Chile: Denuncian explotación sexual infantil en centro Sename y desidia total del Estado chileno.

El desesperado llamado de la jueza Mónica Jeldres para que se ponga fin al círculo de explotación sexual infantil.

Por El Mostrador.

La jueza titular del Segundo Juzgado de Familia de Santiago, Mónica Jeldres, quien ya interpuso medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el Estado de Chile y a favor de los menores del CREAD de Pudahuel, expuso ante la Comisión Especial de Asuntos de la Infancia del Senado, presidida por Juan Ignacio Latorre (RD). En la oportunidad, la magistrada –en un airado y desesperado llamado de auxilio y acción– emplazó directamente a los tres poderes del Estado a hacerse cargo, de una vez por todas, de las graves vulneraciones que sufren niños, niñas y adolescentes en los centros del Sename. “Hoy hay niñas que se fugan desde la residencia, son violadas, son secuestradas, las tienen por días secuestradas. Unas se arrancan, logran escapar, llegan en calidad de bulto y los jueces vamos de nuevo a la misma residencia y se vuelven a fugar y las vuelven a violar y son víctimas de un círculo de explotación sexual infantil», dijo en su intervención. “¿Qué vamos a hacer ahora, señor presidente? Esa es mi pregunta. ¿Qué se va a hacer con sus 35 niños fugados y con la pequeña que la violan y la violan y la violan? De eso estamos hablando aquí. De eso estamos hablando, no de otra cosa, para que no nos perdamos. Porque eso es lo que nos motiva a nosotros a ir a la CIDH, porque no hemos tenido respuesta en ninguno de los tres poderes del Estado, incluyo el mío. Niños que entraron por protección simple, hoy están en explotación sexual infantil. Y si eso no nos llama la atención, y si eso no nos convoca a tomar acciones, ¿qué cosa? ¿Qué más se tiene que decir en este país para que se tomen las medidas urgentes que son necesarias?», concluyó.

A la Comisión Especial de Asuntos de la Infancia del Senado llegó este martes la jueza titular del Segundo Juzgado de Familia de Santiago, Mónica Jeldres, para exponer ante los presentes la gravísima situación detectada en el Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (CREAD) de Pudahuel, dependiente del Servicio Nacional de Menores (Sename), el pasado viernes 14 de junio.

Ese día, y mientras el país se paralizaba por el duelo entre Chile y Argentina por la Copa América, la jueza Jeldres, quien estaba de turno, constató en persona una denuncia sobre dos niñas que habían escapado del recinto tras ser explotadas sexualmente. No fue el único caso detectado, lo que la llevó a interponer una medida cautelar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el Estado de Chile y a favor de los menores de ese centro «para que revise y repare inmediatamente la violación grave y sistemática de los derechos fundamentales del sistema residencial». La Corte Suprema ya está en conocimiento y la magistrada ofició también al Congreso para instalar una comisión investigadora.

Este martes, la magistrada expuso ante la comisión presidida por el senador RD Juan Ignacio Latorre, emplazando en un llamado desesperado directamente a los tres poderes del Estado por la lentitud en buscar soluciones a este caso.

«No puedo dejar de decir que lo aquí se señala es absolutamente contradictorio. Que sabemos todo lo que ocurre en el CREAD de Pudahuel, que lo tenemos claro, que estamos haciendo lo imposible en la visita de la Defensora, malos tratos, inadecuado manejo de situaciones de complejidad, insuficientes protocolos, discriminación de pares, etcétera. Todo lo que hemos hablado, todos los saben. Nosotros oficiamos, en lo personal oficié al Ministerio de Justicia, a la Corte Suprema, la Corte de Apelaciones, etcétera. Todos sabemos lo que ocurre (…), pero hoy hay niñas que se fugan desde la residencia, son violadas, son secuestradas, las tienen por días secuestradas. Unas se arrancan, logran escapar, llegan en calidad de bulto y los jueces vamos de nuevo a la misma residencia y se vuelven a fugar y las vuelven a violar y son víctimas de un círculo de explotación sexual infantil. De eso estamos hablando acá», comenzó su intervención.

«Entonces, cuando escucho decir ‘bueno, entonces qué podríamos hacer. Mire, hemos hecho comunicaciones con instituciones, hemos aplicado protocolos, hemos mandado oficios, hemos oficiado al Ministerio Público, a la Fiscalía, hemos hecho convenios, mesas interinstitucionales, hemos hecho acciones con el interceptor’. Estamos hablando que hoy hay niñas que son gravemente vulneradas en su derecho y que están con riesgo de vida. Los niños que están con orden de búsqueda y recogimiento, sin ningún control, sin ningún seguimiento de ningún garante, están con riesgo de vida. Y eso es lo que yo quiero decir. Porque efectivamente, tal como dice la senadora Yasna Provoste, esto es una cautelar que sabemos que se demora en la CIDH. Pero, bueno, ¿cuál es la respuesta actual que va a dar el ministro? ¿Cuál es la respuesta? Yo podría señalar miles. ‘No tenemos policía especializada, pero voy a hacer un grupo para ir en búsqueda de ella'».

«¿Dónde están las pequeñas que están fugadas? ¿Eso va a ser la respuesta, una sesión o vamos a pedir que venga el ministro de Justicia o que nuevamente nos digan las residencias familiares, que se ha dicho, lo que ha funcionado, pero por Dios que hay cosas que no han funcionado en las residencias familiares. Ojalá tomen en consideración la experiencia para no volver a jugar ensayo y error con los niños», añadió.

«¿Qué vamos a hacer ahora, señor presidente? Esa es mi pregunta. ¿Qué se va a hacer con esos 35 niños fugados y con la pequeña que la violan y la violan y la violan? De eso estamos hablando aquí, no de otra cosa. Y si eso no nos llama la atención, y si eso no nos convoca a tomar acciones, ¿qué cosa? ¿Qué más se tiene que decir en este país para que se tomen las medidas urgentes que son necesarias, señor presidente?».

‘Todo el mundo está oficiado, todo el mundo está consciente de lo que ocurre, pero ‘estamos haciendo lo mejor que podemos’. No, señor presidente, no se puede, no se puede seguir así. Alguien tiene que hacer algo ya. Generar que la policía vaya y haga una búsqueda y, cuando los traiga, no los puedo llevar al CREAD Pudahuel. No, señor, no puedo. Tengo que darle una respuesta oportuna. De eso estamos hablando. Entonces yo a veces me pierdo, me pierdo aquí. Llevo 10 años diciendo estas cosas y la verdad es que lo que hay que hacer es buscar una solución para cada uno de esos niños cuando los encontremos. Y primero que todo, tendríamos que estarlos buscando, no una sesión, señor presidente, para la próxima semana, ni llamar al ministro de Justicia, ni a la directora para que nos dé una cátedra de lo que son las nuevas residencias familiares, que por supuesto que las sabemos (…), el papel da para mucho», dijo.

«Yo no puedo dormir tranquila, lo lamento, pero no puedo, a sabiendas de que las niñas siguen siendo violadas y abusadas y son pequeñas de 14 y 15 años. Entonces, yo pido, por favor, que nos tomemos este tema con la responsabilidad que se requiere».

Los niños no son carpetas

«De verdad, y se lo digo con toda honestidad, porque pareciera que este país se ha deshumanizado. Yo, de verdad, no logro entender cómo seguimos pensando que los niños son carpetas. No lo son. No lo son y, de verdad y se lo voy a decir con toda honestidad: si usted me diera a elegir la vida entre que me fugo, que me arranco de ahí, me violan cuatro y después me meten y me violan cuatro, prefiero estar muerta, muerta, antes que vivir esa tortura permanente».

«De eso estamos hablando, no de otra cosa, para que no nos perdamos. Porque eso es lo que nos motiva a nosotros a ir a la CIDH, porque no hemos tenido respuesta en ninguno de los tres poderes del Estado, incluyo el mío. Entonces, yo les pido, por favor, que elevemos el nivel de la conversación y de la toma de decisiones a otro lugar, y se los digo de todo corazón, porque la primera vez que hice este trabajo y vi seis mil quinientos ojos, pasaron diez años y los niños están destruidos. Niños que entraron por protección simple, hoy están en explotación sexual infantil. Así que todos a los garantes se le exige otra cosa, no un oficio a la Fiscalía», cerró.

Los oficios presentados

En la instancia, el senador Juan Ignacio Latorre anunció que «como presidente de la Comisión de Infancia del Senado he convocado a una sesión especial para abordar las graves denuncias que han hecho recientemente, sobre el CREAD de Pudahuel, tanto la jueza Mónica Jeldres como Branislav Marelic».

«Los hechos vienen ocurriendo hace mucho tiempo en estos centros del Sename masivos, despersonalizados, con dificultades y carencias en la atención integral a niños, niñas y adolescentes, que están en grave situación de vulnerabilidad social y donde habría una denuncia también de redes de explotación sexual infantil», añadió.

«No es posible que el Estado, teniendo recursos, no se haga cargo de la infancia y adolescencia más vulnerable, más excluida, que no son gran cantidad de niños o de casos, por lo tanto, tiene la capacidad de hacerlo y esto se viene repitiendo hace mucho tiempo», aseguró.

«Hemos acordado oficiar tanto a la Subsecretaría de la Niñez como al mismo Sename y al Poder Judicial, para que se tomen cartas en este asunto y no tenga que venir nuevamente la CIDH a Chile a decir que hay que cerrar los CREAD y tener centros con una atención integral a niños, niñas y adolescentes en condición de exclusión y vulnerabilidad social»,  cerró.

Revise los oficios a la PDI, a la Comisión de Familia de la Cámara de Diputados, a la Subsecretaría de la Niñez y al Sename, en estos links.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2021/08/04/el-desesperado-llamado-de-la-jueza-monica-jeldres-para-que-se-ponga-fin-al-circulo-de-explotacion-sexual-infantil/


Branislav Marelic, consejero del INDH, por abusos en centro CREAD de Pudahuel: “Lo más probable es que esto ocurra en otros lugares ligados al Sename”

Por El Mostrador.

En un desesperado llamado, la jueza Mónica Jeldres pidió esta semana ante la Comisión de Infancia del Senado que se ponga fin al círculo de explotación sexual infantil en el CREAD de Pudahuel. La magistrada recurrió a la CIDH, junto al abogado y consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, quien conversó en El Mostrador en La Clave sobre este caso. Marelic destacó que esta no es una situación aislada, y recordó que el Hogar de Cristo realizó una “investigación que da cuenta de las redes de explotación sexual en las residencias de niños (…) y no se hace nada”.  “En infancia nos hemos enfocado en las grandes reformas hacia adelante. Pero no es necesario solo cambiar el servicio y el nombre”, señaló, apuntando también su mirada a “las OCAS (Organismos Colaboradores del Sename)”, donde “hay buenas y malas” entidades, pero “las malas son las más grandes”.

El abogado y consejero del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, es uno de los denunciantes junto a la jueza Mónica Jeldres de las graves situaciones ocurridas dentro del CREAD de Pudahuel y presentó con la magistrada un recurso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por las vulneraciones en este centro de administración del Sename donde hay denuncias de una red de explotación sexual y acceso a drogas. Hasta ahora, la respuesta de las instituciones del Estado ha sido nula, como denunció la misma magistrada en un desesperado llamado durante esta semana en su asistencia a la Comisión Especial de Asuntos de la Infancia del Senado. Pero más grave aún es que –según Marelic- “lo más probable es que esto ocurra en otros lugares ligados al Sename”.

Entrevistado en El Mostrador en La Clave, Marelic fue enfático en señalar que “tampoco podemos decir que ese CREAD sea el único que tiene problemas”, porque “esos niños además han pasado por muchos otros hogares, entonces también debiera hacerse el análisis sobre el recorrido de cada uno”.

Según Marelic, esto sucede porque el sistema en conjunto no funciona. “Hay que cambiar muchas cosas”, porque hay muchos actores dentro del conjunto, como “los abogados de los niños, los juzgados de familia, los programas ambulatorios”, destacó.

El abogado señaló que en casos de explotación sexual, el niño “no tiene una investigación eficaz, no es escuchado por el juez, y es derivado a un programa ambulatorio que no es efectivo”. Agregó que formalmente se puede “ver en el papel que el Estado pudo haber hecho muchas cosas, pero en la ejecución eso no existe”.

Marelic estableció que se han hecho grandes reformas dentro del sistema del Sename, pero que no se han atendido los casos urgentes. “En infancia nos hemos enfocado en las grandes reformas hacia adelante. Pero, la situación actual de los niños, que ya han sido vulnerados en el pasado quedan en segundo plano, ellos quedan sin voz”, señaló.

“No es necesario solo cambiar el servicio y el nombre”, explicó el consejero porque aún hay niños que siguen en el sistema antiguo, que siguen siendo vulnerados. “El problema es que la gente se fija en la estructura de la residencia de los niños, pero también hay niños que se encuentran en programas ambulatorios que son más invisibles todavía”, estableció.

“Los casos que la jueza Mónica Jeldres analizó, son niños que aún con muchos programas ambulatorios, y programas de protección, seguían empeorando año tras año. Entonces la pregunta es: ¿Sirven los programas ambulatorios?, ¿sirve el Juzgado de Familia?, porque pasaron otros jueces que estaban supervisando, protegiendo a esos niños y estos seguían empeorando. Entonces, ¿qué está pasando?”, añadió.

Es más, recordó que el Hogar de Cristo realizó una investigación que da cuenta de las redes de explotación sexual en las residencias de niños, pero que “aún así, cuando la situación es tan clara, no se hace nada”.

 Diagnóstico del Sename

El consejero del INDH da cuenta además que son muchas las áreas que tienen fallas además de los mismos centros. Explicó que el sector de salud no se coordina con los centros, porque “muchas veces los centros de salud tienen otros criterios. Los centros envían a niños que han tenido grandes vulneraciones a los hospitales y estos, por otras razones, no les dan atención”. Esto conduce a que los niños vuelvan a la residencia y “se generen problemas”.

El abogado destacó que se debería hacer todo lo posible para que los niños vulnerados y abusados ingresen inmediatamente a hospitalización. Pero, “lo que pasa ahora es que se manda un oficio y se transmite la responsabilidad”, por lo tanto finalmente se va pasando “la posta de uno a otro”.

Marelic añadió que son muchos niños los que están fugados, “es necesario buscar a los niños” pero las órdenes de búsqueda quedan en la “formalidad y los niños no son buscados activamente”. “Estos son niños que tienen potencial riesgo”, señaló.

Luego pasa que los niños son encontrados y en general están en su casa, pero se vuelve a ingresar al menor al centro de residencia “sin ninguna audiencia”, prosiguió el experto. Entonces “no se escucha al niño, no saben por qué se fugó, no saben por qué vuelve. Es algo muy formal y automático”.

Tras el caso de explotación sexual en centro del Sename, uno esperaría que se cambie «a los niños de residencia», pero «no se escucha al niño, no sabe por qué se fugó, ni por qué vuelve» al mismo lugar, añadió Marelic.

Los conflictos de interés de los Organismos Colaboradores del Sename

El abogado añadió que hay muchos intereses en juego en el sistema de protección a NNA. En este contexto, apuntó su mirada a “las OCAS (Organismos Colaboradores del Sename)”, que son “fundaciones privadas que le prestan servicio al Estado en materias de sistema Sename, alrededor del 80% de los servicios que el Sename presta, son a través del sistema privado”. “Son miles de miles de miles de millones de pesos” de por medio, subrayó Marelic.

Marelic estableció que los servicios ambulatorios son donde más se gasta plata, “que son las atenciones médicas o judiciales” y en estos programas (OCAS) hay muchos cobros al respecto de estos servicios que en realidad “no están realizándose”.

El consejero del INDH dijo que le llama la atención “este disfraz de sociedad civil” que tienen las OCAS, porque estos “son grupos de interés, no son organizaciones de la sociedad civil que buscan el bien público, en realidad se comportan como prestadores del Estado”. Tienen “gerentes que ganan sueldos millonarios, mucho más que cualquier funcionario público”, acusó.  Entre las OCAS ligadas al Sename, “hay buenas y malas”, pero “las malas son las más grandes”, finalizó.

 

  • Revisa acá la entrevista de El Mostrador en la Clave: 

Fuente: https://www.elmostrador.cl/noticias/2021/08/05/branislav-marelic-consejero-del-indh-por-abusos-en-centro-cread-de-pudahuel-lo-mas-probable-es-que-esto-ocurra-en-otros-lugares-ligados-al-sename/

 

 

 

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.