfa marketing de Chadwick.

Sichel y Boric, los dos primeros candidatos presidenciales oficiales.

Batacazo electoral: Boric y Sichel dan la sorpresa en las primarias presidenciales.

Los favoritos Daniel Jadue (PC) y Joaquín Lavín (UDI) perdieron holgadamente en estas primarias. Gabriel Boric y Sebastián Sichel no aparecían como los favoritos en las encuestas, sin embargo, fueron la sorpresa en las primarias presidenciales de los pactos de Apruebo Dignidad y Chile Vamos.

El diputado por Magallanes fue proclamado en marzo como abanderado presidencial, ante la ausencia de nombres en el Frente Amplio, y partió esta carrera como retador frente al favorito, Daniel Jadue (PC).

Sin embargo, dio el batacazo. Con el 75.44% de las mesas escrutadas, Boric registró 711.355 votos (60,09%), sacándole casi 20 puntos porcentuales al alcalde de Recoleta, que obtuvo 472.367 sufragios (39.91%).

En el pacto de Chile Vamos también tuvieron una sorpresa. El independiente Sebastián Sichel obtuvo 457.486 votos (48.74%), imponiéndose con holgura sobre Joaquín Lavín, el favorito, que alcanzó 299.355 sufragios (31,89%).

Más atrás se ubicaron los representantes de Renovación Nacional y Evópoli. Mario Desbordes obtuvo 95.596 sufragios (10,18%) e Ignacio Briones apenas alcanzó los 86.163 votos (9.18%).

18 de Julio, 2021
 
Fuente: https://www.theclinic.cl/2021/07/18/batacazo-electoral-boric-y-sichel-dan-la-sorpresa-en-las-primarias-presidenciales/
—-

El remezón de la victoria de Sichel y su desafío de unir a la derecha y ampliar votos de centro.

por Ex-ante

La amplia victoria de Sebastián Sichel en las primarias de Chile Vamos equivale a un terremoto político en el sector que se basó en tres pilares. La apuesta fue que tras el estallido social se instaló una demanda por un rostro nuevo, que no arrastra la mochila de haber votado por el Sí el 88′ y cuya biografía es representativa de una clase media meritocrática. Todo ese relato encontró eco en sectores de derecha escépticos sobre las posibilidades de Lavín en su tercer intento por llegar a La Moneda. Ahora, sus desafíos son unir a la derecha y atraer a los sectores moderados.

Una apuesta pragmática. La candidatura de Sebastián Sichel (43 años) empezó a nacer cuando Ciudadanos, la colectividad creada por Andrés Velasco como plataforma para su candidatura presidencial, se dividió entre quienes propugnaban sumarse a la segunda campaña a La Moneda de Sebastián Piñera y quienes respaldaban abstenerse de entregarle apoyo al candidato de Chile Vamos. En esa pugna, Sichel abandonó Ciudadanos junto con un grupo liderado por Juan José Santa Cruz, que en estas elecciones se convirtió en coordinador de su campaña.

  • Sichel, ex militante DC, entró al gabinete de Sebastián Piñera en junio de 2019, cuando asumió como Ministro de Desarrollo Social en lugar de Alfredo Moreno, quien se trasladó a Obras Públicas. En ese movimiento fue crucial el entonces ministro del Interior Andrés Chadwick, quien había compartido oficina en la Universidad San Sebastián con Sichel durante el segundo gobierno de Bachelet.
  • En Chile Vamos se le atribuye a Chadwick haber sido de los primeros en ver el potencial de Sichel como candidato a la presidencia. Según sus cercanos, Chadwick tenía dudas sobre las posibilidades de Lavín -entonces líder en las encuestas- de llegar a La Moneda. Básicamente porque, dados los cambios ocurridos en Chile, se requería un rostro nuevo, ajeno a la historia tradicional de la derecha y de perfil meritocrático.
  • Chadwick, en todo caso, nunca se involucró abiertamente en la campaña, pese a que realizó reuniones frecuentes tanto con Sichel como con Santa Cruz. También lo hizo con Ernesto Silva, brazo derecho de Lavín, y con el propio ex alcalde. Más que un distanciamiento con Lavín, lo que tenía era escepticismo sobre sus posibilidades.
  • El mismo pensamiento se le atribuye al Presidente Piñera, aunque en su caso también pesa un distanciamiento personal con Lavín.

Apuntando a Lavín. El principal eje de la campaña de Sichel fue justamente su condición de independiente, joven y meritocrático, pero al mismo tiempo invirtió fuerte en dar señales de confiabilidad en su compromiso con el ideario de la derecha y al mismo tiempo sus mayores posibilidades de ampliarse al electorado de centro. Tal como haría Evelyn Matthei después, no perdía oportunidad de enfatizar que había que defender con convicción la validez de ese ideario, más allá de la necesidad de realizar reformas destinadas a mejorar las condiciones de vida de la clase media.

  • Tuvo éxito en esa tarea, al punto de que en un evento en Libertad y Desarrrollo sacó muchos aplausos de sus directivos, pero ese empeño no estuvo exento de dificultades. Una de las principales fue cuando Evelyn Matthei, inicialmente muy crítica de Joaquín Lavín, embistió con fuerza contra él calificándolo de “candidato de los empresarios fácticos”. Incluso Matthei se reunió con Lavín y Desbordes en su casa para dar una señal pública contra Sichel, aunque el encuentro no se presentó de esa forma.
  • Posteriormente, esa hostilidad desaparecería a raíz de la desistencia de Matthei de presentarse como precandidata en el Consejo General de la UDI y acusar que estaban bajando su postulación por secretaría, responsabilizando al lavinismo.

Los desafíos que vienen. Tras su victoria, la primera tarea de Sichel será unir a Chile Vamos en torno a su figura. Cercanos a su candidatura señalan que un tema prioritario, pero en el cual no pretende involucrarse públicamente, es evitar que José Antonio Kast insista en presentarse como candidato presidencial en primera vuelta, para evitar la dispersión de votos en una elección que se estima estrecha.

  • La salida para ese problema es una lista parlamentaria unitaria, en la que Kast tendría un cupo para senador y también se le abriría espacio a miembros de su partido para que postulen al Parlamento. Pero se trata de un tópico que será llevado adelante por los partidos de Chile Vamos y en el cual el principal papel le caberá a la UDI.
  • Los contenidos de la campaña de Sichel para la primera vuelta van a depender de negociaciones con los demás partidos de Chile Vamos. Pero lo que está claro es que los principales pilares de su campaña seguirán siendo explotar que es un rostro nuevo, joven y ajeno a la derecha tradicional. Y atraer más votos de centro, esenciales para ganar las elecciones presidenciales.
Fuente: https://www.ex-ante.cl/primarias-el-remezon-de-la-victoria-de-sichel-y-su-desafio-de-unir-a-la-derecha-y-ampliar-votos-de-centro/

Gabriel Boric no se baja del árbol: candidato del FA supera a Jadue con creces y se erige como el presidenciable de la izquierda

por El Mostrador.

El diputado magallánico se impuso con amplitud al candidato del Partido Comunista, y finalmente estará en la papeleta del 17 de noviembre. En esa instancia, competirá contra Sebastián Sichel (independiente), el otro ganador de la jornada, quien dio la sorpresa y -sin partido- le propinó una derrota al UDI Joaquín Lavín, el RN Mario Desbordes y el Evópoli Ignacio Briones en Chile Vamos. En la derecha rápidamente los derrotados se contactaron con Sichel para felicitarlo, lo que contrastó con lo sucedido en la izquierda. Con todo, la tarea para Boric será recomponer el diálogo con el PC, luego de una dura recta final de campaña.

Gabriel Boric no se baja del árbol: candidato del FA supera a Jadue con creces y se erige como el presidenciable de la izquierda
Este domingo 18 de julio será histórico para Gabriel Boric y el Frente Amplio porque se impuso con amplitud al candidato del Partido Comunista, Daniel Jadue, en las primarias presidenciales de Apruebo Dignidad.

El diputado magallánico definitivamente no se baja del árbol -la imagen que popularizó en su franja- y finalmente estará en la papeleta del 17 de noviembre, donde competirá contra Sebastián Sichel (independiente).

Sichel fue el otro ganador de la jornada, quien también dio la sorpresa y -sin partido- le propinó una derrota al UDI Joaquín Lavín, el RN Mario Desbordes y el Evópoli Ignacio Briones en Chile Vamos.

Amplia ventaja

De acuerdo a los datos del Servicio Electoral (Servel), Gabriel Boric rápidamente marcó distancias y finalmente se imponía por sobre el 60% a su rival comunista Daniel Jadue, quien no pudo superar la barrera del 40%, propinándole una impensada derrota.

En el comando del FA, en la sede de Revolución Democrática en Providencia, celebraron los resultados a medida que avanzaba el conteo que hacía inexorable la victoria del diputado magallánico. Primero, con cierta cautela dada la experiencia de Karina Oliva, la candidata a gobernadora que partió con ventaja en el recuento pero terminó perdiendo ante el DC Claudio Orrego en la segunda vuelta, y más tarde cuando el resultado era definitivo, con entusiasmo.

En la sede de Chile Digno, en el barrio República, el ambiente era todo lo contrario, dado que nadie esperaba una derrota del alcalde de Recoleta después que todas las encuestas lo dieron por ganador durante meses.

Jadue recién llegó antes de las 20 horas al lugar donde estaba preparado un escenario con artistas para la celebración, antes de partir hacia la sede de Boric para saludarlo por su victoria.

La demora en la izquierda contrastaba con lo sucedido en la derecha donde rápidamente los derrotados reconocieron los resultados, y acudieron al comando de Sichel para felicitarlo por el triunfo.

Ahora, la tarea para Boric será recomponer el diálogo con el PC, luego de una dura recta final de campaña con acusaciones cruzadas que generaron distancia entre ambas candidaturas.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/destacado/2021/07/18/gabriel-boric-no-se-baja-del-arbol-candidato-del-fa-supera-a-jadue-con-creces-y-se-erige-como-el-presidenciable-de-la-izquierda/

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.