Chile criminal: muere sicario uniformado de la patronal chilena, Salas Wenzel.

Hugo Salas Wenzel, responsable de la muerte de al menos doce miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez durante la Operación Albania durante la dictadura de Pinochet. En los años 1986 y 1988 fue director de la Central Nacional de Inteligencia, CNI. Foto: Crédito: archivofortinmapocho.cl

Hugo Salas Wenzel, el fallecido exjefe CNI que celebró con botellas de whisky y un asado para sus agentes la matanza de la Operación Albania.

por El Mostrador.

El general en retiro estaba condenado a cadena perpetua desde 2007 por su responsabilidad en la “Matanza de Corpus Christi”, el asesinato de 12 jóvenes frentistas en junio de 1987. Para el abogado de derechos humanos, Nelson Caucoto, querellante en el caso, “el gran hito de la transición democrática en DD.HH, fue el enjuiciamiento, detención y castigo a los dos jefes de los máximos organismos represores de la dictadura: Salas Wenzel, jefe de la CNI y Manuel Contreras, jefe de la DINA. Ambos fueron encarcelados por orden de la justicia el mismo año”. Pero, como recuerda el periodista Juan Cristóbal Peña, autor del libro “Los fusileros: Crónica secreta de una guerrilla en Chile”, “a diferencia de otros agentes, hasta última hora, responsabilizó a sus subalternos de la masacre”, añadió Juan Cristóbal Peña en su red social.

Al igual que Manuel Contreras, quien también falleció cumpliendo condena por violaciones a los derechos humanos, este jueves se informó la muerte del ex director de la Central Nacional de Informaciones (CNI) Hugo Salas Wenzel a sus 85 años.

El general en retiro estaba condenado a cadena perpetua desde 2007, por su responsabilidad en la Operación Albania, también conocida como “Matanza de Corpus Christi”, el asesinato de 12 jóvenes frentistas en junio de 1987 y que la dictadura militar de Augusto Pinochet trató de hacer pasar por un enfrentamiento.

Para el abogado de derechos humanos, Nelson Caucoto, querellante en el caso Operación Albania, “el gran hito de la transición democrática en DD.HH, fue el enjuiciamiento, detención y castigo a los dos jefes de los máximos organismos represores de la dictadura: Salas Wenzel, jefe de la CNI y Manuel Contreras, jefe de la DINA».

«Ambos fueron encarcelados por orden de la justicia el mismo año. El primero fue condenado a cadena perpetua por la Operación Albania, mientras que Contreras por Miguel Sandoval Rodríguez, detenido desaparecido. Pocos países pueden demostrar ese avance en la justicia”, comentó a El Mostrador.

Como recordó el periodista Juan Cristóbal Peña en su cuenta de Twitter, tras la masacre de la Operación Albania, Salas Wenzel “agasajó al personal con un asado en el casino de suboficiales del ejército”. “En la celebración, de acuerdo con el expediente del caso, Salas Wenzel repartió botellas de whisky”, añadió.

Es más, como jefe de la CNI, Salas Wenzel “dependía directamente de Pinochet y tenía comunicación directa con él, por medio de un teléfono instalado en el auto asignado como director de la CNI”, precisó el autor del libro “Los fusileros: Crónica secreta de una guerrilla en Chile”.

Salas Wenzel se encontraba cumpliendo condena en el penal Punta Peuco y el 15 de julio pasado fue internado en el Hospital Militar de Santiago tras padecer hipertensión aguda, enfermedad crónica a la próstata y múltiples patologías.  pero

Luego del proceso judicial desarrollado en 2005 y ante la apelación por parte de Salas y otros acusados, la Corte Suprema condenó al ex militar en agosto de 2007 como  autor de cinco homicidios simples y siete homicidios calificados. “A diferencia de otros agentes, hasta última hora, responsabilizó a sus subalternos de la masacre”, añadió Juan Cristóbal Peña en su red social.

Fuente: https://www.elmostrador.cl/dia/2021/08/12/hugo-salas-wenzel-el-fallecido-exjefe-cni-que-celebro-con-botellas-de-whisky-y-un-asado-para-sus-agentes-la-matanza-de-la-operacion-albania/


Desde archivo (Memoria Viva):

Salas Wentzel Hugo Ivan

Rut:

Cargos: General del Ejercito (r) – Jefe de la CNI

Grado : General(r)

Rama : Ejército

Organismos : Central Nacional de Informaciones (CNI)

 

Operación Albania: acusados 18 ex agentes de la CNI El ex director del organismo, general (r) Hugo Salas Wenzel, es sindicado como el autor intelectua.

Fuente: Viernes 5 de Abril  2002 Tercera

El ministro en visita Hugo Dolmestch acusó a 18 ex agentes de la disuelta Central Nacional de Inteligencia (CNI) por su participación en el asesinato de 12 jóvenes el 15 y 16 de junio de 1987, caso conocido como «Operación Albania».

El magistrado determinó que el ex director del organismo de inteligencia, general (r) Hugo Salas Wenzel, es el responsable intelectual del homicidio de los opositores al régimen militar. De esta forma, Dolmestch pone fin a quince años de investigación e inicia la etapa previa a la dictación de condenas de primera instancia.

Como coautores del delito de homicidio por están acusados: el general (r) Hugo Salas Wenzel, el mayor (r) Alvaro Corbalán, el comandante (r) Iván Quiroz, el comandante (r) Krantz Power Donoso, el mayor Rodrigo Pérez Martínez y el oficial de Ejército Jorge Vargas Bories.

Estas acusaciones en contra de los uniformados antes mencionados se refieren a la muerte de Recaredo Valenzuela, Patricio Acosta, Julio Guerra, Juan Henríquez y Wilson Henríquez.

Otros implicados

Además, son acusados del delito de secuestro seguido de homicidio en la persona de Ester Cabrera, Manuel Valencia, Ricardo Rivera, Elizabeth Escobar, Patricia Quiroz, José Valenzuela Levi y Ricardo Silva, ejecutadas en el inmueble de Pedro Donoso 582, de la comuna de Conchalí.

En calidad de cómplice, el magistrado acusó al capitán (r) del Ejército Arturo Sanhueza Ross, por el homicidio de Julio Guerra y el secuestro seguido de homicidio de Ester Cabrera.

En tanto, el ex detective Hugo Guzmán esta acusado en calidad de cómplices por el delito de secuestro con homicidio de Patricia Quiroz. Su colega Gonzalo Maass del Valle, en calidad de autor del delito de secuestro seguido de homicidio de Ricardo Rivera.

Los oficiales (r) René Valdovinos Morales, César Luis Acuña Luengo y Manuel Morales Acevedo fueron acusados de autores del homicidio de Ignacio Valenzuela Pohorezcky y como cómplices de secuestro seguido de homicidio de las víctimas de Pedro Donoso 582.

La matanza de Corpus Christi

En la llamada Operación Albania, que se registró entre el 15 y 16 de junio de 1987 durante el feriado de Corpus Christi, doce personas que pertenecían al Frente Patriótico Manuel Rodríguez fueron asesinadas en distintos lugares de Santiago.

Según las versiones oficiales del gobierno militar, los jóvenes murieron en «enfrentamientos con las fuerzas de seguridad», pero las autopsias demostraron que los disparos fueron hechos cuando las víctimas se encontraban tendidas en el piso.

La acción se produjo apenas cuatro días después que la Octava Sala de Corte de Apelaciones de Santiago declarara al FPMR como una «asociación ilícita terrorista», cuyos miembros debían ir a la cárcel y ser reprimidos, resolución que legitimó todo tipo de acción violenta contra el grupo de izquierda.

Cabe recordar, que el dictamen fue resuelto por el tribunal de alzada a petición del Ministerio del Interior del régimen militar  por un requerimiento presentado por un grupo de frentistas acusados de varios delitos.

Operativo de la CNI

Para llevar a cabo la operación, la Central Nacional de Informaciones efectuó un gigantesco operativo de inteligencia, que significó movilizar a decenas de agentes y realizar numerosas detenciones y allanamientos, con el objetivo final de reprimir a los frentistas.

La acción de la CNI fue acompañada de un gran despliegue de publicidad oficialista, que reprodujo sin dudas ni cuestionamientos la versión oficial de «enfrentamiento».

La primera víctima, Ignacio Valenzuela Pohrecky, uno de los fundadores del FPMR, murió baleado en calle Alhué, comuna de Las Condes, el 15 de junio de 1987, a las 12 horas. A las 18 horas, los agentes de la CNI dieron muerte a Ricardo Acosta Castro, en calle Varas Mena, frente al número 630. Pocas horas después, cerca de la medianoche, en la misma calle Varas Mena, en el inmueble signado con el número 417, fueron muertos Juan Henríquez Araya y Wilson Henríquez Gallegos.

A la misma hora de ocurrir estas muertes, tuvo lugar la de Julio Guerra Olivares, en la Villa Olímpica. 

Posteriormente, cerca de las 5 de la mañana del 16 de junio de 1987, en la casa de Pedro Donoso 582, comuna de Recoleta, fueron acribillados siete frentistas. Ellos fueron Ricardo Silva Soto, José Valenzuela Levy, Elizabeth Escobar Mondaca, Patricio Quiroz Nilo, Manuel Valencia Calderón, Ester Cabrera Hinojosa y Ricardo Rivera Silva.

Cúpula CNI procesada por desaparición de cinco frentistas en 1987.

Fuente :22 de Septiembre 2006 La Nación

El ministro en visita Haroldo Brito instaló ayer por primera vez el delito de secuestro calificado (conocido también como permanente) en el proceso que sigue contra ex agentes de la CNI por la desaparición de cinco miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR) en 1987. Por este delito encausó a los ex agentes Víctor Ruiz Montoya, Luis Arturo Sanhueza Ros y Luis Santibáñez Aguilera.

En la resolución dictada por Brito se estipula que se puede acreditar que a raíz del secuestro del comandante del Ejército, señor Carlos Carreño Barrera, acaecido en esta ciudad (Santiago) el 1 de septiembre de 1987, funcionarios de la CNI resolvieron secuestrar a Manuel Sepúlveda Sánchez, Gonzalo Fuenzalida Navarrete, Julio Muñoz Otárola, Julián Peña Maltés y Alejandro Pinochet Arenas.

A_UNO_291632
El sonriente paseo de Pedro Espinoza y Hugo Salas Wenzel esperando su traslado a Punta Peuco. El Dínamo, 27 de Septiembre, 2013

Por los mismos hechos, el magistrado, quien asumió la investigación de su colega Hugo Dolmestch -hoy supremo-, encausó en calidad de coautores del secuestro al ex director de la CNI general (R) Hugo Salas Wenzel y sus dos colaboradores, Álvaro Corvalán y Krantz Bauer. Les siguen por el mismo delito Manuel Morales, César Acuña y René Valdovinos.

En tanto, como encubridores de los ilícitos están los oficiales (R) del Ejército Gonzalo Asenjo Zegers y Rodrigo Pérez.

La elección de los frentistas se realizó entre los días 8 y 9 de septiembre con la finalidad de cambiarlos por el comandante secuestrado, por lo que de forma inmediata los detenidos fueron trasladados al Cuartel Borgoño del servicio de inteligencia.

Helicóptero

Según consta en la resolución, al concretarse la libertad del militar fueron retirados por funcionarios de la CNI cinco cadáveres desde el recinto de seguridad para ser lanzados al mar desde un helicóptero del Ejército.

De las mismas probanzas también resulta acreditado que la participación del helicóptero militar y de sus pilotos fue dispuesta por las personas que estaban al mando de las operaciones de investigación del secuestro de Carlos Carreño, señala la resolución.

Estas conclusiones se debieron a que el pasado 20 de julio el ministro Dolmestch recreara junto a efectivos del Ejército el lanzamiento de los frentistas en el puerto de San Antonio. En la diligencia se llegó a la certeza de que los cuerpos fueron lanzados en sacos con pedazo de rieles atados a sus pies, con la finalidad de que éstos no salieran a flote.

Gisele Salas, hija del ex director de la CNI, Hugo Salas Wenzel, reclama por la situación de su padre en el Penal Cordillera; aseguró que su padre cuenta sólo con una cama y un televisor en el recinto. “No hay acceso a internet, la cancha de tenis es un cementito, nada más”, sostuvo Salas. Además, la hija del ex director de la CNI, calificó de “desleal” al Presidente Piñera, por declarar el cierre del penal. “Es un desleal con la familia militar. No hizo promesa, pero hizo campaña con la familia militar”, afirmó Salas. CNN, 27.09.2013.

Un artículo publicado por La Nación en julio pasado, reveló que el ex piloto de Augusto Pinochet, apodado “El Chino Campos”, declaró al magistrado cómo en septiembre de 1987, su jefe, el coronel Mario Navarrete, le ordenó usar uno de los helicópteros institucionales para viajar hasta la zona de Peldehue a buscar unos paquetes, los cuales contenían los cuerpos.

El “Chino Campos” relató que para dicha operación viajó junto a su copiloto, un oficial que pasó a retiro recientemente y que hasta hace poco meses era el jefe de una agregaduría militar en Europa. Incluso, el jefe de la Brigada de Asuntos Especiales y Derechos Humanos, Rafael Castillo y su colega Mario Zelada, recorrieron el viejo continente buscando a un testigo clave para este proceso.

Etapas

El ministro Dolmestch acreditó que la operación estuvo separada en tres etapas. La primera de ellas fue la detención de los frentistas para presionar al FPMR y recuperar al militar secuestrado.

Una vez detenidos fueron interrogados por la CNI. Luego de esto, llegó la orden de que el régimen militar no negociaba con terroristas, por lo que los cinco frentistas fueron asesinados.

Tras la ejecución se designó a Francisco “Gurka” Zúñiga para que coordinara con el Ejército la obtención de los elementos necesarios para llevar a cabo el lanzamiento de los cuerpos en las costas de San Antonio.

Fuente (extractos): https://memoriaviva.com/nuevaweb/criminales/criminales-s/salas-wentzel-hugo-ivan/

 

Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.