Capitaloceno: La inundación del siglo en Europa occidental.

Un coche flota en el río Mosa durante una fuerte inundación en Lieja, Bélgica, el día 15 de julio de 2021. (AP Photo/Valentin Bianchi).

Más de 100 muertos, miles desaparecidos.

por Elisabeth Zimmermann, Marianne Arens /WSWS.

El desastre de las inundaciones en Alemania occidental, Bélgica y parte de los Países Bajos está adquiriendo proporciones cada vez más dramáticas. Para el mediodía del viernes, el número de muertos en las regiones alemanas de Renania-Palatinado y Renania del Norte-Westfalia había aumentado a 106, y se agregan más cada hora. Aún se considera que miles de personas están desaparecidas.

El número provisional de muertos en Bélgica ha aumentado a 23, con otros 20 desaparecidos, según un informe publicado por el gobierno el viernes al mediodía.

Y en la ciudad de Maastricht, en el sur de Holanda, 10.000 personas también fueron evacuadas por temor a que el río Mosa se desbordara tanto que las áreas residenciales se inundarían. Debido al corte de energía asociado con la inundación, muchos teléfonos celulares no funcionan porque no hay ningún lugar para cargar las baterías. Comunidades enteras están aisladas porque las carreteras, los puentes y las vías del tren son intransitables. Las aguas de la inundación los han arrastrado por debajo o por encima y los han destruido.

Las comunidades a lo largo del Ahr, un afluente occidental del Rin, al sur de Bonn, ubicadas en parte en Renania-Palatinado y en parte en Renania del Norte-Westfalia, están devastadas. La aldea de Schuld en el distrito de Ahrweiler, que se encuentra en varias curvas del Ahr, fue destruida en gran parte. En muchos otros lugares a lo largo del Ahr, las casas están inundadas, destruidas total o parcialmente o en peligro de derrumbe. La gente no tiene agua potable ni electricidad.

Un caso particularmente trágico ocurrió en Sinzig, donde el Ahr desemboca en el Rin. Aquí, debido a las inundaciones, 12 personas murieron en un hogar para discapacitados. Vivían en una casa administrada por la asociación del distrito de Ahrweiler. Debido al rápido aumento del Ahr durante la noche de miércoles a jueves, el primer piso de la casa residencial se inundó. Las personas con discapacidades graves no fueron evacuadas a tiempo y no pudieron salvarse.

En Renania-Palatinado, el número de muertes conocidas había aumentado a 63 el viernes por la tarde, con al menos 362 personas heridas solo en el distrito de Ahrweiler. Se teme que estas cifras sigan aumentando. No solo falta electricidad y agua potable en Ahrweiler, sino que también se ha destruido un gasoducto. El proveedor de gas dijo que su reparación podría demorar varios meses.

La situación es particularmente crítica en Erftstadt-Blessem, cerca de Colonia. Aquí, al menos tres edificios residenciales y parte del histórico castillo de la ciudad se han derrumbado. Los equipos de rescate están tratando de sacar a las personas de estas casas, pero hasta ahora han tenido dificultades para llegar a ellas. ‘Suponemos que hay varios muertos, pero no lo sabemos’, dijo el ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul (CDU).

En el estado vecino de Renania del Norte-Westfalia, se han reportado oficialmente 43 muertes. También en este caso se teme que el número aumente drásticamente.

La situación es particularmente crítica en Erftstadt-Blessem, cerca de Colonia. Aquí, al menos tres edificios residenciales y parte del castillo histórico de la ciudad se han derrumbado. Los equipos de rescate están tratando de sacar a las personas de estas casas, pero hasta ahora han tenido dificultades para llegar a ellas. ‘Suponemos que hay varios muertos, pero no lo sabemos’, dijo el ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul (CDU).

El Erft, también normalmente un río pequeño, creció enormemente debido a las lluvias, convirtiéndose en un torrente furioso. La presa de uno de los lagos se rompió y provocó una inundación. También se inundaron grandes extensiones de tierra y se destruyó la cosecha en los campos de los agricultores. Los voluntarios están cuidando a quienes lograron escapar de sus hogares en refugios de emergencia, aunque esto aumenta el riesgo de infecciones por COVID-19.

Otro punto de crisis es el distrito de Euskirchen. Todavía existe el peligro de que la presa del cercano embalse de Steinbach se rompa, por lo que los pueblos cercanos podrían inundarse. Algunos de los residentes ya fueron evacuados el jueves. La situación también es crítica en otras represas.

Los distritos de Aquistarán y Düren también se vieron afectados por fuertes tormentas y lluvias intensas. En Renania del Norte-Westfalia, 23 municipios se ven afectados por fuertes inundaciones. Colonia, Trier, Solingen, Hagen, Leverkusen y Aquisgrán también se ven afectados, aunque aún se desconoce el alcance de los daños.

En muchas regiones, la gente ha descrito los niveles de daño como los peores desde la Segunda Guerra Mundial. En Schuld, con una población de 700 habitantes, el alcalde describió el impacto como ‘Como después de un bombardeo’.

Las inundaciones siguieron a varias semanas de lluvias intensas y persistentes. En los estrechos valles de Eiffel, la región alrededor de Colonia, Bergisches Land y Sauerland, pequeños arroyos se convirtieron en torrentes furiosos en cuestión de horas.

Las causas se encuentran tanto en el cambio climático como en la falta de infraestructura de seguridad. Los científicos han advertido durante mucho tiempo sobre los efectos del cambio climático, que está provocando un calor y una sequía sin precedentes en Canadá y el oeste de Estados Unidos. Sin embargo, los períodos de fuertes lluvias en Europa se han atribuido a la atmósfera más cálida, que ahora puede absorber significativamente más humedad que antes. Los cambios en la corriente en chorro, también causados por el cambio climático, son otro factor que contribuye.

El Instituto Meteorológico Real de Bélgica informó de un récord de lluvias en 48 horas en Lieja, cerca de la frontera alemana, con más de 271 mm registrados en Jalhay y 217 mm en Spa. David Denehauw, el jefe de pronósticos meteorológicos, dijo en Twitter que estos niveles se ven “estadísticamente una vez cada 200 años. Normalmente medimos 100 mm en julio en estas áreas’.

Los desastres por inundaciones han ido en aumento durante varios años y los investigadores, geógrafos y urbanistas son muy conscientes de este problema. Sería completamente posible evitar que tales eventos naturales se conviertan en catástrofes mortales tomando las medidas preventivas necesarias.

Hay ejemplos de esto. Por ejemplo, en la ciudad sajona de Grimma, en el río Mulde, se instaló un sistema de protección contra inundaciones hace tres años después de las grandes inundaciones de 2002 y 2013. Consta de numerosas compuertas y un muro de protección de varios kilómetros de largo, que alcanza los 12 metros de profundidad. en la tierra. Un complejo sistema de canales debajo de la ciudad puede absorber y drenar grandes cantidades de agua. En dos horas, el centro de la ciudad puede cerrarse herméticamente.

Pero tales instalaciones son extremadamente raras. Después de las inundaciones anteriores del siglo, los políticos del gobierno se han concentrado, en todo caso, en los principales ríos. Pero incluso en los valles más pequeños, muchos alcaldes han sido conscientes de los peligros durante años y están bastante preparados para tomar medidas preventivas. Sin embargo, los municipios simplemente no tienen el dinero para hacerlo.

En Alemania y en toda Europa, los gobiernos han gastado billones de euros en rescates para corporaciones, bancos y accionistas durante la pandemia de coronavirus. Se están financiando preparativos de guerra masivos, despliegue de tropas en el extranjero y sistemas de armas modernos. La Bundeswehr (fuerzas armadas) alemana se está mejorando y el gobierno está haciendo inversiones en el ciberespacio y la guerra espacial. Sin embargo, no hay dinero para la seguridad elemental de la población. Las causas de esta última inundación se encuentran en el sistema capitalista.

La clase capitalista ha sido incapaz y no ha estado dispuesta a tomar ninguna acción durante más de 30 años para tomar cualquier acción para prevenir el cambio climático o mejorar significativamente la infraestructura crítica, porque hacerlo afectaría las ganancias y los intereses geoestratégicos de la élite capitalista.

Ha demostrado su indiferencia hacia la vida humana a lo largo de la pandemia de coronavirus, ya que permitió deliberadamente que el virus se propagara para evitar cualquier impacto de las medidas de distanciamiento social en las ganancias corporativas. Con la misma indiferencia ha rechazado los gastos necesarios en infraestructura social para proteger a la población del desastre social. Considera que esos gastos son una incursión intolerable en su propia riqueza.

La respuesta de la clase trabajadora a esta política de asesinato social debe ser la lucha consciente por el socialismo. Se deben invertir billones de dólares en proyectos de infraestructura social para la protección de la población a escala internacional y hacia una transición hacia las energías renovables. Tal política requiere la toma del poder político por parte de la clase trabajadora y la organización de la vida social sobre la base de la necesidad social, no del beneficio privado.

(Artículo publicado originalmente en inglés el 16 de julio de 2021)

Fuente: https://www.wsws.org/es/articles/2021/07/18/inun-j18.html


El cambio climático y la mano del hombre: las causas de las inundaciones en Europa Central.

por RTVE.es

  • Los expertos creen que estos fenómenos serán cada vez más frecuentes por el calentamiento global
  • La construcción de infraestructuras en los cauces de los ríos magnifica los efectos de las lluvias torrenciales
Las causas de las inundaciones en Centroeuropa: cambio climático y factor humano Las causas de las inundaciones en Centroeuropa: cambio climático y factor humano

Los expertos creen que las inundaciones como las que arrasan varios países de Centroeuropa y que han dejado ya decenas de víctimas mortales, sobre todo en Alemania y Bélgica, serán cada vez más frecuentes y están relacionadas con el cambio climático pero también con la acción del hombre.

La ciencia apunta a que las precipitaciones como las caídas desde el jueves tienen relación con el calentamiento global. «Sabemos que más calor conlleva, por ejemplo, más nubes de evolución diurna y más frecuencia de lluvias torrenciales«, asegura a TVE Fernando Valladares, investigador del CSIC.

España a las 8 Fin de Semana - Luchar contra el cambio climático para evitar episodios como las inundaciones en Alemania - Escuchar ahora

España a las 8 Fin de Semana – Luchar contra el cambio climático para evitar episodios como las inundaciones en Alemania.

Joan Grimalt, experto en cambio climático del CSIC, explica a TVE que el cambio climático debilita la corriente del Golfo «y cuando pasa esto hay un montón de calor que se tiene que transmitir por la atmósfera; entonces es como si fuera una ruleta rusa».

Eso provoca un distribución aleatoria del calor que está en la base de fenómenos climáticos «sin precedentes» en varias regiones, como advierte la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que relaciona con el cambio climático las inundaciones en Europa Central, pero también la ola de calor en Norteamérica o las altas temperaturas en Escandinavia, que dejan imágenes inéditas como baños en plena noche en Helsinki (Finlandia).

Tampoco se pueden desvincular del calentamiento global los incendios en Siberia o el temporal Filomena, que provocó intensas nevadas en España el pasado mes de enero.

Lluvias torrenciales en el centro de Europa

Corrimiento de tierra en Erftstadt, Alemania
Corrimiento de tierra en Erftstadt, Alemania /EFE RHEIN-ERFT-KREIS . Imagen facilitada por las autoridades de Rhein-Erft, en Alemania, que muestran el corrimiento de tierras provocado por las intensas lluvias en la ciudad de Erftstadt.
 

Los efectos de la actividad humana

El experto en climatología e hidrología de la Universidad de Postdam Dieter Gerten señala a EFE que estos fenómenos serán cada vez más habituales, como prevén los modelos climáticos, que ponen el foco en la emisión de gases de efecto invernadero como consecuencia de la actividad humana.

Sin embargo, unas lluvias de este calibre no tienen precedentes en esta región y no eran esperadas ni siquiera por la comunidad científica.

«La novedad de este evento en particular en el oeste de Alemania es que afectó a una región tan grande, en el verano, y con tal intensidad, lo que no se ha observado antes en esa región. Sólo en lugares más pequeños hay diferentes tipos de inundaciones en invierno que afectan a los grandes ríos, pero no tanto a los pequeños, como en este caso», dice Gerten.

Aumenta la cifra de víctimas por las inundaciones en Centroeuropa

Pero las consecuencias de las lluvias torrenciales no hubieran sido tan devastadoras sin la mano del hombre. «La construcción de avenidas, calles, infraestructuras, haber cambiado el curso de los ríos…, hacen que una precipitación tenga más dificultad para drenarse y llegar al mar», destaca Fernando Valladares, del CSIC.

Un ejemplo gráfico lo aporta la OMM, que ha compartido una imagen de la localidad alemana de Altenahr previa a las inundaciones y otra posterior, en la que se aprecia cómo el río recupera su cauce, arrasando a su paso con las construcciones que había en el curso.

Fenómenos cada vez más frecuentes

La canciller alemana, Angela Merkel, que ha visitado este domingo la zona más afectada, ha advertido que el desastre no debe atribuirse solo al cambio climático y que hay que replantearse también la actuación humana en las cuencas fluviales. «Pero la suma de los fenómenos extremos a lo que asistimos evidencian que debemos ser más ambiciosos», por lo que apuesta por alcanzar la neutralidad climática «cuanto antes».

14 horas Fin de Semana - Schuld, el corazón del desastre en Alemania - Escuchar ahora

14 horas Fin de Semana – Schuld, el corazón del desastre en Alemania

«La ciencia nos está diciendo que los fenómenos meteorológicos extremos serán cada vez más frecuentes y prolongados con el cambio climático», ha advertido la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quie pide «avanzar en una economía más limpia, sana y sostenible».

«Cada vez más tendremos fenómenos metorológios más bruscos y más fuertes; entonces somos los primeros interesados en disminuir esto«, coincide el experto en cambio climático Joan Grimalt.

Dieter Gerten responsabiliza a los países industrializados, a quienen pide que se tomen «en serio» sus compromisos en los acuerdos climáticos como el de París para la reducción progresiva de las emisiones de los gases más contaminantes, y añade la necesidad de llevar a cabo una planificación urbana que evite la construcción de edificios y ciuades a lo largo de los ríos.

18-07-2021.

Fuente: https://www.rtve.es/noticias/20210718/causas-inundaciones-centroeuropa-cambio-climatico-factor-humano/2132441.shtml

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.